Youtube censura el cannabis

Lo que nos faltaba. Nuestros amigos de Marihuana TV nos cuentan que Youtube ha cerrado su canal en una maniobra de censura contra el cannabis.

Pero lejos de ser una acción puntual, constatamos que lo mismo les ha sucedido a Dinafem Seeds, Growbarato, Royal Queen Seeds, Pot TV, Pevgrow, Undergrow, Fastbuds, Dutch Passion, Delicious Seeds y seguramente un larguísimo etcétera, porque no hacemos más que consultar páginas conocidas y sistemáticamente todas están fuera.

 

Nadie parece haber recibido una razón clara por lo que esto ha ocurrido y Youtube no hace más que responder con mensajes genéricos ante las indignadas cuestiones de los afectados, tal y como cuenta Pevgrow:

“No hemos recibido una respuesta concreta desde la propia plataforma de reproducción de vídeos sobre el motivo de esta censura indiscriminada, ya que sólo nos han enviado contestaciones automáticas como respuesta a nuestras apelaciones”.

La revista Cáñamo ya se ha hecho eco de ello, enfatizando que no se trata de casos arbitrarios o puntuales, sino de un cierre sistemático de canales sobre el cannabis que está ocurriendo más o menos derrepente en todo el mundo. En cualquier caso salta a la vista que Youtube está violando el principio de la libertad de expresión que con tanto orgullo se arroga en su sección de información. Allí leemos que

Nuestro objetivo es dar voz a todas las personas y poner el mundo a su alcance.”

A todas, menos a la comunidad cannábica, se ve, una minoría formada por MILLONES de personas en todo el mundo. A nosotros se nos quita la voz y la posibilidad de poner el mundo a nuestro alcance. Bravo.

¿Pero porque youtube censura el cannabis?

Sigue, con hipocresía, Youtube:

Creemos que todos debemos tener la oportunidad de expresarnos, y que el mundo es un lugar mejor cuando escuchamos a los demás, compartimos información y creamos una comunidad a través de nuestras historias.”

Un mensaje tan bonito se convierte en una apestosa ñoñería publicitaria cuando el “todos” no incluye a “todos”. Si este mensaje es cierto, entonces Youtube está haciendo del mundo un lugar peor al no dejar que la voz de millones de personas se escuche, al censurar la tan necesaria información sobre el cannabis y al obstaculizar la creación de comunidades que puedan contar su historia.

Youtube termina de apuntalar su hipocresía cuando apela a sus valores, que, según dice, “se basan en cuatro libertades fundamentales que nos definen como personas”. Estas libertades que dice defender son:

Libertad de expresión

Todas las personas deben tener derecho a hablar libremente, compartir sus opiniones y fomentar el diálogo abierto. Además, la libertad creativa genera nuevas voces, formatos y posibilidades.”

¿Por qué entonces no se le permite a la comunidad cannábica hablar libremente y compartir sus opiniones?, ¿por qué se le permite a la comunidad del whiskey ejercer este derecho, o a la del tequila? Incluso los coleccionistas de cartelitos de “no molestar” de los hoteles tienen más derechos que los millones de usuarios que consultan con regularidad las páginas censuradas.

Libertad de información

Todas las personas deben tener la oportunidad de acceder a la información de forma libre y sin trabas. Los vídeos son una herramienta muy importante para educar, generar conocimiento y documentar los grandes y pequeños acontecimientos que tienen lugar en todo el mundo.”

Sin embargo Youtube no considera que se deba acceder a la información sobre el cannabis de forma libre y sin trabas. Si, como dice, los vídeos son una herramienta muy importante para educar y generar conocimiento, entonces Youtube está fomentando la ignorancia y el desconocimiento sobre el cannabis, y con ello poniendo en peligro a muchísimas personas. Los canales censurados pertenecen a empresas, tiendas, asociaciones y medios que fomentan el conocimiento y la educación sobre el cannabis y su consumo seguro y racional, además de proveer mucha información sobre su uso terapéutico. Esta censura es, por parte de Youtube, no solo una muestra de flagrante hipocresía, sino de lamentable irresponsabilidad.

Libertad de oportunidades

Todo el mundo debe tener la oportunidad de darse a conocer, crear un negocio y triunfar en lo que le gusta. Sin intermediarios; son las personas quienes tienen que decidir lo que es popular.”

Menos los que se dedican al negocio de la marihuana. Puedes dedicarte al negocio del alcohol, las armas o el tabaco o a algo tan impopular como las anillas para cortinas de ducha, pero no al de la marihuana, una sustancia reconocida como medicamento en al menos 26 países, 15 de ellos europeos, y reconocida la legalidad de su consumo recreativo en 10 estados en EEUU (y aumentando), en Uruguay, Holanda y en pocos meses en Canadá, además de estar descriminalizado su consumo en decenas de países.

 

Libertad de integración 

Todas las personas deben tener la oportunidad de encontrar comunidades de apoyo, romper las barreras, traspasar las fronteras, y reunirse para disfrutar de sus intereses y gustos comunes.”

En el mundo, según el informe sobre drogas de las Naciones Unidas del año pasado, entre 128 y 238 milliones de personas de media consumieron cannabis en 2015. Es una comunidad muy grande, una minoría que podría doblar la población de México, y que tiene el mismo derecho que los buscadores de fantasmas a encontrar comunidades de apoyo, romper las barreras, traspasar las fronteras, y reunirse para disfrutar de sus intereses y gustos comunes. El consumo de cannabis es una realidad y, gracias al trabajo de muchísima gente, como la que tan desvergonzadamente ha censurado Youtube, es desde hace años una realidad que se ejerce de forma cada vez más segura y responsable. Muestra de ello es la tendencia aperturista que despunta en muchas partes del mundo, una tendencia a la que Youtube claramente se opone.

Es también gracias a las comunidades de apoyo, a la accesibilidad e inmediatez de información en medios como Youtube, por lo que la educación sobre el cannabis ha posido expandirse, demostrando que su consumo responsable no es solo posible, sino que es lo habitual.

Mientras Youtube contribuye al oscurantismo retrógrado, otras plataformas se beneficiarán de esta, digámoslo como tiene que ser, cagada, como Vimeo, que trata muchísimo mejor los conceptos de información, educación y libertad de expresión. PevGrow o MarihuanaTV ya se han mudado a Vimeo y muy probablemente lo hagan muchos de los afectados. Nos queda por ver si los grandes canales del mundo cannábico como Leafly, Merry Jane y High Times resistirán esta purga.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *