Yerba mate con cannabis en Uruguay

Dos empresas uruguayas, Cosentina y La Abuelita, comercializarán a partir de julio yerba mate con cannabis. Como no podía ser de otra forma, la liberación del cannabis no hace más que poner en evidencia el espíritu creativo inherente a la especie humana.

 

La yerba mate es un producto muy característico de Uruguay, Paraguay, Argentina, el sur de Brasil y, en mucha menor medida, en Chile (por la influencia británcia que impuso el té en detrimento del mate), que se toma en infusión caliente (mate) o fría (tereré) según la región o la época del año. Presenta cafeína, la sustancia psicoactiva más consumida del mundo (a la que también se conoce como mateína cuando se extrae de la yerba mate, teína cuando se extrae del té y guaranina cuando se extrae del guaraná), y produce un efecto de lucidez y atención muy particular.

 

Los aficionados a la yerba mate (como un servidor desde que un buen amigo y también colaborador de Nekwo me la presentara hace 15 años) y al cannabis, bien sabemos la sinergia que se llega a producir entre las dos plantas. Pero en el caso de las yerbas comercializadas por Cosentina y La Abuelita, no habrá efectos psicoactivos más allá del de la mateína propia del producto, porque el cannabis añadido no contendrá THC sino cannabidiol o CBD que, aunque carece de propiedades psicoactivas, sí presenta múltiples y reconocidas propiedades terapéuticas.

 

Pero vamos, que siendo el cannabis para consumo recreativo legal en Uruguay, no hay nada que no te permita añadir el cannabis de tu gusto al mate para hacer tu propia mezcla personal.

 

El nuevo producto intentó su comercialización el año pasado, pero el Ministerio de Salud Pública lo retiró al no cumplir con los certificados estipulados. Superados los trámites, la yerba mate con cannabis “light” estará disponible a un coste solo un 10% superior a la yerba común. El diseño del empaquetado incluirá hojas de cannabis para facilitar su identificación.

 

Tras más de un año de legalización del cannabis en Uruguay, aun gran parte de los consumidores recurren al mercado negro debido a las dificultades de acceso al producto. Por un lado las entidades bancarias no están dispuestas a permitir mantener cuentas abiertas a negocios que vendan cannabis, y por otro estos negocios han de afrontar muchos problemas de seguridad en un país que está enfrentando un aumento de robos, por lo que, del millar de farmacias del país (que son el tipo de establecimiento que puede dispensar cannabis), solo 7 están han aceptado vender cannabis.

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *