Sustrato de coco

Las ventajas de cultivar en coco

El sustrato de coco suele ser una de las opciones más populares entre los aficionados al autocultivo

Con menos necesidad de espacio, un crecimiento más veloz y abundante, el nulo riesgo de que contraigan plagas propias del suelo y su “automatización”, el cultivo hidropónico de cannabis se ha popularizado enormemente durante la última década

Más limpio y sostenible, este tipo de cultivo consiste en plantar en un medio inerte. Si la marihuana necesita nitrógeno, fósforo, potasio, calcio, magnesio o azufre, la hidroponía te ofrece todos estos elementos en un sistema de cultivo donde tu planta crecerá y florecerá en un entorno ideal, estéril y cuya alimentación se basa en nutrientes. Pero sobre todo, elegido por ti.

En la hidroponía, obviamente, necesitamos un sustituto de la tierra. Un material con el que rellenar el recipiente de cultivo. Un sustrato.

La elección del sustrato es un factor fundamental para el éxito de tu cultivo. El medio donde van a crecer las raíces y donde estas extraerán los nutrientes necesarios para repartir entre las partes de la planta durante la etapa de crecimiento. Este podrá ser coco, lana de roca, arlita…

La importancia del coco

El sustrato de coco suele ser una de las opciones más populares entre los aficionados al autocultivo. Su gran capacidad de absorción y retención de agua y, además, al originarse de la reutilización de un residuo (las cáscaras de coco trituradas), lo convierten en un producto estrella.

El coco es un sustrato inerte. Esta característica te permitirá, a la larga, tener un control más específico y eficaz. ¿Por qué? Al no contener ningún tipo de alimento, deberás abonar tu planta en cada riego. Salvo en algunos casos donde el coco viene fertilizado. Como sucede con el Microormix de Flower Indoor.

Otra de sus grandes ventajas es que consigue que las plantas de marihuana se desarrollen más rápido y con un crecimiento más vigoroso. Esto se debe a que la textura de sus fibras la hace más esponjosa que la tierra y, por lo tanto, que tenga más oxígeno. En comparación con la tierra, el coco tolera peor los fallos del cultivador novato. Pero la tierra va mucho más lenta y necesita mucha más cantidad de sí misma y más cuidados. Por el contrario, el rendimiento del coco es mayor con menor sustrato. Incluso puedes utilizarlo hasta en tres cultivos.

Como contábamos, desde Flower Indoor llega Microormix. Un sustrato, mezcla de turba de coco y otros nueve microorganismos perlita y humus de lombriz con una alta capacidad de retención de agua y aireación. La mejor manera de ahorrar hasta un 60% en fertilizante químico y de aumentar la cantidad de micronutrientes en el suelo. Además, este sustrato de coco es ideal para el esquejado y para mantener el ph del suelo. Con Microormix podrás estimular el desarrollo de las raíces y aumentar el número de brotes y tallos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *