My First Grow

Una empresa inglesa quiere enseñar a los niños a cultivar cáñamo con ‘My first Grow’

La empresa inglesa ‘My first Grow’ ha lanzado un kit de cultivo con el objetivo de enseñar a los más pequeños cuáles son los primeros pasos para iniciarse en el mundo de la horticultura mientras reabren el debate sobre la legalización de la planta.

La normalización que está comenzando a tener el cannabis comienza a ser palpable. La industria del sector está comenzando a desarrollar productos derivados del cannabis o del cáñamo, que comienzan a introducirse en la mayoría de casas de los países en los que se legaliza, e incluso en los que no. En Inglaterra, de la mano de Greg Lonsdale, acaba de surgir una empresa que tiene por objetivo reabrir el debate de la legalización de la planta de cannabis a la vez que comienza a educar al público infantil en la cantidad de beneficios que puede tener tanto la planta como sus usos (industriales, medicinales y lúdicos).

Semillas de cáñamo del kit My First Grow

Semillas de cáñamo del kit My First Grow

En el colegio, todos hemos plantado alguna semilla como ejercicio en clase, para ver cuál es el proceso de germinación de las plantas. En mis tiempos se hacía con lentejas pero ¿por qué ahora no hacerlo con cáñamo?

El primer kit para cultivar cáñamo para niños

Con el nombre de ‘My First Grow’ hace unos meses salió al mercado el primer kit de cultivo de cáñamo dirigido a niños de todas las edades que comiencen a hacer la primera incursión en la horticultura. El propio Lonsdale, contaba en una entrevista para Vice, como se le ocurrió la idea del proyecto:

‘La idea surgió cuando vi a mi sobrino jugando con su kit de cultivo de tomates. Cuando lo vi le dije a mi hermana que debería de dar su primer kit de cultivo de cáñamo para que pudiera entender y aprender que es una beneficiosa planta en vez de una droga dañína. La idea le gustó y por ello comencé con esta empresa’

El kit es muy simple pero consta de todo lo necesario para hacer germinar la planta: 1 pequeña maceta de germinación, 1 paquete de 6 semillas de cáñamo, 1 paquete de sustrato fertilizado compactado y las instrucciones necesarias para hacer brotar las semillas. Su precio es irrisorio, apenas 11 euros, unas 5 libras, y como ya sabréis, contiene menos del 1% de sustancia psicoactiva, o sea, no es un producto con el que vayan a poder colocarse.

Plantas germinadas en el kit My First Grow para cultivar cáñamo

Plantas germinadas en el kit My First Grow

El producto ha sido ya vendido en diferentes países, desde Estados Unidos y Canadá (países que no nos sorprenden en absoluto por su alta tolerabilidad al cannabis) e incluso en otros como Australia, Israel o Brasil.

Primeras reacciones a su venta

Las reacciones a su venta no se han hecho esperar, tanto para bien como de forma negativa pero, incluso esta última, para el propio creador de la empresa, parece que incluso las malas críticas revierten en un bien final tal y como explicaba en la entrevista:

‘Hasta las reacciones negativas son interesantes porque no hacen más que reafirmar la ignorancia colectiva que hay al respecto del cannabis y que es preciso abordar. Nuestro sitio web, por ejemplo, ha sido más compartido en redes sociales que visitas hemos recibido. La gente se indigna al leer el titular y lo comparte, asqueada, sin molestarse apenas en investigar de qué producto se trata exactamente’

En general su venta ha sido bastante buena, ya que casi no quedan kits de la primera remesa de 10.000 kits que se hizo. La idea, es que la empresa crezca y acabe derivando en una fundación sin ánimo de lucro que contribuya a normalizar la visión que se tiene tanto del cáñamo como del cannabis.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *