Parkinson y el cannabis como terapia

Un nuevo estudio certifica que el cannabis ayuda en el tratamiento del Parkinson

El departamento de Sistemas de medicina de la Universidad de Tor Vergata de Roma afirma en un estudio que las terapias basadas en cannabinoides para el Parkinson son beneficiosas.

Hace apenas unos días se certificaron algunos de los beneficios que pueden aportar ciertos cannabinoides para paliar algunos de los síntomas que tiene la enfermedad del Parkinson.

El Departamento de Sistema de Medicina de la Universidad Tor Vergata de Roma así lo afirman en su nuevo estudio en el que han revisado todos los estudios (preclínicos y clínicos conocidos y disponibles hasta la fecha) que tienen que ver con terapias para el tratamiento del Parkinson con cannabinoides.

Los investigadores, en el estudio, se cercioraron de que los cannabinoides (de los que esta compuesto el cannabis) y su interacción con nuestro propio sistema endocannabinoide es beneficioso para paliar muchos de los síntomas que se sufren con el Parkinson.

Esta enfermedad, al ser un trastorno que afecta al sistema nervioso y al muscular del cuerpo, crea una serie síntomas que se van desarrollando gradualmente; empiezan con un ligero temblor de las extremidades y acaban produciendo demencia, insomnio y rigidez corporal, además de un sinfín de dolores y espasmos que imposibilitan una vida diaria normal. Muchos de estos síntomas, según recoge este nuevo estudio, serian paliados con el cannabis.

Paciente con Parkinson antes de probar fármaco de CBD y después.

Paciente con Parkinson antes de probar fármaco de CBD y después.

Por lo que parece en todos los estudios analizados se pudieron demostrar diferentes beneficios. Desde que la interacción de los receptores CB1 y CB2 de nuestro sistema endocannabinoide con los cannabinoides mejoran el deterioro motor, pasando porque el cannabis fumado anula el temblor y la rigidez corporal así como el dolor y los síntomas de insomnio o incluso que el CBD ayudó a pacientes con psicosis producidas por el Parkinson.

A pesar de todos los beneficios demostrados, el equipo de investigación capitaneado por Mario Bassi, concluyó que se debería hacer un estudio general de la relación del cannabis y los cannabinoides con esta enfermedad para sacar patrones y estándares generales en torno a una posible terapia con cannabis.

“Se necesitan estudios bien diseñados que impliquen una mayor muestra de pacientes, dianas moleculares apropiadas, medidas biológicas objetivas y medidas de resultados clínicos específicos para aclarar la eficacia de terapias para el Parkinson basadas en cannabinoides”

Esperemos que continúen como bien comenta Bassi, los estudios en este campo. Además y a colación del asunto, hemos creído oportuno dejaros el vídeo de un paciente con Parkinson en un estadio de la enfermedad bastante desarrollado, en el que se comprueba, gracias al terapeuta que lo trata, como basta con unas cuantas gotas sublinguales de algún extracto de CBD para calmar y paliar muchos de los síntomas de la enfermedad.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *