Entradas

Mowgli Holmes - ADN

En búsqueda del ADN de la marihuana

A Mowgli Holmes lo llaman el científico loco de la marihuana porque quiere secuenciar el ADN del cannabis. Para alcanzar su meta ha recogido casi 2000 muestras de todo el mundo

De una manera universal y genérica la marihuana se ha clasificado en dos tipos: sativa e índica. Mientras la primera provoca euforia, estimulación y “colocón”, la segunda induce a la somnolencia y tiene un efecto más sedante. Hoja ancha vs hoja estrecha. Esta clasificación comenzó en 1970 y a día de hoy todavía sigue siendo vigente. Pero estas nomenclaturas y etiquetas pueden cambiar en un futuro no muy lejano, cuando un investigador al que ya llaman el “científico loco de la marihuana” acabe de mapear el genoma de la planta. Mowgli Holmes se ha propuesto secuenciar el ADN de cada tipo de cannabis que hay en el mundo, algo que podría cambiar todo lo que se conoce actualmente de la marihuana.

Foto: Youtube

Foto: Youtube

Holmes, que había enfocado su carrera en el estudio de los virus (en especial el VIH), volvió a su Oregón natal en 2013, justo en plena eclosión cannábica que desembocó el pasado año en la legalización del consumo recreativo. Trescientos dispensarios a lo largo del estado que pueden comercializar marihuana a cualquier persona mayor de 21 años. Una nueva industria que estaba “estallando” y que tenía un riesgo para el científico: encasillar su carrera al estudio de la hierba. De hecho, la etiqueta ya se la ha ganado. Otros peros se los encontró a nivel legislativo. La marihuana sigue siendo ilegal a nivel federal, por lo que la única manera de investigar de una manera lícita era usando muestras cultivadas en el ‘Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas’, en Missisipi. Una marihuana que según Mowgli Holmes es una “célebre porquería”. Pero los incentivos eran aún mayores. Todo un reto laboral y con cotas casi artísticas: “Aquí tenemos un organismo completo sobre el cual, en esencia, no existe un cuerpo de conocimientos… Esto es algo que no sucede en la ciencia. Una planta como esta que ha estado fuera de límites para la investigación”.

El laboratorio de Holmes, bautizado como ‘Phylos Bioscience’, y sus diez empleados se encuentra en la ‘Universidad de Salud y Ciencias’ de Oregón. El equipo de investigación ha recogido casi 2000 muestras de todo el mundo e  ingresado 1500 en el programa de software que organiza el ADN en distintos grupos y que muestra a modo de constelación de estrellas las cepas. De esta manera y con un simple vistazo pueden comprobar cómo están relacionadas entre sí.

Apuntes de Mowgli Holmes - Foto: Youtube

Apuntes de Mowgli Holmes – Foto: Youtube

Colombia, Tailandia, México, Afganistán, India, Uruguay o Namibia son algunos de los países de donde provienen algunas de las plantas más raras, valiosas y antiguas. Son variedades que provienen de coleccionistas, herbarios o museos. Ahora mismo Holmes tiene un objetivo en su punto de mira: una cepa de 2700 años que proviene del norte de China.

Algunos de los objetivos que tiene el científico son, una vez acabe el mapa de ADN, resolver algunas enigmas como conocer dónde se originaron las plantaciones de marihuana nativas de los Estados Unidos (actualmente provienen de cepas afganas y tailandesas introducidas de contrabando en la década de los 60) o hacer entender tanto a cultivadores como a consumidores que están produciendo y consumiendo. Pero sobre todo, desarrollar variantes específicas con fines, sobre todo medicinales. Marihuana a la carta.

Charlie Sheen, variedad de cannabis - Imagen: Dos hombres y medio

Fúmate un famoso

Es posible  que estemos ante una nueva tendencia. Si eres famoso, es posible que aparte de un perfume, una calle en el barrio donde naciste y una estrella de la fama en Hollywood, también quieras una variedad de cannabis con tu nombre

Al final resultó ser un fake. Una noticia falsa con ínfulas de rumor promovido por  alguna web de estas que se dedican a sembrar el caos viral. Rihanna nunca sacó su propia línea de variedades de cannabis. Su publicista, Allison P. Davis, se encargó de desmentirlo a Leafly para berrinche de los medios cannábicos, ávidos siempre de aunar a las celebreties con la marihuana. Pero aunque Riri, la reina del Caribe, no haya entrado a este paseo de la fama stoner, no quita que sí que existan otros famosos que hayan dado nombre a alguna variedad.

Ya sea para homenajear o premiar a reconocidos activistas y cultivadores del mundo  cannábico o para aprovecharse de la fama de algunas celebrities, existen variedades de marihuana con un nombre propio. Una firma que puede proporcionar una impronta y un empujón comercial. Lo que al principio eran homenajes a Jack Herer, activista cannábico americano, con la Jack #47 o la Ed Rosenthal Super Bud, con el paso de los años se convirtió en otro tipo de bautizos más mediáticos.

Charlie Sheen

Charlie Sheen en 'Dos hombres y medio'

Charlie Sheen en ‘Dos hombres y medio’

El Charlie Sheen intérprete es hijo de actor y hermano de actor. También es el adicto al sexo y a las drogas más famoso de todo Hollywood. La Charlie Sheen variedad es un híbrido descendiente de Green Crack, OG Kush y Blue Dream con fragancia a limón y un regusto kush. Sus efectos son relajantes y vigorizantes y se diluyen en una prolongada somnolencia perfecta para aliviar el dolor y el insomnio. Por supuesto, el Charlie Sheen actor probó al Charlie Sheen variedad y quedó prendado del resultado.

Bob Marley

Bob Marley en directo - Imagen: Flickr

Bob Marley en directo – Imagen: Flickr

Del mito está todo dicho y de su pasión por la marihuana también. Por eso era sólo cuestión de tiempo que se creará una variedad que rindiera tributo al músico. La Marley´s Collie es el resultado del cruce entre las viejas variedades jamaicanas escogidas por Sensi Seeds a la hora de elaborarla. Aromas tropicales a ritmo de reggae.

Snoop Dogg

Snoop Dogg, el rapero de los mil nombres y una sola cara - Imagen: Bob Bekian

Snoop Dogg, el rapero de los mil nombres y una sola cara – Imagen: Bob Bekian

Calvin Cordozar Broadus Jr. Bigg Snoop Dogg. D-O-Double-G. The Doggfather. Grand Dogg Doggy. Snoop Doggy Dogg. Snoop Lion. Snoopzilla. Snoop Dogg. El rapero de los mil nombres pero solo un rostro ha hecho de su capa un sayo, de su carrera musical un referente y de su pasión por la hierba un imperio empresarial. Con su propia línea de productos de cannabis súper elegantes que parecen más artesanales y de coleccionista que de dispensario, ‘Leafs by Snoop’ refleja el cambio de imagen que celebrities como él están intentando impregnar en la marihuana. Además, y por si fuera poco, el gangsta también cuenta con su propio Nekwo: ‘Merry Jane‘.

Tommy Chong

Tommy Chong de joven en la primera película

Tommy Chong de joven en la primera película «stoner» – Imagen: Up in the smoke

‘Up in smoke’, estrenada en 1978, está considerada  la primera película “fumeta” de la historia. Un film protagonizado por el dúo stoner Cheech & Chong. La mitad de ellos, Tommy Chong, es un reconocido activista y consumidor que desde 2012 padece un cáncer que trata a base de los poderes curativos del cannabis. Mientras lucha como un titán y con una sonrisa por su vida, Chong regenta su propia línea de productos relacionados con la marihuana, incluyendo la variedad Chong Star.

Wiz Khalifa

Wiz Khalifa - Imagen: Flickr

Wiz Khalifa – Imagen: Flickr

La marca blanca de Snoop Dogg no es sólo otro gran fan del cannabis y un rapero, sino que también tiene su propia línea de productos relacionados con la hierba. Khalifa, que creció en Pittsburgh rodeado de porros, admite que su pasión por la marihuana le vino más tarde, cuando descubrió la cultura que se asociaba a ella. Su variedad, Khalifa Kush o Wiz Khalifa OG, es un híbrido creado específicamente para él y que no está a disposición del público. Los pocos que la han podido probar señalan que sus efectos provocan un buen colocón.

Cliff Robinson, empresario del cannabis - Imagen: PINTEREST

Cliff Robinson, de jugador de la NBA a empresario del cannabis

Cliff Robinson, ex jugador de la NBA, se marca un Snoop Dogg y crea su propia empresa relacionada con la marihuana

Le llamaban Uncle Cliffy. Una especie de juego de palabras que se derivaba de Uncle Spliffy, que, traducido del inglés, quiere decir “tío porreta”Cliff Robinson, jugador de la NBA durante 18 temporadas, fue sancionado en una ocasión por consumo de marihuana. Su pasión, sin embargo, no le dificultó una longeva carrera en la competición de básquet más dura del mundo donde fue All Star (1994), mejor Sexto hombre en el año 1993 y elegido en el segundo mejor quinteto defensivo (2000). Una media de 14.2 puntos y 4.6 rebotes son los fríos datos de un ala-pivot que pasó la mayoría de su carrera en los Portland Trail Blazers y los Phoenix Suns.

“Quiero destilar el estigma alrededor del cannabis, la mala interpretación de que los atletas y el cannabis son incompatibles”.

En un alarde irónico del destino, aquello que le reportó una sanción se ha convertido ahora en su nuevo paso empresarial. Cliff Robinson, imitando a celebrities top como Snoop Dogg y Rihanna, ha querido introducirse en el negocio de la marihuana con una empresa de venga legal de cannabis para uso terapéutico para deportistas: Uncle Spliffy.

Cliff Robinson, de la NBA al cannabis - Imagen: PINTEREST

Cliff Robinson, de la NBA al cannabis – Imagen: PINTEREST

La empresa de Cliff Robinson de cultivo y venta de marihuana operará en el estado de Oregón, donde es legal desde el 2014 la manufacturación, procesamiento y venta de cannabis. Uncle Spliffy se define como «la primera marca cannábica deportiva del mundo». Robinson piensa que en el futuro el deporte será el tercer mayor nicho de la marihuana, tan sólo detrás del consumo recreativo y medicinal: “Es una oportunidad para mí de salir afuera y decirle a las personas un poco sobre mí fuera del baloncesto. Las personas en Oregón me conocen como un hombre de baloncesto, pero quiero destilar el estigma alrededor del cannabis, la mala interpretación de que los atletas y el cannabis son incompatibles”

Robinson, que fue portavoz en la ‘Conferencia Colaborativa de Cannabis’ en Oregón durante el mes de febrero, critica la contradicción que supone sancionar a atletas por consumo de marihuana cuando no es algo que reporte ningún beneficio deportivo: “El cannabis es definitivamente una alternativa positiva que farmacéuticos al final del día. Esas son sintéticas. Hablo de algo que es natural y puede tener el resultado que esperas, al hablar de tensión en los músculos o relajación”.

Uncle Spliffy dispone de una web ya operativa pero en la que sólo puedes registrar tu correo electrónico en una newsletter que promete «no enviar spam». Mientras esperamos con expectación el lanzamiento de la «primera marca de cannabis y deporte», Cliff Robinson se erige como el mayor embajador del deporte y la marihuana medicinal.

EazeMD, la app medicinal

EazeMD: La app que que suministra marihuana medicinal bajo receta médica

-> Conseguir una tarjeta médica en California para consumir marihuana medicinal cuesta unos 100 dólares y dos semanas de espera
-> EazeMD es la app dedicada a la distribución legal de cannabis que rebaja ese coste a 25 dólares y unos quince minutos

El auge de las startups relacionadas con la marihuana en Estados Unidos se ha visto reflejada en los smartphones de los americanos. Muchas de estas incipientes empresas se dedican a crear apps que, de una u otra manera, ayudan al consumidor de cannabis. Pueden ser de una manera más trivial o lúdica como el ‘Who is happy’, el software que permite saber dónde se puede fumar un porro sin que nadie te moleste, o con un fin más trascendental. Este es el caso de ‘EazeMD’, la app válida para iOS y Android dedicada a la distribución legal de marihuana medicinal en el estado de California.

Conseguir una tarjeta médica en California implica la búsqueda de un médico, el pago de entre 50 y 100 dólares (según el condado donde residas) y la espera de un par de semanas para recibirla. ‘EazeMD’ permite al usuario registrado realizar todos los pasos del proceso, desde la consulta hasta la compra, una vez descargado el programa en tu smartphone.

Con ‘EazeMD’ se puede realizar una videoconferencia con un médico titulado que determinará si el paciente es apto para recibir una receta de cannabis medicinal. En caso afirmativo, la propia app rellenará los formularios que requiere el estado de California. A continuación, el paciente podrá escoger la marihuana que más le guste y la recibirá en casa en un periodo de quince minutos. La app economiza todo el proceso original de obtener la tarjeta médica. El pago de 100 dólares originales se reduce a 25.

En lo que California, el estado más poblado de USA que legalizó la marihuana para fines médicos en 1996, decide si hace lo propio con el consumo recreativo, aplicaciones como ‘EazeMD’ hacen más fácil la vida de los pacientes que requieren de cannabis medicinal.

Cartel promocional de Rolling Papers

Rolling Papers: Cuando la industria de la marihuana se convirtió en papel

-> La legalización del cannabis en Colorado hizo que The Denver Post creará una sección dedicada única y exclusivamente a la marihuana
-> The cannabist es el primer blog cannábico creado por un medio generalista
-> Rolling Papers es el documental de Netflix sobre la historia que hay detrás de ‘The cannabist’

En un ejercicio casi de metaficción, nos encontramos viendo un documental de Netflix sobre periodismo y marihuana en el que hay una escena donde el dependiente de un dispensario le vende hierba a un periodista mientras el equipo audiovisual graba el momento. Durante la transacción, el comercial dice: “Te sello la marihuana y ya puedes irte a casa a ver Netflix, ¿vale?”

Es decir, un redactor de un medio cannábico español está viendo en Netflix un documental sobre periodismo y marihuana donde se muestra a un dependiente de dispensario vendiendo hierba a un redactor de un medio americano mientras le apremia con que vaya a casa a ver Netflix. Un trabalenguas irónico, pero también muy metafórico.

Cuando los defensores de la legalización de la marihuana lanzan al mundo las razones y motivos por las que regularizar la planta y el consumo, cada vez es más frecuente leer o escuchar una muy determinada: el cannabis no sólo se limita al cultivo de una planta que luego se comercializa con ella. Existen todo tipo de negocios paralelos que se pueden crear a través de cambiar la legislación vigente. ‘Rolling Paper’ es un documental de Netflix que trata sobre uno de estas acciones relacionadas que traería la legalización de la hierba. Una muy concreta y muy especial: el periodismo cannábico.

Cuando el 1 de enero de 2014 se empezó a comercializar de manera legal la marihuana en Colorado, había un periodista del ‘The Denver Post’ para cubrirlo, Ricky Baca. ‘The Cannabist’, el blog especializado en cannabis, nació como la respuesta lógica a lo que los directivos del periódico suponían como un cambio en el paradigma de su estado. La legalización de la hierba iba a traer consecuencias políticas, económicas, legales y sociales. Por ello, pusieron a un redactor musical, pero con experiencia en el tema, a dirigir una sección dedicada al tema. Y bajo su manto, nació la primera redacción stoner dentro de un medio generalista norteamericano.

Mitch Dickman, director del documental, realiza un viaje divertido y distendido en esta nueva vía de periodismo que Colorado creó con la legalización. Desde las mismas entrañas del ‘The Denver Post’, vemos cómo se organiza una redacción de periodistas que hablan de marihuana (aunque no la fuman) y varios freelances que se dedican a realizar reseñas de variedades. Aderezado con un ritmo trepidante y una banda sonora a base de hip hop o funky, también se muestra el estado actual del periodismo. Un negocio que vive su propia “reconversión industrial”, con la transición del papel a lo online y que hasta gigantes como el medio de Colorado del que se habla en el documental vive azotado por la amenaza del cierre.

‘Rolling Papers’ ignora los debates filosóficos, morales y legales de la legalización de la planta más famosa del planeta. Se centra en cómo el negocio de la marihuana se ha entrelazado con el del periodismo. Vemos a los periodistas de ‘The Cannabist’ trabajando el día a día en una especie de viaje que acaba con una visita de Rick Baca, el redactor jefe, a Uruguay. El lugar donde la industria de la hierba ha dado un paso más.

Imagen de Pinterest

El gobierno de Puerto Rico aprueba la marihuana medicinal

Sólo se permitirá su uso en forma de pastillas, gotas orales, inhaladores, cremas y vaporización

El ejecutivo puertorriqueño ha aprobado un nuevo reglamento que flexibiliza los requisitos que se habían establecido inicialmente sobre el cannabis con fines terapéuticos. Su cultivo, producción, distribución a través de dispensarios, transporte e investigación tiene ahora una nueva legislación. Incluso permite a los pacientes no residentes en la isla obtener y consumir este tipo de tratamiento valiéndose de una tarjeta o una carta de su médico que certifique su molestia.

La lista de enfermedades que admiten un tratamiento medicinal con marihuana incluye, entre otras, el cáncer, Parkinson, Alzheimer, esclerosis, fibromialgia, artritis, ansiedad, SIDA, epilepsia, migrañas o anorexia. Condiciones que, para el Secretario de Desarrollo Económico y Comercio del país, Alberto Bacó Bague, se aliviarán con el nuevo status: «Es un paso importante para mejorar la salud de los ciudadanos de la isla, sumado a que su prescripción se compatibilizará con los miles de pacientes que vienen a recibir tratamiento médico a Puerto Rico. Esperamos tener experiencias como la de Colorado, dónde el consumo con fines medicinales ha influido en la calidad de vida y en su crecimiento económico».

Un nuevo paso en un camino  iniciado el pasado 28 de enero, cuando entró en vigor el reglamento que aprobaba el uso, posesión, cultivo, manufactura, fabricación o dispensación del cannabis médico.

Foto: Curepain.co

Israel podría dar el salto a la exportación de cannabis

El país, que ya colabora con naciones como Uruguay en materia cannábica, planea convertirse en un distribuidor internacional de la sustancia dando el salto a la exportación

El ministro de Agricultura del país informó el último fin de semana de agosto que Israel desea exportar sus propias producciones de cannabis medicinal al extranjero. Un anuncio, a través de una entrevista concedida a una emisora local que posteriormente ha sido recogido por la revista hebrea ‘Times’, que llega el mismo año que se han aprobado una serie de medidas que permiten a los pacientes un alcance más sencillo a terapias basadas en CBD.

El pasado mes de julio, el gobierno israelí aprobó un plan para eliminar las restricciones sobre el cultivo de cannabis medicinal y para hacer más asequible que los tratamientos a base de cannabinoides sea más asequible para los más de 23.000 pacientes que hay en el estado.

Así mismo, Uri Ariel añadió que su ministerio ha adoptado una serie de medidas para la creación de instalaciones que fomenten la investigación y los ensayos con el cultivo de la planta. El político ha declarado también que los envíos para la exportación podrían comenzar “pronto”.

El THC ayuda en el tratamiento infantil contra la espasticidad

El THC ayuda en el tratamiento infantil contra la espasticidad

Un estudio realizado en la Universidad de Dusseldorf concluye que la sustancia es efectiva para esta dolencia que afecta al sistema nervioso

Según los datos clínicos publicados por la ‘European Journal of Pediatric Neurology’, la administración oral de THC sintético (dronabinol), es un remedio seguro y eficaz para el tratamiento de la espasticidad refractaria en pacientes pediátricos. Los investigadores de la Universidad de Dusseldorf en Alemania evaluaron el tratamiento paliativo del dronabinol en 16 sujetos adolescentes, con enfermedades neurológicas complejas. Los individuos recibieron dos dosis diarias y la duración media del tratamiento fue de 181 días.

Los resultados arrojan que, tras la administración oral del THC, se reducía la espasticidad en la mayoría de los sujetos tratados a la par que no se han reportado efectos secundarios graves. Según los autores, «los datos muestran evidencia de que el dronabinol se puede administrar durante un periodo de tiempo para los niños pequeños sin provocar efectos secundarios graves o un empeoramiento de las condiciones concurrentes preexistentes».

Espasticidad

El estudio es uno de los primeros ensayos que evalúa la seguridad y la eficacia del THC en una población de pacientes adolescentes. La ‘US Food and Drug Administration’ aprobó el uso del THC oral sintético a mediados de los ochenta. Esto se hizo como un antiemético y como estimulante del apetito. En Europa, una versión líquida del dronabinol fue aprobado por el gobierno alemán para fines similares a principios de este año.

En Colorado aumentan el número de animales tratadas con marihuana medicinal

Aumenta el número de mascotas que son tratadas con marihuana en Colorado

El uso de cannabis medicinal para mascotas no está permitido en Colorado 

Aunque su consumo recreativo se legalizó en 2014 y, desde entonces Colorado se ha convertido en una especie de capital oficiosa del cannabis en USA, el uso de marihuana no está permitido en animales. Los veterinarios del estado no están autorizados a recetar productos derivados, aunque esto no ha impedido que, algunas organizaciones como la Cámara de Comercio de Cannabis, promuevan la compra-venta de este tipo de productos para mascotas en los dispensarios locales.

Según un estudio científico publicado en este año 2016 por el Colegio de Medicina Veterinaria de la Universidad Estatal de Colorado, más de tres de cada cuatro dueños de perros en el estado administran marihuana medicinal a sus mascotas, lo cual supone un 77%. Una tendencia que empezó a establecerse en junio de 2015, con la inauguración de algunas tiendas especializadas en este tipo de tratamiento para animales.