Entradas

5 top models a las que le gustaría desfilar con ropa de cáñamo

Son top models, estrellas internacionales, se atreven con pasarelas, las revistas o el cine, copan el Instagram, marcan tendencias y… son reconocidas consumidoras de cannabis. En Nekwo nos atrevemos a imaginar una selección de 5 top models a las que creemos les encantaría desfilar con ropa sostenible hecha con cáñamo

Cara Delevingne

Cara Delevingne, las cejas de moda - Imagen: Instagram

Cara Delevingne, las cejas de moda – Imagen: Instagram

De apellido impronunciable, esta inglesa de cejas interminables lleva en boca de todos desde hace un par de años. Pasarelas, portadas, redes sociales, películas… Delevingne lo copa todo con desparpajo y naturalidad, como cuando celebró el 420 en su Instagram. Lo último ha sido subirse al ‘Escuadrón Suicida’ de Warner.

Vitto Saravia

Vitto Saravia, cinéfila - Imagen: Pinterest

Vitto Saravia, cinéfila – Imagen: Pinterest

La uruguaya Vitto Saravia, una de tantas celebrities a las que Instagram ha censurado sus desnudos, publicó una imagen la noche de los Oscars en la que se le podía ver sosteniendo un porro. La mejor forma de aguantar la gala.

Adrianne Curry

Adrianne Curry, reivindicando - Imagen: Youtube

Adrianne Curry, reivindicando – Imagen: Youtube

“Estoy cansada de la gente que me critica por ser pro-marihuana. Creo que la hierba es mucho más segura que el alcohol y cualquier otro tipo de sustancia”. La autora de esta cita fue ganadora del Next Top Model de los Estados Unidos en 2003 y desde entonces no ha dejado de trabajar en pasarelas y televisión.

Kate Moss

Kate Moss, convertida en arte urbano - Imagen: Flickr

Kate Moss, convertida en arte urbano – Imagen: Flickr

Mega-estrella desde que Calvin Klein la descubrió en 1992, no hay nada en el mundo de la moda que esta londinense convertida en icono pop no haya hecho ni pasarela en la que no haya brillado. Perseguida por los paparazzi desde sus inicios, en alguna que otra ocasión le han fotografiado disfrutando de un buen porro.

Paris Hilton

¿Aceptamos Paris como modelo? - Imagen: celebrityabc

¿Aceptamos Paris como modelo? – Imagen: celebrityabc

No, en serio. ¿Aceptamos Paris Hilton como top model? Bueno… posa, hace portadas y las marcas se la rifan. La rica heredera del imperio Hilton es una reconocida defensora de la legalización del cannabis e incluso ha tenido diversos problemas legales por posesión de marihuana.

Semilla de cáñamo - Imagen: iMujer

Los 3 superpoderes que puedes obtener con apenas un par de cucharadas de cáñamo

Nunca dejará de sorprendernos. Y para bien. Con cada nuevo estudio científico que se publica, descubrimos nuevas cosas del cáñamo que nos confirman lo sabia que fue la naturaleza al proporcionarnos tan magna planta, y qué estúpidos los humanos al prohibir su uso y disfrute

El cáñamo es una planta cuyos beneficios para la salud son cada vez más reconocidos por los nutricionistas. Sus semillas, por ejemplo, proporcionan al cuerpo humano una gran fuente natural de energía gracias a algunas de sus propiedades:

Un par de cucharadas con semillas de cáñamo (unos 30 gramos) y ya tendríamos el 29% de la dosis diaria recomendada de hierro, el cual es clave para el transporte de oxígeno en el cuerpo y la formación de células rojas de la sangre.

– Las proteínas ayudan a alimentar el cuerpo mediante la construcción y reparación de las células. Empezar cada día con dos o tres cucharadas de cáñamo en el desayuno, proporcionaría unos 34,5 gramos de proteína por cada 100 gramos consumidos.

– Al igual que el hierro, el magnesio ayuda combatir el cansancio y la fatiga. También colabora en mantener a los huesos y los músculos sanos y desempeña un papel crucial en la creación de la energía en el cuerpo. Bien, pues con 30 gramos de semillas de cáñamo, ya tendríamos cubiertos el 39% de la dosis diaria recomendada.

De apariencia similar a las andinas quinuas, las semillas de cáñamo recuerdan a la nuez en su sabor. Una textura y un gusto que ha ayudado en la proliferación de su uso en la alimentación de las personas de muy diversas maneras. Espolvoreadas por encima de un pastel, mezcladas en ensaladas, añadidas al queso, revueltas en los yogures… Ahí ya entra la imaginación y las dotes culinarias de cada amante de la cocina. ¡Sólo hay que atreverse!

Bloque de cáñamo - Foto: Commons Wikipedia

El uso del cáñamo para la construcción de edificios

Medicinal, terapéutico y recreativo. Enfermedades crónicas cuyos estigmas son mitigados por su consumo. Ropa. Papel. Incluso forma parte de la historia: Cristobal Colón y su Niña,Pinta y Santa María navegaron el Atlántico para descubrir América con velas hechas de dicho material. ¿Alguien da más? Sí, el propio cannabis aún sirve para algo más. El uso del cáñamo para la construcción de edificios

Ocurrió a principios de los años 90. En Francia, donde no había ningún tipo de prohibición se levantaron algunos edificios con materiales derivados del cannabis. Los típicos ladrillos de toda la vida son sustituidos por bloques de cáñamo. Los motivos, además del obvio del ecológico, es porque se trata de un regulador de la temperatura, un material transpirable y resistente al fuego y la humedad. Otras ventajas que ofrecen estos bloques es que no requieren de estructuras verticales para el levantamiento de las paredes. Es por ello que este material se puede utilizar también para proyectos de rehabilitación. Y todo ello utilizando un producto biológico.

‘Cannabric’ es un estudio de arquitectura ecológica que emplea materiales biológicos para todos sus proyectos, y el material estrella no es otro que el cáñamo. La empresa fue fundada en 1999 por Monika Brümmer, una alemana afincada en Granada que defiende con fervor el uso del cannabis para la construcción: “Cada vez surgen productos nuevos, como los pellets de elevada densidad 100% vegetales, que se utilizan para soleras secas o aislamiento acústico-térmico entre las plantas o en paredes con cámara. Es como una piel que nos protege de radiaciones, de ruidos y de la intemperie”.

Estados Unidos, posiblemente ligado a la apertura que está viviendo en tema cannábico, también está comenzando a trabajar con este material para la construcción de casas. Según la propia Brümmer, que estuvo presente en las conferencias del pasado ‘Expocáñamo’ de Sevilla, lo poco extendidas que están este tipo de viviendas se debe al desconocimiento: “Si hubiera más conciencia, todo el mundo viviría en una casa sana y no seguiría gastándose dinero en casas mal hechas, sufriendo sensaciones de malestar, enfermando y pagando facturas de mantenimiento y energía para su climatización”.

Entre los últimos trabajos de ‘Cannabric’ se encuentran la construcción de un portal de tapial de cáñamo en una fachada. La empresa, siempre representada por Monika Brümmer, también ha participado en la ‘Cumbre del clima del Mediterráneo’ celebrada en Tanger.

Dan Cretu

Oda al cogollo: El rompedor arte cannábico de Dan Cretu

El artista rumano Dan Cretu basa buena parte de su obra en el cogollo y las icónicas hojas  de la marihuana

No es la primera vez que hablamos sobre el nexo de unión entre cannabis y arte. Pero mientras algunos artistas la emplean como fuente de inspiración, para otros esta planta es la musa en sí. Eso parece ser lo que le sucedió al artista rumano Dan Cretu: una buena parte de su obra tiene como protagonista al cogollo y las icónicas hojas  de la marihuana.

Sus psicodélicas imágenes fusionan elementos de la cultura contemporánea con miguelángeles y venus de milo en situaciones surrealistas y cómicas. Y las hojas, cogollos y demás partes de la planta del cannabis se entremezclan con toda naturalidad con las de otras frutas y hortalizas un poco más convencionales.

Cannabis y escritores

El affaire entre el mundo de las letras y el cannabis

Desde Nekwo queremos hacer un homenaje a estos artistas y pioneros de la experimentación en nuestro peculiar paseo de la fama de escritores y filósofos iluminados por el cannabis. Pasen y vean

Es de dominio público que el mundo del arte y de las drogas siempre ha estado unido por estrechos vínculos. Y en este mundo de estados creativos alterados, el cannabis tiene una larga trayectoria como ayuda o complemento para la inspiración, en el arte en general y en las letras en particular. Innumerables escritores, músicos y filósofos han experimentado con los efectos de la marihuana. Muchos de ellos han sido consumidores regulares y algunos han descrito, con todo lujo de detalles, cómo los efectos producidos por las distintas variedades de cannabis les han ayudado a profundizar en sus experimentos creativos.

Stephen King 

Stephen King

Stephen King fotografiado por Steve Schofield

El famoso escritor, con más de 50 novelas de terror pop en su bolsillo,  nunca ha ocultado su gusto por la marihuana: “Creo que la marihuana no sólo debería ser legal, creo que debería ser una industria casera. Sería maravilloso en el estado de Maine. Aquí hay una cosecha propia bastante buena, y estoy seguro de que sería aún  mejor si se pudiera cultivar con fertilizantes y en invernaderos”.

Ramón del Valle-Inclán

El escritor Ramón de Valle Inclán

Valle Inclán. Fuente- Elconfidencial.com

“Formas, sombras, luces se multiplican trenzándose, promoviendo la caliginosa y alucinante vibración oriental que resumen el opio y la marihuana”  Valle Inclán en Tirano Banderas (1926)

La representación patria no podía faltar en esta peculiar lista: el célebre don Ramón María del Valle-Inclán (1866-1936) tuvo un trato extenso con las drogas, que se piensa que comenzó en su primer viaje a México, en 1892. Esta sospecha se afianzó con los versos transgresores de la La pipa de kif (1919), además de por las referencias que brotan insospechadamente en textos como La media noche, su crónica de la Primera Guerra Mundial. Algunos contemporáneos le bautizaron como Don Mariguano, un apodo que suponemos que no se ganó por casualidad…

Jack Kerouac

Jack Kerouac

El escritor Jack Kerouac. Fuente: Wikipedia

Poeta, escritor y pintor, Jack Kerouac es un nombre popular entre los espíritus libres. Su obra maestra “En la carretera” es prácticamente una Biblia para aquellos que disfrutan de la cultura de las drogas. Kerouac dio el pistoletazo de salida a la generación beat, un grupo de intelectuales que abogaban por las libertades personales y sexuales, además de defender la despenalización de la marihuana.

Kerouac da pistas de su condición de fumador de hierba al comienzo de su novela con tintes autobiográficos “Desolation Angels”, cuando viaja a México para visitar a Bull Gaines, el nombre ficticio de su colega en la vida real William Burroughs. En esta obra, menciona su consumo de drogas “para estimularme, para dormir, para la contemplación…”

Si quedaba alguna duda de que se refería al cannabis, esta se esfumó cuando Irwin Garden y sus colegas aparecen en escena: “Cada vez que me liaba un porro se lo fumaban sin rechistar”. Aprovechando estos subidones cannabinoicos, el grupo se enzarzaba en dialécticas sobre el Samsara y el Nirvana budistas.

Nietzsche 

Fiedrich Nietzsche

Fiedrich Nietzsche-Fuente: Hightimes

Nietzsche no era lo que se dice un fumado al uso. Sí se sabe que fumó hachís unas cuantas veces, además de experimentar con un buen número de químicos, entre los que están el opio, el bromuro potásico o el hidrato de cloral. La causa de su locura en sus últimos años de vida es aún objeto de discusión, pero se piensa que la sífilis que sufrió tuvo mucho que ver.

William Shakespeare

William Shakespeare

William Shakespeare. Fuente: Flickr

En 2015, científicos sudafricanos descubrieron pipas de tabaco con restos de cannabis en el que fue el jardín de William Shakespeare. De las 24 muestras de pipa con más de 400 años de antigüedad, cedidas por Shakespeare Birthplace Trust  a la Universidad de Witwatersrand, se encontró que 4 de ellas contenían muestras de cannabis, además de otras drogas como la cocaína.

De hecho, y aunque el famoso escritor no siempre admitió ser consumidor, algunos sonetos de Shakespeare, como el Soneto 76, evidencian la familiaridad del autor con los efectos del cannabis. Esto, unido al hecho de que en la Inglaterra isabelina se empleaba el cannabis como materia prima para tejidos y papel, hacen que el autor de se haya ganado un buen hueco en nuestra lista.

¿Fumar o no fumar? Esa es la cuestión…

Norman Mailer

Norman Mailer

Norman Mailer. Fuente: HuffingtonPost

El famoso escritor estadounidense Norman Mailer, ganador de dos premios ‘Pulitzer’ y del ‘National Book Award’ (Premio Nacional del Libro), era un apasionado del cannabis. En una entrevista con ‘High Times’ explicó su affaire con esta planta:

“Siempre les digo a mis hijos, no sé si me escuchan o no, que lo que creo es que acaben sus estudios primero, y luego empiecen a fumar marihuana. Por lo menos, tendrán algo con lo que ir cuesta abajo. Porque lo que me parece es que la marihuana hace que las cosas tengan sentido. La hierba es maravillosa para realizar conexiones nuevas en el cerebro. Es divina en este sentido. Con la hierba, piensas de manera asociativa, así que puedes tener pensamientos realmente extraordinarios. Pero cuantos más estudios tienes, sientes más necesidad de encontrar el sentido, en ese momento, a las conexiones más maravillosas que hay que ver en el universo”.

Baudelaire, Alexander Dumas & company: El club del hachís 

El Club del Hachís-Baudelaire

Obra de Baudelaire. Fuente: Wikipedia

El grupete parisino que formaron escritores como Alexander Dumas, Víctor Hugo o Baudelaire se gana la medalla de oro de nuestra lista. ¿El motivo? Que un grupo de intelectuales y artistas franceses se reúna periódicamente en el París del siglo XIX para experimentar con mermelada de cannabis y documentar sus efectos no es algo que ocurra todos los días. Y ese era precisamente el objetivo del Club des Hashashins.

Estas reuniones clandestinas nos han dejado joyas para la posteridad, como las notas de Baudelaire sobre las distintas etapas del “colocón” de marihuana: “Al principio, una absurda e irresistible hilaridad se adueña de tí. Las palabras más ordinarias, las ideas más simples, adquieren un significado nuevo y bizarro. El demonio se ha adueñado de tí…” (…) “A continuación tus sentidos se agudizan al máximo. Tu vista es infinita, tu oído puede percibir hasta el más mínimo de los sonidos. Hay color en los sonidos, hay música en los colores…”. Y el apoteósico final: “La tercera fase es algo indescriptible. Es lo que los orientales llaman Kef. Es la felicidad absoluta. No hay nada confuso ni tumultuoso. Es un lugar calmado y plácido”.

El Club de los Hashashins se disolvió a mediados del siglo XIX, pero en términos estrictamente científicos ya había cumplido con su misión. Su fundador, el doctor Moreau, publicó su principal trabajo sobre el cannabis: un libro de más de 400 páginas conocido como “El hachís y la alienación mental” (Hashish and Mental Illness – Psychological Studies). 

Alexander Wang

La marihuana está de moda, lo dice Alexander Wang

-> El diseñador bromeó con su 420 friendly en un desfile realizado en New York
-> La colección de Wang para Otoño 2016 apuesta por un estilo deportivo, grunge y callejero

Y nosotros también, pero la opinión de los expertos en el mundo fashion es la que manda, al fin y al cabo. Y Alexander Wang es uno de ellos: auténtico niño prodigio de la moda, en 2005 y con poco más de 20 años creó su propia firma de moda homónima. Desde entonces su fama no ha hecho más que crecer. Hoy en día cuenta con una segunda línea de moda, T by Alexander Wang, dos tiendas propias en Nueva York y en Pekín, plaza fija en la semana de la moda de Nueva York, una fugaz pero productiva trayectoria como director creativo de Balenciaga y, lo que es más importante, también cuenta con el beneplácito de la temida e idolatrada a partes iguales Anna Wintour, directora de la edición norteamericana de Vogue. Ahí es nada.

Así que si Wang dice que la marihuana mola, es que mola. Y es justo lo que expresó, sin necesidad de palabras pero sí de iconografía, en su última colección, presentada en la ‘Semana de la moda de Nueva York’ en febrero de este año.

La marihuana está de moda. Lo dice Alexander Wang

Alexander Wang en su desfile de la iglesia de San Bartolomé. Fuente: Vogue

El desfile tuvo lugar en un enclave tan especial como esta colección cannábica: la Iglesia de San Bartolomé, en pleno Park Avenue. El propio Wang demostró su sentido del humor saliendo a la pasarela a saludar con una camisa en la que se podía leer Holy Smoke (humo sagrado), ironizando sobre el lugar escogido para presentar su primera colección tras su salida de la firma Balenciaga el pasado mes de octubre.  

Desfile Alexander Wang

Colección Otoño Invierno 2016 Alexander Wang. Fuente: Herb.co

La colección de Wang para Otoño 2016 apuesta por un estilo deportivo, grunge y callejero, con reminiscencias de estética noventera. Lo demuestra con mucho pelo, cuero, transparencias y por supuesto, estampados de hojas de nuestra planta favorita en bolsos, faldas y camisetas.

¿Veremos hojas de marihuana en las grandes cadenas de prêt-à-porter en próximas temporadas? ¿Volverán los quinceañeros a lucir camisetas con hojas de marihuana, pero con este twist pandillero y cool que la varita de Wang otorga? Hagan sus apuestas…

El airBnB del THC

Travel THC, el AirBnB de los amantes de la marihuana

¿Es que a nadie se ha ocurrido crear una especie de AirBnB para fumadores de marihuana? ¡Pues sí!

En Colorado se legalizó el consumo de la marihuana con fines recreativos el 1 de enero de 2014. Desde entonces, la industria en torno a esta preciada planta se disparó, y uno de los principales beneficiados es sin duda el sector turístico de la zona. Pero a pesar de esta ligereza de cascos con respecto al cannabis, la ley del estado de Colorado establece que solo un 25% de las habitaciones de los hoteles pueden ser ocupadas por fumadores.

Además, aunque el consumo y la venta sean legales, una de los requisitos es que debe consumirse de forma exclusiva en lugares privados y con permiso del propietario. Así que nos encontramos con el problema de una horda de turistas que acuden a Denver y alrededores como abejas a la miel, pero que no disponen de un sofá donde disfrutar de sus manjares cannábicos favoritos como es debido.

¿Es que a nadie se ha ocurrido crear una especie de AirBnB para fumadores de marihuana? ¡Pues sí! La idea le surgió hace unos años a Greg Drinkwater, uno de los cofundadores de airTHC, cuando visitó Denver y se encontró que como turista no tenía ningún sitio donde fumarse sus souvenirs. Y así nació airTHC, que un tiempo después se rebautizó como TravelTHC.

En TravelTHC, siempre que el propietario esté de acuerdo, se permite que los inquilinos le den al mechero de forma ilimitada, como si estuvieran en su propia casa. En cambio, Travel THC no permite vender el producto de forma legal, ya que solo los minoristas con licencia pueden hacerlo. Pero no hay ninguna ley que impida que el casero invite a sus inquilinos, así que todos contentos…

Los alojamientos disponibles en TravelTHC varían desde chaletazos de lujo hasta habitaciones individuales o acogedoras cabañas a pie de pista de ski. Pero lo que diferencia a TravelTHC de su prima hermana AirBnB, además de su vocación 420 friendly (en alusión a la relación íntima que está cifra mantiene con el mundo de la marihuana), es que la primera recomienda a sus clientes los mejores conciertos, restaurantes y dispensarios de marihuana de la zona.

“Queremos que la gente de todo el mundo tenga un sitio legal y seguro para disfrutar de la marihuana”, explica Jordan Conner, cofundador de la empresa. Pero Conner y Drinkwater idearon TravelTHC como mucho más que una web donde buscar alojamiento para fumadores de marihuana. “Hablamos de cervecerías, de estaciones de ski. Al crearlo pensamos en ser un servicio de conserjería, y no solo de temas relacionados con marihuana. Queremos acabar con las connotaciones negativas”.

Parece que su idea ha calado (y nunca mejor dicho), porque cada vez más propietarios forman parte de esta red de alojamientos: lo que empezó en Denver, capital del estado de Colorado, se ha extendido a Washington, Oregon y Alaska. Con respecto al futuro, TravelTHC tiene altura de miras: según su web, esperan que “mediante la promoción del uso legal y responsable de la marihuana, el movimiento de un paso adelante”.  

Viaje a lugares cannábicos

4 planazos vacacionales cannábicos que no te dejarán indiferente

Desde Nekwo nos encanta todo lo que huela a innovación, y los planes vacacionales no podían ser menos. Nuestro objetivo no es recomendarte sitios donde fumar a gusto, sino susurrarte al oído esos lugares que tienen ese je ne sais quoi que volvería loco a cualquier amante del cannabis. No te pierdas nuestra selección, adaptada a todo tipo de gustos y aficiones

Para los espirituales: Ganja yoga retreat

Ganja Yoga Retreats

Practicar yoga y fumar a la vez ya es una realidad en los Ganja Yoga Retreats de Twisted Sisters.

En Colorado todo vale, y algunos profesores de yoga ya han visto la gallina de los huevos de oro en la fusión de las bondades del Hatha Yoga con las de la planta más popular de la zona, tanto en clases regulares como en retiros de yoga y meditación.  La idea de esta mezcla bizarra es “profundizar en la práctica de yoga y meditación con la ayuda de una de las plantas sagradas de la naturaleza”. En las clases se fuma, se medita y se practica la milenaria disciplina del yoga. Solo hay un requisito: tener como mínimo 21 años, cifra que marca el comienzo de la mayoría de edad en Estados Unidos. Si te va el rollo y decides acudir a su retiro Ganja, disfrutarás de un fin de semana de clases de yoga diarias en un paraje espectacular, aderezadas con visitas a los mejores distribuidores de hierba de la zona. Namasté.

Para los tradicionales: Amsterdam 

Ciudad de Amsterdam

Amsterdam. Fuente: Flickr

Coffee shops a destajo, pintorescos canales y el museo Van Gogh. ¿Hay que explicar algo más?

Para los atrevidos: ruta del hachís por el Rif de Marruecos

Ruta del Rif, en Marruecos

Ruta del Rif, en Marruecos. Fuente: Guiademarruecos.com

El 80% del hachís que se consume en Europa proviene de Marruecos, y probablemente de esta región norteña, tierra de bereberes. Parece que el Rif se rige por sus propias reglas, unas reglas marcadas por una suerte de mafia mediterránea de la droga que controla a una población con el cultivo masivo de marihuana como principal fuente de sustento desde hace casi tres décadas. La planta del cannabis es perfecta para cultivar en este enclave montañoso porque tiene unas necesidades de espacio mínimas que redundan en beneficios inigualables para otros cultivos.  Eso sí, esta zona no se caracteriza por la excesiva hospitalidad de los lugareños, ya sea por miedo o por pura hostilidad. Para hacernos una idea, El Periódico de Extremadura visitó la zona hace unos años y recibió una advertencia poco amigable de un policía de la zona:  “Aquí se puede venir, pasar la noche, comprar hachís y partir, pero rechazamos a la gente que nos visita solo para oler”. Si vas, cuéntanoslo, pero luego no digas que no te hemos advertido…

Para los amantes del “todo incluido”

Planes cannábicos de 420 tours

La agencia My 420 Tours ofrece talleres de sushi aderezados con marihuana. Fuente: my420tours.com

Volvemos a Denver, como no podía ser de otra manera. El invierno pasado, un estudio encargado por la Oficina de Turismo de Colorado descubrió que casi la mitad de la gente entrevistada afirmó que las leyes permisivas del estado en lo que respecta a la marihuana habían influido en su decisión de venir de visita.

La infraestructura turística que ha surgido en este estado norteamericano se basa en un principio bastante sencillo: todo es mejor cuando vas muy fumado. Bajo esta premisa, una de las compañías para turistas del cannabis más conocidas de Colorado, My 420 Tours, organiza experiencias cannábicas de las de pulserita: clases de cocina con cannabis, masajes terapeúticos, rutas en autobuses turísticos aptos para fumadores, visitas a plantaciones o cenas de 4 platos con chefs exclusivos son algunas de las opciones disponibles en estos tours cannábicos.

Push House, la primera casa de cáñamo industrial, creada por Anthony Brenner para Push Design en Carolina del Norte (Estados Unidos)

Push House, o la casa de cáñamo en la que matarías por vivir

Imagina un material de construcción ecológico, resistente a la humedad, al fuego y a las plagas, no tóxico y encima buen aislante térmico. Imagina un material de construcción 7 veces más fuerte que el cemento  (como David el gnomo) y tres veces más elástico, con lo que podría resistir un terremoto. Por si fuera poco, este maravilloso material imaginario es el doble de ligero que el clásico cemento. Ahora imagina una planta de cannabis. Fusiona estas dos imágenes en tu cabeza. ¿Cuál es el resultado?

Algo así debieron pensar los creadores del hempcrete, una palabra que fusiona los términos ingleses hemp (cáñamo) y concrete (hormigón).

La búsqueda de este supermaterial sostenible y resistente a inclemencias climatológicas comenzó hace una década, tras el desastre del huracán Katrina, que dejó a miles de personas sin hogar o en refugios temporales hechos con materiales tóxicos. Cinco años después, cuando el terremoto de Haití hizo que miles de víctimas murieran aplastadas bajo casas de cemento derruido, la necesidad de encontrar una forma de construcción alternativa se hizo apremiante. Y resultó que ese material pluscuamperfecto ya existía: no es otro que la fibra de cáñamo. Aquí es donde entra el superhéroe de la peli, el hempcrete.  

Interior casa de cáñamo

Push House, la primera casa de cáñamo industrial, creada por Anthony Brenner para Push Design en Carolina del Norte (Estados Unidos) – Fuente: Inhabitat.com

A pesar de lo que pueda sugerir su nombre, el hempcrete no es un hormigón como tal, sino más bien un conglomerado de fibras de cáñamo mezclado con cal hidráulica y agua. La razón de que esté haciendo las delicias de los más eco es que es un material de carbono negativo: durante su producción se destruye más dióxido de carbono del que se genera. Esto es debido a que el cáñamo es una de las plantas que más CO2 es capaz de absorber durante su cultivo, lo que compensa el que se genera durante la producción del hempcrete. Parece magia, ¿verdad?

Ahora mismo te estarás preguntando por qué no tiramos a la basura todo el cemento del mundo y levantamos los cimientos  de un nuevo mundo con nuestra planta favorita. Lo cierto es que el hempcrete está relativamente extendido en algunos países de Europa, especialmente Reino Unido, Francia, Suiza y Bélgica. Pero al otro lado del charco, en el país yanki, la producción industrial de cáñamo está prohibida, lo que no impide la existencia de un movimiento a favor de este tipo de construcción, con buenos ejemplos en Hawaii, Texas, Idaho y Carolina del Norte, entre otros.

No sabemos qué opinarás, pero nosotros mataríamos por acabar el día en una choza así…¿qué te parece?

Imagen: Takahiro Imamura

Animal Collective, Flaming Lips, Tame Impala y otros gurús de la psicodelia aromatizada por la hierba

El cannabis se ha hecho notar puntualmente en las obras de los capitostes de la lisergia moderna: Animal Collective, Flaming Lips o Tame Impala

Hace un par de años, Noah Lennox -uno de los cuatro componentes de Animal Collective– daba a conocer “Marijuana Makes My Day”, una composición a nombre de su proyecto Panda Bear. Bueno, en realidad era Sonic Boom, el productor con quien estaba trabajando en las sesiones de su siguiente álbum como Panda Bear, quien la difundió por las redes. Se trataba de una pista densa y de textura casi oleaginosa -marca de la casa- ,con la que se especuló que podría estar incluida en Panda Bear Meets The Grim Reaper (Domino, 2015), el que iba a ser su inminente nuevo álbum.

El tema finalmente vio la luz de forma oficial un año más tarde, pero dentro del EP Crosswords(Domino, 2015), y con el nombre definitivo de “Cosplay”, bajo una apariencia ligeramente cambiada respecto a la versión en formato demo que se había dado a conocer un año antes. Fue, en cualquier caso, el momento en el que el cannabis irrumpió con más fuerza en la órbita de la banda de Baltimore. Al menos desde 2007, momento en el que editaron Strawberry Jam (Domino), el álbum que situó a Animal Collective como una banda de referencia en el panorama alternativo mundial. Porque en aquel álbum destacaba también una canción titulada “For Revered Green”. Se ha especulado mucho acerca de si ese reverendo verde al que se refieren es en realidad la marihuana. Hay incluso foros de debate en los que se habla del personaje interpretado por Michael Smiley en la película ‘Bienvenidos al fin del mundo‘ (Edgar Wright, 2013), algo ciertamente curioso si uno echa un vistazo a su fecha de estreno. Mientras, otros dicen que se trata del sobrenombre de Brad Truax, su road manager, a quien hubieran rendido su particular tributo. E incluso hay quien habla del legendario soulmanAl Green. En cualquier caso, poco importa cuál sea su origen real, porque las cosas no suelen ser exactamente lo que parecen en los discos de Animal Collective. Así  que no es de extrañar que el misterio esté servido.

La banda está ahora de actualidad por la edición del notable Painting With (Domino, 2016), un disco con el que ya no sorprenden pero con el que reafirman una vez más su fórmula, de manera muy reconocible, a través de un prisma con el que filtrar singularmente varios condimentos sonoros que tienen su nexo común en una visión renovada de la psicodelia. No son los únicos, claro, porque bandas como Tame ImpalaPondAmen DunesGrizzly Bear,Fuck Buttons y muchos otros han tomado el relevo en esas lides, que tienen mucho de continuación de lo que a finales de los 90 y principios de los 2000 hacían Mercury Rev o The Flaming Lips, sobre todo cuando se aliaban con el productor Dave Fridmann.

La psicodelia, en esencia, ni se crea ni se destruye, tan solo se transforma. Así ha sido desde finales de los años 60. Y es obvio es que su capacidad para plasmar en sonidos los estados alterados de la mente ha tenido siempre más relación con el consumo de LSD y drogas alucinógenas que con la ingesta de cannabis. En cualquier caso, no son pocos los músicos adscritos a los sonidos lisérgicos que han asumido su influencia. Es el caso, sin ir más lejos, de los Flaming Lips, quienes se aliaron hace un año con la controvertida Miley Cyrus, ex estrella adolescente reconvertida a la provocación fumeta, en aquel experimento que fue Miley Cyrus & Her Dead Petz, 2015, irregular y deslavazado pero no exento de unos cuantos focos de interés, inesperados de parte de una ex estrella de la factoría Disney.

En una entrevista reciente para la revista High Times, su líder, Wayne Coyne, se explaya hablando de su insospechada colaboración con la ex Hannah Montana y de los efectos beneficiosos que el consumo de marihuana puede tener a la hora de facturar nuevas canciones. También Kevin Parker, el líder de Tame Impala, ha asegurado en alguna entrevista que el fumar cannabis puede potenciar la creatividad. De hecho, la primera canción de su álbum Innerspeaker (Modular, 2010), el trabajo con el que se dieron a conocer, ya decía aquello de “She doesn’t like the life that I lead, doesn’t like sand stuck on her feet, or sitting around smoking weed” (“A ella no le gusta la vida que llevo, no le gusta que se le pegue la arena en los pies o estar tirado fumando hierba”).