Entradas

Dinafem, catálogo 2016

Las nuevas variedades ricas en CBD de Dinafem

Ya no es sólo una cuestión de Uruguay. Ni de algunos estados de USA. Colorado no tiene el patrimonio. Es también Australia o la República Checa. Lo ha anunciado Canadá. Lo ha anunciado Alemania. 2016 es el año de la marihuana medicinal, de un boom que no tiene vuelta atrás. Y Dinafem lo sabe

Las propiedades terapéuticas de la marihuana han dejado de ser la cara oculta. El “dark side” ha pasado a ser el “bright side”. Las reivindicaciones del sector ya no se limitan a una cuestión de derechos individuales del ser humano o a una cuestión de tolerancia. Hace miles de años que  plantar marihuana es algo más, es la búsqueda de la curación de nuestras molestias y nuestras enfermedades. Por ello, más allá del activismo sobre el consumo lúdico, había que potenciar otro tipo de discurso. Sólo había que fijarse en un cannabinoide concreto.

Las propiedades medicinales y terapéuticas del CBD son la mejor bandera de una planta necesaria para no limitar los tratamientos médicos a un continuo avasallamiento de la farmacoterapia. Hay que considerar al cannabis como un complemento, no como un sustituto. Y, por supuesto, comprender que no es necesario promocionarla como la panacea.

El CBD, con sus propiedades neuroprotectoras, antiinflamatorias, antioxidantes y anti-psicóticas, puede ayudar en los tratamientos para enfermedades como Alzheimer, Huntington, Parkinson o la epilepsia refractaria. Dinafem ha tomado buena nota de ello y, tras muchos meses de trabajo desarrollando genéticas que combinen calidad, sabor y los grandes beneficios del cannabidiol, nos presenta su nuevo catálogo de variedades ricas en CBD que ya está disponible en tu grow shop favorito.

Catálogo Dinafem 2016

Bubba Kush CBD

La cepa con más índica del catálogo Dinafem nace de las mejores semillas feminizadas de marihuana. De origen afgano y con una línea de CBD puro, produce un suave y relajante efecto que ayuda a combatir los dolores musculares y la falta de sueño.

OG Kush CBD

Si cada variedad tuviera una cuenta Twitter oficial, sin duda la OG Kush CBD sería la más “influencer”. En Estados Unidos es la cepa más popular, y no sólo en su California natal. Esta cepa es perfecta para esos momentos en los que necesitamos una relajación muscular profunda. Con un efecto hibrido, ayuda paralelamente a trastornos de ámbito psicológico de déficit de atención o estrés y otras patologías más físicas como náuseas o migrañas.

Amnesia CBD

Si la OG Kush es el mayor grito americano, la Amnesia Original es la genética predilecta de un país de tradición cannábica como Holanda. Si la hubieran diseñado en un laboratorio, estaría creada para combatir la depresión o la ansiedad. La elección perfecta para aliviar el estrés de la semana y el mejor vehículo para llegar a una sonrisa que, a veces, cuesta.

Haze Autoflowering

Una de las cepas más fáciles de cultivar. Esta vigorosa planta es la unión entre una Dinafem#1, una Lowryder#1 y una JYD Haze. Si buscas el clásico sabor Haze, esta es tu variedad. Perfecta para encuentros sociales y compartir entre amigos.

Industrial Plan Autoflowering CBD

Si hablamos de marihuana medicinal y sus virtudes terapéuticas en seguida nos viene a la mente la Industrial Plan Autoflowering CBD. Esta variedad es capaz de aliviar dolores articulares o combatir el insomnio y el estrés sin tener que variar tus actividades diarias. CBD al servicio de la cotidianidad.

Cheese CBD

Descendiente directo de la Cheese, la variedad que fue enormemente popular a nivel internacional (en Reino Unido podría considerarse la quinta Beatle de las cepas). Mantiene su fuerte aroma a queso, pero aporta todas las ventajas de una CBD: aumenta el apetito, por lo que su consumo es perfecto para cierto tipo de enfermedades, relaja tensiones musculares y, además, combate la ansiedad.

Primera autofloreciente rica en CBD

La primera CBD autofloreciente de Dinafem

El cultivo medicinal lo estaba reclamando: una autofloreciente rica en CBD. Dinafem incorpora a su extenso catálogo la Haze Auto CBD, una variedad que ayuda a combatir dolores musculares y trastornos de estrés y ansiedad

El auge de los tratamientos terapéuticos alternativos, lejos de la farmacoterapia con la que se criminaliza a muchos pacientes, ha ayudado a esta especie de fiebre por el cannabis medicinal en el que nos encontramos. Pero lejos de parecer la típica burbuja con connotaciones negativas o con tendencias de sobreexplotación (ejemplos de ambos: la burbuja inmobiliaria o el excesivo número de festivales musicales veraniegos), que cada vez existan más personas que tengan la posibilidad de producirse su propia medicina con su propio cultivo de marihuana es uno de los grandes avances realizados por la propia humanidad.

En la actualidad, las variedades que existen con mayor concentración de CBD son regulares o feminizadas, con nula presencia de autoflorecientes. Este tipo de semillas de cannabis producen una cosecha fácil, rápida, de alta calidad y sin necesidades de cambio de ciclo en la luz. Respecto al cultivo en exterior, puedes tener tu planta en un plazo de diez semanas. Unos plazos que serían muy interesantes y necesarios para cualquier usuario de marihuana medicinal. Pero como ocurre con el estreno de cada nueva película de Tarantino, podemos decir que Dinafem “lo ha vuelto a hacer”.

Para cubrir estas necesidades destinadas a un cultivador con un carácter más medicinal, Dinafem lanza al mercado de semillas de cannabis una variedad autofloreciente muy rica en CBD: la nueva Haze Auto CBD.

Dinafem sigue demostrando su versatilidad en el mercado de semillas. El mismo banco que desarrolló la Critical + 2.0, un híbrido que tira más de indica y que se caracteriza por su efecto relajante y su sabor a limón y especias, lanza ahora una variedad autofloreciente pensada para el cultivo medicinal.

La Haze Auto CBD, como su propio nombre indica, es la primera genética automática rica en CBD que Dinafem incorpora a su extenso catálogo.Una variedad que podrías fumar antes de ir a trabajar, puesto que no altera la concentración, la percepción ni la memoria. Y, lo más importante, aplicado a un uso terapéutico, es ideal para combatir dolores musculares y, a modo de relajante, combatir el estrés y la ansiedad.

John Lennon y Mick Jagger - Imagen: PINTEREST

Critical + 2.0 y Moby Dick Auto, los Beatles y los Stones de Dinafem

Escarabajos o las Satánicas Majestades. La dicotomía Beatles y Stones renació durante este 2015 con Dinafem y las semillas autoflorecientes más populares: Critical + 2.0 y Moby Dick Auto

Fueron hijos de un mismo dios y a la vez tan distintos. Los Beatles y los Stones emergieron en la Inglaterra de los años sesenta, bebiendo del rock and roll clásico de los 50 que, de adolescentes, explotaron las cabezas de LennonMcCartneyRichards o Jagger. Nacidas de DinafemCritical + 2.0 Moby Dick Autoflowering provocan el mismo efecto. Su popularidad y sus características las convierten en los “bunkers pesados” de la marca. Dos tipos de semillas autoflorecientes que hacen que nos tengamos que decantar por un bando, al igual que pasó con The Rolling Stones y The Beatles. ¿Critical + 2.0 o Moby Dick Auto? ¿John Lennon o Keith Richards? ¿Paul McCartney o Mick Jagger?

Por un lado tenemos la variedad Moby Dick Auto, ejemplo de genes autoflorecientes de gran excelencia. Una versión automática de la Moby Dick que ofrece a esos cultivadores que luchan contra las inclemencias del tiempo la opción de cultivar cosechas de calidad. El resultado es una preciosa planta de marihuana fuerte, con floración corta y de estatura media. Un golpe seco, fuerte, tres acordes y la sugerente voz de Mick Jagger. El riff de Richards se infiltra en tu mente y cuerpo, al igual que la Moby Dick Auto. Deliciosos aromas y sabores que te van impregnando sin que te des cuenta. Sencillo y efectivo, como el rock de los Stones.

Ante el salvajismo sexual de la música de los Stones, estaban las melodías pop y los juegos corales a tres voces de los de Liverpool. Una primera etapa clásica y romántica de los Beatles que dio paso a la psicodelia del Sgt. Peppers y el Revolver. Introducidos a la marihuana de la mano del mismísimo Bob Dylan, Lennon y los suyos jugaron con la introspección, los arreglos vocales y los ritmos orientales. Al final de su carrera, lo mismo habían (medio) inventado el heavy con Helter Skelter que nos habían retorcido el alma con Across the universe o jugado con nuestra imaginación en Lucy in the sky with diamonds. Una versatilidad y adaptabilidad cercana a la de la Critical + 2.0. Una variedad ideal para el descanso y la relajación o, por el contrario, para activar la mente y prepararla para un largo día. Sí, igual que la discografía de los Fab Four.