Entradas

El airBnB del THC

Travel THC, el AirBnB de los amantes de la marihuana

¿Es que a nadie se ha ocurrido crear una especie de AirBnB para fumadores de marihuana? ¡Pues sí!

En Colorado se legalizó el consumo de la marihuana con fines recreativos el 1 de enero de 2014. Desde entonces, la industria en torno a esta preciada planta se disparó, y uno de los principales beneficiados es sin duda el sector turístico de la zona. Pero a pesar de esta ligereza de cascos con respecto al cannabis, la ley del estado de Colorado establece que solo un 25% de las habitaciones de los hoteles pueden ser ocupadas por fumadores.

Además, aunque el consumo y la venta sean legales, una de los requisitos es que debe consumirse de forma exclusiva en lugares privados y con permiso del propietario. Así que nos encontramos con el problema de una horda de turistas que acuden a Denver y alrededores como abejas a la miel, pero que no disponen de un sofá donde disfrutar de sus manjares cannábicos favoritos como es debido.

¿Es que a nadie se ha ocurrido crear una especie de AirBnB para fumadores de marihuana? ¡Pues sí! La idea le surgió hace unos años a Greg Drinkwater, uno de los cofundadores de airTHC, cuando visitó Denver y se encontró que como turista no tenía ningún sitio donde fumarse sus souvenirs. Y así nació airTHC, que un tiempo después se rebautizó como TravelTHC.

En TravelTHC, siempre que el propietario esté de acuerdo, se permite que los inquilinos le den al mechero de forma ilimitada, como si estuvieran en su propia casa. En cambio, Travel THC no permite vender el producto de forma legal, ya que solo los minoristas con licencia pueden hacerlo. Pero no hay ninguna ley que impida que el casero invite a sus inquilinos, así que todos contentos…

Los alojamientos disponibles en TravelTHC varían desde chaletazos de lujo hasta habitaciones individuales o acogedoras cabañas a pie de pista de ski. Pero lo que diferencia a TravelTHC de su prima hermana AirBnB, además de su vocación 420 friendly (en alusión a la relación íntima que está cifra mantiene con el mundo de la marihuana), es que la primera recomienda a sus clientes los mejores conciertos, restaurantes y dispensarios de marihuana de la zona.

“Queremos que la gente de todo el mundo tenga un sitio legal y seguro para disfrutar de la marihuana”, explica Jordan Conner, cofundador de la empresa. Pero Conner y Drinkwater idearon TravelTHC como mucho más que una web donde buscar alojamiento para fumadores de marihuana. “Hablamos de cervecerías, de estaciones de ski. Al crearlo pensamos en ser un servicio de conserjería, y no solo de temas relacionados con marihuana. Queremos acabar con las connotaciones negativas”.

Parece que su idea ha calado (y nunca mejor dicho), porque cada vez más propietarios forman parte de esta red de alojamientos: lo que empezó en Denver, capital del estado de Colorado, se ha extendido a Washington, Oregon y Alaska. Con respecto al futuro, TravelTHC tiene altura de miras: según su web, esperan que “mediante la promoción del uso legal y responsable de la marihuana, el movimiento de un paso adelante”.  

Viaje a lugares cannábicos

4 planazos vacacionales cannábicos que no te dejarán indiferente

Desde Nekwo nos encanta todo lo que huela a innovación, y los planes vacacionales no podían ser menos. Nuestro objetivo no es recomendarte sitios donde fumar a gusto, sino susurrarte al oído esos lugares que tienen ese je ne sais quoi que volvería loco a cualquier amante del cannabis. No te pierdas nuestra selección, adaptada a todo tipo de gustos y aficiones

Para los espirituales: Ganja yoga retreat

Ganja Yoga Retreats

Practicar yoga y fumar a la vez ya es una realidad en los Ganja Yoga Retreats de Twisted Sisters.

En Colorado todo vale, y algunos profesores de yoga ya han visto la gallina de los huevos de oro en la fusión de las bondades del Hatha Yoga con las de la planta más popular de la zona, tanto en clases regulares como en retiros de yoga y meditación.  La idea de esta mezcla bizarra es “profundizar en la práctica de yoga y meditación con la ayuda de una de las plantas sagradas de la naturaleza”. En las clases se fuma, se medita y se practica la milenaria disciplina del yoga. Solo hay un requisito: tener como mínimo 21 años, cifra que marca el comienzo de la mayoría de edad en Estados Unidos. Si te va el rollo y decides acudir a su retiro Ganja, disfrutarás de un fin de semana de clases de yoga diarias en un paraje espectacular, aderezadas con visitas a los mejores distribuidores de hierba de la zona. Namasté.

Para los tradicionales: Amsterdam 

Ciudad de Amsterdam

Amsterdam. Fuente: Flickr

Coffee shops a destajo, pintorescos canales y el museo Van Gogh. ¿Hay que explicar algo más?

Para los atrevidos: ruta del hachís por el Rif de Marruecos

Ruta del Rif, en Marruecos

Ruta del Rif, en Marruecos. Fuente: Guiademarruecos.com

El 80% del hachís que se consume en Europa proviene de Marruecos, y probablemente de esta región norteña, tierra de bereberes. Parece que el Rif se rige por sus propias reglas, unas reglas marcadas por una suerte de mafia mediterránea de la droga que controla a una población con el cultivo masivo de marihuana como principal fuente de sustento desde hace casi tres décadas. La planta del cannabis es perfecta para cultivar en este enclave montañoso porque tiene unas necesidades de espacio mínimas que redundan en beneficios inigualables para otros cultivos.  Eso sí, esta zona no se caracteriza por la excesiva hospitalidad de los lugareños, ya sea por miedo o por pura hostilidad. Para hacernos una idea, El Periódico de Extremadura visitó la zona hace unos años y recibió una advertencia poco amigable de un policía de la zona:  “Aquí se puede venir, pasar la noche, comprar hachís y partir, pero rechazamos a la gente que nos visita solo para oler”. Si vas, cuéntanoslo, pero luego no digas que no te hemos advertido…

Para los amantes del “todo incluido”

Planes cannábicos de 420 tours

La agencia My 420 Tours ofrece talleres de sushi aderezados con marihuana. Fuente: my420tours.com

Volvemos a Denver, como no podía ser de otra manera. El invierno pasado, un estudio encargado por la Oficina de Turismo de Colorado descubrió que casi la mitad de la gente entrevistada afirmó que las leyes permisivas del estado en lo que respecta a la marihuana habían influido en su decisión de venir de visita.

La infraestructura turística que ha surgido en este estado norteamericano se basa en un principio bastante sencillo: todo es mejor cuando vas muy fumado. Bajo esta premisa, una de las compañías para turistas del cannabis más conocidas de Colorado, My 420 Tours, organiza experiencias cannábicas de las de pulserita: clases de cocina con cannabis, masajes terapeúticos, rutas en autobuses turísticos aptos para fumadores, visitas a plantaciones o cenas de 4 platos con chefs exclusivos son algunas de las opciones disponibles en estos tours cannábicos.