Entradas

Sexo de las plantas - Foto: Nekwo

El sexo de las plantas, ¿una cuestión de azar?

Aunque las semillas feminizadas como las de Zambeza prácticamente te garantizan una planta hembra, con la utilización de regulares pueden existir factores que determinen el sexo de la planta de marihuana.

Cada célula del cuerpo humano tiene 46 cromosomas. O lo que es lo mismo, lo que va a determinar nuestras características genéticas. La mitad de estos cromosomas proceden del óvulo de la madre y los otros 23 del espermatozoide del padre. Durante la fecundación, los cromosomas se agrupan de dos en dos para formar el núcleo de la primera célula. Cada cromosoma es fruto de una compleja combinación genética, lo que significa que la transmisión de una u otra característica del padre o de la madre es una cuestión de azar.

Pero más allá de la genética del bebé y de si se parecerá más a “papá o mamá”, la posibilidad de que el niño nazca con un sexo u otro es del 50%. Esto se debe a que al fecundarse un óvulo por un espermatozoide con un cromosoma X se creará una mujer y, por el contrario, en caso de fecundarse con un espermatozoide que contenga un cromosoma Y, se creará un hombre. Aparte del azar, la estadística y la ley de probabilidad, existen evidencias de que hay más opciones de conseguir un embrión femenino en las primeras horas tras la ovulación, y uno masculino en horas más tardías.

Infografía

La decisión del sexo de las plantas de cannabis

Pero, ¿qué pasa con la marihuana? Más allá de este mini repaso a la clase de Biología de 5º de EGB, para las plantas de cannabis existen algunos factores ambientales que pueden ayudar a que nuestra planta decida su sexo. La temperatura, la luz y o la humedad tienen varias singularidades que pueden influir en el sexo de tus plantas.

Temperatura

Hay que tener en cuenta el ambiente. Ante temperaturas bajas se aumenta la posibilidad de tener más hembras. Si, por el contrario, deseas una marihuana de puro macho, es recomendable que tu cultivo esté en una ubicación donde haya calor.

Iluminación

Con luz más azul y blanca y un número menor de horas de luz, alrededor de 14 horas, aumentan las probabilidades de que la planta sea hembra. Si por el contrario, la luz es más roja o los periodos de luz más largos, alrededor de unas 18 horas, tus plantas de marihuana tienen más posibilidades de ser machos.

Humedad

La humedad baja es un factor que influye a la hora de obtener plantas de sexo masculino.

Nitrógeno y potasio

Los altos niveles de nitrógeno ayudan a que salgan más plantas hembras. Por el contrario, con niveles más altos de potasio y menores de nitrógeno, aumentan las posibilidades de que salgan plantas macho.

Pregúntale al experto

¿Cuántas plantas pongo por metro cuadrado?

Normalmente, a la gente se le plantea la duda de cuántas plantas poner por metro cuadrado. Una pregunta recurrente cuya respuesta es más sencilla de lo que parece: todo se reduce a que hay que usar una cantidad de litros y sustrato por m2.

En realidad, el secreto de cuántas plantas van por metro cuadrado no depende de las plantas, si no de los litros. Un metro cuadrado iluminado coge unos 80 litros de sustrato (soy partidario de establecer esa medida por m2). A partir de esos 80 litros se puede dividir dependiendo de la capacidad de la maceta: de 12 a 20 plantas.

Un ejemplo práctico: En esquejes, si se prefieren las macetas más grandes de 7 litros, multiplicado por 12 plantas, tendríamos 84 litros. Es decir, en un metro cuadrado tendríamos 84 litros de sustrato.

¿Cuántas plantas pongo?

En la imagen de arriba se puede comprobar con un solo vistazo según el tamaño de las macetas. Te recuerdo que el número de plantas aconsejadas es orientativo ya que se puede modificar según las variedades o las semanas de crecimiento que le demos a las plantas de marihuana.

Dinafem, catálogo 2016

Las nuevas variedades ricas en CBD de Dinafem

Ya no es sólo una cuestión de Uruguay. Ni de algunos estados de USA. Colorado no tiene el patrimonio. Es también Australia o la República Checa. Lo ha anunciado Canadá. Lo ha anunciado Alemania. 2016 es el año de la marihuana medicinal, de un boom que no tiene vuelta atrás. Y Dinafem lo sabe

Las propiedades terapéuticas de la marihuana han dejado de ser la cara oculta. El “dark side” ha pasado a ser el “bright side”. Las reivindicaciones del sector ya no se limitan a una cuestión de derechos individuales del ser humano o a una cuestión de tolerancia. Hace miles de años que  plantar marihuana es algo más, es la búsqueda de la curación de nuestras molestias y nuestras enfermedades. Por ello, más allá del activismo sobre el consumo lúdico, había que potenciar otro tipo de discurso. Sólo había que fijarse en un cannabinoide concreto.

Las propiedades medicinales y terapéuticas del CBD son la mejor bandera de una planta necesaria para no limitar los tratamientos médicos a un continuo avasallamiento de la farmacoterapia. Hay que considerar al cannabis como un complemento, no como un sustituto. Y, por supuesto, comprender que no es necesario promocionarla como la panacea.

El CBD, con sus propiedades neuroprotectoras, antiinflamatorias, antioxidantes y anti-psicóticas, puede ayudar en los tratamientos para enfermedades como Alzheimer, Huntington, Parkinson o la epilepsia refractaria. Dinafem ha tomado buena nota de ello y, tras muchos meses de trabajo desarrollando genéticas que combinen calidad, sabor y los grandes beneficios del cannabidiol, nos presenta su nuevo catálogo de variedades ricas en CBD que ya está disponible en tu grow shop favorito.

Catálogo Dinafem 2016

Bubba Kush CBD

La cepa con más índica del catálogo Dinafem nace de las mejores semillas feminizadas de marihuana. De origen afgano y con una línea de CBD puro, produce un suave y relajante efecto que ayuda a combatir los dolores musculares y la falta de sueño.

OG Kush CBD

Si cada variedad tuviera una cuenta Twitter oficial, sin duda la OG Kush CBD sería la más “influencer”. En Estados Unidos es la cepa más popular, y no sólo en su California natal. Esta cepa es perfecta para esos momentos en los que necesitamos una relajación muscular profunda. Con un efecto hibrido, ayuda paralelamente a trastornos de ámbito psicológico de déficit de atención o estrés y otras patologías más físicas como náuseas o migrañas.

Amnesia CBD

Si la OG Kush es el mayor grito americano, la Amnesia Original es la genética predilecta de un país de tradición cannábica como Holanda. Si la hubieran diseñado en un laboratorio, estaría creada para combatir la depresión o la ansiedad. La elección perfecta para aliviar el estrés de la semana y el mejor vehículo para llegar a una sonrisa que, a veces, cuesta.

Haze Autoflowering

Una de las cepas más fáciles de cultivar. Esta vigorosa planta es la unión entre una Dinafem#1, una Lowryder#1 y una JYD Haze. Si buscas el clásico sabor Haze, esta es tu variedad. Perfecta para encuentros sociales y compartir entre amigos.

Industrial Plan Autoflowering CBD

Si hablamos de marihuana medicinal y sus virtudes terapéuticas en seguida nos viene a la mente la Industrial Plan Autoflowering CBD. Esta variedad es capaz de aliviar dolores articulares o combatir el insomnio y el estrés sin tener que variar tus actividades diarias. CBD al servicio de la cotidianidad.

Cheese CBD

Descendiente directo de la Cheese, la variedad que fue enormemente popular a nivel internacional (en Reino Unido podría considerarse la quinta Beatle de las cepas). Mantiene su fuerte aroma a queso, pero aporta todas las ventajas de una CBD: aumenta el apetito, por lo que su consumo es perfecto para cierto tipo de enfermedades, relaja tensiones musculares y, además, combate la ansiedad.

Primera autofloreciente rica en CBD

La primera CBD autofloreciente de Dinafem

El cultivo medicinal lo estaba reclamando: una autofloreciente rica en CBD. Dinafem incorpora a su extenso catálogo la Haze Auto CBD, una variedad que ayuda a combatir dolores musculares y trastornos de estrés y ansiedad

El auge de los tratamientos terapéuticos alternativos, lejos de la farmacoterapia con la que se criminaliza a muchos pacientes, ha ayudado a esta especie de fiebre por el cannabis medicinal en el que nos encontramos. Pero lejos de parecer la típica burbuja con connotaciones negativas o con tendencias de sobreexplotación (ejemplos de ambos: la burbuja inmobiliaria o el excesivo número de festivales musicales veraniegos), que cada vez existan más personas que tengan la posibilidad de producirse su propia medicina con su propio cultivo de marihuana es uno de los grandes avances realizados por la propia humanidad.

En la actualidad, las variedades que existen con mayor concentración de CBD son regulares o feminizadas, con nula presencia de autoflorecientes. Este tipo de semillas de cannabis producen una cosecha fácil, rápida, de alta calidad y sin necesidades de cambio de ciclo en la luz. Respecto al cultivo en exterior, puedes tener tu planta en un plazo de diez semanas. Unos plazos que serían muy interesantes y necesarios para cualquier usuario de marihuana medicinal. Pero como ocurre con el estreno de cada nueva película de Tarantino, podemos decir que Dinafem “lo ha vuelto a hacer”.

Para cubrir estas necesidades destinadas a un cultivador con un carácter más medicinal, Dinafem lanza al mercado de semillas de cannabis una variedad autofloreciente muy rica en CBD: la nueva Haze Auto CBD.

Dinafem sigue demostrando su versatilidad en el mercado de semillas. El mismo banco que desarrolló la Critical + 2.0, un híbrido que tira más de indica y que se caracteriza por su efecto relajante y su sabor a limón y especias, lanza ahora una variedad autofloreciente pensada para el cultivo medicinal.

La Haze Auto CBD, como su propio nombre indica, es la primera genética automática rica en CBD que Dinafem incorpora a su extenso catálogo.Una variedad que podrías fumar antes de ir a trabajar, puesto que no altera la concentración, la percepción ni la memoria. Y, lo más importante, aplicado a un uso terapéutico, es ideal para combatir dolores musculares y, a modo de relajante, combatir el estrés y la ansiedad.

Sustrato de coco

Las ventajas de cultivar en coco

El sustrato de coco suele ser una de las opciones más populares entre los aficionados al autocultivo

Con menos necesidad de espacio, un crecimiento más veloz y abundante, el nulo riesgo de que contraigan plagas propias del suelo y su “automatización”, el cultivo hidropónico de cannabis se ha popularizado enormemente durante la última década

Más limpio y sostenible, este tipo de cultivo consiste en plantar en un medio inerte. Si la marihuana necesita nitrógeno, fósforo, potasio, calcio, magnesio o azufre, la hidroponía te ofrece todos estos elementos en un sistema de cultivo donde tu planta crecerá y florecerá en un entorno ideal, estéril y cuya alimentación se basa en nutrientes. Pero sobre todo, elegido por ti.

En la hidroponía, obviamente, necesitamos un sustituto de la tierra. Un material con el que rellenar el recipiente de cultivo. Un sustrato.

La elección del sustrato es un factor fundamental para el éxito de tu cultivo. El medio donde van a crecer las raíces y donde estas extraerán los nutrientes necesarios para repartir entre las partes de la planta durante la etapa de crecimiento. Este podrá ser coco, lana de roca, arlita…

La importancia del coco

El sustrato de coco suele ser una de las opciones más populares entre los aficionados al autocultivo. Su gran capacidad de absorción y retención de agua y, además, al originarse de la reutilización de un residuo (las cáscaras de coco trituradas), lo convierten en un producto estrella.

El coco es un sustrato inerte. Esta característica te permitirá, a la larga, tener un control más específico y eficaz. ¿Por qué? Al no contener ningún tipo de alimento, deberás abonar tu planta en cada riego. Salvo en algunos casos donde el coco viene fertilizado. Como sucede con el Microormix de Flower Indoor.

Otra de sus grandes ventajas es que consigue que las plantas de marihuana se desarrollen más rápido y con un crecimiento más vigoroso. Esto se debe a que la textura de sus fibras la hace más esponjosa que la tierra y, por lo tanto, que tenga más oxígeno. En comparación con la tierra, el coco tolera peor los fallos del cultivador novato. Pero la tierra va mucho más lenta y necesita mucha más cantidad de sí misma y más cuidados. Por el contrario, el rendimiento del coco es mayor con menor sustrato. Incluso puedes utilizarlo hasta en tres cultivos.

Como contábamos, desde Flower Indoor llega Microormix. Un sustrato, mezcla de turba de coco y otros nueve microorganismos perlita y humus de lombriz con una alta capacidad de retención de agua y aireación. La mejor manera de ahorrar hasta un 60% en fertilizante químico y de aumentar la cantidad de micronutrientes en el suelo. Además, este sustrato de coco es ideal para el esquejado y para mantener el ph del suelo. Con Microormix podrás estimular el desarrollo de las raíces y aumentar el número de brotes y tallos.

Foto: Curepain.co

Israel podría dar el salto a la exportación de cannabis

El país, que ya colabora con naciones como Uruguay en materia cannábica, planea convertirse en un distribuidor internacional de la sustancia dando el salto a la exportación

El ministro de Agricultura del país informó el último fin de semana de agosto que Israel desea exportar sus propias producciones de cannabis medicinal al extranjero. Un anuncio, a través de una entrevista concedida a una emisora local que posteriormente ha sido recogido por la revista hebrea ‘Times’, que llega el mismo año que se han aprobado una serie de medidas que permiten a los pacientes un alcance más sencillo a terapias basadas en CBD.

El pasado mes de julio, el gobierno israelí aprobó un plan para eliminar las restricciones sobre el cultivo de cannabis medicinal y para hacer más asequible que los tratamientos a base de cannabinoides sea más asequible para los más de 23.000 pacientes que hay en el estado.

Así mismo, Uri Ariel añadió que su ministerio ha adoptado una serie de medidas para la creación de instalaciones que fomenten la investigación y los ensayos con el cultivo de la planta. El político ha declarado también que los envíos para la exportación podrían comenzar “pronto”.