Entradas

CBD+ Jack Diesel

Probamos la Jack Diesel CBD+ de Positronics

Hoy queremos presentaros la versión CBD+ de una de las variedades que más gustan en Nekwo de Positronics, la Jack Diesel CBD+ , una magnífica elección para su cultivo con un balance final muy equilibrado.

La variedad Jack Diesel CBD+ de nuestros amigos de Positronics de la que os vamos a hablar hoy es una bomba para todos aquellos cannáfilos a los que les gusta  las cualidades del CBD. Originalmente, la genética Jack Diesel ya contenía cantidades significativas de CBD en su descendencia, aunque no con la fuerza de la variedad que nos presentan.

Cogollo Apical de la Jack Diesel CBD+

Cogollo Apical de la Jack Diesel CBD+

Con esta base, el paso lógico fue cruzar esta planta con variedades puras en CBD para así aumentar notoriamente estos valores y otorgarle un claro valor medicinal con un efecto mucho más físico que psicoactivo. El resultado es la versión CBD de Jack Diesel, un polihíbrido complejo que sorprende por su agradable y sutil efecto con muchas bondades para el ámbito lúdico o uso terapéutico.

Su fisionomía es perfecta, ya que de la zona baja surgen ramas en forma cónica con un tallo que deja crecer de forma taxativa el cogollo apical. Como podéis ver en las fotos, produce unos grandes y prietos cogollos que tras un buen secado, harán que vuestras delicias con tan sólo echarles un simple vistazo.

El testing que hicimos en cuanto a cultivo fue bastante productivo. La planta que marcó los máximos de nuestra cosecha, dejándola en unos 110cm de altura, nos aportó alrededor de 70 gramos de flor seca, en un cultivo base para interior.

Por lo que nos cuentan sus creadores, en exterior su crecimiento dependerá de la cantidad de comida que se le de a la planta, ya que su alta capacidad de ingesta hace que pueda absorber una gran cantidad de nutrientes.

Jack Diesel CBD+

Jack Diesel CBD+

Como consejo para su cultivo, verificamos lo que nos cuentan desde la web de Positronics y recomendamos también no dejar muchos días en fase de crecimiento la planta ya que esta variedad desarrollará su tallaje, sobre todo en la fase de floración, donde continuará creciendo hasta estabilizarse. Esta variedad soportará generalmente toda su carga floral, así que en principio no será necesario el uso de tutores o amarres salvo en exterior donde si hay condiciones meteorológicas adversas si que sería recomendable su uso.

Al combinar al menos tres familias tan diferentes y con marcadas propiedades organolépticas, el aroma final de la CBD+ Jack Diesel resulta complejo y enigmático, pudiendo percibir notas muy variadas que combinan matices florales y frutales, tirando a reminiscencias tales como ébano, sándalo, palo santo e inciensos exóticos. Todo un cocktail de olores.

Si eres de los que les gusta la novedad o la mezcla de distintos sabores, este te cautivará, gracias a la gran explosión de matices y sensaciones que se producen en la boca, siempre teniendo en cuenta los valores de carga terpénica en los que nos movemos cuando hablamos de variedades CBD.

Zona baja de la Jack Diesel CBD+ de Positronics

Zona baja de la Jack Diesel CBD+ de Positronics

Principalmente notamos ristras de  mandarina ácida que, fusionadas con notas más suaves de hierbas aromáticas como el palo santo dejan un regusto en la boca muy bueno.

Respecto al efecto que produce, es donde atisbamos las diferencias con respecto a la original Jack Diesel. Conforme entra el humo en tus pulmones, notarás primero un intenso punch cerebral que, a medida que vaya pasando el tiempo, desaparece paulativamente, dando paso a una nueva sensación mucho más corpórea y física, convirtiéndola en una variedad mucho más aconsejable para degustar en cualquier situación sin sobresaltos, con un claro y apreciado valor medicinal.

Planta de cannabis CBD+ de Positronics

Probamos la CBD+ Caramelice de Positronics

Hoy queremos presentaros la versión CBD de una de las variedades más representativas de Positronics, la CBD+ Caramelice, una magnífica elección con un altísimo grado de satisfacción en todos los aspectos.

La variedad CBD de la que vamos a hablar, CBD+ Caramelice de Positronics, es una creación de culto para los amantes de las variedades ricas en cannabidiol que está comenzando a ganar fama debido a su parecido tanto en sabor como en producción de una de las variedades más cotizadas hoy en día.

Cogollos satélites de la planta

Cogollos satélites de la planta

Su genética proviene de un clon Caramelice de uno de los armarios de mayor calidad de la marca, junto a un clon élite CBD del que ha salido una variedad muy fácil de cultivar con forma cónica y de arbusto. Visualmente, hablamos de una variedad muy similar a su antecesor la caramelice normal.

En cuanto a su estructura, podemos hablar por lo que hemos visto al cultivarla de una planta recia y resistente, muy frondosa y vulnerable al tener gran número de hojas y frutos al moho. En interior con una buena poda no hay problema pero, en exterior sería necesario proceder a tratamientos que prevengan la aparición de este hongo. Tan solo hay que tener en cuenta que se debe de optimizar bien el lugar de cultivo con una correcta aireación y así evitar problemas por la abundancia de ramas cubiertas de flores.

CBD+ Caramelice

CBD+ Caramelice

La CBD+ Caramelice tiene un período de floración de unos 65 días (día arriba día abajo) con producciones bastante ingentes, en las que podemos llegar a juntar hasta medio kilo por m2 en interior en condiciones idóneas.

En nuestra cata, los sabores cítricos y terrosos comentados nos recordaron a las skunk más clásicas tan de moda hace unos años. Es un cannabis de sabor suave que puede parecer que no nos afecta por su no muy alto contenido en THC pero al poco tiempo de la cata evidenciamos un efecto muy lúcido tanto a los sentidos como, sobre todo, a la mente. Siendo una variedad para tener una productiva actividad en medio de procesos creativos.

Cogollo apical de la CBD+ Caramelice

Cogollo apical de la CBD+ Caramelice

En el efecto de esta versión CBD es donde reside la principal diferencia con la Caramelice original. Toda una gama de efectos físicos, más livianos y terapéuticos, que llevan asociado una sensación de placidez y bienestar sin llegar al efecto narcótico.

CBD+ Black Widow

Probamos la CBD+ Black Widow de Positronics

Os presentamos la nueva creación de Positronics y CBD Crew, una de las mejores variedades de CBD para cultivar en indoor y una perfecta elección con propiedades analgésicas.

La CBD+ Black Widow que probamos hoy, es el resultado de cruzar el mejor clon de Black Widow, con plantas con alto porcentaje de Cannabidiol, comúnmente conocido como CBD. Una renovadora y audaz reproducción entre una cepa redescubierta por CBD Crew e hibridada con una de las cepas con mayor contenido en THC y mayor tirada en Positronics. Es ideal para uso medicinal y la verdad es que como analgésico funciona a la perfección.

Por lo que hemos podido observar durante su crecimiento, esta planta posee una estructura fuerte y compacta gracias a su genética. La versión CBD de la Black Widow no se hace muy grande, presenta un moderado crecimiento con una forma muy definida de predominancia índica, con tallos gruesos y anchos folíolos. Su distancia internodal, dado que no se hace muy grande, es media, dato que simplifica mucho su cultivo indoor. Si lo haces, te recomendamos prestar especial atención a los hongos, ya que es susceptible a la botritis como bien indican nuestros amigos de Positronics en su web.

En cuanto a su ciclo de floración y su producción, estamos hablando de una variedad que no es muy voluminosa en cuanto a tamaño, pero de la que se puede sacar una buena cantidad de flor. Su período de floración tarda entre 55 y 60 días, pudiéndose sacar hasta 400 gramos por metro cuadrado en interior y hasta 500 en exterior.

CBD+ Black Widow

CBD+ Black Widow

En cuanto a la prueba de sus texturas en el paladar, esta versión CBD mantiene el aroma a miel terrosa de la Black Widow, si bien es cierto que suaviza su bouquet al conjugar las dos cepas y no posee tanta intensidad como sus predecesoras. El sabor recuerda a las familias Widow, con fusión de notas más livianas y menos remarcadas a maderas nobles y especias. Su toque afrutado no pasará desapercibido cuando la pruebes.

En el efecto de la versión CBD de la Black Widow está su principal y revolucionaria virtud. La embriaguez producida es claramente más débil, apenas perceptible comparada con la provocada por su ancestro, Black Widow por lo que su ‘high’ no es fuerte ni te deja aturdido. Por contra, esta variedad se caracteriza por su mayúsculo efecto físico y corporal, relajante, calmante contra la ansiedad y atenuante de dolores. Por lo que, si padeces dolor crónico, o simplemente has tenido un día en el que has tenido mucho esfuerzo físico y quieres relajar cuerpo y mente, esta debería ser tu elección

La última película de Rovira y Elejalde se asoma al tabú de la marihuana medicinal

La historia de superación que nos cuenta la película 100 metros deja un guiño a la marihuana como herramienta para el concepto lúdico pero también curativo de un afectado por esclerosis múltiple que decide hacer un Ironman

Cartel 100 metros

El efecto Kuleshov es una de las herramientas más poderosas del lenguaje cinematográfico. Esta fórmula básica del montaje, utilizada desde el origen de la disciplina, genera una semántica entre las imágenes. Así, si tras una sonrisa afable interpretada por un anciano aparece una madre jugando con su bebé, entendemos que el señor es un enternecedor viejecito; sin embargo, si tras el plano de la sonrisa del mismo hombre aparece una joven en bikini poniéndose protector solar, pensamos que es un degenerado. Es así de sencillo, así de efectivo y así de potente. Entonces, ¿qué puede suceder si ese efecto tiene como imagen entrelazada a la marihuana medicinal en mitad de una historia de sufrimiento físico y superación tan grande como la que aborda la recién estrenada 100 metros?

Este viernes llega a los cines de toda España la nueva película de Marcel Barrera, el director del magnífico documental Món petit (2012). Interpretada por Dani Rovira, Karra Elejalde y Alexandra Jiménez, 100 metros ficciona la increíble historia de Ramón Arroyo, un padre de familia treintañero que se topa con una realidad inabarcable: tiene esclerosis múltiple. De la noche a la mañana, es un caso crónico, sabe que su movilidad se irá viendo reducida –no andará ni los dichosos 100 metros- y que cuanto haga tendrá como respuesta una enfermedad degenerativa. Sin embargo, Ramón contradice los preceptos y, apoyado por su mujer y su suegro, acaba enrolándose en el mundo del triatlón primero, para más tarde completar un Ironman: 3,86 km de natación, 180 km de ciclismo y 42,2 km de carrera a pie en una sola prueba, sin descanso.

estreno-100-metros

La historia de Arroyo es la de un héroe cotidiano y los ingredientes de 100 metros son excelentes desde su guión para un público ávido de historias honestas, próximas en sus detalles y profundamente enriquecedoras. Todos esos valores tienen una baza innegable en la química de Rovira y Elejalde que reeditan y elevan su idilio interpretativo de Ocho apellidos vascos (Emilio Martínez Lázaro, 2014). Precisamente fue en el rodaje de Ocho apellidos catalanes, tal y como descubría a Nekwo el actor malagueño, cuando Elejalde le habló del proyecto: “en Filmax pensaron que debía estar haciendo ‘cosas más importantes”, pero en cine qué hay más importante que hacer un proyecto como este”. La dupla se reeditaba, aunque con el handicap sobradamente salvado de que para Rovira este sería su primer papel dramático. Elejalde, su suegro, el cascarrabias al que su mujer se le había muerto y que acaba ejerciendo de entrenador personal y clave para que el protagonista alcance sus inimaginables metas.

“En Filmax pensaron que debía estar haciendo ‘cosas más importantes’ que esta película”
Dani Rovira

 

No obstante, no fue la única aportación de Elejalde al film. Como él mismo detalla a Nekwo en la extensa entrevista realizada durante el preestreno de la película, decidió meter mano en uno de los aspectos más interesantes del metraje: la aparición de la marihuana en su personaje.

El empeño de Elejalde por dar esta visibilidad a la marihuana en la película va generando una serie de mensajes internos totalmente revolucionarios para el cine comercial. A la película, que se le supone tendrá una de las taquillas más importantes del año para el cine español, se le cargan los mensajes a base de kuleshovs con las escenas en las que Rovira y Elejalde tienen distintas situaciones (y sensaciones) con la marihuana. Comparten “un churro”, como habitualmente Elejalde le llama al cigarro que se fuma. Con normalidad, “como un hombre” dice en la película, el personaje de Elejalde la fuma en pipa, pero sobre todo la cultiva. Ese cultivo y esos momentos de relajación entre los personajes, son también momentos balsámicos para la gran gesta que está a punto de cumplir Ramón.

Esa vis es una de las más impactantes de la película que, como Elejalde deja entrever en sus declaraciones, tiene habitualmente problemas a la hora de enfrentarse a la comunicación de cualquier propiedad de sus productos. Y no es por el caso de la marihuana medicinal que hasta con nombre y apellidos se menciona en la película (“CBD Caramelice”), sino más bien por la presión que desde las grandes empresas farmaceúticas se hace sobre los medios de comunicación para que esta vía de agua no se abra. Una vía de información que en la película encuentra una arma poderosa, masiva y que tiene dos públicos tanto o más interesantes: de un lado el público afectado por enfermedades con problemáticas similares; de otro, el público general que, de repente, verá hilvanada la posibilidad de paliar aspectos como las inflamaciones en el cerebro y columna vertebral, la eplasticidad, el dolor o la depresión con el consumo.

De todo ello ya se publicó un avance en Nekwo, en el que ya se hablaba de cómo estudios realizados en Reino Unido y Estados Unidos han demostrado que la marihuana medicinal puede controlar también este dolor asociado a la enfermedad. La mayoría de los casos analizados admitían que el dolor disminuía tras consumir esta planta. Más populares son los estudios que aseguran –no sin debate en la comunidad científica, con posiciones favorables y encontradas- que tanto el THC como el CBD tienen efectos antidepresivos.

Efectos con nombre y apellidos

En el sentido más puramente cinematográfico, la marihuana medicinal pasa a entrar en el entendimiento social que podríamos definir como ‘el beneficio de la duda’. El efecto de la película sobre el público dejará clara esa idea más vinculada a la licencia de humor, motivo al que Rovira cargaba buena parte del peso de la marihuana en el film. Sin embargo, como más bien apuntaba Elejalde, la actividad de Manolo, que tras perder a su mujer tiene una reacción por la cual cultiva y reparte en su entorno la marihuana medicinal, sin cobrar nunca y como una ayuda a las personas que tienen algún tipo de dolencia, abrirá esa posibilidad al público. Una incursión en el cine de más audiencia que huelga esperar cómo puede sentar dentro de las industrias químicas y los fabricantes de medicamentos convencionales que, por otro lado, también han participado de la producción del film.

El montaje, que según declaraba Jiménez a Nekwo ha dejado fuera del montaje el momento en el que su personaje (Inma) también fuma esta planta, no esconde el nombre concreto del tipo de planta que Elejalde cultiva: CBD Caramelice. Positronics, distribuidor de estas semillas e instigador de la aparición en la película con Elejalde como compinche necesario, destaca en la web de venta de las semillas las diferencias de este modelo frente al Caramelice : “la prole de CBD+ Caramelice contiene niveles iguales o superiores al 4% de CBD en su composición química”. Las plantas crearán “individuos con ratios 1:1 o incluso individuos con ratio 1:2”. Genera, “en definitiva, toda una gama de efectos físicos, más livianos y medicinales dependiendo de la composición de quimiotipos de cada individuo cultivado”.

¿Pero qué es el CBD? ¿De qué se trata exactamente? Bien, lo que sabemos del CBD es que es una propiedad de la planta muy distinta al más popular THC. Este cannabidiol ha sido utilizado por pacientes con epilepsia, esquizofrenia, desórdenes de ansiedad y esclerosis múltiple. ¿Por qué? Bueno, en gran medida provoca un efecto sedativo en la mayoría de los casos e inhibe la transmisión de señales nerviosas asociadas al dolor. Por ese motivo, en 2005 llegó hasta el consumo convencional el aerosol bucal Sativex. Esta realidad contrastada entre pacientes de todo el mundo es básica para entender las aportaciones al guión de la marihuana medicinal en 100 metros. Más allá del espacio lúdico, por cierto muy próximo al de la relación que se generaba entre los protagonistas de la película francesa Intocable, es este efecto el que se apropia de argumentos en el film.

En España ya se comercializan aceites ricos en CBD y se consumen como tratamiento natural para paliar el dolor que generan algunas enfermedades, como la esclerosis múltiple. En España, el Observatorio Español en Madrid trata de fomentar el uso del cannabis medicinal para que se democratice y normalice, mientras que a nivel internacional existen entidades benéficas como Fundación Daya en Chile reclamando este mismo objetivo.

La ficción: ¿caballo de Troya para el debate o autoengaño?

Tal y como Nekwo ha podido confirmar, la película no iba a tener la menor referencia al cannabis. La razón es bien sencilla: no existe relación entre la historia real de Arroyo y estos tratamientos. El mismo Elejalde en su entrevista confirmón que, como consumidor habitual y activista, conocedor también de las aplicaciones médicas ya citadas, podía fomentar un product placement que según todas las fuentes ha sido un tabú comercial hasta la fecha. Así, el banco de semillas Positronics y la distribuidora de material para horticultura Hortitec pasaron a formar parte de la producción. La realidad de este añadido al guión original puede desbaratar un debate que, más allá de la aportación económica a la película, es lo que trataban de generar los implicados. La idea era y sigue siendo la de abordar “un problema legal y social en España”. La realidad, como puede asegurar Nekwo a partir de su trabajo constante en la información próxima al cannabis, es que existe un mercado negro de marihuana medicinal.

Algo más preocupante –y preocupado parece el propio Elejalde con la imagen- tiene que ver con una escena en la que su personaje da una bolsita con cierto aire de trapicheo. Más allá de lo convenido, la presencia del aspecto lúdico y esta escena combaten precisamente lo que muchas otras escenas aportaban y se quedaron fuera del montaje. Lo relevante de todo ello es que, más allá de la componente lúdica, la película si deja cruzarse con kuleshovs en los que el tratamiento canónico convierte a los pacientes en “muertos vivientes”, drogados y sin motivos para luchar. Entre esa lucha interna por cuestionarse a la medicina convencional y la fuerza de voluntad surge la alternativa, el salvoconducto a las situaciones de arroyo que ofrece el cannabis medicinal.

La idea de los kuleshovs sobrevenidos por el guión está ahí. El arte del montaje influyente, del que cómo 100 metros, una película con un gigantesco mensaje de superación puede “normalizar” el uso de la marihuana medicinal entre según qué pacientes de según qué enfermedades. El último entrecomillado es de Elejalde, algo más que consumidor; pieza clave para que la producción del film se haya lanzado a resolver el tabú de la medicina convencional con esta alternativa completamente accesible.

Cultiva Hanfmesse 2016: estimula tus sentidos

Es leer el programa para el Cultiva Hanfmesse, que se celebra del 7 al 9 de octubre en la ciudad de Viena, y nuestra imaginación echa a andar. Tenemos ganas de darnos un festín sensorial este fin de semana, ¿te vienes?

Tenemos ganas de tocar. De notar el tacto rugoso de la fibra de cáñamo entre nuestros dedos, mientras aprendemos a trabajar este material en los numerosos talleres de artesanía de la feria. Tenemos ganas de sentir los djembés de cáñamo bajo nuestras manos, mientras nos enseñan a sacarles ritmos étnicos que nos hagan mover los pies.

cultiva2

Tenemos muchas ganas de escuchar. Queremos que los expertos en legislación, política, industria y medicina del Cannabis Congress compartan con nosotros las últimas novedades y avances en sus respectivos campos. Queremos oír cómo se alza la voz para difundir las bondades del cannabis medicinal gracias a gente como Tanja Bagar de ICANNA o Kurt Blaas de Cannabis as Medicine. Queremos escuchar las experiencias de los pacientes en el espacio dedicado exclusivamente a ellos en la feria. Y cuando caiga el sol, queremos que los ritmos del jazz, el reggae y el funk de Cultiva Party acaricien nuestros oídos mientras nos relajamos al final de una jornada más que interesante.

Tenemos ganas de oler. Queremos deleitarnos con los aromas de la hierba y jugar a distinguir variedades valiéndonos únicamente de nuestro sentido del olfato. Queremos adivinar qué se cuece en los talleres de cocina con cáñamo, solo con olerlo.

Y queremos probar todos los platos después. Y la hierba. Queremos descubrir a qué sabe un smoothie con semillas de cáñamo. Incluso puede que nos escapemos un rato del recinto ferial (ssh, no se lo cuentes a nadie) para degustar una copa de vino en alguno de los bares hipsters que están brotando como setas a lo largo de la ciudad imperial.

cultiva1

Y qué decir de las vistas…Tenemos ganas de saber cómo se ve el cielo a través del Eventpyramid Vösendorf, el pintoresco pabellón con forma de pirámide transparente que va a albergar la feria. Nos apetece descubrir todas las novedades que nos van a mostrar los más de 100 expositores, entre los que se encuentran marcas españolas como Hortitec. Queremos  flipar con las formas imposibles que crean los artistas de soplado de vidrio en las exhibiciones del Cultiva Hanfmesse.

También queremos admirar las majestuosas avenidas de Viena y descubrir hasta el último detalle de la contundente exposición ‘Francisco José 1830-1916’, que está abierta hasta noviembre en conmemoración del káiser austríaco. Nos apetece pasear por la Universidad intentando adivinar cuál es la famosa biblioteca ideada por Zaha Hadid.  Y sobre todo…queremos guardarnos todos los colores del evento en nuestra retina.

Investigadores y expertos se reúnen para pedir regulación del cannabis terapéutico en España

Ayer 20 de septiembre Madrid alzó la voz en defensa del cannabis medicinal. Caixa Forum acogió un encuentro entre pacientes, médicos y destacados expertos nacionales e internacionales en el estudio de las propiedades terapéuticas del cannabis. ¿El motivo? La presentación del Observatorio Español de Cannabis Medicinal (OECM), una plataforma creada por expertos con el fin de formar e informar sobre las propiedades terapéuticas del cannabis y de su uso como medicina.

El evento contó con la intervención de numerosos expertos nacionales e internacionales, entre los que se encontraba la mayor eminencia mundial en estudios cannábicos, el israelí Raphael Mechoulam. Hace 25 años Mechoulam consiguió el aislamiento y caracterización tanto del THC, componente del cannabis conocido por sus cualidades psicotrópicas, como del CBD, un cannabinoide no psicoactivo muy valorado para tratar el dolor en pacientes con cáncer y enfermedades neurológicas. Otro de los hitos científicos de este doctor fue el descubrimiento de la anandamida, un neurotransmisor endocannabinoide muy similar al THC que los humanos producimos de forma natural.

Durante la presentación, Mechoulam explicó las bondades del THC y el CBD, de los cuales es un gran defensor por su efecto analgésico moderado en pacientes con dolor. “Los cannabinoides son moléculas muy interesantes con una baja toxicidad. Es una familia que nos ofrece multitud de efectos diferentes pero complementarios entre sí, lo cual nos permite tratar diversos síntomas al mismo tiempo. Con dos cannabinoides podemos tratar a un paciente sin que se produzca una sobrecarga hepática o renal”, puntualizó el experto. Mechoulam afirmó que, según su punto de vista, el criterio para usar una molécula activa no debería ser político ni económico, sino científico y médico.

Carola Pérez, directora del Observatorio, ratificaba las afirmaciones de su compañero: “Hay países donde ya es real, el tratamiento con cannabis medicinal está dando resultados palpables en los pacientes. Ahora mismo es una cuestión de voluntad política”.

expertos reunidos para la regulación del cannabis
La Fundación Daya fue otro de los pilares destacadas del evento. Ana María Gazmuri, Presidenta Ejecutiva de la fundación, compartió la pionera experiencia chilena sobre el modelo de autocultivo de cannabis medicinal. Alejandra Ahumada, Directora Técnica de Daya, destacó la importancia de empoderar a los pacientes haciéndoles partícipes de su tratamiento, y también subrayó la mejora en calidad de vida que el cannabis ha facilitado a los más de 7.000 pacientes chilenos que han pasado por la Fundación Daya. “En España, como ocurrió en Chile, es importante hacer comunidad en torno al cannabis medicinal, apoyarse, educarse todos juntos y avanzar como sociedad…Esto hace que los proyectos salgan adelante y que temas como éste salgan a a luz pública, se acojan y se comprendan”, añade Alejandra.

La jornada de presentación del Observatorio no fue fría ni puramente académica, sino más bien al contrario: lo compartido durante el día puso de evidencia la necesidad de los pacientes de ser escuchados y de tener un espacio en el que compartir experiencias, dudas y sobre todo, ánimos. Porque el camino de muchos enfermos asistentes al evento de ayer se ha convertido en una doble batalla: la lucha por el bienestar que su enfermedad les ha arrebatado y la lucha contra un sistema político que considera ilegal su única fuente de alivio. Y, como bien afirmaba Carola Peréz, “Hay que actuar. El dolor de los pacientes no puede esperar”.

Dinafem, catálogo 2016

Las nuevas variedades ricas en CBD de Dinafem

Ya no es sólo una cuestión de Uruguay. Ni de algunos estados de USA. Colorado no tiene el patrimonio. Es también Australia o la República Checa. Lo ha anunciado Canadá. Lo ha anunciado Alemania. 2016 es el año de la marihuana medicinal, de un boom que no tiene vuelta atrás. Y Dinafem lo sabe

Las propiedades terapéuticas de la marihuana han dejado de ser la cara oculta. El “dark side” ha pasado a ser el “bright side”. Las reivindicaciones del sector ya no se limitan a una cuestión de derechos individuales del ser humano o a una cuestión de tolerancia. Hace miles de años que  plantar marihuana es algo más, es la búsqueda de la curación de nuestras molestias y nuestras enfermedades. Por ello, más allá del activismo sobre el consumo lúdico, había que potenciar otro tipo de discurso. Sólo había que fijarse en un cannabinoide concreto.

Las propiedades medicinales y terapéuticas del CBD son la mejor bandera de una planta necesaria para no limitar los tratamientos médicos a un continuo avasallamiento de la farmacoterapia. Hay que considerar al cannabis como un complemento, no como un sustituto. Y, por supuesto, comprender que no es necesario promocionarla como la panacea.

El CBD, con sus propiedades neuroprotectoras, antiinflamatorias, antioxidantes y anti-psicóticas, puede ayudar en los tratamientos para enfermedades como Alzheimer, Huntington, Parkinson o la epilepsia refractaria. Dinafem ha tomado buena nota de ello y, tras muchos meses de trabajo desarrollando genéticas que combinen calidad, sabor y los grandes beneficios del cannabidiol, nos presenta su nuevo catálogo de variedades ricas en CBD que ya está disponible en tu grow shop favorito.

Catálogo Dinafem 2016

Bubba Kush CBD

La cepa con más índica del catálogo Dinafem nace de las mejores semillas feminizadas de marihuana. De origen afgano y con una línea de CBD puro, produce un suave y relajante efecto que ayuda a combatir los dolores musculares y la falta de sueño.

OG Kush CBD

Si cada variedad tuviera una cuenta Twitter oficial, sin duda la OG Kush CBD sería la más “influencer”. En Estados Unidos es la cepa más popular, y no sólo en su California natal. Esta cepa es perfecta para esos momentos en los que necesitamos una relajación muscular profunda. Con un efecto hibrido, ayuda paralelamente a trastornos de ámbito psicológico de déficit de atención o estrés y otras patologías más físicas como náuseas o migrañas.

Amnesia CBD

Si la OG Kush es el mayor grito americano, la Amnesia Original es la genética predilecta de un país de tradición cannábica como Holanda. Si la hubieran diseñado en un laboratorio, estaría creada para combatir la depresión o la ansiedad. La elección perfecta para aliviar el estrés de la semana y el mejor vehículo para llegar a una sonrisa que, a veces, cuesta.

Haze Autoflowering

Una de las cepas más fáciles de cultivar. Esta vigorosa planta es la unión entre una Dinafem#1, una Lowryder#1 y una JYD Haze. Si buscas el clásico sabor Haze, esta es tu variedad. Perfecta para encuentros sociales y compartir entre amigos.

Industrial Plan Autoflowering CBD

Si hablamos de marihuana medicinal y sus virtudes terapéuticas en seguida nos viene a la mente la Industrial Plan Autoflowering CBD. Esta variedad es capaz de aliviar dolores articulares o combatir el insomnio y el estrés sin tener que variar tus actividades diarias. CBD al servicio de la cotidianidad.

Cheese CBD

Descendiente directo de la Cheese, la variedad que fue enormemente popular a nivel internacional (en Reino Unido podría considerarse la quinta Beatle de las cepas). Mantiene su fuerte aroma a queso, pero aporta todas las ventajas de una CBD: aumenta el apetito, por lo que su consumo es perfecto para cierto tipo de enfermedades, relaja tensiones musculares y, además, combate la ansiedad.

Primera autofloreciente rica en CBD

La primera CBD autofloreciente de Dinafem

El cultivo medicinal lo estaba reclamando: una autofloreciente rica en CBD. Dinafem incorpora a su extenso catálogo la Haze Auto CBD, una variedad que ayuda a combatir dolores musculares y trastornos de estrés y ansiedad

El auge de los tratamientos terapéuticos alternativos, lejos de la farmacoterapia con la que se criminaliza a muchos pacientes, ha ayudado a esta especie de fiebre por el cannabis medicinal en el que nos encontramos. Pero lejos de parecer la típica burbuja con connotaciones negativas o con tendencias de sobreexplotación (ejemplos de ambos: la burbuja inmobiliaria o el excesivo número de festivales musicales veraniegos), que cada vez existan más personas que tengan la posibilidad de producirse su propia medicina con su propio cultivo de marihuana es uno de los grandes avances realizados por la propia humanidad.

En la actualidad, las variedades que existen con mayor concentración de CBD son regulares o feminizadas, con nula presencia de autoflorecientes. Este tipo de semillas de cannabis producen una cosecha fácil, rápida, de alta calidad y sin necesidades de cambio de ciclo en la luz. Respecto al cultivo en exterior, puedes tener tu planta en un plazo de diez semanas. Unos plazos que serían muy interesantes y necesarios para cualquier usuario de marihuana medicinal. Pero como ocurre con el estreno de cada nueva película de Tarantino, podemos decir que Dinafem “lo ha vuelto a hacer”.

Para cubrir estas necesidades destinadas a un cultivador con un carácter más medicinal, Dinafem lanza al mercado de semillas de cannabis una variedad autofloreciente muy rica en CBD: la nueva Haze Auto CBD.

Dinafem sigue demostrando su versatilidad en el mercado de semillas. El mismo banco que desarrolló la Critical + 2.0, un híbrido que tira más de indica y que se caracteriza por su efecto relajante y su sabor a limón y especias, lanza ahora una variedad autofloreciente pensada para el cultivo medicinal.

La Haze Auto CBD, como su propio nombre indica, es la primera genética automática rica en CBD que Dinafem incorpora a su extenso catálogo.Una variedad que podrías fumar antes de ir a trabajar, puesto que no altera la concentración, la percepción ni la memoria. Y, lo más importante, aplicado a un uso terapéutico, es ideal para combatir dolores musculares y, a modo de relajante, combatir el estrés y la ansiedad.

Foto: Curepain.co

Israel podría dar el salto a la exportación de cannabis

El país, que ya colabora con naciones como Uruguay en materia cannábica, planea convertirse en un distribuidor internacional de la sustancia dando el salto a la exportación

El ministro de Agricultura del país informó el último fin de semana de agosto que Israel desea exportar sus propias producciones de cannabis medicinal al extranjero. Un anuncio, a través de una entrevista concedida a una emisora local que posteriormente ha sido recogido por la revista hebrea ‘Times’, que llega el mismo año que se han aprobado una serie de medidas que permiten a los pacientes un alcance más sencillo a terapias basadas en CBD.

El pasado mes de julio, el gobierno israelí aprobó un plan para eliminar las restricciones sobre el cultivo de cannabis medicinal y para hacer más asequible que los tratamientos a base de cannabinoides sea más asequible para los más de 23.000 pacientes que hay en el estado.

Así mismo, Uri Ariel añadió que su ministerio ha adoptado una serie de medidas para la creación de instalaciones que fomenten la investigación y los ensayos con el cultivo de la planta. El político ha declarado también que los envíos para la exportación podrían comenzar “pronto”.