Entradas

Pregúntale al experto

¿Cuántas plantas pongo por metro cuadrado?

Normalmente, a la gente se le plantea la duda de cuántas plantas poner por metro cuadrado. Una pregunta recurrente cuya respuesta es más sencilla de lo que parece: todo se reduce a que hay que usar una cantidad de litros y sustrato por m2.

En realidad, el secreto de cuántas plantas van por metro cuadrado no depende de las plantas, si no de los litros. Un metro cuadrado iluminado coge unos 80 litros de sustrato (soy partidario de establecer esa medida por m2). A partir de esos 80 litros se puede dividir dependiendo de la capacidad de la maceta: de 12 a 20 plantas.

Un ejemplo práctico: En esquejes, si se prefieren las macetas más grandes de 7 litros, multiplicado por 12 plantas, tendríamos 84 litros. Es decir, en un metro cuadrado tendríamos 84 litros de sustrato.

¿Cuántas plantas pongo?

En la imagen de arriba se puede comprobar con un solo vistazo según el tamaño de las macetas. Te recuerdo que el número de plantas aconsejadas es orientativo ya que se puede modificar según las variedades o las semanas de crecimiento que le demos a las plantas de marihuana.

Primera autofloreciente rica en CBD

La primera CBD autofloreciente de Dinafem

El cultivo medicinal lo estaba reclamando: una autofloreciente rica en CBD. Dinafem incorpora a su extenso catálogo la Haze Auto CBD, una variedad que ayuda a combatir dolores musculares y trastornos de estrés y ansiedad

El auge de los tratamientos terapéuticos alternativos, lejos de la farmacoterapia con la que se criminaliza a muchos pacientes, ha ayudado a esta especie de fiebre por el cannabis medicinal en el que nos encontramos. Pero lejos de parecer la típica burbuja con connotaciones negativas o con tendencias de sobreexplotación (ejemplos de ambos: la burbuja inmobiliaria o el excesivo número de festivales musicales veraniegos), que cada vez existan más personas que tengan la posibilidad de producirse su propia medicina con su propio cultivo de marihuana es uno de los grandes avances realizados por la propia humanidad.

En la actualidad, las variedades que existen con mayor concentración de CBD son regulares o feminizadas, con nula presencia de autoflorecientes. Este tipo de semillas de cannabis producen una cosecha fácil, rápida, de alta calidad y sin necesidades de cambio de ciclo en la luz. Respecto al cultivo en exterior, puedes tener tu planta en un plazo de diez semanas. Unos plazos que serían muy interesantes y necesarios para cualquier usuario de marihuana medicinal. Pero como ocurre con el estreno de cada nueva película de Tarantino, podemos decir que Dinafem “lo ha vuelto a hacer”.

Para cubrir estas necesidades destinadas a un cultivador con un carácter más medicinal, Dinafem lanza al mercado de semillas de cannabis una variedad autofloreciente muy rica en CBD: la nueva Haze Auto CBD.

Dinafem sigue demostrando su versatilidad en el mercado de semillas. El mismo banco que desarrolló la Critical + 2.0, un híbrido que tira más de indica y que se caracteriza por su efecto relajante y su sabor a limón y especias, lanza ahora una variedad autofloreciente pensada para el cultivo medicinal.

La Haze Auto CBD, como su propio nombre indica, es la primera genética automática rica en CBD que Dinafem incorpora a su extenso catálogo.Una variedad que podrías fumar antes de ir a trabajar, puesto que no altera la concentración, la percepción ni la memoria. Y, lo más importante, aplicado a un uso terapéutico, es ideal para combatir dolores musculares y, a modo de relajante, combatir el estrés y la ansiedad.

Sustrato de coco

Las ventajas de cultivar en coco

El sustrato de coco suele ser una de las opciones más populares entre los aficionados al autocultivo

Con menos necesidad de espacio, un crecimiento más veloz y abundante, el nulo riesgo de que contraigan plagas propias del suelo y su “automatización”, el cultivo hidropónico de cannabis se ha popularizado enormemente durante la última década

Más limpio y sostenible, este tipo de cultivo consiste en plantar en un medio inerte. Si la marihuana necesita nitrógeno, fósforo, potasio, calcio, magnesio o azufre, la hidroponía te ofrece todos estos elementos en un sistema de cultivo donde tu planta crecerá y florecerá en un entorno ideal, estéril y cuya alimentación se basa en nutrientes. Pero sobre todo, elegido por ti.

En la hidroponía, obviamente, necesitamos un sustituto de la tierra. Un material con el que rellenar el recipiente de cultivo. Un sustrato.

La elección del sustrato es un factor fundamental para el éxito de tu cultivo. El medio donde van a crecer las raíces y donde estas extraerán los nutrientes necesarios para repartir entre las partes de la planta durante la etapa de crecimiento. Este podrá ser coco, lana de roca, arlita…

La importancia del coco

El sustrato de coco suele ser una de las opciones más populares entre los aficionados al autocultivo. Su gran capacidad de absorción y retención de agua y, además, al originarse de la reutilización de un residuo (las cáscaras de coco trituradas), lo convierten en un producto estrella.

El coco es un sustrato inerte. Esta característica te permitirá, a la larga, tener un control más específico y eficaz. ¿Por qué? Al no contener ningún tipo de alimento, deberás abonar tu planta en cada riego. Salvo en algunos casos donde el coco viene fertilizado. Como sucede con el Microormix de Flower Indoor.

Otra de sus grandes ventajas es que consigue que las plantas de marihuana se desarrollen más rápido y con un crecimiento más vigoroso. Esto se debe a que la textura de sus fibras la hace más esponjosa que la tierra y, por lo tanto, que tenga más oxígeno. En comparación con la tierra, el coco tolera peor los fallos del cultivador novato. Pero la tierra va mucho más lenta y necesita mucha más cantidad de sí misma y más cuidados. Por el contrario, el rendimiento del coco es mayor con menor sustrato. Incluso puedes utilizarlo hasta en tres cultivos.

Como contábamos, desde Flower Indoor llega Microormix. Un sustrato, mezcla de turba de coco y otros nueve microorganismos perlita y humus de lombriz con una alta capacidad de retención de agua y aireación. La mejor manera de ahorrar hasta un 60% en fertilizante químico y de aumentar la cantidad de micronutrientes en el suelo. Además, este sustrato de coco es ideal para el esquejado y para mantener el ph del suelo. Con Microormix podrás estimular el desarrollo de las raíces y aumentar el número de brotes y tallos.