¿Será 2019 un buen año para el cannabis?

A pesar de que cerrábamos el año convencidos de que 2018 había sido el año del cannabis, no son pocos los que aventuran que 2019 será mejor. El impulso que la legalización en Canadá ha conferido a la visibilización de la cuestión, junto al aumento de la investigación, el desarrollo de la industria y las reformas en no pocos países del mundo en materia de cannabis medicinal, sientan las bases de los notables cambios que presenciaremos en 2019.

La revista Rolling Stone ha recopilado la opinión de CEOs. Científicos, activistas políticos, analistas financieros y gente común para trazar un esbozo de lo que es esperable en el mundo de la marihuana en 2019. Graham Boyd, abogado, consultor y académico, especializado en esfuerzos políticos para reformar las leyes de drogas y reducir el encarcelamiento masivo, predice que en los próximos dos años la mayoría de estadounidenses podrán acceder a cannabis recreativo legal.

Todos los estados en los que el consumo recreativo es legal, salvo en Vermont, lo lograron a través de votación popular, pero es previsible que los estados que se vayan sumando lo hagan a través de legislaturas estatales (como en Vermont), como se prevé que ocurra en Nueva York, Nueva Jersey, Connecticut e Illinois.

Mike Gorenstein, CEO del Cronos Group e Canadá, piensa que este año será el de la innovación de productos, dado que grandes compañías se están asomando a una industria con infinitas posibilidades en la que desarrollar nuevas marcas y atraer nuevos consumidores.

La revista online Green Entrepeneur se concentra en 11 previsiones, entre las que se cuenta el aumento de la popularidad mediática del cannabis. Según Nick Kovacevich, CEO de KushCo Holdings, “los creadores de opinión, los directores ejecutivos, los funcionarios del gobierno y los líderes de las comunidades locales continuarán impulsando la nueva y emergente narrativa en los medios de comunicación convencionales: El cannabis está aquí para quedarse y la gente que compra los productos son nuestros vecinos, médicos, padres que se quedan en casa, adultos jóvenes, personas mayores y más”.

Por su parte, Jessica Billingsley, cofundadora y CEO de MJFreeway, prevé el aumento del rol de Latinoamérica: “Colombia y México están a punto de establecer su dominio mundial a corto plazo, lo que me lleva a predecir que el cannabis pronto se convertirá en una adición muy valiosa y considerable a las exportaciones agrícolas legales de Colombia y a la economía local”. No olvidemos que México ha puesto sobre la mesa una proposición de Ley para regular integralmente el cannabis, algo que podría implementarse a lo largo de este año.

 

 

Productos y medicamentos de CBD liderarán el mercado del cannabis

También las grandes farmacéuticas se echarán a la piscina del CBD, sin duda el cannabinoide estrella en los últimos años y que más atención está recibiendo por diferentes industrias. “Mientras que las compañías de bebidas y alcohol se están uniendo a la corriente del CDB, tiene sentido que las grandes farmacéuticas también intervengan”, asegura el Dr. Jonathan Rothbard, científico investigador de Katexco Pharmaceuticals. “Por supuesto, habrá una plétora de nuevas empresas, pero relativamente pocas empresas serias que diseñen medicamentos derivados del cannabis llegarán lejos, por la razón obvia de que, a diferencia de los “productos naturales”, los nuevos fármacos tardarán una media de 10 años en desarrollarse”.

Cynthia Salarizadeh, socia directora de KCSA Strategic Communications asegura que “comenzaremos a ver cómo las bebidas con infusionadas con CBD se convierten en la norma en las grandes tiendas”, además de que diferentes cosméticos y complementos comenzarán a aparecer en las estanterías de las farmacias y en los mostradores de grandes marcas de productos de belleza.

 

 

Cambios en Europa

En Europa veremos cambios, aunque en principio con el mismo tempo pausado al que hemos asistido en los últimos tiempos. Si bien Luxemburgo planea este año legalizar el consumo recreativo de cannabis, lo limitará “únicamente a residentes”, lo que supone una decepción no solo para los consumidores vecinos y los turistas, sino para las inversiones de la industria. El Partido Socialista de Trabajadores de Luxemburgo afirma que el nuevo gobierno “no está considerando transformar Luxemburgo en un destino turístico de cannabis”.

La revista alemana Chip.de hace un pequeño repaso a otros cambios que podrían acontece en Europa a lo largo del año, centrándose en Francia. Según France 24, este país, que es uno de los más restrictivos con el cannabis en Europa Occidental, podría hacer algunos movimientos en 2019, desde que el año pasado la ministra francesa de Sanidad, Agnés Buzyn, anunciara una auditoría de la ley en el verano para legalizar la marihuana.

En cualquier caso el cannabis se va abriendo paso poco a poco en una Europa más tímida a los cambios. Las cadenas de droguerías DM y Rossmann ya venden en Alemania aceites de CBD desde hace unos meses, y se espera que este tipo de productos vayan aumentando su presencia en tiendas de toda Europa.

Conforme aumenta su popularidad y aceptación social, se prevé que en los próximos años se produzcan cambios que encaminen a Europa hacia el liderazgo mundial en el mercado del cannabis.

 

 

La ilegalidad en Europa aumenta el riesgo

Mientras tanto, en el viejo continente se ha constatado un considerable aumento de la potencia del cannabis a lo largo de los últimos diez años, algo que recoge un estudio publicado recientemente en la revista Adicction. El autor principal de la investigación, Tom Freeman, advierte que esta tendencia, que sin duda continuará si no se le pone remedio, podría aumentar los daños a largo plazo del consumo de cannabis, pero es algo que se podría mitigar a través de la legalización.

“Una opción alternativa podría ser intentar controlar el contenido de THC y CBD a través de la regulación”, afirma Freeman, dado que “el CBD tiene el potencial de hacer que el cannabis sea más seguro. Lo que estamos viendo en Europa es un aumento del THC y niveles estables o decrecientes de CBD, lo que potencialmente hace que el cannabis sea más dañino”.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *