Imagen: The get down (Netflix)

Rimas y humos, una combinación al alza

Los guiños a la marihuana por parte de la comunidad hip hop son cada vez más frecuentes, hasta el punto de que capitalizan la oferta de algunas de las citas cannábicas señeras

Es cierto que no hay género que quede al margen de la reivindicación cannábica: desde el reggae al metal, pasando por el country, el rock and roll clásico o la electrónica. Pero de un tiempo a esta parte está incrementándose de forma exponencial la visibilidad de las proclamas respecto a la marihuana por parte de un estilo, como el hip hop, que si bien hace muchos años ya expuso evidentes conexiones (Dr. Dre Snoop Dogg han sido sus principales valedores en las últimas dos décadas), suele quedar relegado en los medios de orientación cannábica ante otras músicas teóricamente más orientadas a incentivar la calma y el sosiego. También nos hemos hecho eco desde estas mismas páginas de algunos de los brotes de activismo de Cypress Hill o Tone Loc, por poner un ejemplo, pero eran por lo general jalones en el camino, más que constataciones de una tendencia generalizada.

Es por eso que echar un vistazo a la programación musical de algunos de los más destacados eventos cannábicos de la actualidad sorprende, porque ahora prácticamente todas sus estrellas provienen del mundo del hip hop. Ese ha sido el caso de la última edición de SoCal Medical Cannabis Cup, celebrada en San Bernardino (California), en la que actuaron De La SoulRedmanMethod Man Wiz Khalifa. Precisamente este último ha sido uno de los músicos célebres que se han aventurado a lanzar su propia línea de productos para el consumo de marihuana. El autor de Rolling Papers 2: The Weed Album (¿es el título suficientemente explícito?), un álbum de aparición anunciada para este 2016, compartía así escenario con algunos veteranos del género, como los son las leyendas del rap colorista y floreado (De La Soul), y dos supervivivientes históricos de la dialéctica Coesta Oeste-Costa Este que marcó el hip hop de los 90 (Method Man y Redman). En este videoclip , correspondiente a uno de los singles de su aclamado Khalifa (Atlantic, 2016), recién editado, Wiz Khalifa hace un proselitismo evidente: sus labios apenas se despegan del joint.

The Get Down narra los inicios del hip hop. Sí, fuman mucho - Imagen: The Get Down (Netflix)

The Get Down narra los inicios del hip hop. Sí, fuman mucho – Imagen: The Get Down (Netflix)

Publicaciones del ramo como ‘Cannabis Culture’ también están centrando sus actividades paralelas en el hip hop. Como lo prueba el ‘Culture Lounge’ que albergaron hace un par de semanas en Vancouver (Canadá), con Creed TaylorFinch & Julius o Isaac Ford. Y los últimos en facturar una colaboración de campanillas con el cannabis como excusa han sido evitaN, el dúo formado por Andres Dres Titus (Black Sheep) y Jarobi (A Tribe Called Quest). Ambos son dos leyendas del género: formaron parte del colectivo neoyorquino Native Tongues con sus respectivas bandas (precisamente junto a otras como De La Soul) a finales de los 80 y principios de los 90, promoviendo una versión ecléctica (incorporando elementos del jazz), positiva (repleta de llamadas a la unidad) e integradora (afrocéntrica y deudora de la Zulu Nation de Afrika Bambaataa, pero abierta al hermanamiento interracial) del hip hop, alejada de los pendencieros modos que desde el otro extremo de la nación alentaban NWA y toda su descendencia.

“Higher”, que así se llama el imponente single que acaban de editar, es otra de las muchas muestra de la ingente conexión entre hip hop y cannabis, con esa apelación a las alturas como recurrente metáfora.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *