La revolución del color

La revolución del color ha llegado al imperio del cannabis

A estas alturas ya te habrás dado cuenta de que, gracias a la progresiva tendencia a su legalización, el cannabis es el nuevo mundo de los negocios. Y donde hay pasta, hay diseño e imagen de marca. Por eso, diseñadores, realizadores y consultores ya están manos a la obra para mejorar la imagen de las marcas del sector

Uno de los principales bastiones en los que se está apoyando esta nueva era del cannabis empresarial es la psicología del color, tras numerosos estudios que señalan su gran importancia. Y no son estudios de pacotilla: los investigadores de la ‘Universidad de Missouri-Columbia’ han demostrado que los tonos empleados en el logo de una compañía tienen un impacto significativo en cómo se percibe ese logo, y por ende la marca en su conjunto. Dicho estudio encontró  una marcada relación entre los colores de los logos y el sentimiento de la gente con respecto a las marcas. En otro estudio similar, conocido como Impact of Color in Marketing, se demostró que el 93% de los decisiones instantáneas de compra se basan únicamente en el color del producto en cuestión. 

Por eso, en su carrera por la atención del consumidor, los dueños de las empresas cannábicas están empleando tiempo y dinero en seleccionar minuciosamente los colores corporativos de sus logos, de su packaging, de sus locales…Esto marca un punto y aparte en el sector, en el que hasta hace muy poco no pasábamos de una iconografía y colores clásicos: la hoja de marihuana, color verde por todas partes, alguna bandera rasta que otra…En resumen, estereotipos a cascoporro y escasa o nula originalidad.

Otro uso bastante clásico de la escala cromática es la variación de tonos fríos y cálidos para representar los efectos de las diferentes variedades de cannabis. Normalmente, los azules, verdes y morados suelen emplearse para representar a las relajantes y sosegadas indicas, mientras que los brillantes colores cálidos, como rojos, naranjas y amarillos tienden a representar a las energéticas sativas. Una vez más, la psicología del color se emplea de forma metafórica para reforzar la comunicación de la marca.

La investigación Exciting red and competent blue también confirma esta teoría de la influencia del color en la intención de compra de los usuarios. Otras investigaciones han revelado que nuestros cerebros prefieren marcas identificables, lo que hace que el papel del color sea fundamental para la identidad de la marca. Pero por otro lado, también se ha descubierto que es de importancia primordial que las nuevas marcas se diferencien de la competencia a través de los colores de su logo.

Dispensario Paper Leaf

Estética del dispensario Paper Leaf, en Washington. Fuente: Paper Leaf

En la industria ya hay ejemplos de empresas que están saliendo por la tangente con sus elecciones cromáticas. Mary’s Medicinals se diferencia de la competencia con un look vintage que toma fuerza gracias al empleo del blanco y el negro como principales colores corporativos. De hecho, incluso su eslogan hace hincapié en la importancia de la gama cromática: for us, it’s simply black and white. Otro buen ejemplo es la boutique especializada en cannabis medicinal Paper&Leaf. Este dispensario de Washington se desmarca de la competencia con un look&feel totalmente distinto a lo que estamos acostumbrados a ver en tiendas relacionadas con el sector:  tonos naturales, mucha madera y una estética que recuerda más a un supermercado gourmet o a una exclusiva cafetería.

El futuro ha llegado al mundo del cannabis, y es multicolor.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *