Qué efectos produce el CBD en tu cerebro

Pues parece ser que no, el CBD no resta capacidad intelectual, o al menos no de la manera en la que se creía. Según un estudio conjunto realizado por la prestigiosa Universidad de Harvard y la Universidad de Tufts, publicado en la revista de divulgación científica Frontiers in Pharmacology, el consumo de cannabis terapéutico se asocia a un menor consumo de medicamentos recetados y a un mejor rendimiento cognitivo.

Harvard por Roman TM

Harvard por Roman TM

El estudio consistió en el seguimiento durante tres meses de la función ejecutiva del cerebro de 24 pacientes autorizados para el empleo de marihuana medicinal. En este seguimiento, se introdujeron dos pruebas; la primera fue la Stroop Color Test, una sencillo test cognitivo en la que, en una pantalla, aparece escrito el nombre de un color aleatorio en un color igual o diferente al de su significado, pidiéndosele al participante, que con la mayor rapidez posible, sea capaz de elegir entre cuatro posibilidades cual es el color en el que está escrita la palabra. La segunda, del mismo estilo, llamada Trail Making Test, se disponen en una hoja aleatoriamente números del 0 al 9 dentro de círculos, y se pide al participante del test que los una por orden, lo más rápido posible. Mediante ambas pruebas, lo que se quiso medir es la capacidad de raciocinio y la capacidad de respuesta y reacción que tiene el cerebro de los individuos evaluados.

Las conclusiones fueron alentadoras ya que no solo no se perdía capacidad intelectual, sino que en la mayoría de casos, “había cierta mejora en el funcionamiento ejecutivo, reflejando una mayor velocidad sin perdida de reacción en la realización de tareas cognitivas” según reza el artículo. Además, también se reportaron mejoras de sueño, disminución de síntomas de depresión en los casos que hubiere, y en gran medida, una reducción en el uso de productos farmacológicos del día a día.

Estas conclusiones, vienen a ratificar las conclusiones de otros estudios en diferentes países y por diferentes investigadores entorno a la pregunta con la que empezábamos el artículo. Es importante reseñar que todavía estamos en los albores de la investigación tanto en THC como en CBD, probablemente en el futuro, a medida que las investigaciones crezcan y adquieran magnitud social, podremos ir mejorando estas deducciones, entendiendo mejor como se comportan ambas sustancias con nuestro cerebro, e identificando cuales son más concretamente, los efectos cognitivos producidos. De momento nos queda brindar con esta buena noticia y esperar que la cosa continúe así.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *