Bandera de Puerto Rico

Puerto Rico pone en marcha su programa de cannabis medicinal

Ayer, los 1002 pacientes inscritos en el programa de cannabis medicinal para enfermos crónicos recibieron, por fin, las tarjetas que les acredita para comprar y consumir productos derivados del cannabis medicinal.

Tras meses de espera, los enfermos crónicos de Puerto Rico, podrán tratarse con cannabis medicinal una vez tengan certificado o prescrito un tratamiento por algún médico. En la tarde de ayer, 60 de los 1002 pacientes registrados en el plan médico fueron citados para recibir la tarjeta que les autoriza a consumir y comprar, en lugares certificados por el gobierno estatal, cápsulas, cremas, inhaladores, vaporizadores, supositorios, parches y gotas sublinguales.

Estos productos no son cubiertos por el sistema sanitario puertorriquense, y deben ser adquiridos en una red de distribuidores (compuesta por médicos, científicos, farmacólogos y especialistas) que irán haciendo una investigación clínica de los pacientes, para poder establecer dosis óptimas y efectivas, siempre en base de la evidencia.

Descontento entre los pacientes

La entrada en vigor del Plan de Cannabis medicinal está recibiendo ya las mismas críticas que recibió en su proceso de legislación. Los pacientes no acaban de estar satisfechos con varios aspectos en torno al consumo o a su adquisición.

En las disposiciones legales del plan, no se autoriza ni a fumar marihuana, ni a consumir sus derivados medicinales en público, debiendo ser “en la privacidad de sus casas”. Esto desde la Alianza de Pacientes Pro Cannabis, no se entiende. Su portavoz, Madelina Rivera explicaba que el tratamiento que se le da al cannabis medicinal aún legalizado, no es comprensible ya que según comentaba:

“Cualquier persona puede tomar un antibiótico en la calle sin que sea ilegal”

Otro de los aspectos que no gusta, es que no sea subvencionados como cualquier otro medicamento, por la MediCare o el MedicAid, (formas similares a la seguridad social o al seguro privado de sanidad). Es por ello, por lo que se ha creado una cooperativa que tratara de ayudar a quién no tenga recursos para poder obtener este tipo de tratamientos.

Beneficios para las arcas 

Se presupone que en menos de cinco años, las arcas estatales de Puerto Rico puedan embolsarse alrededor de 50 millones de dólares mensuales con esta nueva regulación.

De momento, tan solo hay 2 dispensarios abiertos en la capital, San Juan, y se espera que en las próximas semanas se vayan abriendo más. La isla boricua tiene una población estimada en 3,5 millones de personas, de las cuales, se calcula que alrededor de 250.000 podrían adscribirse al plan terapéutico cannábico.

Poco a poco, parece que se va extendiendo la normalización, que continúe la racha.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *