Primer calendario de adviento de cannabis legal en Canadá

El año pasado a Coast to Coast Medicinals, compañía canadiense de cannabis medicinal, se le ocurrió por estas fechas poner a la venta un calendario de adviento de cannabis. La reacción del público fue totalmente inesperada según contaba la fundadora de la compañía, Lorilee Fedler. La demanda fue tal que se acumuló una lista de 1500 personas intentando acceder al producto, el cual se en ofrecía diversas variantes: cogollos de sátiva, de índica, de ambos, productos comestibles o productos de CBD.

 Navidad 2018, la primera navidad con un calendario de adviento de cannabis

Este año y, tras más de un mes de legalización del consumo recreativo de cannabis en Canadá, la compañía de reciente creación Kush Calendars, previendo un éxito similar al de Coast to Coast, acaba de poner a la venta un calendario de adviento cannábico. Se trata de la primera vez que un producto de este tipo se vende en un contexto de estricta legalidad.

 

Según su sitio web, “el equipo de Kush Calendars ha trabajado muy duro para asociarse con un puñado de MoM’s (distribuidores de cannabis online) para que puedas disfrutar de una variedad de productos con algo diferente cada día hasta Navidad.” Pero, además de un gramo de cannabis de diferentes variedades en cada casilla del calendario, también hay “algunas sorpresas extra” que los socios han añadido.

 

Los socios de Kush Calendars son 11 compañías de cannabis canadienses entre las que se cuentan West Coast Cannabis, Green Society o Emerald Castle Medicinals, que proveen las mejores variedades para el calendario, las cuales no han sido reveladas para mantener la sorpresa.

El precio del calendario de adviento de Kush Calendars es de 220 dólares canadienses, lo que vienen a ser 146€.

“Mientras los niños reciben su ‘subidón de azúcar’, tú te estarás colocando con el calendario de adviento de cannabis”, anuncia Kush Calendars en su web, el cual solo se vende a mayores de 19 años y exclusivamente en Canadá.

 

Regular para eliminar preocupaciones

El año pasado, Rebecca Jesseman, del Centro Canadiense sobre el Uso de Sustancias y Adicciones, expresaba su preocupación acerca de la falta de regulación de un producto como el calendario que ofrecía Coast to Coast Medicinals. “La mayor preocupación es que no es un producto regulado”, dijo Jesseman. “Estamos hablando de un producto que no ha pasado por controles de calidad, así que no hay manera de estar seguros de lo que hay en el producto en términos de niveles de THC y otros cannabinoides, así como cuál será el nivel de intoxicación”.

En este sentido, gracias a la regulación, el paso adelante es evidente: el calendario de Kush Calendars es totalmente legal y su contenido ha sido sometido a los controles de calidad establecidos por la ley.

 

Hacer el cannabis feo para alejarlo de los niños

Por su parte, Mark Haden, profesor de la Facultad de Población y Salud Pública de la Universidad de Columbia Británica, expresaba el año pasado que, por una parte, Canadá debía permitir el acceso al cannabis, pero sin promocionarlo. Sin embargo, la realización de este tipo de productos era un paso en la dirección equivocada.

 

“No queremos criminalizarlo. No queremos promoverlo. Queremos que sea aburrido”, declaraba Haden. Pero objetaba: “No lo hacemos aburrido con el calendario de adviento de cannabis.”

 

Una de las principales razones para mostrar el cannabis como algo aburrido es evitar atraer a los niños. “Es razonable suponer que los niños querrán abrir los calendarios de adviento. Esa no es una buena idea”, dijo Haden.

 

Por esa misma razón Kush Calendars ha prescindido de colores y diseños llamativos, optando por un estilo sobrio y, ciertamente aburrido para un niño, cumpliendo con las prescripciones de Health Canada, equivalente a nuestro Ministerio de Sanidad.

 

Primera Navidad con cannabis legal en Canadá

Mientras Canadá se prepara para su primera Navidad con cannabis legal, algunas organizaciones ya están pidiendo que los fumadores se abstengan de consumir cannabis en las cabalgatas de Santa Claus.

Es el caso de Vancouver, donde el organizador de la cabalgata de Santa Claus, Elyse Gawley, pretende “ofrecer un ambiente seguro y cómodo para comenzar la temporada festiva”. La petición se extiende por supuesto también al tabaco. Pero Gawley no parece tener nada en contra del cannabis: “Simplemente pedimos que, si estás planeando usar cannabis o tabaco, lo hagas antes o después del desfile”.

 

Se trata de ayudar a crear un ambiente más cómodo para las familias con niños pequeños, que constituirán la mayoría de los 300.000 espectadores esperados.

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *