Perú legaliza el cannabis medicinal

El Congreso peruano creó y aprobó una ley que permite la utilización de tratamientos basados en el cannabis para algunas enfermedades graves. 

Hace apenas unos días, el Gobierno de Perú presentó un proyecto de ley para la aprobación del uso del cannabis en terapias y tratamientos contra algunas enfermedades diagnosticadas graves, crónicas o terminales. Aprobado con 66 votos a favor y tan solo 4 votos en contra y 3 abstenciones, el trámite burocrático para que se puedan legalizar los tratamientos paliativos con cannabis medicinal o derivados.

Ahora, una vez legalizado el proyecto de ley, deberán redactar el texto y las leyes que acompañen a esta medida, de forma que en los próximos 60 días, deberán quedar fijadas todas las cuestiones de esta nueva medida. Los propios congresistas a la salida del hemiciclo se mostraron encantados con la posibilidad de que los médicos puedan prescribir cannabis medicinal, como explicaba Alberto Belaunde, congresista en el parlamento peruano:

‘Es un momento histórico. Esta medida va a revolucionar la Sanidad en Perú. Le estamos dando la posibilidad a miles de pacientes y a sus familias una mejor calidad de vida.’ 

 

La presión de organizaciones como ‘Buscando Esperanza’ han acabado por forjar esta ley y hace que Perú legaliza el cannabis medicinal.

Como suele pasar con la legislación del cannabis, esta ley, es fruto de la constancia y la lucha de muchas organizaciones civiles con familiares enfermos con diferentes enfermedades que son víctimas de la persecución policial por querer usar el cannabis o los derivados de la planta.

Un ejemplo claro, y del que ya hablamos en Nekwo es el colectivo de madres en lucha ‘Buscando Esperanza’, que, a principios de este mismo año, se vieron afectadas debido a la interceptación de a manos de la policía de un laboratorio en el que producían aceite de cannabis para sus hijos. Su fundadora Ana Álvarez, se ha mostrado muy contenta con el resultado de la aprobación de la ley:

‘Nos sentimos todas las madres del colectivo muy contentas porque es una recompensa a tanta lucha que hemos venido siguiendo día a dúa. Se trata de mejorar la calidad de vida de nuestros hijos y no podíamos rendirnos.’ 

Como os avanzábamos, ahora sólo queda ultimar el contenido de la ley para que en apenas unos 60 días pueda legalizarse de facto, y añadirse al ordenamiento legislativo del país. Sur América está posicionándose a favor de la planta, y cada vez son más regiones del planeta las que cambian de parecer en cuanto a su tratamiento con la planta. El cambio de referente asociado al cannabis ya está ahí.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *