“Pata verde”: cerdos alimentados con cannabis

Si a este lado del Atlántico tenemos jamón pata negra, podríamos decir que, en el otro lado, y más concretamente en Forest Grove, Oregon, tienen un “pata verde”, por ponerle un nombre.  En la granja de cannabis Moto Perpetuo se usa el desbrozado de la marihuana para alimentar a sus cerdos.

 

Uno de sus granjeros, Dave Tyson, explicaba a Eater.com un 25% de la dieta de sus cerdos procede de ramas frondosas recortadas de plantas de cannabis, cepellones viejos y tallos que de otro modo se desperdiciarían.

Por supuesto, una de las primeras cuestiones que nos asaltan es si los cerdos se colocan con esta alimentación, algo que sin duda plantearía una serie de problemas éticos. La respuesta, tal y como aclara Tyson, es no: “Los cerdos tienen un sistema de receptores cannabinoides muy similar al de los humanos”, aclara. “Para que cualquier cantidad mínima de THC que hay en estas partes de la planta sea psicoactiva, hay un proceso por el que el THC tendría que pasar.”

“Estas plantas ya han sido podadas varias veces, así que si dejas que la planta crezca silvestre, desarrolla un follaje realmente denso, se vuelve un arbusto loco, con un montón de niveles más bajos, flores más pequeñas, así que podamos mucho material, y eso es con lo que nos visteis alimentar esta mañana a los cerdos”, contaba Tyson al equipo de Eater.com.

La granja Moto Perpetuo han encontrado un equilibrio perfecto entre las necesidades de sus laboratorios para desarrollar flores de cannabis de gran calidad cultivadas al sol y la gestión del desbrozado, dado que es mucho más barato que los piensos comerciales. Pero económico no significa aquí de baja calidad, dado que el cultivo de las plantas de las que procede este desbrozado es 100% orgánico y libre de OMG, al contrario que los “productos básicos estándar baratos”.

Tyson aclara que “parte de la razón por la que usamos los cerdos, es que no compostamos este material devolviéndolo al sistema. Estamos en un estado de cannabis recreativo legal, lo que nos permite hacer esto, pero también nos permite contar la historia más grande de un sistema de granja integrado, y de lo que creemos sobre cómo criar nuestros animales, y producir nuestro cannabis y nuestros vegetales.”

Vitaly Paley, chef y propietario del restaurante Imperial en Portland, obtiene el cerdo para su cocina de Moto Perpetuo.

“Esta es la historia para mí”, conviene con Tyson. “Esta integración, este sistema de agricultura que funciona únicamente en Oregón”.

 

Pero, ¿sabe el cerdo a cannabis?

“No, no sabe a marihuana”, asegura Ben Turley, de Eater.com, tras probar junto a su compañero Brent Young el cerdo secretto con romesco en el restaurante de Paley. “Pero cualquier animal es más saludable con ensalada en su dieta, y los cerdos no son diferentes.”

El chef Matthew del Imperial, quien preparó el plato a sus invitados de Eater.com suscribe las palabras de Turley: “Diría que (la dieta) realmente no imparte el sabor de la marihuana (a los cerdos) o lo que entendemos que es ese sabor. Lo que sí saboreo es un animal más sano.”

A propósito de la dieta y la calidad de vida de los cerdos de Moto Perpetuo con que elabora sus platos, el chef Matthew se refirió a los cerdos ibéricos mientras preparaba el secretto con romesco a sus comensales: “(…) cuando pruebas cerdos de España, el famoso para negra, realmente saboreas lo terroso de las bellotas que comen al final de su vida o a lo largo de ella.”

Una dimensión sobre la voluntad de normalización del cannabis entre los cultivadores del estado de Oregón nos la ofrece Tyson de Moto Perpetuo: “Yo no soy un agricultor de cannabis, soy un agricultor. Y esta es una parte activa e importante de un sistema de agricultura diversificada que funciona en mi escala de operaciones, la cual es muy pequeña”, dice señalando la fronda de cannabis que le rodea.

El estado de Oregón es uno de los estados pioneros en muchas facetas relacionadas con la liberación del prohibicionismo del cannabis. Fue el primer estado en descriminalizar la posesión de pequeñas cantidades de cannabis en 1973 y uno de los primeros en autorizar su consumo con fines medicinales. En 2014 legalizó el consumo recreativo de cannabis, después de Colorado y Washington y, como en otros estados que han tomado esta medida, se ha podido constatar una declinación en el consumo entre adolescentes.

 

Imagen: Eater.com

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *