¿Fumas cannabis? La universidad de Arizona quiere pagarte

Esta iniciativa surge de la realización de un estudio que pretende analizar las causas del consumo cannabis habitual y los efectos  mediatos producidos.

Pues parece que el sueño de todo ‘stoner’ se vuelve a repetir ya que, en este caso, la Universidad de Arizona busca personas que consuman cannabis habitualmente para realizar un estudio que demuestre los efectos inmediatos que tiene este hábito. El ‘llamamiento’ ha sido realizado desde la propia web de la Universidad, y se presupone que no falten ‘conejillos’ para realizar las pruebas. Como reza en el comunicado publicado:

‘Buscamos comprender las causas y consecuencias del consumo habitual de cannabis (…) en diferentes áreas de investigación como la salud cardiovascular, la prevalencia a la sustancia o el deterioro neurológico y cognitivo funcional en la vida cotidiana entre otras cosas.’

El único problema, es que si ya estás pensando en ofrecerte, siento decirte querido amigo que deberás poseer un carnet de prescripción de cannabis medicinal en el estado, por lo que además deberás ser residente en la zona. Además también tendrás que tener entre 18 y 30 años y tiempo para consumir cannabis.

Los voluntarios deben tener un consumo cannabis cada 10 horas y asistir a todas las semanas un par de horas al laboratorio

Durante la realización del estudio, los elegidos para participar en la investigación deberán consumir cannabis en tomas fraccionadas como mínimo cada 10 horas. Demás, para poder medir todos los aspectos que quieren baremar y analizar, deberán asistir a las pruebas en el laboratorio al menos una vez por semana durante algo más de dos horas. Por todo este ‘trabajo’ pretenden retribuir a los participantes con 95 dólares.

Estudios como este en Estados Unidos comienza a surgir gracias a los cambios en la legalidad que está teniendo el cannabis. A medida que la planta es legalizada en más estados el referente asociado a la planta cambia y da lugar a que se puedan producir de forma más sencilla, estudios como este. Éste no es el precursor, hace unos meses, ya os contamos en Nekwo,  que la Universidad de Washington también estaba dispuesta a pagar por hacer de cobaya de laboratorio, y ser usuario de cannabis. Conforme se vayan realizando más estudios, podremos tener información más exacta y más precisa de cómo funciona el cannabis con nuestro cuerpo, y como los cannabinoides interactúan con nuestro cerebro. La información es oro.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *