Netflix - Imagen: Pinterest

Netflix, el servicio streaming convertido en paraíso stoner

Llevábamos tiempo reclamando un servicio streaming a precios populares. Netflix tomó nota y aterrizó en España por todo lo alto… y una gran variedad de documentales, series y películas con mucha presencia cannábica

Qué lejanos quedan aquellos  tiempos en los que la familia entera se sentaba delante del televisor (abuela incluida) para disfrutar del último capítulo de ‘Farmacia de guardia’. Con la irrupción de internet, se hizo cada vez más difícil ver a los segmentos de población más jóvenes sentarse cada noche delante de la televisión para disfrutar de su serie favorita. Aunque las cadenas generalistas españolas se resisten y siguen confiando en el modelo conocido como “señora de Cuenca” (es decir, las series están enfocadas a gustar a toda la familia), el streaming se ha impuesto. El usuario como rey absoluto. La capacidad de poder decidir qué y cuándo lo ves. E incluso donde. Y en esta coyuntura es donde apareció el amor de nuestra vida: Netflix.

Llevábamos mucho tiempo oyendo hablar maravillas de una empresa de streaming para smartTV, videoconsola, PC, Mac o móvil que además coqueteaba con ser una productora de contenidos de ficción. Netflix, al llevar años como plataforma de streaming con millones de usuarios de los que conocía todo tipo de hábitos y preferencias, realizó un laborioso estudio previo antes de lanzarse a producir su primera producción. Analizó las preferencias de los suscriptores en cuanto a géneros, intérpretes y directores favoritos para acabar realizando ‘House of Cards’, una serie que se convirtió en un éxito mundial.

A Netflix le costó entrar en España. El arraigo de la cultura de la piratería y la presión que las plataformas de la televisión de pago ejercían, ralentizaron un proceso que cuando llegó se celebró como el gol de Iniesta. Y aunque su catálogo no es el que se disfruta en países como Estados Unidos, su vertiente más creativa no para de hacernos felices con series como ‘Orange is the new black’, ‘Narcos’ o el hype del verano, ‘Stranger Things’.

Con un interfaz sencillo e intuitivo, Netflix facilita la reproducción a los usuarios con sus reproducciones en bucle y sus recomendaciones. Conforme vamos consumiendo su contenido, la plataforma se acerca más a nuestros gustos. Por ejemplo, basta con darle play a un documental para que nos aparezcan producciones similares. De esta manera fue cómo descubrimos la cantidad de producciones relacionadas de una manera u otra con el cannabis. Películas como ‘Superfumados’, series como ‘Love’ o documentales como ‘Rolling Papers’, ‘Super high me’ o ‘Cultura  colocada’.

Marihuana y Netflix, una sociedad perfecta.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *