Navidad cannábica en Uruguay

Quizá la noticia, en esta Navidad de 2018, no sea ya el hecho de que, aunque aun bastante imperfecto, el modelo de regulación del cannabis en Uruguay permita montarte de forma legal una cena con cannabis, sino de que CNN Latinoamérica haga un reportaje de ello en plena Nochebuena, haciendo así la navidad cannábica en Uruguay.

Sopa de soja japonesa, pastelitos chinos rellenos de carne de cerdo y repollo con mayonesa de pimientos, risotto de miso y shiitake, tempura de raíz de flor de loto… es el menú con el que la cocinera Marcela Ikeda de Casa Larica recibe a sus comensales en su propia casa, en su mayoría brasileños que vienen a probar una experiencia hasta el momento impensable en el vecino país.

Sin menospreciar lo más mínimo la más que segura pericia y buen hacer de la cocinera de un restaurante excelentemente valorado en Trip Advisor, especializado en cocina italiana, japonesa, brasileña, internacional, fusión y sudamericana, el ingrediente que hace especialmente atractiva la propuesta de Ikeda y su restaurante Casa Larica, es nada menos que el cannabis, que aplica en la elaboración de sus platos a través de aceites y mantequillas que prepara ella misma.

Ikeda llegó desde Brasil hace cuatro años con la idea de emprender en el mundo del cannabis, después de la regulación de su consumo en Uruguay. Comenzó elaborando los clásicos brownies, pero no tardó en expandir las posibilidades de la cocina con cannabis cuando comenzó a recibir encargos, dándose cuenta de que un proyecto como Casa Larica podría hacerse realidad.

 

Navidad cannábica con el concepto “Cenas con María”

Ikeda creó el concepto de “Cenas con María”, que consiste en una experiencia privada en la que se crean cuatro platos específicos para la ocasión, todos ellos elaborados con aceite o mantequilla con cannabis.

“El THC es liposoluble pero no es hidrosoluble, es decir, se puede disolver en grasas pero no en agua”, cuenta Ikeda en la web de Larica. En la primera experiencia de este tipo, que tuvo lugar en el Museo del Cannabis de Montevideo, Ikeda cuenta que utilizó manteca, aceite de oliva y aceite de coco para infusionar cannabis en cuatro platos “pensados cuidadosamente, donde la estrella provenía del mar: el famoso escandinavo Salmón Gravlax, marinado durante 48 horas en azúcar, sal, eneldo y mucho aceite cannabico. Un gazpacho concentrado con aceite cannábico también fue parte del menú, finalizado con costillas de cerdo y boniatos al horno, con mucho, pero mucho aceite especial.”

Ikeda trabaja con plantas de entre 18 y 25% de THC, y afirma que “hay muchas maneras de extraer el THC del cannabis” para infusionar la manteca. Pero, asegura, se puede infusionar leche e incluso, como descubrió hace unos días, azúcar.

A la última cena de Nochebuena de Ikeda, cuenta el reportero de CNN, “los comensales van llegando con más dudas que certezas”. Avanzada la cena, los comensales se muestran positivamente sorprendidos y curiosos por lo que vendrá a continuación. Todo se desarrolla en un ambiente tranquilo y familiar, muy lejos de los tópicos con que los detractores del cannabis insisten en esgrimir para demonizar una planta que, tras su legalización, no solo no ha desatado ningún tipo de infierno en Uruguay, sino que está permitiendo desarrollar una hermosa cultura, y demostrar que la madurez social puede gestionar de forma razonable cualquier contrapartida que se pudiese asociar al cannabis.

Los efectos del cannabis consumido por vía gastronómica son diferentes a los de fumarlo. Demoran más tiempo en aparecer, pero después son más persistentes, por lo que los expertos insisten en respetar las dosis bajas, dado que es fácil pasarse cuando los efectos no son tan inmediatos. Esta es también la finalidad de la cocina de Ikeda: “hacer a la gente feliz”, ofreciéndoles una buena experiencia con el cannabis, demostrando que es en el consumo moderado y racional donde se pueden explotar al máximo sus virtudes.

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *