Nano drones y cannabinoides la solución al cáncer de pulmón

Un nuevo estudio sugiere que la utilización de nano drones con cannabinoides puedes ser la solución contra el cáncer de pulmón.

 

Aunque pueda sonar raro, incluso a ciencia ficción, la biotecnología acaba de llegar. El uso de implementaciones tecnológicas en nuestro cuerpo para diagnosticar frenar, combatir y curar enfermedades comienza a hacerse común. Por ello, ahora, un grupo de investigadores de la Harvard Medical School en Boston acaba de sugerir en su último estudio, el uso de nanomateriales inteligentes (nano drones con pequeñas partículas en su interior) para frenar y luchar contra los tumores del pulmón. A modo de misil, estas pequeñas nanopartículas se enviarían directamente al tumor en el pulmón, que se vería atacado por todo el arsenal a disposición de los pequeños drones enviados por nuestro flujo sanguíneo y así conseguir con nano drones con cannabinoides hacer frente al cáncer de pulmón.

Según cuentan en el estudio, estas nanomáquinas pueden llevar consigo cannabinoides y dispositivos radiosensibilizadores que podrían atacar directamente el tumor, debilitando la resistencia de las células cancerosas y facilitando su desaparición. La ventaja que tiene la utilización de este tipo de tratamiento, es que su uso, afectaría directamente a las células cancerosas y tumores administrando la dosis exacta de medicina y radioterapia. Como explican en la investigación:

‘Estos minidrones con cannabinoides pueden interactuar fácilmente con el resto del cuerpo, de manera que como un misil del temaño de una micra, podemos atacar directamente la célula cancerosa para aumentar los efectos de la radioterapia.’

 

La lucha contra el cáncer se mantiene viva gracias a la investigación en nuevas terapias cannábicas 

Los últimos estudios que intentar mitigar el cáncer con fármacos o terapias relacionadas con el cannabis no deja de crecer. Los últimos informes, estudios e investigaciones acerca de los efectos que tienen diferentes derivados de la planta contra esta enfermedad comienzan a ser particularmente comunes. Como paliativo contra el dolor, contra las náuseas y vómitos, como analgésico o contra el dolor. El cannabis en sus diferentes formas, comienza a ser uno de los mejores aliados en la lucha contra el cáncer.

La falta de legalización en muchos países punteros en estudiar tratamientos efectivos contra el cáncer, o ensayos clínicos que acaben por certificar muchos de los resultados obtenidos en experimentos de laboratorio o en cultivo, hacen que a día de hoy, algunos enfermos no puedan gozar de los beneficios de una planta, que contribuiría a sanar y mejorar la vida de muchos enfermos. Las nuevas tecnologías, junto al cannabis, harán de la planta uno de los recursos más valisos para nuestra salud.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *