Judd Apatow y Amy Schumer, reivindicando figura stoner - Imagen: Trainwreck

La mujer y el cannabis en el cine

Si hoy en día aún es difícil encontrar un personaje femenino independiente y que no necesite un detonante masculino para hacerlo funcionar, imagina lo complicado que puede resultar la existencia de un papel femenino, independiente y que no esconda su consumo de marihuana. En Nekwo reflexionamos sobre la figura de la mujer “stoner” en el cine

La imagen de la mujer en la cultura audiovisual es un tema de debate recurrente. La lucha por la igualdad de los derechos respecto al hombre parece una batalla que, desgraciadamente, nunca acabará y el cine y la televisión no han sido otra cosa que la demostración palpable de ello. Tras más de un siglo de películas y seis décadas de series es ahora cuando por fin se ha abierto la discusión respecto a la imagen y derechos femeninos. “¿Son los guionistas unos misóginos?” “¿Por qué las actrices cobran menos que los actores?”. Son tan solo un par de las cuestiones de más actualidad.

Jennifer Lawrence encendió el fuego del debate en materia económica con una carta publicada en la web de Lenna Dunham (‘Girls’) tras descubrir que ella misma y Amy Adams cobraron bastante menos que sus compañeros de reparto Christian Bale o Bradley Cooper. Respecto a la típica misoginia que se suele percibir en las grandes producciones de la televisión, las respuestas no están claras, pero sí las preguntas: ¿Por qué la gente odia a Carmela o Skyler pero no a sus temidos maridos Tony Soprano y Walter White? Mientras ellos trafican, asesinan, extorsionan o son infieles, ellas se muestran sumisas (al principio), sufridoras, pacientes y, solo al final, batalladoras. Y es ahí donde la audiencia da la espalda a esos personajes.

Amy Schumer ha sabido reinvidicar la figura femenina en el cine - Imagen: Trainwreck

Amy Schumer ha sabido reinvidicar la figura femenina en el cine – Imagen: Trainwreck

Si ya de por sí la figura femenina es especialmente sensible a las críticas sesgadas y a los clichés, la situación empeora con la imagen de una mujer independiente, sexualmente activa… y consumidora de marihuana. Y es que, la figura de la mujer “stoner” (como se diría en Estados Unidos) es más bien escasa en la cultura pop. Las estadísticas dicen que en USA el consumidor de cannabis es un varón en un 70% de los casos. Trasladado a la gran (o pequeña) pantalla, esto puede suponer que hayamos visto una o ninguna obra audiovisual donde la protagonista sea una mujer que fume hierba y haga gala de ello.

Los prejuicios sociales en contra de la mujer, más grandes y más exigentes que en los hombres, dictan que está peor visto el consumo de marihuana en ellas que en ellos. La carga moral y ética (esta última debida sobre todo al tema de la maternidad) provoca que parte del consumo de hierba femenino no sea reconocido, y con ello su visibilidad audiovisual sea escasa o casi nula.

Esta coyuntura actual es la que convierte ‘Y de repente tú’ (olvidemos ese espantoso título que evoca a cualquier peli de Meg Ryan o Sandra Bullock) de una comedia romántica a una obra con mayor sustento y profundidad. Sitúa a la mujer en su lugar correspondiente y justo: el mismo que el de cualquier hombre.

‘Trainweck’ (su título original) es la incursión del cannábico Judd Apatow en el universo femenino. El director, que siempre ha sabido retratar al hombre del siglo XXI con sus temores, sus inseguridades, sus crisis, se atreve con el guión de una Amy Schumer que también interpreta a la protagonista de la película: una polígama, aficionada a la hierba y al alcohol, con miedo al compromiso y de profesión liberal.

La película, además de democratizar la temática de género, es todo un desfile de caras conocidas, gags brillantes y diálogos que juegan con el metacine. LeBron James se interpreta a sí mismo mientras parodia con su propia figura,Tilda Swinton recuerda a la de ‘Quemar después de leer’ en el papel más cómico de su carrera y, sorpresa, por ninguna parte aparecen Paul RuddSeth RogenJonah Hill o James Franco. Y es que, hasta para eso ‘Trainweck’ es la película más “femenina” de Judd Apatow. No party men.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *