Miles de alemanes se manifiestan a favor del cannabis en Berlin

Por la legalización completa del cannabis, una multitudinaria marcha copó las calles convirtiéndose en una gran manifestación a favor del cannabis en Berlín.

“Ilustración en lugar de prohibición”. Bajo ese eslogan miles de manifestantes salieron a las calles de Berlín el pasado sábado en la “Hanfparade”, una marcha que se realiza desde hace diez años a favor de la legalización del cannabis como recurso, medicina y recreación.

Como una gran fiesta callejera llena de música electrónica a todo volumen y vestimentas con motivos cannábicos, la caravana salió de la plaza Alexanderplatz y recorrió el distrito gubernamental. Pasó, parte caminando y parte bailando, por las inmediaciones del Parlamento y la Cancillería, con pancartas que tenían frases como “sin hierba no hay diversión”, “ninguna planta es ilegal” o “adiós a la prohibición”.

La “Hanfparade” entregó también la llamada “Declaración de Berlín”, que brega por el fin de la criminalización de los usuarios y la amnistía de quienes consideran “víctimas de la guerra contra las drogas”.

Entre los oradores estuvo Werner Graf, ex – líder del partido opositor Alianza 90/Los Verdes, quien también criticó que muchos berlineses fueran perseguidos por  consumir marihuana, incluso dentro de sus propios hogares.

Para la ley alemana, el cannabis solo es legal con prescripción médica, según se estableció en marzo de 2017, aunque incluso antes de ello había unos mil pacientes autorizados a utilizarlo como tratamiento.  Según la publicación farmacéutica Deutsche Apotheker Zeitung, se recibieron más de 5 mil órdenes en los primeros cuatro veces luego de la legalización del cannabis medicinal. Además, se prepararon 10 mil seiscientos remedios con cannabis y se distribuyeron otros 12 mil quinientos productos medicinales terminados con contenido de cannabis o extracto de cannabis.

Cualquier otro uso del cannabis está actualmente prohibido, aunque la Ley de Narcóticos considera que puede permitirse la tenencia de una “pequeña cantidad”. La Corte Suprema fijó esa “pequeña cantidad” en 7.5 gramos, pero cada estado tiene su interpretación: hasta 6 gramos se permiten en casi todas partes, como en Renania del Norte, que acepta 10 gramos, o Berlín, donde se pueden tener hasta 15.

La ilegalidad, sin embargo, no ha mermado la cantidad de consumidores, que por el contrario viene en acenso, especialmente en la franja que va de los 18 a los 25 años.

La coalición gobernante comandada por Ángela Merkel ya se ha expresado terminantemente en contra de la legalización completa de la marihuana, aunque tanto los neoliberales del Partido Libre Democrático como el partido de izquierda Die Linke y los ya mencionados Alianza 90/Los Verdes han unido fuerzas contra la actitud del gobierno.

Sin embargo, y a pesar de la posición del oficialismo, el mes pasado finalmente se ha llamado a concurso para obtener licencias de cultivo, luego de un intento fallido de hacerlo el año pasado. El plan busca producir 10 mil cuatrocientos kilos de cannabis medicinal en los próximos cuatro años, un número que parece modesto para los estándares de países como Canadá, pero que es una puerta de ingreso al mercado potencial más grande de Europa, y a todo el continente.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *