El cannabis aumenta la frecuencia sexual

Los consumidores de cannabis tienen mayor frecuencia sexual

Si bien en la cultura popular se ha asociado falazmente el consumo de cannabis con la pereza y la ociosidad, al menos hay un área en la que los consumidores regulares de cannabis parecen bastante menos perezosos: la práctica del sexo. Esto es lo que se desprende de un estudio realizado por urólogos de la Universidad de Stanford que, empleando información proporcionada en una serie de encuestas realizadas a 50 mil hombres y mujeres de entre 25 y 45 años de edad acerca de su consumo de cannabis y frecuencia sexual, descubrieron que los consumidores habituales tenían una frecuencia sexual un 20% mayor que los no consumidores.

 

Hasta no hace mucho, la relación entre consumo de cannabis y la función sexual se basaba en reportes anecdóticos. En general los consumidores suelen referir los beneficios del cannabis en la práctica del sexo: mejora la libido, la estimulación e incluso la duración.

 

Pero la situación legal de la planta ha retrasado mucho nuestro conocimiento y obstruido investigaciones que hoy por fin comienzan a florecer, como la reflejada en el artículo del que hoy os hablamos, llamado Asociación entre consumo de marihuana y frecuencia sexual en los EE.UU.: un estudio basado en la población, y que fue publicado el año pasado en The Journal of Sexual Medicine.
“El uso de la marihuana es cada vez más frecuente en los Estados Unidos. Los efectos del uso de la marihuana en la función sexual no están claros, y existen informes contradictorios de mejora y detrimento” apunta el artículo en su resumen. Por ello, los autores del estudio decidieron “aclarar si existe una relación entre el consumo de marihuana y la frecuencia sexual utilizando una muestra representativa a nivel nacional de hombres y mujeres en edad reproductiva”.

 

En el estudio participaron 28176 mujeres y 22943 hombres con una media de edad de 29 años, descubriéndose que los consumidores de cannabis practicaban el sexo significativamente con más frecuencia que los no consumidores. Además del establecimiento de la asociación entre el consumo de marihuana con un aumento en la frecuencia sexual, del estudio también se desprende que la misma no parece afectar la función sexual.

 

“El uso frecuente de la marihuana no parece disminuir la motivación y el rendimiento sexual. En todo caso, se asocia con una mayor frecuencia de coito”, concluye el autor principal Michael Eisenberg.

 

¿Si fumas marihuana, mejora tu frecuencia sexual?

Pero atención, se trata del establecimiento de una correlación y no de una relación causal. Eisenberg subraya que “el estudio no dice: ‘si fumas marihuana, tienes más sexo’”. No obstante todo apunta a una relación de causa dado que, añade Eisenberg, “la tendencia general que vimos se cumplía en personas de ambos sexos y de todas las razas, edades, niveles de educación, grupos de ingresos y religiones, todos los estados de salud, casados o solteros, con o sin hijos”.

 

Para el profesor Michael Sommer, presidente de la Sociedad Alemana para la Salud Masculina, la conexión entre consumo de cannabis y mejora de la frecuencia sexual es concluyente: “Es bien sabido que el consumo moderado de cannabis hace que la gente se desinhiba más”.

 

Si bien hay estudios que asocian el consumo intensivo de cannabis con una disminución de la función eréctil (ojo, sin asustarse, porque parece que se recupera cuando se abandona el consumo, y un meta-análisis de este año establece que la relación es inconcluyente ), otros sugieren que el cannabis estimula las regiones cerebrales que son importantes para la excitación y la actividad sexual.

 

Fuente: Stanford Medicine, Kölnische Rundschau
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *