Las 5 grandes noticias cannábicas de 2018

2018 ha sido un gran año para el mundo cannabis. La tendencia de los años anteriores parece haberse concretado en un punto de no retorno a lo largo de este año, perlado de grandes cambios y perspectivas de futuro que auguran el retorno del cannabis desde las oscuras mazmorras del prohibicionismo mundial.

 

Grandes cambios en Norteamérica

Sin duda el gran acontecimiento cannábico de este año que hoy termina, ha sido la legalización del consumo recreativo de cannabis en Canadá. El movimiento del país norteamericano ha revuelto bastante las piezas del tablero, desafiando a detractores y a la mismísima ONU. El primer país del G7 en hacer efectiva una regulación integral del cannabis, ha puesto así en jaque las políticas anticannábicas de otros países, que ven cómo sus argumentos van quedando arrinconados y obsoletos.

La Ley del Cannabis canadiense entraba en vigor en octubre, pero el acontecimiento cannábico que inauguró 2018 fue la legalización del consumo recreativo en California, convirtiéndose en el mayor mercado de cannabis legal de Estados Unidos. Junto a este acontecimiento no debemos olvidar que también Michigan se convirtió este año en el décimo estado en regular el cannabis recreativo, y los estados conservadores de Utah y Oklahoma regularon el cannabis medicinal.

También 2018 ha sido el año que ha visto cómo la Administración Federal de Medicamentos (FDA por sus siglas en inglés) de EE.UU. aprobaba el Epidolex, el primer fármaco basado en cannabis a nivel federal. Esta noticia, junto con el reciente proyecto de ley que aprueba la producción comercial de cáñamo en EE.UU., suponen un síntoma de grandes proporciones que muestra cómo incluso el férreo gobierno federal va, poco a poco, reduciendo las estrictas restricciones sobre el cannabis.

Por su parte, México presentaba también este año una propuesta de ley para la regulación integral del cannabis, que espera ver la luz a lo largo del nuevo año. Por el momento aprobó la producción y comercialización de diversos productos basados en el cannabis.

 

 

Cambios en el resto del mundo

En Europa, si bien las cosas van más despacio, hemos visto cómo las empresas canadienses han ido tomando posiciones ante la eventual legalización que sin duda tendrá lugar en el futuro. Europa tiene todo el potencial para ser uno de los mayores mercados cannábicos del mundo. Por lo pronto, sabemos que el nuevo gobierno luxemburgués integrará una regulación integral del cannabis, convirtiéndose así en el primer país europeo en dar el paso.

También Sudáfrica se mueve en esa dirección, tras las recientes sentencias del Tribunal Constitucional que permiten el consumo de cannabis de forma privada.

El martes pasado Tailandia aprobaba el cannabis medicinal, y Corea del Sur legalizaba el CBD. Se espera que estos pasos sean seguidos por otros países del sureste asiático, considerada la región con leyes más duras contra el cannabis en el mundo. Por el momento Nueva Zelanda aprobó una ley para la regulación del cannabis medicinal, y en Australia algunas regiones se van acercando a la regulación del cannabis recreativo.

 

 

Grandes avances en investigación del cannabis

La investigación científica es a la vez impulsora de muchos de los cambios a los que estamos asistiendo, y beneficiaria de los mismos. El prohibicionismo del cannabis supuso una época de oscurantismo medieval para la investigación científica del cannabis, pero conforme se levantan restricciones, comprobamos el enorme potencial de la planta para multitud de campos.

La revista Leafly ha hecho una lista de los estudios científicos sobre el cannabis más significativos de 2018, entre los que tenemos la demostración de que el cannabis reduce el abuso de opioides, la confirmación de los efectos antidepresivos del CBD y su potencial para tratar la adicción a metanfetaminas, la capacidad del cannabis de mejorar las relaciones sexuales, etc.

 

El CBD, el cannabinoide estrella

Raro sería que personas medianamente informadas en general, no se hayan cruzado un par de veces con noticias relativas al CBD o cannabidiol, el principal cannabinoide no intoxicante del cannabis, con múltiples propiedades terapéuticas. El CBD se ha convertido en la puerta de la regulación del cannabis medicinal en muchos lugares a lo largo de este año. La popularización del cannabis en los últimos tiempos ha desarrollado un mercado de interés para los “no fumetas”, para aquellos que buscan las propiedades terapéuticas de la planta y no las psicoactivas. También, por supuesto, el mercado se ha volcado rápidamente en las posibilidades legales de la planta. El CBD no está sometido a las mismas restricciones que el THC, el principal componente psicoactivo del cannabis, por lo que ofrece más posibilidades para el desarrollo de productos legales y, en particular, en la industria cosmética y el desarrollo de medicamentos.

 

Desarrollo de la industria cannábica

Sin duda el evento de mayor alcance ha sido la revolución de la industria cannábica, la cual no solo ha hecho grandes inversiones, sino que ha atraído a otros sectores conscientes del potencial que esta industria está desarrollando. Así gigantes como Constellation Brands o Altria Group han decidido invertir en cannabis, y a lo largo del año hemos escuchado acerca de un posible interés de la mismísima Coca Cola en el desarrollo de productos basados en cannabis. También empresas canadienses han extendido sus tentáculos por Latinoamérica, un mercado que, a la chita callando, cuenta con el primer país del mundo en regular integralmente el cannabis (Uruguay) y con posibilidades de inversión muy atractivas, particularmente en el terreno del cannabis medicinal, la investigación y el desarrollo de cosméticos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *