La industria del cannabis busca catadores

Imagínate que te pagasen por catar cannabis. Para algunos esto sería un sueño, pero lo cierto es que se trata de un puesto de trabajo real que la industria del cannabis está ofertando cada vez más.

Con la progresiva legalización del consumo recreativo en algunos lugares del mundo, se va haciendo patente la necesidad de profesionales en muy diversos ámbitos de la industria del cannabis. Uno de los perfiles de los que apenas hemos hablado, es el de catador de cannabis: un experto que pueda describir con la mayor precisión las características y efectos de cada variedad concreta de cannabis, exactamente igual que en el mundo del vino.

 

A los profanos del cannabis seguramente se les escapará el enorme abanico de matices que ofrecen las distintas variedades de cannabis en cuanto a aroma, sabor, efectos psicoactivos o medicinales, que proporcionan las diferentes concentraciones de cannabinoides y terpenos, entre otros aspectos como el tipo de producto o la forma de consumo. Pero eso también nos ocurre a los profanos del vino.

En este sentido, Jake Browne, quien es considerado el primer catador oficial de cannabis en EE.UU. según el New York Times, considera que “la gente subestima el cannabis. Igual que tú no entras en un restaurante y pides solo vino, la gente busca una variedad de marihuana en concreto con unas características concretas”.

 

Hasta ahora, la única posibilidad de convertirse en un competente catador de cannabis era al margen de la ley, intercambiando conocimiento con otros catadores, cultivadores o aficionados, compartiendo cepas y acudiendo a publicaciones especializadas y copas cannábicas. Al menos así sigue siendo en casi todo el mundo.

Pero hoy la industria del cannabis está reclamando este perfil de sabios para la elaboración de productos. Es el caso de la convocatoria que la empresa de marketing AHLOT ha lanzado en Canadá, a menos de un mes de que entre en vigor la legalización del consumo recreativo de cannabis, el próximo 17 de Octubre. AHLOT se encarga de la gestión y distribución de pedidos de Solace Health, un productor autorizado de cannabis en Mississauga, provincia de Ontario. Se trata de una oferta tan estrambótica que la empresa explicita en su web que “sí, es un trabajo real”.

 

El presidente ejecutivo de AHLOT, Greg Pantelic, asegura que “la industria del cannabis es una de las industrias de más rápido crecimiento en el país y el 17 de octubre los canadienses dispondrán de un tsunami de opciones”. De ahí la importancia de ofrecer descripciones precisas de los productos, tanto para los más profanos que se acercan para ver qué es lo que más les conviene, como para los conoisseurs exigentes que buscan productos concretos.

 

AHLOT ofrece 6 puestos de catador de cannabis, a 600 dólares canadienses al mes por 12 horas de trabajo. Pero este atractivo trabajo obviamente no consiste únicamente en catar cannabis, sino en elaborar informes detallados y formar parte de un comité para realizar recomendaciones sobre las variedades que se van a comercializar. En definitiva, como expresa AHLOT, estos catadores deberán  “evaluar lo mejor que los productores de Canadá tienen para ofrecer”. Los expertos en cannabis deberán además realizar publicaciones en redes sociales, participar en las campañas de publicidad de la compañía, y asistir a eventos corporativos, por lo que también ejercerán de agentes comerciales.

 

Por el momento ya son más de 500 personas las que se han presentado a la golosa convocatoria. El hecho de AHLOT deba seleccionar a los mejores candidatos para que estos seleccionen las mejores variedades, se presenta ante los consumidores como una doble garantía de calidad, algo que mirarán con envidia sana muchos consumidores que todavía deben acudir a la calle o conformarse con lo que tengan a mano.

 

Fuente: La república

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *