Parlamento de Israel

Israel reformula su política de consumo de marihuana y se acerca a la despenalización

El gobierno israelí se ha comprometido a adaptar a los tiempos que corren la legislación en torno al consumo de cannabis suavizando las sanciones y creando un plan de educación en drogas para los sancionados.

Hace unos días, el jueves pasado, el ministro de Interior israelí Gilar Erdan, anunció la descriminalización del consumo de cannabis. No es una despenalización per se, ya que acarrea multas que se van multiplicando conforme se reincida, pero si rebaja a una falta menor la posesión o el consumo en público del cannabis.

Esta readaptación legislativa en el estado hebreo se debe al cambio de referentes y realidad social que esta viviendo el cannabis. Israel es un país en el que ya hay varios hospitales en los que se están tratando diferentes enfermedades con terapias paliativas basadas en el cannabis y en el que están llevándose acabo muchas de las investigaciones más vanguardistas sobre la planta.

Gilad Erdan (Ministro del Interior) y Benjamin Netanyahu (Presidente del Gobierno de Israel)

Gilad Erdan (Ministro del Interior) y Benjamin Netanyahu (Presidente del Gobierno de Israel)

Esto esta sirviendo para cambiar la significación y los estigmas que se tenían asociados hasta ahora a la hierba contribuyendo a que, alrededor del 9% de sus casi 10 millones de habitantes, consumen marihuana de forma habitual.

El cambio legislativo funciona de la siguiente manera; aquellos que sean descubiertos consumiendo marihuana o poseyéndola en público por primera vez, serán multados con alrededor de 250 euros y nunca esta infracción será registrada como penal. Si se comete de nuevo una segunda infracción, el monto de esta será duplicado, y así hasta la cuarta vez, que sería donde el sorprendido pueda ser juzgado y procesado, y donde la infracción sí que sería penal. En palabras del propio Erdan:

“Tan sólo nos encaminamos hacia las multas en cuanto a sanciones, y sólo se usaran las acciones penales contra usuarios en última instancia”

Ahora, la legislación debe ser aprobada por el gabinete del parlamento, para en no más de tres meses entrar en vigor. Esto no será problema ya que la Ministra de Justicia, Ayelet Shaked unos días antes mostró su apoyo a este cambio con un informe detallado presentado en el mismo Parlamento.

A pesar de que todavía el consumo recreativo conlleva penalización, es un avance muy significativo que se rebaje el status de penal a falta leve y más, si lo enmarcamos en el contexto que se está trazando en el terreno medicinal. Confiamos y esperamos que siga esta tendencia, y muy pronto podamos dar en nuestro magazine la fantástica noticia de la normalización en nuestro país.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *