Inhalador Teva deconstruido

Israel comercializará el primer inhalador de cannabis terapéutico

La farmacéutica Teva Pharmaceuticals Industries Ltd. y la empresa farmacéutica Sqye Medical, ambas con sede en Israel, acaban de firmar un acuerdo para conseguir la aprobación final del ministerio de Sanidad y comercializar, un inhalador de cannabis terapéutico.

Inhalador TEVA y su cargador

Inhalador TEVA

Este producto ya ha estado probándose en un hospital de Haifa (hospital pionero en tratar enfermedades con cannabis), durante algo más de un año, con resultados bastante satisfactorios. Los creadores de este producto farmacológico aseguran que en poco tiempo serán capaces de ofrecer productos cannábicos seguros y con la precisión de los fármacos convencionales

Este producto, soluciona dos problemas. El primero es que se va a poder regular las dosis exacta para pacientes crónicos. Ninguna de las otras formas de ingesta (comida, bebida, fumada…) de cannabis medicinal podía garantizar una eficacia tan milimetrada como la que ahora va a poder ofrecer este inhalador. Éste era el principal problema por el que hasta ahora no se podía recetar cannabis medicinal, ya que como comentamos, la falta de una dosificación precisa y exacta, adaptada a cada paciente y a su enfermedad, producía que no se pudiera comerciar como un fármaco más. El Dr. Elon Eisenberg, director del departamento del dolor en el hospital de Rambam, en el que lleva un año usándose el inhalador como proyecto piloto, ha asegurado:

“El desarrollo de este inhalador cumple nuestras mayores esperanzas para poder administrar las dosis precisas y fiables de cannabis. Constituye un gran avance en el tratamiento con el uso del cannabis medicinal en Israel y en todo el mundo“

El segundo problema que soluciona, derivado del primero, es que facilitará a los pacientes crónicos de enfermedades graves, un tratamiento eficaz, y accesible, sin tener que recurrir a medios tradicionales, menos clínicos para poder conseguir su receta. Así, podrán conseguir su paliativo prescrito en una farmacia y al que no le guste consumirlo fumado, podrá inhalarlo de la manera más sana y natural.

Una vez esté aprobado por el Ministerio de Sanidad, y obtenga el visto bueno del gobierno, se hará efectivo su uso en todos los pacientes que requieran y sea su voluntad participar en los programas terapéuticos cannábicos. Si tiene éxito el modelo, y todo funciona como se prevé, intentarán que dé el salto a otros países.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *