Raíces

Glomus iranicum o cómo fortalecer tus plantas desde la raíz

El Glomus Iranicum hizo su aparición en 2009. Desde entonces, son muchas las investigaciones acerca de las propiedades que obtienen las plantas al trabajar en simbiosis con este hongo.

El sector agrícola industrial continuamente necesita un reenfoque en sus formas y modos de trabajo que aseguren una producción ingente y de calidad a pesar de los cambios climatológicos a los que estamos acostumbrados. Por ello, la investigación es una línea constante y seguida en la que las empresas dedicadas a la agricultura aposentan su futuro y establecen las bases para las cosechas venideras.

Fue en consonancia con esta continua investigación como se descubrió. El hongo, del que vamos a hablar hoy, cumple todas estas funciones de las que estamos hablando, fortaleciendo la planta y aumentando la calidad y la cantidad de la producción.

Microfotografías electrónicas de Glomus Iranicum

Microfotografías electrónicas de Glomus Iranicum.

Su funcionamiento es sencillo, siempre y cuando, éste pueda actuar directamente en las raíces de las plantas a cultivar. El Glomus Iranicum es un hongo formador de micorrizas arbusculares , y os preguntaréis ¿Qué son estas micorrizas? Muy fácil; son un tipo de hongos que se encargan de crear una serie de microestructuras biológicas en las raíces, capaces de capturar del suelo, de una forma mucho más rápida y efectiva, los nutrientes (azufre, fósforo, nitrógeno…) y micronutrientes básicos para la planta.

Estas micorrizas, crean una sustancia, llamada micelio extramatrical, que es la encargada de realizar la absorción de nutrientes y que aporta a las raíces mayor longitud y fuerza para explorar un gran volumen de suelo.

De esta manera, la planta al realizar estas tareas de simbiosis con el propio hongo, tiene más capacidad de absorción aumentando su crecimiento de forma más vigorosa y produciendo mejores frutos, tanto en peso, como en tamaño y calidad.

En la actualidad hay muchos productos biofertilizantes que ayudan a mejorar el cultivo, pero hay que recordar que, a diferencia de otros productos, el Glomus es un bioestimulante de las plantas, es decir, es un hongo que actúa directamente en la fisionomía de ésta ayudándola a modificar a mejor su crecimiento y su producción.

Son muchos los estudios que avalan todos los beneficios del hongo en las plantas. Se ha demostrado los resultados en diferentes cultivos, por ejemplo, en melones, fresas, incluso maíz, aumentando en cifras nada desdeñables, la producción y calidad de éstos frutos.

En la actualidad todavía no hay un producto con éste hongo específico y diseñado para la planta que nos incumbe a nosotros, el cannabis. Lo cierto es que en Nekwo, pronto daremos más datos sobre lo que esperamos que sea uno de los productos del próximo año en cuanto a hongos y autocultivo. Estad atentos, en los próximos meses tendremos más información.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *