Películas Antimarihuana de los años 30

Cuando el cannabis debía de ser demonizado

Si no tienes plan para alguno de estos días de vacaciones pascueras te proponemos el visionado de 3 películas que te ayudaran a entender como fueron los inicios de la prohibición del cannabis.

El crack del 29, que dejó a Estados Unidos en una profunda depresión tanto económica como política o social, fue, ha sido o será una de las crisis económicas más grandes que figuran en la historia actual más reciente. Con 14 millones de desempleados, la escasez de trabajo era la tónica habitual. El cannabis, como es lógico por todas las implicancias económicas que contrae, comenzó a figurar como solución a los problemas monetarios del populacho.

El gobierno, se dio cuenta rápidamente y comenzó a mover los hilos burocráticos para regularizar el control y el cultivo del cannabis y el cáñamo o la amapola. A principios del 1936, y en el seno de las Naciones Unidas, se llevó a debate la regularización del problema, con un resultado negativo para los intereses norteamericanos, que imposibilitó la regularización internacional del cannabis.

Consecuencia directa de ello sería los gravámenes que comenzaron a meterle en forma de impuestos fiscales tanto al cultivo como al consumo. Durante el año, estos gravámenes comenzaron a intensificarse y recrudecerse pasando de ser un simple impuesto, a duras multas que podían acarrerar hasta penas de cárcel.

A raíz de estas trabas burocráticas, comenzó a la par, una campaña cinematográfica como complemento a esta ola anticannábica, que pretendía cambiar los referentes que hasta el momento se tenían del cannabis, como algo nocivo para el consumo de los jóvenes. Y es aquí, donde queríamos detenernos. Dado que por norma general, casi todos estaréis disfrutando de unos días de relax como vacaciones de pascua, os proponemos el visionado de 3 películas del establishment antimarihuana de los años 30 en Norteamérica que, vistas con la distancia del tiempo, parecen comedias realizadas por el mismísimo Mr. Bean.

Reefer Madness

Cartel de Reefer Madness

Cartel de Reefer Madness

Grabada y dirigida por Louis J. Gasnier y estrenada en 1936. La película se convertiría en el producto estrella de la campaña anticannabis, orquestada por el gobierno estadounidense.

El film, más que una película como tal, es un semi documental que trata de concienciar y aleccionar a los padres acerca del consumo de la hierba y sus ‘peligros’. El mensaje que querían dar es muy claro ‘la marihuana es el camino más corto al manicomio’.

Está bastante bien como pieza histórica anti marihuana. 0 argumentos de peso. Risas aseguradas.

 

Marihuana: Assasins of youth

 

Cartel del film: Marihuana: Assasins for Youth

Cartel del film: Marihuana: Assasins for Youth

Assasins of Youth’ fue el nombre que puso Harry Anslinger, director de la Agencia Federal de Narcóticos de Estados Unidos, al artículo publicado en la revista ‘The American Magazine’ que dio el pistotelazo de salida a la campaña anticannabis de la que estamos hablando hoy.

La idea era sembrar miedo entre la población estadounidense para conseguir apoyos con vistas a proponer la prohibición de la hierba, como pasaría unas décadas después.

La película, escrita y dirigida por Elmer Clifton, es un melodrama bastante cómico. Cuenta la historia de un periodista que investiga el asesinato de la muerte de una mujer rica. Conforme empieza a investigar, una de las sospechosas resulta ser su sobrina, la cual es una conocida traficante de marihuana. A partir de ahí, la película se centra en mostrar cuales son los ‘perjuicios y problemas’ que, según ellos, trae consigo el consumo de cannabis, demonizándolo y tratando de tergiversar su imagen. Digna de ver.

Marihuana: The Devil’s weed

Marihuana: The Devil's weed

Marihuana: The Devil’s weed

Conocida en España como ‘Ella debió decir no’. Dirigida por Dwain Esper y escrita por Hildegarde Stadie. La película, a modo de resumen de la sinopsis, por que no dice mucho más, consiste en la historia de una joven de instituto que se echa a perder por probar la marihuana, y por si fuera poco, acaba abocando a su hermano al suicidio.

Una pantomima caricaturesca en formato film, que hará las delicias de todos aquellos a los que os guste echaros unas risas, viendo tonterías en la pantalla de vuestro televisor.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *