Consumidores de cannabis contra los estereotipos de Hollywood

Una encuesta revela que los consumidores de cannabis consideran negativo el estereotipo de fumeta que transmite la industria de Hollywood.

 

Imaginad que la sociedad en general tachase de alcohólicos o borrachos a aquellas personas que se toman una cerveza al salir del trabajo, acompañan la comida con una copa de vino o eventualmente salen de copas con amigos. Imaginad que tomásemos el estereotipo más extremo y patético de persona que tiene problemas con el alcohol, y lo usásemos para describir la relación que tienen los consumidores moderados con las bebidas alcohólicas. ¿Os parecería justo?

 

Pues precisamente algo así ocurre con la imagen que una parte importante de la industria cinematográfica sigue transmitiendo del consumidor de marihuana. De esto se quejan en EE.UU., claro. En España no es tanto la industria del cine en particular, sino una gran parte de la sociedad en general la que insiste en asociar al consumidor de marihuana con estereotipos negativos totalmente alejados de la realidad.

 

De la misma manera que a nadie se le ocurriría tildar de borracho a quien se toma un vermut con unas aceitunitas, ¿por qué insistir en la denigrante idea de que quien consume marihuana con la misma moderación es un “fumeta”, o peor, un drogadicto?

 

Aquellos que no vivan debajo de una piedra saben que el consumidor de cannabis responde a cualquier perfil de persona: universitarios, políticos, médicos, padres de familia, sacerdotes, rabinos, ateos… No existe un único tipo de consumidor ni existe, en el mundo real, ninguna correlación entre el consumo de cannabis y el éxito o virtud de la vida de nadie. Por ello los consumidores responsables, padres de familia, con vidas más o menos exitosas y felices estamos (si se me permite incluirme) empezando a hartarnos de que se nos asocie con los estereotipos más manidos del fumeta peliculero, tipo El Nota (The Dude en El Gran Lebowski) o Jay y Bob el Silencioso de la saga de Clerks.

 

Ahora que sabemos que una sociedad moderna y avanzada puede tolerar la regulación racional del cannabis al igual que llevamos siglos haciéndolo con el alcohol, los estereotipos que encasillan al consumidor de marihuana comienzan a verse como un estorbo, algo así como los viejos anuncios televisivos en los que se exhibía un machismo descarado como si fuese lo más normal del mundo.

 

Esto, lejos de ser una opinión, lo pone de manifiesto una encuesta publicada el pasado miércoles llevada a cabo por la agencia neyorquina de investigación estratégica Miner and Company. Dicha encuesta revela que la comunidad de consumidores de cannabis quiere que los productores y guionistas de Hollywood colaboren en cambiar la percepción que la sociedad tiene del consumidor de marihuana. Sienten que, si se sigue perpetuando el estereotipo del fumeta tontorrón, resultará más complicado que la sociedad acepte la realidad del cannabis sin prejuicios.

 

Robert Miner, presidente de Miner & Co. Estudio, afirma que “los medios de comunicación han desempeñado un papel increíblemente importante en la aceptación social del consumo de cannabis, pero aún queda trabajo por hacer. El mismo estereotipo del fumeta inofensivo y tonto que impulsó la normalización se ha convertido ahora en un obstáculo para la aceptación de los consumidores productivos y comprometidos de cannabis.”

 

 

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *