Cuevas de Ellora - Foto: Shriram Rajagopalan

¿Cómo conservar un templo durante 1500 años? El secreto de las cuevas de Ellora

Templos budistas, hinduistas y jainistas construidos entre los siglos VI y X se han conservado durante sus 1500 años de existencia gracias a la adición de cáñamo en material con el que se construyeron estas construcciones milenarias

Nos trasladamos a las célebres Cuevas de Ellora, situadas en un municipio de la India perteneciente al estado centrooccidental de Maharashtra. Consideradas como ‘Patrimonio Mundial de la Humanidad’, estas cuevas consisten en treinta y cuatro monasterios y templos de valor artístico y tecnológico excavados en un acantilado de basalto de más de dos kilómetros de extensión. Allí, unos arqueólogos indios se desplazaron el pasado mes de marzo para contestar la siguiente pregunta, ¿cómo se han podido conservar tan bien unas construcciones que tienen 1500 años?

Para contestar a esta pregunta sobre el pasado es necesario que conozcas un par de detalles sobre la actualidad. ¿Sabes con qué material se reconstruyeron las viviendas tras el Huracán Katrina que azotó Nueva Orleans? ¿Y el que se utilizó en Haití tras el terremoto? No fue ni con polímero ni con un compuesto reciclado. Tampoco fue con madera. Fue con un material que es el doble de resistencia. Una material que, curiosamente, la investigación llevada a cabo por los arqueólogos enviados a las Cuevas de Ellora encontró en los templos: el cáñamo.

Templos de Ellora - Foto: Shriram Rajagopalan - Flickr

Templos de Ellora – Foto: Shriram Rajagopalan – Flickr

El estudio realizado por esta expedición india promovida por la ‘Universidad de Bhi Rao Ambedkar’ de Deli ha determinado que el secreto de la perfecta conservación de los Templos de Ellora es un compuesto químico de cáñamo, arcilla y cal. El resultado de esta mezcla ha sido clave para la protección de las construcciones, así como las pinturas de las cuevas.

Ni el paso del tiempo, ni la actividad microbiana ni los insectos han deteriorado este patrimonio de la humanidad que podremos seguir disfrutando gracias al cáñamo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *