Colorado pretende autorizar a las enfermeras a suministrar cannabis a los estudiantes

Este proyecto de ley en Colorado, de ser aprobado, permitiría que las enfermeras utilicen al cannabis como una medicina más en el ámbito escolar.

 

En Estados Unidos cada vez son más los estados que legalizan el uso medicinal de la marihuana, pero en Colorado están dando un paso más introducir un proyecto de ley que permitiría a las enfermeras escolares suministrar cannabis a los estudiantes. Hay una probabilidad muy grande de que en ese debate alguien haya gritado “¿Pero es que nadie va a pensar en los niños?”, pero es seguramente eso mismo lo que hicieron demócratas Irene Aguilar y Dylan Roberts al presentar este proyecto cuyo tratamiento fue aprobado por 47 votos a favor y 17 en contra.

El uso medicinal de la marihuana fue legalizado en Colorado en 2000 y el recreativo en 2012, y es hoy uno de 9 estados que aceptan el consumo tanto medicinal como recreativo. En Estados Unidos, donde 6 de cada 10 personas apoya el uso médico, la tendencia legalizadora continua creciendo. Sin embargo, hablar de cannabis en las escuelas sigue siendo controversial.

Por un lado, la lógica detrás del proyecto es que si la marihuana es medicina, una enfermera debería poder suministrarla a un alumno que la necesitara.  Actualmente se la usa para el tratamiento de diversas condiciones en 28 de los 50 estados. Los defensores de esta propuesta aseguran que les permitirá a los padres con niños que utilizan cannabis medicinal ahorrarse viajes innecesarios a la escuela para llevar la medicación a sus hijos.

Las enfermeras, sin embargo, no están tan convencidas. Una de las objeciones es que en Colorado los médicos pueden recomendar marihuana a sus pacientes pero no prescribirla, por lo que no estarían suministrando un medicamento que la comunidad médica pueda recetar. Además, la presidenta de la Asociación de Enfermeras de Escuela de Colorado, Patty Rojec, expresó su preocupación de que se vean forzadas a decidir entre obedecer a la comunidad médica o a los deseos de las familias, que podrían no estar de acuerdo con que sus hijos sean tratados con cannabis, por más evidencia científica que se les presente. Es por esto que asegura que es necesario que la junta estatal de médicos y enfermeras establezcan una directiva al respecto.

Los militantes a favor de la marihuana consideran a este proyecto un paso adelante en la normalización de su uso en la vida cotidiana, a pesar de que para la ley federal sigue clasificada como una sustancia prohibida de lista I, o sea que es considerada altamente adictiva y sin valor medicinal. Es curioso que más de la mitad de los estados que componen al país estén en desacuerdo, y de hecho en violación, de la ley federal.

Este no es el único proyecto de ley presentado recientemente en Colorado sobre marihuana medicinal. Tanto allí como Illinois se han presentado proyectos para permitir que el cannabis sea recetado a pacientes con dolores crónicos, como alternativa a los opiáceos, que son altamente adictivos y cuyo uso en Estados Unidos es considerado una epidemia, con un promedio de 115 personas que mueren al día por sobredosis.

Actualmente existen solo 9 condiciones para las que puede recetarse cannabis en Colorado, en cambio los opiáceos son recetados a veces incluso para condiciones que no revisten gran gravedad.

El senador de Illinois Dan Harmon, uno de los promotores de este proyecto en su estado, dijo al diario Chicago Tribune: “Cuando la gente me pregunta si no estamos creando una puerta de entrada, les digo esto: no sé si el cannabis es adictivo, pero sí sé que los opioides y la heroína matan gente, el cannabis no”.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *