Expogrow 2018 cierra su séptima edición con un gran éxito de asistencia

Ayer concluyó Expogrow 2018, la feria de cannabis que desde hace ya 7 años tiene lugar en Irún. Desde el viernes, las instalaciones de Ficoba acogieron esta última edición, confirmando su estatus como una de las ferias internacionales del sector profesional del cannabis más importantes de Europa.

 

Expogrow es un evento muy reputado en el mundo del cannabis por su exquisita atención a las relaciones B2B (Business to Business), que permiten a las empresas programar citas de negocios en espacios ex profeso de la feria, optimizando la comunicación y el tiempo entre profesionales. Los 2000 profesionales acreditados y las más de 600 marcas representadas este año contaron con cuatro horas exclusivas dedicadas al B2B.

Expogrow es pionero en España en la creación de eventos B2B del mundo del cannabis. El pasado marzo organizó Expogrow Business Barcelona, una iniciativa que nace de la demanda de las empresas del sector por fortalecer sus negocios y mejorar la colaboración entre ellas, para abrirse paso en nuestro complicado y particular contexto. Esta cita se repetirá el 14 de marzo de 2019.

 

Expogrow, ¿la feria francesa del cannabis?

 

Esta orientación hacia las relaciones profesionales es algo que se respira en los pabellones de Ficoba: más del 80% de expositores de Expogrow repiten año tras año. Su ubicación estratégica, prácticamente en la frontera con Francia, un país donde este tipo de eventos está prohibido, es una gran ventaja para facilitar las relaciones con empresas y clientes franceses. De hecho, más de la mitad de los  visitantes de la feria proceden de nuestro país vecino. Este año, entre los casi 15000 visitantes, ha vuelto a crecer el número de visitantes franceses entre público y empresas, suponiendo un 69% del total. Una vez más, Expogrow se convierte en la feria francesa del cannabis. En esta ocasión los tres pabellones interiores y el pabellón exterior de Ficoba fueron ocupados por 181 empresas en 164 stands.

 

No todo son negocios: Expogrow ofrece también diversión y música

 

La séptima edición de Expogrow también se ha caracterizado por ofrecer un gran número de actividades paralelas lúdicas, como la experiencia de hiperrealidad de Wuautech, además de consolidar su ecléctico festival de música como uno de los mayores atractivos del evento. Este año pasaron por el escenario de Expogrow los franceses Deluxe y Demi Portion, los italianos España Circo Este, el guitarrista tuereg Bombino, los portuguesa Kumpania Algazarra, El Canijo de Jerez y los DJ’s Don Cornelius y Víctor Santana. La zona exterior estuvo animada durante el día por el Sound System de Monkey Products y por las noches con los dos clash organizados por Soft Secrets en su stand en forma de VIP Party.

 
Cannabis Box Forum, la propuesta para acercar el mundo del cannabis a la sociedad

 

Otra de las señas de identidad de Expogrow es el Cannabis Box Forum, un espacio de reflexión, debate e información sobre el cannabis en formato talk-show, gratuito y abierto a todo el mundo. Este año tuvo lugar en la Sala Hall Ficoba, y entre los ponentes pudimos escuchar a Diego Silva Forné, coautor de la ley que legalizó el cannabis en Uruguay, país pionero en la regulación integral de la planta, quien se refirió a la experiencia uruguaya como “particularmente significativa” al intentar “cambiar lo que ha sido históricamente un modelo fracasado basado en el prohibicionismo” por un modelo “basado en la prevención de riesgos y daños, y en información y apoyo a la investigación científica”.

También pasó por el Cannabis Box Forum la abogada británica y profesora de derecho de la Universidad de Londres Amber Marks, quien se refirió a eventos como Expogrow como una plataforma en la que empresas y asociaciones “crean una comunidad importante para dar apoyo contra la prohibición y también para normalizar, para que la sociedad vea que somos gente normal, que sabemos trabajar y sabemos montar una industria”.

 

Por su parte Valeria Salech de la Fundación Mamá Cultiva Argentina, acudió al forum para hablar de su labor, reivindicando “la soberanía sanitaria y el uso del cannabis de manera medicinal” y para hablar del impacto que ello tiene no solo en los pacientes, sino “en las personas que cuidan a aquellos que padecen enfermedades para las que la medicina tradicional no tiene ninguna respuesta”.

 

Araceli Manjón, ex directora del Plan Nacional Sobre Drogas, habló sobre la situación legal en España: “en el Parlamento hay actualmente dos iniciativas residenciadas, una de cannabis medicinal y otra de cannabis reacreativo, ambas a la espera de su progreso”.

Otro muchos ponentes completaron las dos jormadas del Cannabis Box Forum, entre los que se encontraban expertos en los campos de la ciencia, medicina, la regulación, la innovación industrial o la evolución de las políticas de drogas en sus diferentes modalidades nacionales e internacionales.

 

 

 

El cannabis australiano llegará a las farmacias

Mientras varias compañías locales preparan la producción de cannabis medicinal para abastecer el mercado en Australia, el proceso para conseguir recetas dificulta el acceso a los medicamentos

 

Casos como el del que vamos a hablar hoy, muestran con nitidez cómo las políticas de regulación del cannabis deben venir acompañadas de medidas que las hagan razonablemente efectivas para marcar una diferencia.

 

El año pasado os informábamos de cuando Australia dio el paso hacia la regulación del cannabis medicinal. Este año os relatábamos las medidas que el país estaba tomando para reducir el tiempo de acceso a las recetas de cannabis.

 

Con todo, la situación hoy deja bastante que desear, como se lamenta Lucy Haslam, fundadora de United in Compassion, una asociación que lucha “por el alivio digno del sufrimiento con compasión y empatía”, como reza su web, mediante el cannabis medicinal.

 

Infierno burocrático para conseguir una receta

 

Según Haslam, que comenzó su activismo por el cannabis medicinal cuando su hijo moría de cáncer, asegura que la actual política de Australia sobre el cannabis está, a pesar de todo, fracasando.

 

“Han creado un sistema enrevesado y la política está fallando a los pacientes australianos, pero tal vez ese sea su objetivo, afirma Haslam.

 

“Incluso cuando los pacientes obtienen aprobación, no pueden permitírselo.”

De hecho, llama la atención que el gobierno federal haya aprobado solo 1204 solicitudes este año, algunas de las cuales corresponden a la misma persona, mientras que Alemania, donde la regulación del cannabis medicinal comenzó el pasado marzo, ya ha gestionado alrededor de 16000 solicitudes.

 

Haslam insiste en que los facultativos australianos necesitan más formación e información acerca de cómo aconsejar y tratar pacientes que requieren cannabis medicinal, además de que el estado debe aflojar la burocracia. Actualmente los pacientes pasan por un engorroso proceso de trámites que pasa por la aprobación del doctor, que a su vez debe ser recibir la aprobación de la Administración de Bienes Terapéuticos, que a su vez debe converger con los requisitos estatales.

Sumémosle a ello los costes de productos medicinales de cannabis importados legalmente de países como Canadá, que son los que dominan el mercado australiano, y que pueden ascender a hasta 40 mil dólares al año, ¡¡unos 110 dólares diarios!!

 

El engorroso proceso de tramitación de permisos sumado a los precios prohibitivos de los tratamientos son la causa por la que muchísimos pacientes siguen recurriendo al mercado negro o a la producción clandestina. ¿De qué sirve implementar políticas que no solucionan aquello que se supone que debían de solucionar?


El cannabis australiano podría mejorar las cosas

 

Por fortuna, alguna buena noticia parece gestarse entre los nubarrones de una regulación mal implementada: parece que el cannabis medicinal “made in Australia” llegará a las farmacias a comienzos de 2019.

 

El Dr. Richard Kidd, presidente del Consejo de Medicina General de la Asociación Médica Australiana (AMA) asegura que el cannabis australiano mejorará el acceso de los pacientes a su medicina, dado que gran parte del problema son las regulaciones en la importación.

“(Cuando importas) hay que tener en cuenta las leyes de cada estado y país, y hay mucho más papeleo y burocracia”, dice el Dr. Kidd.

 

“Si se produjera (el cannabis) localmente y de forma rigurosa y legal y fuera un producto de gran calidad, podría dar lugar a buenos estudios para ayudar a la gente en el futuro”.

Además, el cannabis australiano sería mucho más barato para el paciente, como asegura Fleta Solomon, directora ejecutivo de Little Green Pharma (LGA).

“En la actualidad, los australianos que quieren estos medicamentos tienen que comprar productos importados caros o viajar al extranjero para recibir tratamiento”, dice Solomon.

 

“La irrupción de la producción australiana marca una nueva era para las medicinas de cannabis.”

 

Aunque hay muchas compañías en fase de investigación y experimentación de producción de cosechas y genéticas, Little Green Pharma, ubicada en la región de Western Australia, asegura ser la primera en producir aceites de cannabis medicinal a partir de cultivos propios, con la capacidad de abastecer a farmacias de todo el país.

 

Por su parte la compañía Medifar, de Queensland, proyecta tener listos sus primeros aceites y tinturas para comienzos del año próximo. Su director Adam Benjamin, coincide con Fleta Salomon acerca de las ventajas del producto australiano.

“Nuestro objetivo es hacer productos que sean asequibles para los pacientes y los nuestros serán asequibles”, dice.

Solo nos queda esperar que la llegada de la producción australiana se vea acompañada de los cambios burocráticos necesarios para asegurar, como reclama United in Compassion, el acceso a los medicamentos de cannabis de una forma segura, eficaz, asequible, equitativa y favorable para los pacientes, para el alivio digno del sufrimiento.

 

Fuente: New Daily

Bud and Breakfast: El Airbnb del cannabis

Para la mayoría de consumidores de cannabis, disponer de una cierta variedad de destinos de vacaciones en los que poder fumar a gusto, sin temor a tener problemas con la ley, es algo complicado.

 

Mientras estamos como estemos, en la mayoría de lugares del mundo a los que vayas de vacaciones tendrás que andarte con mil ojos a la hora de consumir cannabis, con todos los riesgos que conlleva hacerlo fuera de tu zona de seguridad. Pero incluso en los lugares más amistosos con el cannabis, tendrás también que ser habitualmente discreto y cuidadoso.

 

Es por ello que ideas como Bud and Breakfast pueden suponer una opción ideal para el consumidor de marihuana que no se la quiere jugar. Consiste en una web que gestiona reservas en hoteles y alojamientos donde se permite el consumo de cannabis e incluso se facilita el acceso al mismo.

 

En su web leemos que “las vacaciones deben ser un tiempo de relax, una oportunidad para realizar tus actividades favoritas sin las preocupaciones diarias. Sin embargo, cuando una de esas actividades involucra cannabis, el destino vacacional perfecto puede ser difícil de encontrar”, y añade que “a pesar de las cada vez más progresistas tendencias en el consumo de cannabis, muchos viajeros se encuentran perdidos a la hora de encontrar hoteles y alojamientos amigables con la marihuana.”

 

Y ese es el hueco que Bud and Breakfast viene a cubrir. La idea se le ocurrió a su fundador Sean Roby cuando comenzó a legalizarse el consumo recreativo de cannabis en algunos estados de EE.UU.

“Mucha gente viene a Colorado [donde el cannabis es legal], va a un dispensario, compra hierba y luego sale a la calle a fumar. Eso no es legal. Queremos ofrecer alojamiento seguro y legal para que la gente tenga una alternativa”, contaba Roby a The Sun, refiriéndose al hecho de que, a pesar de ser el cannabis legal, no se puede consumir abiertamente en la calle. En EE.UU. el consumo recreativo de cannabis es legal en nueve estados. Es posible que hacia finales de año otros cuatro den el mismo paso.

 

Bud and Breakfast: Desde un castillo a una tienda de campaña

 

Los destinos que ofrece Bud and Breakfast por el momento no son muy numerosos, pero es una buena base desde la que hacer crecer la idea. Desde una cabaña en Alaska, hasta una villa con playa privada para hasta 14 personas en Jamaica, podemos encontrar alojamientos con este perfil amistoso con el cannabis en ciudades europeas como Barcelona, París o Londres, así como en países como Colombia, Uruguay, Guatemala… e incluso en Japón (a 600$ la noche, ¡uf!).

 

“Airbnb es una gran compañía” dice Rody. “Agrupa todos los tipos de alojamiento, desde un castillo hasta una tienda de campaña”. Roby puntualiza que eso es precisamente lo que Bud and Breakfast pretende hacer, pero específicamente para el cannabis.

 

Eso sí, Bud and Breakfast se limita a centralizar la información y las reservas, pero las reglas sobre cómo, cuándo y dónde está permitido fumar cannabis las imponen los propietarios de los alojamientos, por los que el sitio recomienda prestar atención extra a esta información. No en todos se puede fumar en el interior. En algunos, el consumo está limitado a las horas nocturnas. En cualquier caso la discreción es siempre recomendable.

 

Fuente: The Sun

El Cannabis contra enfermedades cardiovasculares

Dosis pequeñas y prolongadas de cannabinoides podrían estar asociadas a una reducción del riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

 

Que el cannabis es una fuente inmensa de posibilidades terapéuticas, está hoy ya más allá de toda duda. Aunque podemos decir que recién estamos empezando a profundizar en ellas, la cantidad de estudios científicos sobre los cannabinoides y la forma en que interaccionan con nuestro cuerpo no deja de crecer. Hoy solo nos lamentaremos en esta frase del retraso en el conocimiento en esta área que impuso el prohibicionismo. Y en esta otra frase nos felicitaremos por la existencia de investigadores que luchan por reducir este agujero en el conocimiento.

 

Uno de esos investigadores es el colombiano Juan Carlos Restrepo, cirujano y epidemiólogo clínico especializado en cannabis medicinal, con el que viene trabajando desde hace años para desarrollar medicamentos a partir del THC, CBD, terpenoides, taninos y fenoles. Actualmente se encuentra desarrollando un proyecto en Colombia que incluye la creación de un laboratorio de innovación y desarrollo de plantas medicinales, con énfasis en el cannabis y sus sub-tipos.

 

Restrepo cuenta a Excelsior que “Se ha descubierto que cannabinoides como el cannabidiol, cannabinol y el mismo THC en dosis pequeñas y prolongadas, puede mejorar el peso. Al bajar la grasa corporal, baja el peso común y corriente, la grasa visceral y esto, por ende, disminuye el riesgo cardiovascular, eso cambia el metabolismo de los lípidos, de las grasas en el organismo. Incluso evita que se formen placas en las arterias y se taponen, o sea, evita un infarto como tal”.

 

Pero Restrepo también advierte de que no existe evidencia de que el cannabis fumado prevenga infartos o enfermedades cardiovasculares. Si bien el cuerpo puede beneficiarse de la acción de los cannabinoides, fumar es, en sí, un factor de riesgo para padecer enfermedades del corazón, por lo que su acción medicinal ha de perseguirse mediante metabolitos adecuados en las dosis y vías de consumo adecuadas.

 

El cannabis contra enfermedades cardiovasculares y además puede prevenir o mejorar la diabetes

A pesar de la escasa cantidad de estudios que hay al respecto, Restrepo afirma que “se ha demostrado que los cannabinoides en nuestro organismo previenen o mejoran la diabetes y la prediabetes“, condiciones relacionadas con la obesidad. El cannabis ayuda a mantener el equilibrio en el metabolismo de la glucosa interactuando con los receptores endocannabinoides de nuestro cerebro relacionados con este proceso metabólico.

 

A pesar de que el cannabis estimula el apetito, Restrepo cita un estudio de ‘The Third National Health and Nutrition Examination Survey’ según el cual se relaciona el consumo regular de cannabis con una menor prevalencia de la obesidad y a un menor índice de masa corporal.

 

Pero “no solamente el consumo de THC reduce el peso”, continúa Restrepo, sino que el cambio en el metabolismo que provoca, predispone a la persona a un cambio de hábitos de vida, “y la diabetes es una enfermedad muy relacionada con el estilo de vida”.

 

También parece ser que el THC aumenta la sensibilidad a la insulina y “por tanto nos está protegiendo de la hiperglucemia” puntualiza Restrepo.  Además, “disminuye la glucosa, la adiposis y la obesidad”, aunque reconoce que se necesitan realizar más estudios porque “los cannabinoides actúan de manera muy individual” dependiendo del organismo.

 

Por último,concluye que, dado que la disminución de peso producida por el cannabis mejora “la afinidad de las células a la insulina para disminuir la azúcar, disminuye el riesgo de enfermedades cardiovasculares, entre ellas el infarto. Como preventivo es excelente.”.

 

De hecho, según Restrepo, Israel desarrolla las investigaciones mas avanzadas acerca de la aplicación del cannabis para tratar enfermedades cardiovasculares. Además, Suiza, Estados Unidos y Colombia, trabajan en la investigación de extractos de cannabis para prevención de infartos.

 

 

 

 

Canadá ultima la implementación del cannabis recreativo legal

El proyecto de ley para la regulación del cannabis recreativo legal en Canadá es aprobado por el Senado y vuelve a la Cámara de los Comunes.

 

Llega el verano y Canadá se prepara para abrir el mercado del cannabis recreativo legal. Durante los pasados meses el Senado ha estado revisando el histórico proyecto de ley, el cual ha aprobado con 56 votos a favor, 30 en contra y una abstención. Se decidirá ahora si los parlamentarios aprueban en la Cámara de los Comunes las múltiples enmiendas añadidas a la legislación por el Senado, pero superado este obstáculo legislativo clave, parece no haber dudas de que a finales de verano Canadá se convertirá en el primer país del G7 en legalizar el uso recreativo del cannabis.

 

El compromiso del Primer Ministro Justin Trudeau con este proyecto, le ha llevado a tomar medidas para garantizar su éxito, atendiendo a las preocupaciones de los senadores indígenas con respecto al mismo, como la asignación de más recursos a los servicios de salud mental y adicciones a los pueblos indígenas. Parece ser que el índice de problemas mentales, adicciones y suicidios entre las poblaciones indígenas del Canadá es un problema de primer orden en el país.

 

Una vez el proyecto se convierta en ley, los canadienses deberán esperar hasta 3 meses para poder acceder al cannabis recreativo legal, lo cual da un plazo de tres meses para que los diferentes territorios y provincias afinen los diferentes aspectos de la distribución al cliente final. También será cada gobierno regional quien establezca ciertos detalles como los entornos en los que se podrá consumir, y si se distribuirá mediante un sistema de licencias o a través de dispensarios de la administración.

 

Ante la preocupación de los más escépticos sobre la conveniencia de implementar finalmente esta ley, los que la han impulsado aseguran que entre los beneficios están que los jóvenes tendrán más difícil el acceso al cannabis, se debilitará el crimen organizado, se reducirá la carga sobre las fuerzas del orden y el sistema de justicia y se mejorará la salud pública. En este sentido, los estados de EE.UU. donde se ha legalizado el cannabis recreativo, suponen un terreno para poner a prueba esta tesis, y parece que, efectivamente, los beneficios sociales de la regulación del cannabis superan cualquier inconveniencia.

 

En un reciente informe de la Drug Policy Alliance sobre los efectos de la legalización en Colorado, Washington, Alaska, Oregon y Whasington D.C., las conclusiones iniciales parecen claras: “los informes preliminares sugieren que los efectos de legalización han sido positivos o insignificantes”. Es decir, que la legalización o bien mejora las cosas o, en el peor de los casos las deja como estaban.

 

 

Canadá, referente mundial del cannabis recreativo legal

Canadá es uno de los pocos países que están impulsando en todos los ámbitos la industria y la regulación del cannabis. Desde 2001 el cannabis medicinal es legal, pero a nivel recreativo, a pesar de no ser todavía formalmente legal, las autoridades tienden a hacer la vista gorda cuando se trata de casos de tenencia y consumo moderados. Además, desde que surgió el proyecto de ley para legalizar el cannabis recreativo, ha crecido la inversión y especulación en el sector, con favoritos en bolsa como los productores Aphria y Canopy Growth. Canadá está también liderando el mercado del cannabis a nivel internacional, aprovechando la ventaja que han sabido ganar mediante la implementación de políticas racionales y modernas, y actualmente hay grandes productores realizando inversiones en Europa.

 

 

Las mujeres que consumen cannabis se sienten estigmatizadas

Van der Pop, una marca de accesorios y complementos del mundo del cannabis llevó a cabo el otoño pasado una encuesta junto a Canadian Viewpoint Inc., acerca de la relación de las mujeres que consumen cannabis. Fue publicada el pasado Día Internacional de la Mujer con el título “Women and Weed Survey”.

La encuesta, que se centró en más de 1500 mujeres mayores de 19 años que consumen o habían consumido cannabis, o que aún no lo habían hecho, pero estaban considerándolo, pretendía obtener información acerca del comportamiento de  las mujeres que consumen cannabis, las percepciones generales sobre la planta y obtener ideas y áreas de interés con miras al futuro.

La fundadora de Van der Pop, April Pride, lidera un movimiento encaminado a acabar con los estigmas sexistas que relacionan a la mujer con el consumo del cannabis. Hasta no hace mucho (e incluso todavía hoy) a las mujeres fumadoras de cannabis se las etiquetaba con cosas como “chatis fumetas” y, al igual que ocurre con otros productos como el alcohol, se las sexualizaba en anuncios de productos relacionados con el cannabis.

Pride contaba a la revista MERRY JANE que:

“Se espera tanto de las mujeres a lo largo de sus vidas… los subproductos de estas altas expectativas depositadas en las mujeres son el estrés y la ansiedad. ¿Quién puede relajarse (¡o dormir!) cuando hay una necesidad constante de probarse a sí mismo? ¿Y quién no querría tomar una píldora de menos cuando sea posible? Resulta que hay una planta que tiene la respuesta a estas preocupaciones de destrucción de la felicidad, y que es eficiente y natural. Así que no debemos sorprendernos de que las cuatro principales razones por las cuales las mujeres consumen cannabis son la reducción de ansiedad, el alivio del estrés, la relajación y el alivio del dolor.”

Si ya resulta interesantísimo, como apuntaba el neurocientífico estadounidense Greg Gerdeman, que una planta como el cannabis pueda actuar de una forma tan integral con el organismo humano sin producir efectos secundarios serios, como si esta planta hubiese evolucionado junto a la especie humana para ofrecernos sus bondades con un bajo costo de efectos no deseados, más asombrosa es su capacidad de interactuar con cuestiones específicas de la salud femenina. Así, el 56% de las mujeres encuestadas perciben que el cannabis es completamente efectivo para abordar sus problemas específicos, ya sean medicinales o de otro tipo, y el 93% piensa que es parcialmente efectivo.

En palabras de Pride, “específicamente en las mujeres, el sistema endocannabinoide mantiene la homeostasis relacionada con el dolor, sueño, humor, memoria, control motor, función inmune y temperatura corporal, así como el metabolismo y los sistemas reproductivos de las mujeres. No conozco ni a una sola mujer que no padezca desórdenes con alguna de estas cuestiones y que daría lo que sea, en el peor de los casos, para mejorar una vida que ya está al límite”.

Pero estas capacidades que la marihuana presenta para las mujeres no solo han sido ensombrecidas por el prohibicionismo, sino por el temor al juicio social devenido, digámoslo ya, del machismo imperante.

Los resultados de la encuesta dicen que las  mujeres que consumen cannabis se sienten estigmatizadas

De hecho, este es, según los resultados de la encuesta, el principal factor por el cual ocultan las mujeres que consumen cannabis. El 70% de las encuestadas asocian el consumo a la estigmatización social, el 72% asegura que no debe de juzgarse ni su inteligencia ni su capacidad de toma de decisiones por el hecho de consumir cannabis y el 36% teme que el consumo abierto vaya a representar quiénes realmente son a ojos de los demás. Un 66% de las encuestadas afirmó ocultar el consumo. Los principales temores devenidos de este ocultamiento se relacionan con la legalidad, los seguros de salud, el precio y la percepción de la identidad, y no tanto con el impacto negativo en la salud, siendo esta una preocupación residual.

 

Pride apunta un dato importante: “El estigma que sienten las mujeres cambia poco en aquellas regiones donde el consumo es legal. Los temores sociales de las -juicios sobre la pureza y la educación de los hijos – no se resuelven tan fácilmente. De ahí la insignificante diferencia entre el estigma en los estados donde el consumo es legal (66%) y los estados donde es ilegal (70%).”

La falta de educación o acceso a información fiable sobre el cannabis es otro factor que influye en el temor de algunas mujeres hacia la planta. El 62% de las encuestadas declararon que carecían de un recurso fiable para obtener información, mientras que el 80% dijo que buscaban información en internet. En total, solo el 21% de las mujeres que participaron en la encuesta consideraron que tenían una comprensión sólida de la ciencia del cannabis.

Sin embargo, la “Ola Verde” está transformando una relación que antes era socialmente contenciosa, abriendo un mundo de posibilidades, tanto en el bienestar físico y mental, como en el emprendimiento de todo tipo de negocios y estilos de vida. El cannabis se muestra como un elemento con una capacidad infinita por transformar la calidad de vida de las mujeres. Conforme más mujeres entran en este mundo cannábico, más marcas surgen y evolucionan con productos específicos para las necesidades femeninas, transformando la imagen de “fumetas irresponsables” a mujeres innovadoras, emprendedoras y pioneras de una nueva dimensión del concepto de bienestar. No olvidemos en este punto que la marihuana que nos vale es una planta femenina.

 

Conoce las mejores sativas del catálogo de Dinafem

Hoy en Nekwo hemos querido hacer un repaso por las mejores sativas que más nos gustan del catálogo de Dinafem.

Como ya hicimos con las variedades índicas del catálogo de Dinafem, ahora le ha tocado el turno a las mejores sativas. Este tipo de variedades, se caracterizan por tener un fuerte efecto estimulante en el cerebro que, entre otras cosas, propicia tanto la creatividad como los buenos ratos entre amigos. A pesar de que las sativas puedan tardar un poco más de tiempo en florecer, sus elevados ratios de producción (por norma general) harán que muchos se decanten por este tipo de cannabis.

Como os imaginareis, Dinafem ha desarrollado también una serie de genéticas sativas de mucha calidad, conocidas en todo el mundo y que ahora podréis descubrir (si todavía no lo habéis hecho) en este artículo. Empecemos.

 

 

Las 4 mejores sativas de Dinafem

Super Silver: Olor y resina a partes iguales

Esta variedad destaca sobre todo por el acabad de sus densos y alargados cogollos. Cultivable por cualquier tipo de cannabicultor, ya que no presenta muchas dificultades en su siembra y desarrollo, produce unos frutos con unas propiedades organolépticas difíciles de igualar. Además posee un potente y eufórico efecto que perdurará por un largo rato en el cuerpo.

 

Royal Haze: la hija de dos variedades míticas

Esta variedad ha nacido fruto del amor de dos variedades conocidas en todos los rincones del planeta: Haze 1 x Skunk x Northern Lights. El resultado ha sido esta potente Royal Haze, una variedad que da plantas de estatura grande, fácil de cultivar y con un período de floración bastante corto para lo suelen tener las sativas. Ideal para pasar momentos divertidos con los amigos.

 

Amnesia Kush: Sabores cítricos con aromas embriagadoras 

Probablemente la genética sativa de Dinafem con unos rasgos organolépticos tan marcados. Cualquier entendido en cannabis sabrá apreciar esta variedad una vez la pruebe ya que los matices y texturas que discurren por el paladar, harán las delicias de cualquier cannáfilo. Perfecto efecto para desconectar tras un duro día de trabajo.

 

Dinachem: Tamaño medio, cogollos enormes

Pese a que no es una de las plantas mas grandes del catálogo, la Dinachem produce unos cogollos prietos y enormes que harán las delicias de los extractores más experimentados. Gracias a sus cantidades de resina y su fuerte efecto cerebral, podrás gozar de un buen rato cada vez que pruebes una de sus flores secas. Sabor exótico con una potencia estable. Buenísima elección.

Ayer terminó el Medical Cannabis Bike Tour siendo todo un éxito

Desde el día 3 de Octubre hasta ayer, un grupo de unos 100 voluntarios iniciaron 420 kilómetros entre Austria y la República Checa por una buena causa, la Medical Cannabis Bike Tour.

Tras 420 kilómetros recorridos en bicicleta, el Medical Cannabis Bike Tour de 2017 finalizó en Viena. Unos 100 ciclistas han acabado por entrar en la capital austríaca, logrando así el reto que, como cada año desde 2012, vienen proponiéndose en la lucha por recaudar algo de dinero que les haga avanzar en las investigaciones que tiene esta organización sin fines de lucro para que, de una vez por todas, se pueda demostrar científicamente muchos de los beneficios del cannabis.

Durante los últimos años, países como Holanda, España, Bélgica, Eslovenia e incluso Italia, han sido recorridos por estos amantes de las dos ruedas y la hierba. Durante estos últimos 5 años, han recaudado ya más de 350.000 euros y esperan que  parte de esta cifra, se pueda donar a su llegada a la Cultiva Hemp Expo que tendrá lugar durante este fin de semana, en Hanfmesse. El trayecto para este año, era entre República Checa y Austria, finalizando como os comentamos, en esta famosa feria del cannabis.

Contribuirán y ayudarán económicamente con las investigaciones del Doctor Guillermo Velasco en nuestro país

Como avanzábamos antes, Medical Cannabis Bike Tour está muy comprometido con los avances del sector científico del cannabis. Dado que para ellos es importantísimo el desarrollo científico del conocimiento que tenemos de la planta, han decidido que, a su llegada a la feria, donaran parte de lo que han recaudado durante estos años. El objetivo de esta donación, será nuestro conocido Doctor Guillermo Velasco, uno de los médicos pioneros en la investigación cannábica que posee un grupo de trabajo en Madrid.

Tras su charla, se espera que mañana cuando den comienzo las conferencias en la feria, puedan darle un cheque para que pueda continuar investigando sobre un estudio que están llevando a cabo en torno a los efectos del THC y del CBD como agentes anticancerígenos.

En Nekwo nos encantan iniciativas como estas. Sabemos de la necesidad de conseguir fondos por parte de muchos grupos de investigación científica, que pretender dar luz a nuestro sector, aportando un mayor conocimiento de nuestra planta y mejorando la calidad de vida de muchas personas. Si queréis saber más entrad en su web, o en su página de Facebook, donde podréis saber más detalles sobre esta organización y su propuesta.

 

 

El uso de CBD estará permitido en la UFC a partir del 2018

La Agencia Mundial Antidoping (AMA) acaba de anunciar hace tan solo unos días que el CBD dejará de ser una sustancia prohibida a partir del año que viene.

Somos muchos los que conocemos los beneficios del CBD, pero parece que poco a poco, los más amateur en la materia van aprendiendo. Según el último comunicado de la AMA, la Agencia Mundial Antidoping, organización que se encarga de controlar el doping en algunas competiciones como la UFC, acaba de informar que a partir de 2018, los luchadores de las artes marciales mixtas, podrán usar CBD.

El CBD o cannabidiol, está demostrado ya, tiene múltiples utilidades en el campo de la recuperación de lesiones, funciona como analgésico y reduce las inflamaciones causadas por traumas. Como podréis comprobar, todas esas utilidades, vienen de perlas para este tipo de deporte de contacto. Como bien explican en el propio comunicado, los propios deportistas deberán de tener cuidado con el uso de este cannabinoide ya que:

‘El CBD a partir de 2018 estará despenalizado. El único factor a tener en cuenta es que el cannabidiol obtenido de las plantas de cannabis, puede contener algunas ristras de THC, que puede resultar en un positivo. El THC seguirá estando prohibido, por lo que habrá que tener cuidado si no se quiere dar positivo.’ 

El CBD ya era utilizado por algunos luchadores muy famosos 

Al igual que está pasando con otras ligas deportivas como la NBA o la NFL, muchos deportistas al conocer todos los beneficios del cannabidiol (CBD) comienzan a usarlo para tratar, en gran medida, sus lesiones.  En la UFC, también son bastantes los luchadores que usaban la sustancia pero, al estar prohibida, pocos eran los que daban la cara y desafiaban las normas.

Uno de los casos más llamativos, transcurrió tras el combate entre Nate Diaz y Conor Mcgregor. El luchador californiano, tras perder la revancha contra el irlandés, salió a rueda de prensa vaporizando un compuesto con CBD. Él mismo fue preguntado, y respondió de forma muy clara y escueta:

‘No es marihuana. El CBD ayuda con el proceso de curación, la inflamación y  cosas así. Si quieres recuperarte lo antes posible, el CBD puede ayudarte para antes y después de las peleas. Hace que mi vida como luchador, sea bastante mejor.’

La ola legislativa a favor del cannabis que está llevando a cabo el país norteamericano está llevando a obtener a la comunidad cannáfila grandes logros. Gracias los estudios científicos y a la desestigmatización de la planta, son ahora hasta los deportistas, los que se pueden beneficiar de las bondades del cannabis. Son muchos los deportes que esperan cambios en sus normativas ¿Cuál será el siguiente?

¿Fumas cannabis? La universidad de Arizona quiere pagarte

Esta iniciativa surge de la realización de un estudio que pretende analizar las causas del consumo cannabis habitual y los efectos  mediatos producidos.

Pues parece que el sueño de todo ‘stoner’ se vuelve a repetir ya que, en este caso, la Universidad de Arizona busca personas que consuman cannabis habitualmente para realizar un estudio que demuestre los efectos inmediatos que tiene este hábito. El ‘llamamiento’ ha sido realizado desde la propia web de la Universidad, y se presupone que no falten ‘conejillos’ para realizar las pruebas. Como reza en el comunicado publicado:

‘Buscamos comprender las causas y consecuencias del consumo habitual de cannabis (…) en diferentes áreas de investigación como la salud cardiovascular, la prevalencia a la sustancia o el deterioro neurológico y cognitivo funcional en la vida cotidiana entre otras cosas.’

El único problema, es que si ya estás pensando en ofrecerte, siento decirte querido amigo que deberás poseer un carnet de prescripción de cannabis medicinal en el estado, por lo que además deberás ser residente en la zona. Además también tendrás que tener entre 18 y 30 años y tiempo para consumir cannabis.

Los voluntarios deben tener un consumo cannabis cada 10 horas y asistir a todas las semanas un par de horas al laboratorio

Durante la realización del estudio, los elegidos para participar en la investigación deberán consumir cannabis en tomas fraccionadas como mínimo cada 10 horas. Demás, para poder medir todos los aspectos que quieren baremar y analizar, deberán asistir a las pruebas en el laboratorio al menos una vez por semana durante algo más de dos horas. Por todo este ‘trabajo’ pretenden retribuir a los participantes con 95 dólares.

Estudios como este en Estados Unidos comienza a surgir gracias a los cambios en la legalidad que está teniendo el cannabis. A medida que la planta es legalizada en más estados el referente asociado a la planta cambia y da lugar a que se puedan producir de forma más sencilla, estudios como este. Éste no es el precursor, hace unos meses, ya os contamos en Nekwo,  que la Universidad de Washington también estaba dispuesta a pagar por hacer de cobaya de laboratorio, y ser usuario de cannabis. Conforme se vayan realizando más estudios, podremos tener información más exacta y más precisa de cómo funciona el cannabis con nuestro cuerpo, y como los cannabinoides interactúan con nuestro cerebro. La información es oro.