Estudiantes realizando un examen

Los mejores estudiantes son más propensos a fumar cannabis y beber alcohol

Según un estudio realizado por expertos de la Facultad de Medicina de Londres y publicado en la British Medical Journals los mejores estudiantes y los más inteligentes tienden a fumar cannabis en pos de beber menos alcohol y fumar menos tabaco.

Es curioso que conforme más se estudia el cannabis, sus modelos de consumo y sus efectos  van rompiendo falsos mitos que van aportando una visión diferente de esta planta. Hace unos días, la revista especializada British Medical Journals publicaba un estudio en el que afirman que los estudiantes más inteligentes y con mejores notas, tienden a fumar menos tabaco, y a consumir más marihuana y/o alcohol que sus coetáneos menor dotados académicamente.

Los investigadores, tras comprobar que el uso de sustancias como el tabaco, el cannabis o el alcohol entre adolescentes es algo habitual, decidieron realizar mediante test y cuestionarios una muestra representativa de los hábitos de consumo de estas sustancias, así como intentar comprobar si había vínculos entre inteligencia y el uso de estas sustancias.

Consumo de cannabis

Consumo de cannabis

Pues bien, los estudiosos comenzaron a hacer las pruebas en más de 800 escuelas y colegios en Londres a niños a partir de 11 años a los que les hicieron además de los cuestionarios, un seguimiento hasta los 19 o 20 años.

A partir de las respuestas que indicaban cada año, sobre lo que consumen o los hábitos que éstos tienen, comenzaron a ir analizando caso por caso y creando perfiles en base a diferentes factores; uso de sustancia, hábito de uso y notas académicas definidas en la ‘Key Stage 2, una especie de reválida que se les hace a los niños de 11 años y que evalúa su habilidad varias asignaturas.

Los datos fueron bastante sorprendentes.

Los estudiantes inteligentes eran menos propensos a fumar cigarrillos en pos de un mayor consumo de alcohol y cannabis.

En concreto, los estudiantes aventajados eran un 25 por ciento  más propensos a consumir cannabis que el resto y en concreto un 53 por ciento más de posibilidades de fumarlo persistentemente que aquellos que no fumaban.

A pesar de que los estudiosos advierten que es un estudio observacional, dotan al análisis sociológico de un valor bastante cualitativo.

Las razones por las que creen que es debido son sencillas, según James Williams y Gareth Hagger-Johnson (coautores del estudio):

“La capacidad cognitiva está asociada con la apertura a nuevas experiencias y con mayores niveles de aburrimiento debido a la falta de estimulación mental en el colegio”

El dato que acabó por sorprender a los autores del estudio, es que además los estudiantes más talentosos empiezan más tarde a consumir este tipo de sustancias debido a que son muy conscientes de los efectos inmediatos y a largo plazo que implica tanto consumir como violar la ley.

Realmente el estudio no cuenta si esta capacidad intelectual aminora, o hace que rindan menos los estudiantes a largo plazo. Lo que si que se puede afirmar, rompiendo un tabú y un estigma más del cannabis, es que el consumo de marihuana no tiene porqué estar reñido al abandono escolar o a las malas notas.

La revolución del cannabis ya está en marcha. Con datos como estos, poco a poco iremos normalizando la situación. Que continúe la racha.

Planta de cannabis CBD+ de Positronics

Probamos la CBD+ Caramelice de Positronics

Hoy queremos presentaros la versión CBD de una de las variedades más representativas de Positronics, la CBD+ Caramelice, una magnífica elección con un altísimo grado de satisfacción en todos los aspectos.

La variedad CBD de la que vamos a hablar, CBD+ Caramelice de Positronics, es una creación de culto para los amantes de las variedades ricas en cannabidiol que está comenzando a ganar fama debido a su parecido tanto en sabor como en producción de una de las variedades más cotizadas hoy en día.

Cogollos satélites de la planta

Cogollos satélites de la planta

Su genética proviene de un clon Caramelice de uno de los armarios de mayor calidad de la marca, junto a un clon élite CBD del que ha salido una variedad muy fácil de cultivar con forma cónica y de arbusto. Visualmente, hablamos de una variedad muy similar a su antecesor la caramelice normal.

En cuanto a su estructura, podemos hablar por lo que hemos visto al cultivarla de una planta recia y resistente, muy frondosa y vulnerable al tener gran número de hojas y frutos al moho. En interior con una buena poda no hay problema pero, en exterior sería necesario proceder a tratamientos que prevengan la aparición de este hongo. Tan solo hay que tener en cuenta que se debe de optimizar bien el lugar de cultivo con una correcta aireación y así evitar problemas por la abundancia de ramas cubiertas de flores.

CBD+ Caramelice

CBD+ Caramelice

La CBD+ Caramelice tiene un período de floración de unos 65 días (día arriba día abajo) con producciones bastante ingentes, en las que podemos llegar a juntar hasta medio kilo por m2 en interior en condiciones idóneas.

En nuestra cata, los sabores cítricos y terrosos comentados nos recordaron a las skunk más clásicas tan de moda hace unos años. Es un cannabis de sabor suave que puede parecer que no nos afecta por su no muy alto contenido en THC pero al poco tiempo de la cata evidenciamos un efecto muy lúcido tanto a los sentidos como, sobre todo, a la mente. Siendo una variedad para tener una productiva actividad en medio de procesos creativos.

Cogollo apical de la CBD+ Caramelice

Cogollo apical de la CBD+ Caramelice

En el efecto de esta versión CBD es donde reside la principal diferencia con la Caramelice original. Toda una gama de efectos físicos, más livianos y terapéuticos, que llevan asociado una sensación de placidez y bienestar sin llegar al efecto narcótico.

Fármacos psiquiátricos

Los fármacos psiquiátricos no siempre curan más que dañan

Peter Gotzsche especialista en ensayos clínicos y científico investigador en la Universidad de Copenhague aboga por la reducción del uso de fármacos agresivos contra enfermedades psiquiátricas.

Hace unos días leíamos en un artículo publicado en el periódico El País una entrevista a uno de los investigadores especialistas de la universidad de Copenhague más afamados del momento, el científico Peter Gotzsche. La fama de este reputado investigador se debe al impulso que está dándole a las nuevas investigaciones en psiquiatría, sobre todo, en el área de terapias con fármacos. De hecho, su último libro titulado “Psicofármacos que matan y denegación organizada” analiza cuál es el estado actual de la psiquiatría para justificar las carencias tanto de las terapias y diagnósticos que se hacen como de los fármacos que se recetan y sus efectos que, para él, están haciendo más daño que bien.

Peter Gotzsche

Peter Gotzsche

Para Gotzsche, no existen desequilibrios químicos en el cerebro que generen trastornos psiquiátricos ya que nunca se ha demostrado que haya diferencia biológica entre un paciente psicótico y una persona sana. El problema viene a la hora de diagnosticar y prescribir.

Según Peter, al no haber un desequilibrio químico, no se puede diagnosticar un fármaco basado en este concepto:

“Cuando tienes diabetes te falta insulina y cuando a ti te dan algo que te falta es un buen tratamiento. Con las enfermedades psiquiátricas, no te falta de nada así que basar el tratamiento en una comparación con otra enfermedad es erróneo.”

Otra de las afirmaciones que más nos sorprendieron de este científico en la entrevista fue la parte en la que habla de los daños colaterales de fármacos como por ejemplo los antipsicóticos.

“Los antipsicóticos son algunos de los medicamentos más tóxicos que existen a parte de la quimioterapia para el cáncer. Producen daño cerebral permanente incluso después de un breve consumo y hacen más difícil que la gente vuelva a una vida plena.”

Este punto es muy interesante, y en Nekwo queremos detenernos en esta parte. Si como dice este científico, parte de los fármacos que se recetan para enfermedades psiquiátricas producen daños cerebrales permanentes y siempre según estudios certificados, ¿por qué son legales? ¿No es ese uno de los argumentos que se esgrime para decir no a la legalización del cannabis?

Recientemente se han publicado estudios por la revista ‘Neuropsicopharmacology European’ en los que hablan de las capacidades que tiene el cannabis para contrarrestar el sesgo negativo interfiriendo en el procesamiento de las emociones de forma positiva en los usuarios. Entonces, ¿por qué no experimentar con nuevos tratamientos para estas enfermedades con cannabis? ¿Por qué no estudiar bien estos casos? Probablemente serían menos tóxicos y no serían tan agresivos para los cuerpos de los pacientes, pero a la vez, menos rentables para las grandes empresas farmacéuticas.

Es un tema muy interesante y que requiere de un largo análisis y un largo debate. Pero es gracioso que continúen habiendo fármacos o consumibles normalizados que son mucho más perjudiciales para el cuerpo que el consumo de cannabis, teniendo a la vez muchas cosas beneficiosas que el resto de consumibles. El cannabis no es la panacea, pero merece ser tratado, al menos, como cualquier otro consumible.

Parte del cultivo de la Fundación Daya

Os enseñamos las instalaciones del cultivo de Fundación Daya

En Diciembre pudimos viajar a Chile donde estuvimos en la región de Quinamavida con Pablo Meléndez, Director de Operaciones de producción de Fundación Daya, con el que pudimos visitar sus instalaciones de cultivo.

Como ya sabréis, en Diciembre un equipo de Nekwo se desplazó hasta Chile para conocer de primera mano en qué estado se encuentra el panorama cannábico en la región. Además de ir a la Expoweed, allí tuvimos el placer de poder estar con nuestros amigos de Fundación Daya para que nos enseñaran sus instalaciones de cultivo en Quinamavida y pudiéramos charlar un rato con ellos para que nos contaran un poco cuáles eran sus proyectos a medio-corto plazo.

Uno de los grupos de trabajo de Fundación Daya

Uno de los grupos de trabajo de Fundación Daya

La visita al cultivo que tuvimos el placer de realizar fue guiada por uno de los activos más importantes de la propia fundación, Pablo Meléndez, Director de Operaciones y encargado de gestionar todas las instalaciones de cultivo.

Pablo Melendez director de operaciones de la Fundación Daya

Pablo Meléndez director de operaciones de la Fundación Daya

Nos contó y enseñó todo, desde quiénes conforman el grupo, a qué se dedican los grupos de trabajo, cuáles son sus instalaciones, para qué es esa cosecha y un sin fin de temas interesantes que desgranaran cuál es el trabajo de esta fundación en su cultivo.

La organización que poseen como grupo humano y el trabajo que desempeñan unidos al magnetismo del lugar, plagado de zonas frondosas y de montaña, hacen del cultivo ‘Tierra Santa’ un lugar en el que no sólo se cultiva cannabis, si no que se cultiva compañerismo e ilusión. Ilusión por estar desempeñando un proyecto que promete y compañerismo porque están abiertos a cualquiera que quiera saber un poco más de la planta como medicina.

La visita tuvo de todo, nos trataron genial y esperamos no tardar mucho en volver. Aquí os dejamos un vídeo de cómo fue todo, esperamos que os guste y lo disfrutéis tanto como nosotros.

Observatorio Español de Cannabis Medicinal PNL

Se presenta en el Congreso una PNL para regularizar el cannabis medicinal

Este lunes 20 de febrero se presentó en el Congreso de los Diputados una Proposición No de Ley (PNL) para regularizar el uso del cannabis medicinal. La propuesta, que parece que será apoyada por gran parte de la oposición, fue presentada por Ciudadanos, contando con el asesoramiento del Observatorio Español de Cannabis Medicinal.

Algunos de los países más grandes de la Unión Europea, como Alemania e Italia, ya han iniciado sus procesos de regularización del cannabis medicinal y, a pesar de la total negativa del gobierno de Mariano Rajoy, parece que empieza el turno de España. Esta Proposición No de Ley (PNL), asesorada por el Observatorio Español de Cannabis Medicinal, no sólo ha sido presentada por Ciudadanos, parece que contará con el apoyo de gran parte de la oposición, entre ellos alguno de los grandes grupos del Congreso como Unidos Podemos.

Este lunes por la tarde, los representantes del Observatorio Español de Cannabis Medicinal, con su presidenta Carola Pérez a la cabeza, junto con el portavoz de la Comisión de Sanidad de Ciudadanos, Francisco Igea, presentaron en la Secretaría del Congreso la Proposición No de Ley para regularizar el cannabis medicinal. El propio Igea declaraba poniendo como ejemplo otros países de nuestro entorno:

“No es ni más ni menos que otro tratamiento médico al que los ciudadanos españoles también tienen derecho a acceder”

Igea ha explicado a los medios de comunicación que la propuesta se presenta a través de Comisión de Sanidad y no a través de la Comisión del Estudio del Problema de las Drogas por su caracter “evidente y urgente”, el cual “no condiciona ni rediseña su regulación en otros aspectos”.

Por otra parte, Carola Pérez ha declarado que su intención es que todos los pacientes que necesiten el cannabis medicinal “salgan de una situación de inseguridad jurídica y sanitaria”, ya que “todos tenemos derecho a tener el mejor el mejor tratamiento posible”.

Carola Pérez y Francisco Igea en las puertas de Congreso

Carola Pérez y Francisco Igea en las puertas de Congreso

Lamentablemente la PNL, aun aprobándose, tendría pocos visos de ser aplicada por el gobierno del Partido Popular, totalmente contrario a cualquier tipo de regularización, ya que una PNL no es de obligatoria aplicación por parte del gobierno. Es curioso que incluso dentro del Partido Popular se haya alzado alguna voz discrepante, como el portavoz del PP en el Parlamento de Cantabria, Eduardo van den Eynde, que se ha declarado favorable a regularizar el cannabis medicinal; y que ha confesado recientemente que consume cannabis de forma lúdica desde hace más de 25 años.

Médico estudiando un Tac Cerebral

La nueva esperanza para el cáncer cerebral está en el cannabis

Así lo afirma un completo informe producido por la empresa inglesa GW Pharmaceuticals tras comprobar los datos preliminares de su terapia para cáncer cerebral con cannabis.

Y comienzan a llegar los estudios con  datos clínicos que certificarán al cannabis como medicina. Hace apenas unas semanas, la multinacional farmacéutica GW Pharmaceuticals, publicó por nota de prensa los datos de uno de sus últimos estudios. En el comunicado informaron de los resultados positivos que están obteniendo en la segunda fase de uno de los estudios relacionados con una terapia cannábica (basada en cannabinoides) para tratar una forma de cáncer cerebral agresivo llamada glioma.

Para la realización del estudio, se examinó a 21 pacientes con este tipo de cáncer (Glioblastoma Multiforme Recurrente, o por sus siglas GMB) con diferentes terapias. A los que se les había dado una disolución en la que se combinaba THC y CBD, se comprobó que vivían más tiempo que los que habían recibido las terapias convencionales o placebos.

Geoffrey Guy uno de los médicos expertos de GW Pharmaceuticals

Geoffrey Guy uno de los médicos expertos de GW Pharmaceuticals

Por lo general, la media de vida entre los enfermos que padecen este cáncer, es menor a 1 año. Los pacientes que participaron en el estudio y recibieron el nuevo fármaco, extraído del cannabis, mostraron una media de 550 días más de vida y un 83% de supervivencia a un año que, comparada con la media de 369 días y un 52% de supervivencia al año demuestran una mejoría que hay que seguir investigando.

El único contrapunto que han encontrado es el tema de la tolerancia al tratamiento. Según cuentan, generalmente, es tolerado perfectamente y en los casos que no lo son, los efectos secundarios son leves y no pasan de algún que otro mareo, nauseas, vómitos o estreñimiento.

Gracias a estos datos, la empresa GW Pharmaceuticals ya está acelerando estas investigaciones. En palabras de su propio CEO Justin Gover:

“Estos datos son el motor para la aceleración de las investigaciones oncológicas en GW. En los próximos meses, esperamos consultar con las agencias reguladoras para crear un programa de desarrollo clínico fundamental para THC y CBD y ampliar nuestros estudios a otros tipos de cáncer”

GW Pharmaceuticals celebrando su salida a bolsa

GW Pharmaceuticals celebrando su salida a bolsa

GW Pharmaceuticals es una empresa muy involucrada con todo lo que contenga entre sus palabras cannabis y medicinal. Suyas son las patentes de los dos fármacos cannábicos más conocidos (Sativex y Epidiolex) para enfermedades graves. En Nekwo no nos equivocamos al pensar que continuarán llevando la batuta de la investigación puntera en fármacos y extractos de cannabinoides que permitan desarrollar medicinas y terapias potentes, capaces de sanar y paliar enfermedades.

Irlanda dice sí a la legalización del cannabis medicinal

Alemania, Italia, Portugal y ahora Irlanda se suma a la lista de países europeos que se posicionan a favor del cannabis como medicina y tratamiento para ciertas enfermedades.

El gobierno de  Irlanda ha decidido hacer frente a la realidad presente y ha declarado su propósito de legalizar el consumo medicinal de cannabis para ciertas enfermedades en determinadas circunstancias.

El ministro de Sanidad (que es conservador) Simon Harris explicó que se pretende crear un “programa de acceso” para tratar con este tipo de medicamentos a pacientes que no hayan respondido a sus respectivos tratamientos, siempre y cuando haya evidencias que sugieran que el cannabis pueda ser eficaz.

Como suele ser frecuente en legislaciones similares, entre los enfermos que tendrán acceso a este tipo de prescripción médica encontramos la epilepsia, la esclerosis múltiple o el cáncer. El propio Harris cree que es una buena medida

‘El cannabis tiene beneficios terapéuticos potenciales, pero estos deben definirse mejor a través de investigaciones clínicas. Esta medida marca un paso importante en el desarrollo de una política en esta área, por lo que necesito el mejor asesoramiento clínico’

 

Simon Harris, Ministro de Salud de la República de Irlanda

Simon Harris, Ministro de Salud de la República de Irlanda

Informe del Ministerio de Sanidad

Por lo visto, el Ministerio de Sanidad encargó un informe en Noviembre para estudiar el uso terapéutico del cannabis y qué posibilidades tenía como fármaco para ensayar su validez y ver si funciona o desentrañar de qué forma funciona en otros países.

El informe ha sido muy bueno para reforzar la legalización ya que los responsables de la confección de dicho estudio a pesar de que hablaron de una ausencia de datos científicos que demuestren su eficacia, dieron con el argumento perfecto para comenzar a legalizarlo. Al encontrar beneficios terapéuticos potenciales creen que se deben definir mejor sobre estudios clínicos que aposenten los datos y refuercen con datos lo que todos.

Por ello, la Autoridad Reguladora de Productos de Salud (HPRA en inglés) ha recomendado que en caso de legalización el cannabis solo debe ofrecerse a ciertas enfermedades resistentes a tratamientos convencionales.

Desde ayer, el gobierno de la República de Irlanda se encuentra confeccionando el ‘programa de acceso’ a estos nuevos tratamientos cannábicos, cosa que en Nekwo, nos alegra mucho. Este año apunta maneras y parece que Europa se esta poniendo al día. Esperemos que España no tarde mucho en continuar la dicha.

Vall d'Hebron

El Hospital Vall d’Hebron ensaya con antiepilépticos derivados del cannabis

El Hospital Universitari Vall d’Hebron de Barcelona, a través de su Unidad de Epilepsia, está llevando a cabo dos ensayos clínicos con derivados del cannabis para tratar la epilepsia en niños y adultos.

La Unidad de Epilepsia del Vall d’Hebron está llevando a cabo ensayos con derivados del cannabis en niños y adultos con epilepsia que no han tenido buenos resultados con fármacos convencionales.

Según Manuel Toledo, adjunto de la Unidad de Epilepsia y miembro del Vall d’Hebron Instituto de Investigación (VHIR), estos medicamentos podrían estar listos en unos cinco años, siendo especialmente optimista con los medicamentos asociados a la epilepsia infantil, los cuales se encuentran en la la fase III de investigación (la seguridad y la eficacia del tratamiento se evalúa con una amplia muestra de pacientes) y es por ello que podrían salir a la luz en uno o dos años.

El segundo ensayo aún está en una fase previa, la II (información preliminar sobre la eficacia y sobre la relación dosis-respuesta) y es por ello que no se espera hasta dentro de cuatro o cinco años. En este caso el antiepiléptico está pensado para ser usado en adultos.

El hospital Vall d’Hebron ha liderado internacionalmente el reclutamiento de pacientes con epilepsia y es por ello que este ensayo no es el único que se realiza en el centro; pero éste ha salido a la palestra por ser un derivado del cannabis, el cual se cultiva en Inglaterra teniendo en cuenta fuertes controles sanitarios en a la hora de seleccionar el cannabis utilizado. La idea es seguir ofreciendo más opciones para la epilepsia que ofrezcan mayores posibilidades a las particularidades de cada paciente. Según Manuel Toledo:

“Si conseguimos buenos resultados, estos medicamentos serán una alternativa terapéutica interesante y una evolución a mejor
El tratamiento de esta enfermedad crónica no ha parado de aumentar sus opciones farmacológicas desde que se descubriera el primer antiepiléptico hace casi 100 años. Al fin y al cabo la epilepsia es la segunda enfermedad neurológica por la que se acude a urgencias después del ictus. La sufren ocho de cada 1000 personas.
Norman Reedus en una de las promociones para The Walking Dead

Norman Reedus y su relación con CannaKids

El actor californiano Norman Reedus no sólo se divierte matando zombis. La semana pasada finalizó una recaudación de fondos en la que colaboró, dirigida a reunir dinero para la fundación pediátrica CannaKids.

El afamado actor Norman Reedus, conocido sobre todo por su papel como Daryl en la serie ‘The Walking Dead’ no pasa todo el tiempo protegiéndonos de innumerables hordas de zombis. Hace tan solo unos días, finalizó una recaudación benéfica en la que el participó que tenía como protagonistas a la fundación Cannakids y a sus niños enfermos tratados con terapias cannábicas (muchos de ellos pacientes de cáncer, epilepsia o similares).

La fundación californiana CannaKids se encarga de estudiar y tratar medicinalmente con extractos y aceites de cannabis a pacientes, normalmente menores, con enfermedades graves. En ocasiones, debido a  a la infraestructura que se necesita para paliar los efectos de alguna de las enfermedades que tienen los niños que allí van a curarse, hacen recaudaciones de dinero para ayudar a financiar los costes de las terapias.

A finales de diciembre, Reedus se enteró por un amigo que tiene en CannaKids que se estaban planteando hacer una colecta para poder empezar el año con dinero con el que poder contribuir e investigar en mejoras de las terapias para los niños que allí tienen. En una entrevista para un medio local, la madre de una de las niñas y creadora de la propia fundación contó como sucedió:

“Norman no tardó nada en aceptar la propuesta de colaboración en cuanto nos conoció a fondo. Muchos de los vídeos y emails de pacientes que fue viendo en torno al trabajo que realizamos en la fundación con ellos, realmente le tocaron el corazón. Nunca nos esperamos esa rapidez en su respuesta, y para los niños ha sido todo un privilegio y una increíble experiencia poder contar con su apoyo.”

La contribución del actor fue simple. Consistió en la firma de diez objetos de merchandising de ‘Walking Dead’ firmados por el propio Norman que se sortearon entre todas las personas que donaron al menos una vez 5 dólares (por cada cinco dólares conseguías una participación) en la cuenta de apoyo a la fundación.

La recaudación fue todo un éxito ya que tenían por objetivo reunir 15000 dólares y acabaron con una recaudación de algo más de 17000. Una vez finalizó la campaña benéfica, fue el propio actor el que anunció a los diez afortunados en su propio perfil de Facebook.

Imagen: David Shankbone - FLICKR

La historia de amor de Duncan Jones

Eres el hijo de David Bowie pero nunca utilizas su nombre. Pones patas arriba Hollywood con tu primera película de ciencia-ficción. Pero, de repente, tu vida se desmorona cuando a tu pareja le diagnostican cáncer de mama. ¿Qué haces?

En 2009 una película de ciencia ficción sorprendió al mundo. Era distinta, introspectiva, artesanal e independiente. Mucho antes de que Matt Damon se perdiera en ‘The Martian’, Sam Rockwell ya nos había mostrado la soledad del astronauta en misión espacial. La gente se preguntó quién estaba detrás de ‘Moon’, el film que narraba el aislamiento de Rockwell durante tres años en una excavación minera en la Luna. El director respondía al nombre de Duncan Jones y podía no suponer ningún respingo. Pero si se rascaba un poco más en su biografía, se descubría que se trataba del mismísimo hijo de David Bowie.

Nominada a los Bafta y por varias asociaciones de críticos norteamericanos, ‘Moon’ fue una de esas pequeñas joyas que cada año inundan las carteleras de manera silenciosa y creativa. Duncan Jones pasó a ser uno de los directores jóvenes más solicitados para nuevos proyectos y en 2010 reapareció con ‘Source code’, una historia sobre viajes especiales, misiones anti-terroristas y protagonizada por Jake Gyllenhaal. El film no funcionó como lo esperado y el boom de Duncan Jones se disipó de alguna manera.

Pero más allá dela tibia acogida de ‘Código fuente’, algo mucho más importante le hizo pausar su faceta de director. Un par de años después de este segundo film, a su pareja Rodene Ronquillo le dijeron que tenía cáncer de mama. A partir de aquí comenzó una lucha por vencer la enfermedad en la que Duncan se posicionó claramente. Decidió casarse con ella tres días después de ser diagnosticada, se afeitó la cabeza, abandonó su labor cinematográfica y la ayudó con un tipo de tratamiento diferente y complementario al de la quimioterapia: marihuana medicinal

Duncan Jones y Rodene Ronquillo

Duncan Jones y Rodene Ronquillo

“Aquellos que tienen un problema con la marihuana para uso medicinal, lo único que puedo decirles es que no tienen idea de lo que significa. Es una bendición para el tratamiento del dolor del cáncer”. 

Rodene Ronquillo tenía sólo 32 años cuando su pareja Duncan Jones le notó un bulto en su pecho. Hacía un par de meses que Rodene había pasado por su chequeo médico anual, en el cual no le habían detectado nada. Volvió a la consulta y, tras una exploración más profunda, se confirmó la mala noticia. Ronquillo fue diagnosticada con cáncer de mama triple negativo. Una operación y año y medio de dura lucha contra la enfermedad que contó con el apoyo incondicional de su nuevo marido, que nunca se alejó de su lado, y de la marihuana medicinal, la cual supuso un “mundo de alivio”. 

“Ha sido maravilloso y a veces hilarante ver a Rodene encontrar un mundo de alivio del cáncer a través de estas drogas”.

Rodene y Duncan, afincados en California, pudieron beneficiarse de la legislación del estado, la cual permite el uso de marihuana con fines terapéuticos. Seis meses después de la recuperación de Ronquillo, David Bowie enfermaba. La lucha volvió a comenzar, aunque esa batalla no pudo ser ganada y el genial músico fallecía tras 18 meses combatiendo contra el cáncer. Pero el ciclo de la vida volvía a empezar.

Duncan Jones y Rodene Ronquillo, que habían congelado embriones durante la enfermedad de Rodene, esperan su primer hijo para junio. Una historia de amor y de lucha por la vida con un final feliz.