Valo

Conoce la línea de patines de cáñamo de Valo

La marca norteamericana Valo, hace apenas unos meses, presentó su nueva línea de patines confeccionados con cáñamo.

Como en otras ocasiones os hemos contado, el cáñamo sirve para crear infinidad de cosas, desde objetos hasta medicina. La implicación que tiene el cáñamo en el desarrollo de nuevos materiales está siendo vital para la evolución de algunas disciplinas y la empresa Valo lo sabe.

Los deportes, sobre todo, se están comenzando a ver en el cáñamo un aliado, siendo muchos los que ya están comenzando a sustituir sus materiales tradicionales, por nuevos como del que hablamos en este artículo. La empresa norteamericana Valo, relacionada con el mundo roller, lleva un año fabricando patines confeccionados, en gran medida, por cáñamo.

Valo Pure Hemp: Dos colores diferentes pero ambos hechos de cáñamo

La marca, creada por el famoso patinador Jon Julio, quiere que la sostenibilidad sea uno de sus sellos de marca y por ello, están comenzando a crear material roller con este material. De momento, el cáñamo lo están utilizando para hacer el recubrimiento de los patines y las piezas que pueda contener su carcasa, pero esperan desarrollar algunas partes más.

Patín de Cáñamo de Valo

Patín de Cáñamo de Valo

Los dos modelos que han creado están disponibles tanto en negro como en blanco, pero desde Valo aseguran que ya están diseñando más modelos ya que están teniendo mucho éxito y tienen múltiples beneficios para los patinadores que los usan. La alta durabilidad de la fibra de cáñamo garantiza un uso largo y dilatado. La flexibilidad además de los materiales derivados del cáñamo además, aseguran una comodidad muy alta que, en lo que respecta a este tipo de deportes es esencial para poder realizar los diferentes movimientos que deben hacer.

Patín de Cáñamo de Valo

Patín de Cáñamo de Valo

Por ello, también aseguran que el diseño de estos patines ha sido cuidado con la mejor de las tecnologías para que su esquema sea totalmente simétrico y robusto. Los patines de cáñamo de Valo son muy reconocidos dentro del mundo Roller y es un orgullo que marcas de tanto prestigio, comiencen a valorar las posibles implicancias y pequeñas revoluciones que el cáñamo puede dar, en este caso, a deportes como este. Poco a poco, el uso del cáñamo se va extendiendo y volviendo a normalizar en nuestra sociedad, gracias a su bajo coste, fácil producción y cantidad de utilidades en las que emplearlo. La planta de los mil usos, siempre podrá darnos más.

Nate y Nick Díaz, luchadores de UFC y activistas pro cannabis

Los hermanos Díaz: deportistas stoners con marca cannábica propia

Deportistas, veganos y stoners de Stockton. Así es como se presentan Nick y Nate Díaz, los hermanos luchadores de la UFC que poco a poco, se están convirtiendo en un icono del activismo cannábico en Estados Unidos y acaban de presentar su marca de ‘cigarros verdes’ propia. 

Gracias a la normalización del cannabis en Estados Unidos, se está comenzando a generar una espiral de nuevos productos derivados del mundo cannábico, que están comenzando a llenar de diversidad los catálogos del panorama stoner del país. Gracias a personalidades de diferentes disciplinas, ambientes y estilos de vida, la sociedad norteamericana está cambiando el referente anticuado del cannabis, haciendo que se imagen se asocie más a un consumible más que a una droga peligrosa. Los hermanos Díaz, por ejemplo son clara muestra de ello.

Nick Díaz y su hermano Nate abajo, en un momento de una de sus peleas

Nick Díaz y su hermano Nate abajo, en un momento de una de sus peleas

Nate y Nick Díaz (luchadores de artes marciales mixtas en la UFC), como otros muchos deportistas que están comenzando a alzar la voz sobre el uso del cannabis, se están convirtiendo en adalides de la comunidad cannábica estadounidense. La historia de estos dos deportistas siempre ha estado ligada de una u otra forma al cannabis, con varios episodios que han creado está imagen activista que, a día de hoy, están explotando sin ningún problema.

Nick y su sanción deportiva

Nick, el hermano mayor, cuando estaba en el clímax absoluto de su carrera como luchador, con peleas míticas dentro del circuito de UFC y sus predecesores, dio positivo por cannabis en unos test antidoping a los que fue sometido justo después de una pelea contra el también famoso Anderson Silva, allá por el año 2015. En un primer momento se le condenó a 5 años de sanción, que acabaron siendo 18 meses sin poder participar en el circuito de lucha profesional de las MMA.

Nick Díaz en la rueda de prensa del UFC-183 tras conocer su positivo en cannabis

Nick Díaz en la rueda de prensa del UFC-183 tras conocer su positivo en cannabis

Además se le obligó a pagar una multa de más de 100.000 dólares que abonó al poco de ratificarse la sentencia. A día de hoy esta limpio por completo de sanciones, habiendo cumplido con todo lo anteriormente dicho, y en la actualidad se está generando mucho hype en torno a su vuelta al octógono. Durante la sanción y hasta la fecha, surfeando en la ola creada por esta sanción, se ha convertido en un activista reconocido dentro del mundo cannábico estadounidense.

Justo después de que le ratificarán la sanción, en unas palabras para nuestros colegas de ‘High Times’ dijo:

“Si entreno todo el día, cuando llego a casa agotado, voy a querer fumar. Cuando me levanto y sé que voy a entrenar durante todo el día, voy a querer fumar. Intento mantenerme enfocado en lo que estoy haciendo y la hierba me ayuda con todo esto”

Nate y su vaporizador de CBD

Nate Díaz tras el evento UFC 202 que le enfretó a Mcgregor, vaporizando aceite de CBD en rueda de prensa

Nate Díaz tras el evento UFC 202 que le enfretó a Mcgregor, vaporizando aceite de CBD en rueda de prensa

Otro de los últimos episodios cannábicos de los hermanos Díaz en el deporte, fue la aparición de Nate, tras la su segundo combate con el famoso peleador irlandés, Conor McGregor, en rueda de prensa con un vaporizador de CBD. En la misma rueda de prensa, fue preguntado por el vapo, a lo que contestó que eso no colocaba explicando que

‘Es aceite de CBD. Ayuda al proceso de cicatrización, inflamación y cosas por el estilo. Se usa para antes, durante y después del entrenamiento o la competición. Es una ayuda perfecta para el luchador, aporta una mayor calidad de vida. Además, creo que no viola las normas de la USADA’.

Tanto a Nick como a Nate se les ve frecuentemente con la alta burguesía cannábica. Prueba de ello son sus frecuentes apariciones junto a Snoop Dog en diferentes eventos como cannabis cups, ferias del sector o eventos relacionados con el mundo cannáfilo. De hecho, incluso se les ha hecho varios ‘homenajes’, como el guante de UFC confeccionado a modo de canuto, relleno enteramente de la mejor hierba californiana.

Ahora presentan su nueva marca cannábica

Hace unos meses ambos hermanos nos sorprendieron con la salida al mercado de una nueva línea de productos de parafernalia cannábica basados en las dos figuras de las artes marciales mixtas; desde papel de liar a diferentes tipos de pipas de agua (diseñadas incluso con las caras de los hermanos). Su última novedad, una nueva marca de ‘cigarros medicinales’.

Esta nueva marca de canutos terapéuticos comercializa dos formatos diferentes, con dos líneas de uso distintas. La línea llamada Nate Díaz ‘Energy’ pretende que su uso sea para antes de cualquier tipo de actividad física, como por ejemplo, un entrenamiento. La otra línea, Nick Díaz ‘Recovery’, como su nombre indica, pretende justo todo lo contrario, está indicada para un consumo posterior al ejercicio físico.

Sea como sea, esta nueva marca ya tiene a su primer groupie reconocido del sector. Hace unas semanas, el famoso cantante de country Willie Nelson, publicaba en sus redes sociales una foto en la que posaba con sendas cajetillas de los hermanos Díaz preguntando cuál debía elegir (a modo de pregunta retórica).

Willie Nelson, famoso cantante de country, con la nueva línea cannábica de los hermanos Díaz

Willie Nelson, famoso cantante de country, con la nueva línea cannábica de los hermanos Díaz

Tal vez no sean ejemplo de educación, tal vez sea un poco tercos en cuanto a formas, pero lo que está claro es que son grandísimos deportistas y que están contribuyendo a la normalización del cannabis

Surf, ciclismo o Skate, deportes unidos por el cáñamo

Surf, ciclismo o skate: el cáñamo cada vez presente en más deportes

Cada vez hay más productos dirigidos al sector deportivo que están sustituyendo los materiales de los que eran producidos por otros con fibras vegetales de cáñamo, haciendo que todo el proceso de producción sea más sostenible.

El cáñamo es un material renovable, sostenible con el medio ambiente y muy fácil de producir. Desde tiempos inmemoriales los usos que se le ha dado han sido múltiples: aceites, textiles, medicinas, cuerdas, ropa, cosméticos…

Poco a poco, diferentes sectores de la sociedad comienzan a fijarse de nuevo en el potencial que tiene como material base en el que desarrollar sus productos. Sin ir más lejos, hoy vamos a comprobar como poco a poco se está introduciendo en tres deportes que por el momento, están popularizándose y sufriendo el mismo repunte de notoriedad que está padeciendo el cáñamo. Hablamos del Surf, el Skate y el Ciclismo.

Notox y WaveTribe: Tablas de Surf hechas de fibra de cáñamo

Los beneficios del cáñamo para la industria náutica (y más concretamente el sector surfero) son de sobra conocidos. Uno de los antecedentes del surf, lo encontramos por ejemplo en “Los caballitos de Totora”. Éstas, eran unas embarcaciones que usaban los indígenas peruanos hace más de 3000 años que estaban construidas con fibra de cáñamo.

También, allá por el siglo XV se construían velas de barcos compuestas enteramente de fibras cáñamo, como las que portaban las tres carabelas de nuestro compatriota Cristóbal Colón.

Tabla de surf Notox, hecha de fibra de cáñamo.

Tabla de surf Notox, hecha de fibra de cáñamo.

Ahora, después de nuevo ‘boom’ que está teniendo la familia del cáñamo el panorama surfero se está volviendo a fijar en sus beneficios. Las empresas Notox o WaveTribe están creando tanto fundas para tablas como tablas que, por lo que dicen los que saben, están mejorando las características de este tipo de productos.

El cáñamo confiere a las tablas una adherencia y una flotabilidad impresionantes, además de dotarlas de una flexibilidad y una resistencia únicas.

Erba Cycles: ahora ya puedes pedalear en bicicletas de cáñamo y bambú

Con la idea de construir cosas que se puedan hacer con las manos, nació esta empresa dedicada al diseño de bicicletas; Erba handmade Bicycles.

Bicicleta de Erba Cycles, hecha de cáñamo y bambú

Bicicleta de Erba Cycles, hecha de cáñamo y bambú

Para la confección de sus bicicletas utilizan bambú como base unido a resina y fibras de cáñamo con las que fijan las juntas entre las diferentes partes del cuadro de la bicicleta. Según comentan en su web, ambos materiales son perfectos ya que duplican la conciencia ecológica de la empresa, aportando materiales de creación que posibilitan no contaminar y contribuir con la mejora del medio ambiente.

Ofrecen garantía de 3 años en cualquiera de sus cuadros, y tienen 3 tipos diferentes de bici entre las que elegir. El único problema sería el precio, que oscila entre los 3600 y los 5000 dolares. Hay que tener en cuenta que son artesanales por decirlo de alguna forma, y requieren de entre 4 y 10 semanas de producción.

Habitat Skateboards: Tablas de Skate hechas de fibra de cáñamo

Pues también para el Skate parece que el cáñamo tiene cabida. La empresa estadounidense Habitat Skateboards diseña modelos de tablas compuestos de entre otras de fibras de cáñamo.

Diferentes tipos de diseño de las tablas para Skate de cáñamo de Habitat Skateboards

Diferentes tipos de diseño de las tablas para Skate de cáñamo de Habitat Skateboards

En diferentes colores y diseños, esta empresa parece querer renovar los materiales con los que frecuentemente se realizan las tablas para añadir un sello ‘eco’ a la marca que sea capaz de diferenciarlos del resto por contribuir con la mejora del medio ambiente teniendo una forma de producción sostenible. Tienen infinidad de modelos y las puedes visitar en su web. Te van a gustar seguro.

 

John Salley defiende el consumo de marihuana - Foto: Pinterest

John Salley, ex jugador de la NBA, defiende la marihuana medicinal

El ganador de cuatro anillos de campeón ha afirmado que “de haber consumido marihuana medicinal durante su carrera, aún seguiría jugando”

John Salley jugó durante once temporadas en la mejor liga de baloncesto del mundo. Elegido en el número 11 del draft de 1986 por el equipo de la ciudad de Detroit, ganó cuatro anillos de la NBA (dos con los propios Pistons, uno con los Bulls de Jordan y el último con los Lakers). Se retiró en el año 2000, pero Salley cree que esa fecha podría haber sido retrasada si hubiera consumido cannabis durante toda su carrera.

Soy un firme defensor que apoya la marihuana medicinal. Debemos avanzar y darnos cuenta de que es beneficiosa para el cuerpo humano. Ayuda a los deportistas. Yo no empecé a fumar hasta los dos últimos meses de mi carrera profesional. Pienso que si lo hubiese hecho mientras jugaba, lo seguiría haciendo, ha declarado John Salley. En una entrevista concedida al portal ‘TMZ’, el ex NBA se ha sumado a otros jugadores de baloncesto que defienden el consumo de marihuana y el fin de su prohibición.

Larry Sanders, Cliff Robinson o Joe Dumars son sólo algunos ejemplos más de ex-jugadores de la NBA que reconocen y celebran su consumo. El propio Robinson dio un paso más al abrir su propio negocio particular relacionado con la marihuana. ‘Uncle Spliffy’ es una empresa de venta legal de cannabis para uso terapéutico de deportistas, justo lo que ha reivindicado John Salley en su entrevista al citado medio estadounidense.

Balón de la NBA

El cannabis en el deporte profesional americano

De un tiempo a esta parte está aumentando la polémica sobre el uso del cannabis que hacen los deportistas americanos de las distintas ligas deportivas profesionales: NBA, NFL…

Con la legalización del cannabis de manera lúdica y medicinal en varios de los estados más poblados de EE.UU., se empieza a dar la contradicción de jugadores que pueden consumir legalmente en su estado pero luego pueden dar positivos en los distintos controles antidoping. Y, a diferencia de lo que muchas veces se piensa, el uso de estupefacientes en el deporte profesional americano viene de largo; y en la mayoría de ocasiones de manera más terapéutica de lo que pudiera parecer.

El alto ritmo de partidos cada pocos días que se da en ligas como la NBA conlleva que los problemas traumatológicos sean muy habituales y la necesidad de una rápida recuperación o, como mínimo, una disminución de los dolores, hace que los deportistas usen de manera muy habitual estupefacientes de todo tipo, algunos no permitidos ni siquiera en la normativa FIBA.

Con la expansión del cannabis medicinal en gran parte de EE.UU., las investigaciones sobre sus efectos en la mejora de traumatologías son cada vez más abundantes, las cuales parecen indicar que el THC y, sobre todo, el CBD tienen una gran influencia en las lesiones y enfermedades de carácter óseo. Este excelente artículo de Sensi Seeds nos indica que el cannabis puede ser útil para múltiples patologías óseas.

Por otra parte, ya son varios los jugadores que están poniendo el grito en el cielo sobre la necesidad de hablar sobre el uso del cannabis en la normativa de la NBA, ya que su uso parece que es incluso más extenso de lo que se pensaba. Por ejemplo, el exjugador de Chicago Bulls Jay Williams, que trató sus problemas de rodillas con cannabis, ha declarado:

“En la NBA el 80% de los jugadores usa marihuana”

Jay Williams (izquierda) trabajando como comentarista como Kevin Connors

Jay Williams (izquierda) trabajando como comentarista

La NFL no se ve ajena a estas polémicas relacionadas con el consumo del cannabis. El pasado marzo, la leyenda de la NFL Tony Parrish, declaraba con cierta ironía respondiendo a Jay Williams:

“80% es mucho… en la NFL sólo fuma marihuana el 40 o el 50%”

Pero en EE.UU. la relación entre cannabis y deporte profesional no se queda en estas dos grandes ligas, luchadores como Nick Díaz de la UFC han sacado su propia línea de productos relacionados con el cannabis y es un ferviente defensor de su regularización.

Parece que la marihuana legal ha llegado para quedarse en EE.UU. y el deporte, como termómetro social que es, no es ajeno a la influencia a este gran cambio en la sociedad americana.

Power Plant Gym logo

Power Plant Fitness, el primer gimnasio dedicado a los amantes del cannabis

En Estados Unidos, más concretamente en San Francisco (California), va a nacer, en mayo del próximo año, el primer gimnasio cannábico dedicado a usuarios habituales de la planta. Tal cual lo estáis leyendo. ¿Su nombre? Power Plant Fitness.

La intención, según comenta su creador, Jim McAlpine, es la de poder demostrar al mundo que es viable fusionar deporte y cannabis, que es posible eliminar el estigma que lastra la idea de salud y hierba.

Jim McAlpine en el centro de la imagen en The 420 Games

Jim McAlpine en el centro de la imagen

 

El gimnasio no pretende ser un lugar dedicado, única y exclusivamente, al consumo de esta planta, según palabras del propio McAlpine:

“Estamos más enfocados hacia el deporte que hacia el cannabis. Queremos demostrar los beneficios y el desempeño que esta sustancia tiene en la realización de cualquier deporte”

Con ello, pretenden dotar de veracidad a todos aquellos estudios e investigaciones que hablan de las ventajas que tiene el cannabis a la hora de practicar deporte. Ya sea en el post ejercicio, en el trabajo previo a realizar deporte o, incluso, durante la práctica deportiva. Además pretende educar y desmitificar todos los clichés en torno al deportista consumidor y los supuestos hándicaps con los que cuenta si consume.

En las propias instalaciones de este gimnasio cannábico, se podrá consumir hierba pero siempre de forma vapeada o en forma de comestible. Allí, los socios del gimnasio se someterán a un exhaustivo análisis para dilucidar el estado de su forma física y crear un plan de ejercicio con cannabis, adaptado y ceñido a cada cliente. A la vez, serán aconsejados y monitoreados por los responsables del local para poder obtener una optimización del propio ejercicio físico y una evaluación de las mejoras de rendimiento que se produzcan.

Para el propio Jim, la hierba es un vehículo mediante el cual, el deportista, puede concentrarse en el entrenamiento, y recuperarse del ejercicio físico. Por ello, Power Plant Fitness, será la mejor oportunidad para testar y verificar los beneficios que tiene el consumo de marihuana en el rendimiento en las actividades deportivas y cuáles son las mejores formas de ingerirlo.

 

The 420 Games logo

The 420 Games

The 420 Games

Jim McAlpine ya es un conocido activista – deportista pro legalización. Se hizo famoso por ser el padre de la serie de competiciones y festivales de ski y snow, SnowBomb. Pero también es el creador de los conocidos The 420 Games, una serie de eventos deportivos para cannáfilos que tienen como objetivo:

“Romper con los esterotipos creados en la era de la prohibición del cannabis entorno al consumo y al deporte para poder pensar en positivo”

El pasado marzo dieron el pistoletazo de salida en Los Ángeles, y poco a poco se han ido haciendo hasta 6 eventos diferentes en los distintos estados en los que está legalizado el cannabis. Para el año 2017 ya hay programados otros 6.

 

Larry Sanders antes de retirarse - Foto: Flickr

Larry Sanders: Activismo cannábico en la NBA

Larry Sanders tenía un contrato con los Bucks de Milwauke por 4 temporadas a razón de 44 millones de dólares, pero su afición a la marihuana hizo que lo perdiera. Te contamos la historia del pivot. Activismo pro-cannabis en la NBA

“El estigma de la marihuana es que es ilegal. Es algo que odio. Pero una vez que sea legal, todo eso va a desaparecer”. 

No fue un activista, un político o un músico. Quien dijo estas palabras fue una estrella de la NBA. Larry Sanders es un pivot de 2,11 metros y una envergadura de 2,34. Unas condiciones excelentes para la práctica del baloncesto. Elegido en la posición 15 del Draft de 2010, Sanders ha jugado toda su carrera profesional en el mismo equipo, Milwaukee Bucks, hasta que la política anti-drogas de la NBA frenó su carrera.

En los últimos tiempos se está creando una especie de mantra. Los jugadores de la NBA quieren que la marihuana medicinal deje de estar prohibida en la competición: Si tienes una receta de tu médico ¿por qué no ibas a poder consumirla? es totalmente ridículo. A la gente deben permitirle tener su medicina”, comentaba un jugador durante un sondeo anónimo que realizó la cadena TMZ. Pero Larry Sanders no se oculta. Hasta diez partidos se perdió el jugador debido a castigos causados por su consumo de cannabis. Unas sanciones que cansaron a los Bucks, con los que tenía un contrato de 4 temporadas a razón de 44 millones de dólares, dejándolo sin equipo a mitad del curso anterior y poniendo en peligro su continuidad en la mejor liga de baloncesto del mundo. Y todo por su afición a la marihuana, sustancia que no le supone ninguna superioridad física por delante de sus compañeros y rivales.

Por todo ello, el jugador decidió el pasado mes de febrero retirarse temporalmente de la NBA. Para Larry Sanders “hay cosas más importantes que el baloncesto”. Si el jugador se refugió en la marihuana fue con un propósito puramente medicinal, ya que su personalidad tranquila y paciente no encaja con la presión a la que están sometidas las estrellas de la NBA, siempre aparentando, siempre intentando mostrar ser los más fuertes del lugar. Para mitigar esta presión, Larry fumaba marihuana. Por fumar esa sustancia, fue retirado de la liga. Irónico, ¿verdad?

Nunca ha perseguido el objetivo de ganar mucho dinero en la vida y siento que tengo que dejarme llevar por la intuición”. De esta manera anunciaba el jugador a través de un emotivo vídeo su renuncia a seguir jugando al baloncesto pero sin descartar volver a la liga cuando se encuentre espiritualmente: “Ese es mi propósito en la vida”.

Cliff Robinson, empresario del cannabis - Imagen: PINTEREST

Cliff Robinson, de jugador de la NBA a empresario del cannabis

Cliff Robinson, ex jugador de la NBA, se marca un Snoop Dogg y crea su propia empresa relacionada con la marihuana

Le llamaban Uncle Cliffy. Una especie de juego de palabras que se derivaba de Uncle Spliffy, que, traducido del inglés, quiere decir “tío porreta”Cliff Robinson, jugador de la NBA durante 18 temporadas, fue sancionado en una ocasión por consumo de marihuana. Su pasión, sin embargo, no le dificultó una longeva carrera en la competición de básquet más dura del mundo donde fue All Star (1994), mejor Sexto hombre en el año 1993 y elegido en el segundo mejor quinteto defensivo (2000). Una media de 14.2 puntos y 4.6 rebotes son los fríos datos de un ala-pivot que pasó la mayoría de su carrera en los Portland Trail Blazers y los Phoenix Suns.

“Quiero destilar el estigma alrededor del cannabis, la mala interpretación de que los atletas y el cannabis son incompatibles”.

En un alarde irónico del destino, aquello que le reportó una sanción se ha convertido ahora en su nuevo paso empresarial. Cliff Robinson, imitando a celebrities top como Snoop Dogg y Rihanna, ha querido introducirse en el negocio de la marihuana con una empresa de venga legal de cannabis para uso terapéutico para deportistas: Uncle Spliffy.

Cliff Robinson, de la NBA al cannabis - Imagen: PINTEREST

Cliff Robinson, de la NBA al cannabis – Imagen: PINTEREST

La empresa de Cliff Robinson de cultivo y venta de marihuana operará en el estado de Oregón, donde es legal desde el 2014 la manufacturación, procesamiento y venta de cannabis. Uncle Spliffy se define como “la primera marca cannábica deportiva del mundo”. Robinson piensa que en el futuro el deporte será el tercer mayor nicho de la marihuana, tan sólo detrás del consumo recreativo y medicinal: “Es una oportunidad para mí de salir afuera y decirle a las personas un poco sobre mí fuera del baloncesto. Las personas en Oregón me conocen como un hombre de baloncesto, pero quiero destilar el estigma alrededor del cannabis, la mala interpretación de que los atletas y el cannabis son incompatibles”

Robinson, que fue portavoz en la ‘Conferencia Colaborativa de Cannabis’ en Oregón durante el mes de febrero, critica la contradicción que supone sancionar a atletas por consumo de marihuana cuando no es algo que reporte ningún beneficio deportivo: “El cannabis es definitivamente una alternativa positiva que farmacéuticos al final del día. Esas son sintéticas. Hablo de algo que es natural y puede tener el resultado que esperas, al hablar de tensión en los músculos o relajación”.

Uncle Spliffy dispone de una web ya operativa pero en la que sólo puedes registrar tu correo electrónico en una newsletter que promete “no enviar spam”. Mientras esperamos con expectación el lanzamiento de la “primera marca de cannabis y deporte”, Cliff Robinson se erige como el mayor embajador del deporte y la marihuana medicinal.

Ross Rebagliati durante una entrevista - Imagen: Common Wikipedia

Ross Rebagliati: El campeón olímpico que vive del cannabis

¿Cómo convertir la retirada de una medalla de oro por positivo de marihuana en una empresa rentable? Ross Rebagliati tiene la respuesta

De un lado, el auge del cannabis en Estados Unidos. Por otra parte, la normalización de esta sustancia con su consumo terapéutico. La regularización de la marihuana en estados como Colorado y Washington han servido de detonante para muchas cabezas pensantes que han visto en la hierba un modelo de negocio. Pero más allá de emprendedores anónimos que pueden invertir sus ahorros en startups, existe una especie de clase alta que ha querido “salir del armario” cannábico para entonar un “yo también consumo… e invierto”.

Es el caso de Ross Rebagliati, un snowboarder nacido en Canadá y que fue campeón olímpico en los Juegos de Nagano en 1998. De hecho, Rebagliati se convirtió en el primer campeón de la historia en eslalon gigante de snowboard. Con tan solo 27 años se vio con el mundo a sus pies (y a su tabla), pero estuvo a punto de perderlo todo debido a un positivo por dopaje de marihuana. El ‘Comité Olímpico Internacional’ (COI) le retiró el oro y el rider se defendió aferrándose a una “zona gris del reglamento”. Su recurso esgrimía que el tetrahydrocannabinol (THC) no se encontraba dentro de la lista de sustancias prohibidas por el COI. Además, el medalla de oro negó cualquier tipo de consumo durante muchos años, hasta que directamente se adentró en la industria del cannabis.

“Empecé a competir en 1988, así que supuso la culminación al trabajo de una década, con más de 200 días en la nieve por temporada, con un vida social mínima. Me costó mi tiempo, pero debía ser honesto conmigo mismo”, declaró tiempo después el campeón olímpico al que le fue devuelta su merecida medalla.

Rebagliati pasó de negar el consumo a fundar su propia empresa relacionada con el cannabis, allá por enero de 2013, cuando junto a su socio Patrick Smyth fundó una distribuidora de marihuana medicinal a la que bautizó irónicamente como Ross´GoldAproveché el cambio normativo en Canadá… y mi popularidad tras el escándalo. Producimos cannabis con licencia para su uso terapéutico. Montamos una tienda online y la entregamos por correo. Vi las legalizaciones Colorado y Washington, así que me animé”, comentó el snowboarder.

Hasta la fecha, la empresa de Ross Rebagliati ha creado cuatro tipos distintos de marihuana: Ross Platinum, Gold, Silver y Bronze. La Platinum cuenta con los niveles más altos de THC (+20%). La Bronze, con apenas nada. La visión empresarial, aprovechando su historial con el deporte y el cannabis, le ha llevado a fabricar también pipas de cristal, papel de liar o sprays.

A día de hoy, el campeón olímpico reivindica los beneficios del cannabis a viva voz: Se trata del mejor método contra el jet lag, eleva al máximo tu apetito, proporciona un sueño de calidad y es, posiblemente, uno de los antiinflamatorios más potentes”. Aunque es posible que de no haberse producido su positivo nunca le hubiera llegado esta aventura empresarial, Ross Rebagliati invita al COI a que la marihuana desaparezca de la lista de productos dopantes.

Ronda Rousey en una entrevista de TV - Imagen: The Tonight Show

El secreto del éxito de Ronda Rousey

Ronda Rousey es una luchadora estadounidense de artes marciales mixtas. Retirada ya de esta especialidad, fue la primera judoka de su país en ganar una medalla olímpica. ¿El secreto de su éxito? La estructura de su dieta. ¿El secreto de su secreto? Desayunar semillas de cáñamo

La medallista olímpica de judo Ronda Rousey es la luchadora más dominante en el ‘Ultimate Fighting Championship’ (UFC). Lo que vienen siendo las artes marciales mixtas. Ronda es una verdadera superestrella que ha trascendido de su propio deporte, apareciendo en películas como ‘The Expendables 3’ (Los mercenarios 3) con Sylvester Stallone o la versión cinematográfica de ‘Entourage’. Sus elogios son bien merecidos por su capacidad luchadora, el haber incluido el trash talking en la lucha femenina, su condición de invicta o que ha llegado a aunar dos peleas que han durado un total de treinta segundos. Mientras que la campeona de la UFC ha ganado notoriedad, la mayoría de sus fans probablemente no saben que Ronda Rousey come semillas de cáñamo para el desayuno casi todas las mañanas.

Rousey ha declarado que su rutina de desayuno consiste en dos cucharadas de semillas de cáñamo. La judoka explicó que la estructura de su dieta ha sido la que ha marcado la gran diferencia entre su carrera profesional y amateur. Pero no, ella no digiere el cáñamo como una manera de adormecer el dolor, como suele ocurrir. Ronda lo incluyó porque son ricas en Omega-3, saludables de grasa, ayudan a reducir el colesterol malo y protegen contra las enfermedades del corazón.

Los beneficios industriales y alimenticios de cáñamo se han vuelto más notorios en Estados Unidos, pero la legislación solo permite plantar cáñamo en Kentucky, Colorado y Oregon.