Cómics y cannabis

Cómics, superhéroes y cannabis: lectura, arte y buenos humos

Pocos nexos de unión pueden tener estos tres mundos totalmente diferentes pero, en ocasiones, encontramos algunos que incorporan a la industria del cómic nuevas temáticas y nuevas realidades que acompañan al contexto que vivimos. Marihuana y cómics.

Con poco que conozcas el mundo de los cómics sabrás que es extensísimo. Cómics de todas las temáticas y de todos los colores, superhéroes, superheroínas, historias fantásticas reducidas a viñetas en las que nos cuentan historias que, lejos o cerca de la realidad, muchas veces se valen de referentes de la actualidad para crear todo el imaginario de sus relatos en imagen.

El cannabis, es uno de esos referentes del contexto actual que no para de cambiar y de reconfigurarse. Actualmente la hierba está en la palestra mediática día si, día también. Por ello, hemos creído interesante desde Nekwo, echar un vistazo atrás y seleccionar 3 casos en los que el mundo de las historias hechas dibujos unen sus caminos para encontrarse con la marihuana. Aquí os dejamos estas tres opciones, que si no has leído, te recomendamos encarecidamente.

DC Cómics y ‘Harley Quinn Anual #1’

Durante la edición 2014 de la convención de cómics de San Diego (la Comic-Con DC) se presentó la colección de cómics de la veterana y conocida empresa DC Comics. Ésta contenía la novedad en sus portadas de que sus viñetas portarían un sistema de ‘rasca y huele’ (como el de los viejos cromos de los Simpsons) que aromatizaría con diferentes olores las portadas de la colección.

Cómic con olor a marihuana de Harley Quinn

Cómic con olor a marihuana de Harley Quinn

Cuando estrenaron el primer volumen llamado Harley Quinn Annual #1, toda el panorama viñetero estaba a la expectativa de ver cuáles serían los olores que usarían en sus portadas y el anuncio llegó. Habría olores de pizza, de bronceador e incluso de cannabis.

Su primer cómic de la colección contenía una escena dentro de la historia en la cual una de las antagonistas (Poison Ivy) atacaba con un alucinógeno llamado ‘Cannabisylocibe 7-A’, y justo en esa viñeta, se incluiría el aroma de la hierba para realizar una contextualización mejor de la historia.

Cómic con olor a marihuana de Harley Quinn

Beso entre Harley Quinn y Poison Ivy en Harley Quinn 1# (2014)

Actualmente la primera edición de este cómic se ha convertido en un objeto de culto y su valor a día de hoy tiene muchos ceros, de todas formas, si no quieres conseguir esa edición, por apenas 6 dólares lo tienes en casa.

‘MarijuanaMan’ y Ziggy Marley

En abril del 2011, el propio Ziggy Marley presentaba el proyecto de esta manera:

“Marijuana Man representa la esperanza del futuro, la esperanza de que llegará un momento en que utilizaremos todo el poder que el universo nos ha concedido para salvar nuestro planeta”

Y eso mismo hacía en sus ilustraciones. De la mano de uno de los hijos más conocidos de Bob Marley salió la manufactura de este cómic. Realmente, en un primer momento la idea del cómic surgió para un guión de cine, pero tras repensarlo con sus dos socios y co-creadores, Joe Casey y Jim Mahfood, crearon este cómic.

MarijuanaMan de Ziggy Marley

MarijuanaMan de Ziggy Marley

Su trama es la que os imagináis; un hombre de una galaxia lejana fue enviado a la tierra en una especie de nave-bong con la misión de eludir todos los conflictos y llevar la paz a la tierra. Su biología extraterrestre basada en el THC le dotan de unos súper poderes con los que enfrentará a las compañías farmacéuticas para acabar con su monopolio farmacológico.

En España lo distribuyó Khalada Cómics. A día de hoy podéis ver los primeros capítulos de esta historieta en Youtube.

The Superhighs’ de Dani Marie y Jessica Vitali

Desde Massachusets (en el año 2012) nos llega la historia en viñetas de dos jóvenes fumetas (Mia y Clarissa) que quieren salvar el mundo pillándose las mayores fumadas posibles. Por el día, trabajan en un restaurante como personas normales. Por la noche, salvan el mundo.

The Superhighs

The Superhighs

Con este cómic las autoras, Dani Marie y Jessica Vitali, pretendieron profundizar en el diálogo existente entre el consumo responsable de cannabis y la discriminalización. Básicamente, pretendían mostrar en su novela gráfica una serie de valores positivos que también puede tener un fumeta, para normalizar la situación en torno al cannabis.

Si  husmeas un poco por las redes, podrás encontrarlo en inglés.

Mandalas cannabicos de varios colores

Mandalas cannábicos como pretexto del equilibrio

El artista uruguayo, Marcelo Pájaro “Singer” presentó este fin de semana su última exposición “Amándalas” en la Expo Cannabis – Uruguay 2016.

Desde hace unos años, los mandalas han ido popularizándose entre personas de todas las edades. Muchas veces, se tiene una idea acerca de ellos, pero no se ha profundizado en su origen, o se desconoce por completo su significado.

Tienen su origen en la India y su nombre en sánscrito significa círculo o rueda. Éstos son representaciones simbólicas espirituales y rituales del macrocosmos y el microcosmos, utilizadas principalmente por el budismo y el hinduismo. Son dibujos en forma circular que tienen como fin relacionar el subconsciente (psique) con la parte consciente del ser (conducta).

Mandala Purple fondo blanco

Mandala Purple

El circulo representa la perfección; y con los puntos equidistantes a su centro se conforman formas geométricas que le aportaran un significado diferente pero siempre basado en el equilibrio. Es aquí donde podemos situar de una manera efectiva la obra de nuestro artista elegido.

Pájaro “Singer”, con su trabajo, intenta fusionar el cariz espiritual y sagrado que tienen tanto el cannabis como los mandalas, para hacer sus creaciones. Según explica el propio artista:

“Los mandalas provienen del Himalaya, al igual que las primeras plantas de cannabis sativa”

Ambos siempre han tenido una unión muy clara, a la vez que han servido para el mismo propósito, llevar al subconsciente de las personas a un nivel mucho más elevado. Es por ello por lo que la significación de éstos adquiere un valor mucho más profundo.

Green mandala

Green mandala

Con su exposición, este artista ha logrado lo que pocos hacen, asociar el cannabis a la construcción plástica de arte, arte sagrado oriental. Conjuntar cosmovisión e individualidad con el único fin de alcanzar el equilibrio espiritual y mental con la observación de una figura artística creada mediante la fotografía de unas cuantas plantas.

Su muestra artística se pudo ver hasta ayer, en la Expo Cannabis – Uruguay 2016, y también le puedes echar un ojo a su versión digital pinchando aquí. Os la recomendamos encarecidamente.

No tires tus colillas, no desperdicies tu humo. ¡Conviértelo en arte!

Tal cual lo estáis leyendo. Parece que la nueva tendencia en arte cannábico tiene como materias primas las colillas y el humo. Todo artista quiere poder plasmar en su obra una perspectiva única y diferente al resto. Es por ello por lo que, muchas veces, se ven lanzados a experimentar. El cannabis ha sido frecuente cuna de inspiración y a ayudado a numerosos virtuosos del arte de diferentes modos; unas veces la iluminación ha venido en forma de cannabis fumado, otras comido, otras usado como material de sus acrílicos, y, otras veces, como las que vamos a ver a continuación, con los remanentes del porro como materia prima directa.

Cliff Maynard: El arte de reciclar colillas

Éste artista originario de Pittsburgh, hace cuadros reutilizando el papel que sobra en las boquillas del porro. Según comenta Maynard, en el trozo de papel pegado junto a la boquilla siempre se registran diferentes tonalidades de marrón diferentes, y es con esos colores con los que él compone sus collages. Retratos de John Lennon, Snoop Dog o Bob Marley compuestos única y exclusivamente con el papel sobrante de los canutos. No sabemos cuantos porros habrá tenido que fumar, ni si se los ha fumado todos él, pero de lo que si estamos seguros en Nekwo, es que sus cuadros son únicos en su especie.

Su web actualmente está inactiva, pero los Time Lapses de cómo realiza sus composiciones continúan operativos.

Fernando De la Rocque: Humo como pintura

Artista, brasileño, y fumador frecuente de hierba. Compone sus cuadros con una técnica propia y absolutamente única: hace una plantilla de lo que quiere plasmar, la sitúa sobre el lienzo, y con el humo de sopla el humo del canuto sobre éste para crear colores y sobras que compondrán sus creaciones. Los protagonistas de sus imágenes van desde iconos políticos a irreverentes retratos de los líderes religiosos más reconocidos, o figuras mediáticas (culturalmente hablando) en general, ninguno se libra de poder ser plasmado con humo verde.

La verdad es que el resultado de sus obras no tiene desperdicio. Su última serie de cuadros creados con humo, titulada Blow Job, tuvo mucho éxito, tanto, que consiguió vender algunas de sus composiciones por alrededor de 2500 dólares, no está nada mal.

Si ya existen cuadros pintados con café, o con vino, por qué no pintados de otro consumible más, de otro fruto más, como es la marihuana.

Dan Cretu

Oda al cogollo: El rompedor arte cannábico de Dan Cretu

El artista rumano Dan Cretu basa buena parte de su obra en el cogollo y las icónicas hojas  de la marihuana

No es la primera vez que hablamos sobre el nexo de unión entre cannabis y arte. Pero mientras algunos artistas la emplean como fuente de inspiración, para otros esta planta es la musa en sí. Eso parece ser lo que le sucedió al artista rumano Dan Cretu: una buena parte de su obra tiene como protagonista al cogollo y las icónicas hojas  de la marihuana.

Sus psicodélicas imágenes fusionan elementos de la cultura contemporánea con miguelángeles y venus de milo en situaciones surrealistas y cómicas. Y las hojas, cogollos y demás partes de la planta del cannabis se entremezclan con toda naturalidad con las de otras frutas y hortalizas un poco más convencionales.

Cannabis y escritores

El affaire entre el mundo de las letras y el cannabis

Desde Nekwo queremos hacer un homenaje a estos artistas y pioneros de la experimentación en nuestro peculiar paseo de la fama de escritores y filósofos iluminados por el cannabis. Pasen y vean

Es de dominio público que el mundo del arte y de las drogas siempre ha estado unido por estrechos vínculos. Y en este mundo de estados creativos alterados, el cannabis tiene una larga trayectoria como ayuda o complemento para la inspiración, en el arte en general y en las letras en particular. Innumerables escritores, músicos y filósofos han experimentado con los efectos de la marihuana. Muchos de ellos han sido consumidores regulares y algunos han descrito, con todo lujo de detalles, cómo los efectos producidos por las distintas variedades de cannabis les han ayudado a profundizar en sus experimentos creativos.

Stephen King 

Stephen King

Stephen King fotografiado por Steve Schofield

El famoso escritor, con más de 50 novelas de terror pop en su bolsillo,  nunca ha ocultado su gusto por la marihuana: “Creo que la marihuana no sólo debería ser legal, creo que debería ser una industria casera. Sería maravilloso en el estado de Maine. Aquí hay una cosecha propia bastante buena, y estoy seguro de que sería aún  mejor si se pudiera cultivar con fertilizantes y en invernaderos”.

Ramón del Valle-Inclán

El escritor Ramón de Valle Inclán

Valle Inclán. Fuente- Elconfidencial.com

“Formas, sombras, luces se multiplican trenzándose, promoviendo la caliginosa y alucinante vibración oriental que resumen el opio y la marihuana”  Valle Inclán en Tirano Banderas (1926)

La representación patria no podía faltar en esta peculiar lista: el célebre don Ramón María del Valle-Inclán (1866-1936) tuvo un trato extenso con las drogas, que se piensa que comenzó en su primer viaje a México, en 1892. Esta sospecha se afianzó con los versos transgresores de la La pipa de kif (1919), además de por las referencias que brotan insospechadamente en textos como La media noche, su crónica de la Primera Guerra Mundial. Algunos contemporáneos le bautizaron como Don Mariguano, un apodo que suponemos que no se ganó por casualidad…

Jack Kerouac

Jack Kerouac

El escritor Jack Kerouac. Fuente: Wikipedia

Poeta, escritor y pintor, Jack Kerouac es un nombre popular entre los espíritus libres. Su obra maestra “En la carretera” es prácticamente una Biblia para aquellos que disfrutan de la cultura de las drogas. Kerouac dio el pistoletazo de salida a la generación beat, un grupo de intelectuales que abogaban por las libertades personales y sexuales, además de defender la despenalización de la marihuana.

Kerouac da pistas de su condición de fumador de hierba al comienzo de su novela con tintes autobiográficos “Desolation Angels”, cuando viaja a México para visitar a Bull Gaines, el nombre ficticio de su colega en la vida real William Burroughs. En esta obra, menciona su consumo de drogas “para estimularme, para dormir, para la contemplación…”

Si quedaba alguna duda de que se refería al cannabis, esta se esfumó cuando Irwin Garden y sus colegas aparecen en escena: “Cada vez que me liaba un porro se lo fumaban sin rechistar”. Aprovechando estos subidones cannabinoicos, el grupo se enzarzaba en dialécticas sobre el Samsara y el Nirvana budistas.

Nietzsche 

Fiedrich Nietzsche

Fiedrich Nietzsche-Fuente: Hightimes

Nietzsche no era lo que se dice un fumado al uso. Sí se sabe que fumó hachís unas cuantas veces, además de experimentar con un buen número de químicos, entre los que están el opio, el bromuro potásico o el hidrato de cloral. La causa de su locura en sus últimos años de vida es aún objeto de discusión, pero se piensa que la sífilis que sufrió tuvo mucho que ver.

William Shakespeare

William Shakespeare

William Shakespeare. Fuente: Flickr

En 2015, científicos sudafricanos descubrieron pipas de tabaco con restos de cannabis en el que fue el jardín de William Shakespeare. De las 24 muestras de pipa con más de 400 años de antigüedad, cedidas por Shakespeare Birthplace Trust  a la Universidad de Witwatersrand, se encontró que 4 de ellas contenían muestras de cannabis, además de otras drogas como la cocaína.

De hecho, y aunque el famoso escritor no siempre admitió ser consumidor, algunos sonetos de Shakespeare, como el Soneto 76, evidencian la familiaridad del autor con los efectos del cannabis. Esto, unido al hecho de que en la Inglaterra isabelina se empleaba el cannabis como materia prima para tejidos y papel, hacen que el autor de se haya ganado un buen hueco en nuestra lista.

¿Fumar o no fumar? Esa es la cuestión…

Norman Mailer

Norman Mailer

Norman Mailer. Fuente: HuffingtonPost

El famoso escritor estadounidense Norman Mailer, ganador de dos premios ‘Pulitzer’ y del ‘National Book Award’ (Premio Nacional del Libro), era un apasionado del cannabis. En una entrevista con ‘High Times’ explicó su affaire con esta planta:

“Siempre les digo a mis hijos, no sé si me escuchan o no, que lo que creo es que acaben sus estudios primero, y luego empiecen a fumar marihuana. Por lo menos, tendrán algo con lo que ir cuesta abajo. Porque lo que me parece es que la marihuana hace que las cosas tengan sentido. La hierba es maravillosa para realizar conexiones nuevas en el cerebro. Es divina en este sentido. Con la hierba, piensas de manera asociativa, así que puedes tener pensamientos realmente extraordinarios. Pero cuantos más estudios tienes, sientes más necesidad de encontrar el sentido, en ese momento, a las conexiones más maravillosas que hay que ver en el universo”.

Baudelaire, Alexander Dumas & company: El club del hachís 

El Club del Hachís-Baudelaire

Obra de Baudelaire. Fuente: Wikipedia

El grupete parisino que formaron escritores como Alexander Dumas, Víctor Hugo o Baudelaire se gana la medalla de oro de nuestra lista. ¿El motivo? Que un grupo de intelectuales y artistas franceses se reúna periódicamente en el París del siglo XIX para experimentar con mermelada de cannabis y documentar sus efectos no es algo que ocurra todos los días. Y ese era precisamente el objetivo del Club des Hashashins.

Estas reuniones clandestinas nos han dejado joyas para la posteridad, como las notas de Baudelaire sobre las distintas etapas del “colocón” de marihuana: “Al principio, una absurda e irresistible hilaridad se adueña de tí. Las palabras más ordinarias, las ideas más simples, adquieren un significado nuevo y bizarro. El demonio se ha adueñado de tí…” (…) “A continuación tus sentidos se agudizan al máximo. Tu vista es infinita, tu oído puede percibir hasta el más mínimo de los sonidos. Hay color en los sonidos, hay música en los colores…”. Y el apoteósico final: “La tercera fase es algo indescriptible. Es lo que los orientales llaman Kef. Es la felicidad absoluta. No hay nada confuso ni tumultuoso. Es un lugar calmado y plácido”.

El Club de los Hashashins se disolvió a mediados del siglo XIX, pero en términos estrictamente científicos ya había cumplido con su misión. Su fundador, el doctor Moreau, publicó su principal trabajo sobre el cannabis: un libro de más de 400 páginas conocido como “El hachís y la alienación mental” (Hashish and Mental Illness – Psychological Studies). 

Pinterest, la rs con arte cannábico - Imagen: Ticbeat.com

Pinterest, o cuando la hierba se convirtió en arte viral

-> Pinterest es la red social creada en 2009
-> El 65% de sus usuarios son mujeres
-> Se pueden encontrar cientos de imágenes relacionadas con la marihuana

A medio camino entre Instagram, Flickr, Twitter y Facebook, Pinterest es una red social algo distinta a sus hermanas mayores. Sí, funciona con fotos e imágenes como IG, pero carece de sus niveles de postureo. Sí, puedes subir fotografías realizadas por ti, pero no es tan portfolio como Flickr. Sí, es una herramienta de comunicación como Twitter, pero no está pensado para ello. Sí, es tu propia ventana al mundo, pero no llega a los límites de la plataforma creada por Mark Zuckerberg. Pinterest es más selecta y más selectiva. Pero sobre todo, más artística.

Con un funcionamiento similar al de aquellos corchos que colgábamos en nuestra habitación y en los cuales poníamos fotos, dibujos, postales o recortables de la Súper Pop, Pinterest es su versión actual y 2.0. Con su interfaz sencilla y clara, esta red social es perfecta para empresas y negocios que basan su comunicación, obra y productos en la imagen y el aspecto visual. Pero también para artistas. Ya sean pintores, diseñadores o fotógrafos, la web creada en 2009 por Ben Silbermann, Paul Sciarra y Evan Sharp dejó atrás la etiqueta de ser una RRSS femenina (aunque el 65% de sus usuarios siguen siendo mujeres) para ser elegida por la revista Time como “unas de las 50 mejores webs de 2011”.

Y entre sus millones de pins (así se llaman las publicaciones), la marihuana. Fotos de cultivo, cogollos, selfies, selfies “ahumados”, celebrities fumando, personajes de cine fumando, pipas, porros, vaporizadores… No existe casi nada del universo “stoner” que no haya sido retratado en Pinterest, el cual se ha convertido en toda una ventana al mundo para mostrar el mejor “pop art” relacionado con la marihuana.

Einstein y el cannabis Pop

Einstein y el cannabis Pop Art – Imagen: Pinterest

Impresionismo cannábico - Imagen: Pinterest

Impresionismo cannábico – Imagen: Pinterest

Vap Gogh - Imagen: Pinterest

Vap Gogh – Imagen: Pinterest

Adan y Eva, stoners - Imagen: Pinterest

Adan y Eva, stoners – Imagen: Pinterest

Marihuana vintage - Imagen: Pinterest

Marihuana vintage – Imagen: Pinterest

El humo como elemento artístico - Imagen: Pinterest

El humo como elemento artístico – Imagen: Pinterest

Raul Cimas - Imagen: Canna Comedy Tour

Canna Comedy Tour: Las risas más cannábicas

Canna Comedy Tour traerá este otoño a algunos de los mejores cómicos españoles para hablar del cannabis y romper con el típico monólogo blanco que se suele ver en televisión

A estas alturas de 2016 es bastante imposible que exista una persona que no haya visto un monólogo. Ya sea en el directo de algún bar, en programas de televisión como ‘El club de la comedia’ o con ese colega tan gracioso que parece que viva sobre un escenario. El stand-up comedy (nombre original en inglés de lo que conocemos como monólogos) lleva varias décadas analizando bajo el prisma del humor todas las miserias del ser humano, eventos y/o personalidades mundialmente famosos o cualquier tema cotidiano. Un momento….¿Cualquiera?

En efecto. Si echamos la vista atrás hay temas que pasan de puntillas por la gran parte de los cómicos más mainstream. Si nos limitamos a analizar los monólogos televisivos, apenas recordamos referencias al mundo cannábico. Algún chiste suelto y siempre tratado con eufemismo (ej: “cigarrillo de la risa” en lugar de “Porro”). Un humor muy blanco que poco tiene que ver con la irreverencia y la comedia más “destroy” que nos llega de cómicos anglosajones. Un tipo de comedia que en España solo se trata de manera más underground y con humoristas, actrices y actores con más valentía.

Canna Comedy Tour

Canna Comedy Tour

Pero existe un pequeño reducto de resistencia. Promovido y organizado por ‘Canna’, empresa distribuidora de productos de marihuana, este otoño podremos disfrutar de los monólogos más cannábicos. ‘Canna Comedy Tour’ llevará a algunos de los mejores cómicos españoles al ‘Teatro Arlequín’ de Madrid y al ‘Teatre Regina’ de Barcelona.

La irreverencia y humor de Raul Cimas, Toni Moog, JJ Vaquero, Quique Matilla, Txabi Franquesa, Nene, David Navarro, Salomón, Juan Solo y Nacho García estarán presentes en ‘Canna Comedy Tour’ en seis fechas: 21 y 28 de Octubre y el 4 de Noviembre en el ‘Teatre Regina’ de Barcelona; y en el ‘Teatro Arlequín’ de Madrid el 18 y 25 de Noviembre y el 2 de Diciembre.

Conscientes del enorme éxito que puede alcanzar esta gira, ‘Canna’ ha previsto una reproducción en streaming en la página web oficial del Tour, además de anunciar que todos los monólogos serán posteriormente colgados en su canal de Youtube. De todas formas, desde Nekwo queremos animaros a todos a llenar sus shows en teatros.