Barcelona, capital del porro

El presidente del Grupo Popular en el Ayuntamiento de Barcelona quiere derogar la normativa de Colau sobre los clubes cannábicos.

Al presidente del Grupo Popular en el Ayuntamiento de Barcelona, Alberto Fernández, le preocupa la normativa del cannabis de Colau, conviertiendo, según él “a Barcelona en la capital del porro, olvidándose del turismo de calidad que aporta valor añadido a la ciudad y beneficia al comercio” después de que el gobierno municipal de Ada Colau consiguiera la aprobación del Plan de ordenación territorial de clubes y asociaciones de consumidores de Cannabis. El voto en contra fue del PP y y del PDeCat mientras que Cs se abstuvo.

Alberto Fernández reclama la derogación de una normativa que “sitúa a Barcelona en las principales guías turísticas del cannabis y supone un efecto llamada de este tipo de turismo. De hecho, algunos medios de comunicación internacionales ya comparan a Barcelona con ciudades históricamente vinculadas a esta actividad como Amsterdam”. Un momento: ¿una actividad que se ejerce en privado en determinados locales que produce un efecto llamada convirtiendo a Barcelona en un destino atractivo para más turistas, además de compararla con nada menos que Amsterdam ¿Y cuál es el problema? Seguramente Fernández participa, como muchos otros, de los rancios mitos que se generan entorno al cannabis y que perpetúan su situacion de ilegalidad en nuestro país.

Lo vemos claramente en la declaraciones de Fernández que leíamos más arriba, según las cuales la normativa del cannabis de Colau perjudica “al turismo de calidad que aporta valor añadido a la ciudad y beneficia al comercio”, como si de verdad creyese en el estereotipo del turista cannábico que llega a Barcelona, se infla a porros y se pasa su estancia tirado en un portal babeando. Para Fernández el cannabis no le aporta un valor añadido a la ciudad y los turistas atraídos por la oferta cannábica barcelonesa no benefician al comercio. Parece que, según Fernández, estos turistas no se alojan en hoteles, no comen en restaurantes, no compran souvenirs, no hacen tours ni visitan museos.

Fernández considera que la actividad de los clubes cannábicos “banaliza y socializa el consumo de drogas” afectando a la imagen de Barcelona. Lo dice un político de una ciudad con  más de 7400 bares y restaurantes y varias decenas de discotecas y clubs, donde cada fin de semana como mínimo, se banaliza y socializa el consumo de una droga mucho más destructiva que el cannabis, que lo único que tiene a su favor con respecto a la marihuana es que es legal.

Para Fernández el alcohol parece no afectar en la misma medida la imagen de la ciudad ante el turista, pese a ser, al contrario que el cannabis, un problema de primer orden. Quizá a los gestores de las normativas en las ciudades les convendría conocer la capacidad del comercio del cannabis por desplazar al del alcohol. Si realmente se tratase de proteger la salud de los ciudadanos, la legalización de la marihuana sería una acción muy cabal en este sentido, además de activar el comercio y generar muchos puestos de trabajo. El año pasado leíamos que los adolescentes barceloneses han ido reduciendo el consumo de alcohol y tabaco al mismo tiempo que aumentaban el de marihuana, algo que no nos parece casual.

Pero si la voluntad política no está por la labor de revisar la situación legal de la marihuana al nivel que se está haciendo en EEUU, Canadá u Holanda, que al menos sea cabal con respecto a la propuesta de los clubes cannábicos.

Alberto Fernández afirma que el 41% de los 137 locales de cannabis inspeccionados en 2017 han sido sancionados por no tener las instalaciones en condiciones.  En vez de ponerle la zancadilla a estos locales, un político responsable debería considerar en qué medida sirven para sacar el consumo de la calle y reducir la delincuencia asociada a mafias y menudeo.

Por último, no, el turista cannábico que llega a Barcelona puede ser tan normal como cualquier otro turista, y de hecho lo es. No es cierto que el turismo cannábico en la ciudad suponga un problema de imagen o de banalización de las drogas. Eso es demagogia.  Lo que se está banalizando aquí es la capacidad de la sociedad de una ciudad europea moderna y cosmopolita por ser responsable.

En Nekwo nos felicitamos porque una de nuestras ciudades lo esté haciendo suficientemente bien como para aparecer en las guías internacionales del turismo cannábico. No en vano acoge Spannabis, la feria de la marihuana considerada como el mayor evento cannábico de Europa, además de Expogrow Business Barcelona, una propuesta que acaba de nacer y pretende ser un punto de encuentro para dinamizar el negocio del sector cannábico español e internacional.

La tendencia está clara, señor Fernández. El del cannabis es un tren que solo va hacia adelante y cuanto más obstruyamos su paso más atrás nos quedaremos con respecto a otras sociedades más modernas que ya han dado el paso, más oportunidades de negocio perderemos y menos posibilidades de generación de empleo brindaremos a la sociedad.

 

El hijo de Bob Marley reivindica la marihuana desde una prisión

La prisión abandonada que Damian Marley , hijo de Bob Marley, compró en 2016 para convertirla en una granja de marihuana, es la protagonista del video-clip del último single que ha presentado el músico en colaboración con su hermano Stephen. En él han participado como extras algunos expresidiarios del que una vez fuese un centro penitenciario.

Si, el hijo de Bob Marley, Damian, el menor de ellos, se asoció con Ocean Grow Extracts para comprar la prisión abandonada de Claremont en Coalinga, California, y convertirla en una granja de marihuana medicinal. Es todo un ejemplo de justicia poética: un centro que una vez privó de libertad a numerosas personas por el mero hecho de poseer o consumir marihuana, es ahora un lugar donde se cultiva. En palabras de el hijo de Bob Marley:

“¿Cultivar hierba en un lugar donde una vez la gente era encarcelada por poseer marihuana? Qué maravillosa historia. Es una victoria en muchos sentidos. Es redención.”

La venta de la prisión se cerró en 4,1 millones de dólares, lo que sirvió para aliviar las deudas de esta población de alrededor de 14000 habitantes. La instalación ya está produciendo aceites de cannabis, extractos y otros productos para uso medicinal y recreativo.

El videoclip Medication comienza con testimonios de personas que han encontrado alivio en la planta: desde la niña de 11 años Alissa Gabriel, enferma de fibrosis quística, hasta el Sargento del Cuerpo de Marines de los Estados Unidos Sean Major, que se trata con cannabis su trastorno estrés postraumático, pasando por Nate Jackson, ex-jugador de fútbol americano, que hacía uso de sus propiedades analgésicas y neuroprotectoras para tratar muchos de los problemas de salud que acaban padeciendo los jugadores de este deporte.

 

 

A pesar de ser él mismo un fumador, el hijo de Bob Marley es muy consciente de la responsabilidad que tiene hacia los jóvenes, y con respecto a su proyecto el Coalinga y el consumo de marihuana cuenta a The Times que:

“En la granja produciremos comestibles — chocolates, gominolas. Pero de esta forma puedes fácilmente tomar demasiado y tener una mala experiencia. Los comestibles son la forma más saludable de tomar marihuana, pero también la más engañosa. Se trata de educación. Debemos educar a la juventud acerca del cannabis. No se trata de fumar tanto que acabes destrozado. Yo animaría a los jóvenes a comerla antes que fumarla — fumar no es sano, da igual lo que fumes.”

 

Medication aborda el tema de la marihuana desde varias perspectivas. Comienza apelando a sus propiedades medicinales, capaces de aliviar a niños y ancianos, y de “no hacer daño como esa puta cocaína”. También arremete contra la hipocresía de cierto sector de la industria del cannabis, representado por las grandes corporaciones que hasta hace poco habían luchado por mantener la ilegalidad del cannabis, y que ahora compran acciones para beneficiarse de la industria del cannabis legal. El tema en cierto punto también defiende el cultivo orgánico del cannabis por encima del intensivo, apelando al cultivo sin fertilizantes artificiales y sin emplear polinización cruzada. Damian Marley ya ha manifestado cuán importante para él es la integridad del cannabis que consume y en este sentido no quiere vender nada con lo que él no se encontrase personalmente cómodo.

 

La granja de Coalinga prentende generar 100 puestos de trabajo e impulsar la economía local.

 

 

 

¿Qué países consumen más marihuana en el mundo?

Si hiciésemos una encuesta acerca de qué países cree la gente que encabezarían una lista de países consumen más marihuana, seguramente muy pocos se aproximarían a la realidad.

No, Holanda no es el país de los que consumen más marihuana. En la lista elaborada con datos de la Oficina de las Naciones Unidas contra las Drogas y el Delito (UNODC), este país está en un discreto puesto 20, a pesar de ser conocido por ser un referente mundial de política más permisiva hacia la marihuana y por sus coffee-shops.

Tampoco encontraremos entre los 10 primeros puestos a Uruguay, el primer país del mundo en legalizar la marihuana en todo su territorio en julio de 2017. A Portugal, un país en el que la posesión de pequeñas cantidades de cannabis (hasta el equivalente a 10 días de consumo) está descriminalizada, ni siquiera lo encontramos en los 30 primeros puestos. Jamaica, a pesar de la imagen que la cultura rastafari transmite al mundo, no solo tiene una política del cannabis bastante más restrictiva que la de otros países, sino que en la lista aparece en el puesto 22. Seguro que hasta aquí ya te has llevado algunas sorpresas.

¿Y quién encabeza la lista pues? Pues nada menos que Islandia, el remoto país europeo en el que un 18,3% de la población consume marihuana. Si Islandia tiene una población de 338.349 habitantes según el censo de 2017, significa que 61918 islandeses consumen marihuana. ¡Casi una quinta parte del país!, lo que equivale más o menos a la cantidad de sus habitantes nacidos en el extranjero. Y eso a pesar de que Islandia posee una política contra la marihuana bastante restrictiva. Las autoridades deberían tomar nota, más aún cuando, con estas cifras, existen muchas probabilidades de que un alto porcentaje de cargos públicos, políticos y legisladores le den al porrito.

Uno de ellos podría ser (insisto, podría ser) el ex-presidente de Islandia Olafur Ragnar Grimsson, a juzgar por las palabras que dijo respecto a la situación de la marihuana en 2013:

“Tenemos que admitir que la guerra contra las drogas la perdimos hace tiempo. Es mejor prevenir la marginalización de los jóvenes, que encarcelarlos por el uso de drogas blandas que son comparativamente inofensivas. Si permitimos la venta de alcohol, no existen ya más razones para prohibir las drogas blandas.” 

¿Y por qué Islandia, un país con un clima tan poco propicio para el cultivo extensivo de la planta, tiene el honor de encabezar la lista? Una teoría achaca a las políticas restrictivas y absurdas con respecto al alcohol que ha sufrido Islandia (y en cierta manera sufre) desde 1915 el que la gente se haya volcado más en la marihuana para compensar sus vicios. Esto nos induce una reflexión: el pueblo, queridos políticos y legisladores, necesita vicios.

Tenerlos razonablemente al alcance de forma legal y controlados, junto a políticas de prevención y consumo, es la forma en la que no se te va de las manos. Es ridículo creer que porque una sustancia sea legal el pueblo la va a consumir desenfrenadamente. Sin embargo, prohibirla generalmente tiene como consecuencia que discretos porcentajes de consumo implican grandes quebraderos de cabeza, inversión de recursos y gastos para las administraciones de los países.

¿Y dónde queda España en este ranking? Pues en un nada desdeñable puesto número 13, inmediatamente después  de Italia. Según la UNODC, un 9,2% de los españoles consume marihuana, lo que equivale a más de 4 millones de personas (tomando como referente los datos del último censo del Instituto Nacional de Estadística). Es un número muy importante, más que suficiente como para tener en cuenta a la hora de revisar las leyes sobre el estatus de la marihuana en nuestro país.

 

Los países que consumen más marihuana no tienen las leyes más permisivas, ya que esto no implica mayor cantidad de consumidores.

A pesar de que estos datos hay que tomarlos con cautela (pues la lista está elaborada con información recabada en diferentes años además de no ser exhaustiva), lo que revelan es que no existe una correlación entre libertad legal de consumo y cantidad de consumidores. Quien pretenda argumentar que liberalizar su consumo implicaría un aumento significativo de consumidores, estaría equivocándose de lleno.

Entre los 10 primeros puestos no encontramos ningún país que haya legalizado totalmente la marihuana. EEUU, con un honroso segundo puesto (16,3% de población) ha legalizado su consumo recreativo en 9 de sus 50 estados hasta el momento (en 29 es legal el cannabis medicinal), mientras que Canadá, en cuarto puesto, no legalizará su uso recreativo hasta el próximo julio. Nigeria, uno de los dos países africanos en el top 10, se encuentra en tercera posición, a pesar de tener unas leyes tan restrictivas con respecto al cannabis que por simple posesión te puede caer un mínimo de 12 años en la trena. Irónicamente, países como Uruguay, Colombia u Holanda, con políticas mucho más permisivas, se encuentra fuera de los puestos de cabeza.

En cuanto a las previsiones, viendo la inercia hacia la liberalización de algunos países, particularmente con sociedades modernas, el mapa puede cambiar bastante en los próximos años, con una gran posibilidad de que Estados Unidos encabece la lista en los próximos cinco años.

 

A continuación os dejamos la lista de los 30 países en los que más marihuana se consume de los que se disponen datos, con el porcentaje de población consumidora:

 

  1. Islandia                           18.3 %
  2. Estados Unidos           16.3%
  3. Nigeria                            14.3%
  4. Canadá                            12.7%
  5. Chile                                 11.83%
  6. Francia                            11.1%
  7. Nueva Zelanda            11%
  8. Bermudas                      10.9%
  9. Australia                        10.2%
  10. Zambia                            9.5%
  11. Uruguay                          9.3%
  12. Italia                                 9.2%
  13. España                             9.2%
  14. Madagascar                   9.1%
  15. República Checa         8.9%
  16. Israel – 8.88%
  17. Santa Lucía                    8.87%
  18. Belize                               8.45%
  19. Barbados                        8.3%
  20. Holanda                          8%
  21. Groenlandia                  7.6%
  22. Jamaica                           7.21%
  23. Dinamarca                     6.9%
  24. Suiza                                 6.7%
  25. Egipto                              6.24%
  26. Reino Unido                  6.2%
  27. Irlanda                             6%
  28. Estonia                            6%
  29. Bahamas                         5.54%
  30. Sierra Leona                 5.42%

Un retiro espiritual femenino con barra libre de marihuana

La paulatina liberación de la marihuana en el estado de California está sacando a flote todo tipo de iniciativas inexistentes o discretamente ocultas antes del cambio de legislación. Hoy hablamos de una de ellas: Ganja Goddess Getaway, un “retiro espiritual” para mujeres centrado en la marihuana.

La relación de determinadas sustancias con la meditación y con estados alterados de conciencia no es ninguna novedad. La marihuana ayuda a relajarse, estimula el pensamiento creativo e incluso produce efectos sinestésicos, por lo que puede ser un medio adecuado para explorar facetas alternativas de uno mismo a través de la meditación y la alteración de la conciencia. Es por ello que ha surgido la idea del retiro espiritual para mujeres con barra libre de marihuana.

Además, la marihuana desinhibe, permitiendo a quien la consume abrirse a los demás y ser más comunicativo, disolviendo prejuicios y potenciando la empatía. Quienes la conocemos, sabemos cómo la marihuana ayuda a forjar el buen rollo incluso con absolutos desconocidos entorno a una fogata y una guitarra.

Barra libre de marihuana

Por otra parte, tomar parte junto a otras personas en una actividad con la que se tienen afinidades, ayuda a forjar vínculos y a desarrollar a tope nuestra dimensión social. Pero si además entre esas afinidades está la del gusto por la marihuana, el éxito de la conexión con el otro está asegurado. Esto lo supo ver Deidra Bagdasarian, conocida como Miss Bliss, profesora de la Universidad Cannábica de Oaksterdam y experta en comestibles con marihuana. Además de ser la propietaria de Bliss Edibles donde ejerce sus notables dotes de repostería cannábica, es esposa, madre y autora y fundadora del Ganja Goddess Getaway, que significa literalmente Retiro de la Diosa Ganja.

El término Ganja o Ganjah procede del sánscrito Gañja y es utilizado en el rastafarismo para referirse a la marihuana. Miss Bliss comenzó con los retiros para mujeres en 2016. Al año siguiente ofreció cinco y este año ya tiene diez programados. Todo un éxito. Los retiros están concebidos para conocer el cannabis como una herramienta para la creatividad y la espiritualidad.

Como leemos en su web, el retiro pretende conectar a las mujeres entre sí y con la planta, usando sus propiedades desinhibitorias y terapéuticas para quitarnos la máscara para amar y sanar nuestro ser más auténtico. Por supuesto que poner una barra libre ilimitada de marihuana para fumar, vapear o comer es una manera bastante segura de garantizar el éxito de un retiro entre desconocidos o de cualquier actividad que se te ocurra.

FYAH! LANZA “HIERBA VERDE”, SEGUNDO VIDEOCLIP ADELANTO DE SU NUEVO TRABAJO

Hierba Verde es el segundo videoclip adelanto del nuevo disco de Fyah, que gritará por título su propio nombre “FYAH!” y que será lanzado en breve.

Producido por Daddy Cobra y mezclado por Javier Ustara en el madrileño Mpire Studio, “FYAH!” es la confirmación de la madurez artística de este destacado autor de dancehall y reggae en castellano, con más de 10 años de una trayectoria musical llena de éxitos. Este trabajo nos presenta un punto de inflexión natural, con un Fyah! cargado de nuevos registros musicales y mucha luz, que le consagran como un artista único dentro de la música urbana internacional.

Hierba Verde, es el esperado segundo adelanto de “FYAH!”, un single con sonido reggae y con vocación de convertirse en todo un himno dentro del mundo cannábico, un mundo que está empezando a ver la luz después de décadas de estigmas y represiones. Así, Fyah! estrena el año como un destacado embajador del buen rollo, consciente del trabajo que queda por hacer para liberar al cannabis del yugo de la hipocresía. Recientemente Fyah! ha lanzado Vatos, el primer single adelanto de su nuevo disco, que muestra la clara intención de experimentar nuevos registros de sonido, y que ya se aproxima al medio millón de visitas en su canal de Youtube.

El videoclip Hierba Verde cuenta con la colaboración especial de la mismísima Karina, cantante y actriz española de gran éxito en los años 60 y 70.

Podéis escuchar el tema en las siguientes plataformas digitales:

Canal oficial de Fyah en Youtube

Perfil oficial de Fyah en Spotfy

Perfil oficial de Fyah eb Apple Music

Créditos de HIERBA VERDE

Escrito por: Fyah

Música por: Daddy Cobra

Interpretado por: Forward Ever band

Grabado, mezclado y masterizado por: Javier Ustara en Mpire Studio

Foto & Arte Portada por: Nacho Blumen

Videoclip Filmado & Editado por: Alejandro Rutz

Con la colaboración especial de Karina

Cosméticos con cannabis: tendencia en 2018 entre las celebridades

Con el progresivo aperturismo legal al mundo de la marihuana recreativa, algunos sectores han decidido sumarse con más énfasis al carro de la mágica planta, como el mundo de los cosméticos con cannabis.

Así, los cosméticos con extractos marihuana infusionada se están convirtiendo en tendencia entre muchas celebridades, y puede que 2018 vea un boom de cremas, tónicos y tratamientos basados en  los cosméticos con cannabis.

Aunque los cosméticos basados en el cáñamo o con extractos de cannabis (cremas, aceites, champús, jabones…) no son estrictamente una novedad, sí que lo es la tendencia a encontrarlos en el repertorio de productos de la alta cosmética, como la loción corporal de Lord Jones, que parece obrar maravillas calmando los dolores de pies producidos por los zapatos de tacón.

El secreto está en su contenido en CBD, un cannabinoide no psicoactivo del cual hablábamos hace poco, con propiedades terapéuticas como relajante muscular y analgésico (entre mcuhas otras). Lord Jones presenta su loción en dos variantes: una con concentración mayor de CBD y otra con una proporción 1:1 de CBD y THC.

La estilista de celebridades como Justin Bieber o la actriz y modelo Olivia Wilde, Karla Welch, quien había comenzado a promocionar este producto entre su clientela para la ceremonia de los Globos de Oro que tuvo lugar el pasado 7 de enero, asegura que “no debes preocuparte, tus pies no se van a colocar”.

Jessa Blades, otra estilista de celebridades que ha trabajado con artistas como Demi Lovato o LL Cool J, comenta respecto a estos productos:

“Lo que mucha gente está experimentando en su piel son problemas que en su raíz están relacionados con el estrés, la falta de sueño, inflamaciones y dolor. El cannabis tiene propiedades antibióticas y antiinflamatorias que pueden calmar algunos de esos síntomas y promueven el proceso natural de curación del cuerpo”.

El cannabis en el masaje terapéutico

Es también probable que conforme el mercado se abre a los cosméticos con cannabis, también se popularicen terapias basadas en ellos, como la que dispensa Jordan Person, una enfermera con más de 12 años de experiencia en el masaje terapéutico con cannabis, el cual ha aplicado desde a un paciente de cáncer de 3 años de edad a un anciano de 90 años con una neuropatía diabética.

En su bagaje profesional asegura que nunca experimentó una respuesta inmediata del cuerpo tan positiva a un remedio tan simple: el aceite de cannabis (y, por supuesto, la pericia de sus manos para aplicarlo). Person suele decir “toda la sanación sin el colocón” porque, afirma, “esto es lo que de verdad es”: la loción “no penetra tanto en el flujo sanguíneo como para afectar al cerebro”, así que los clientes no deben preocuparse por dar positivo en un test de drogas.

The legend of 420: el nuevo documental sobre cannabis

La plataforma de contenido audiovisual Netflix acaba de estrenar un nuevo documental sobre la industria cannábica estadounidense, The legend of 420.

Hoy te queremos proponer un plan perfecto para este fin de semana. Prepara unas buenas palomitas, saca tus mejores flores secas de la cosecha y, una vez cómodo en el sofá te proponemos el visionado del documental The legend of 420. Estrenado hace apenas una semana en Netflix, este documental pretende hacer un recorrido por el contexto y situación que engloba al cannabis en los Estados Unidos. Mediante un recorrido por los diferentes estados en los que el cannabis está legalizado en cualquiera de sus formas, para mostrar desde la industria que lo mueve todo, hasta los beneficios o las personalidades que desembocan en el cannabis.

 

 

El documental, dirigido por Peter Spirer, hace una recapitulación de la situación cannábica en el país, centrando gran parte de su interés en la historia de Jeff Sessions, Fiscal General del gobierno de los Estados Unidos y un ferviente detractor del cannabis que, pese a que la planta se está abriendo paso entre la sociedad norteamericana, cree que no debería salir de la prohibición.

 

Un repaso a la industria cannábica estadounidense con las eminencias más importantes del sector en el país

En el documental aparecen personalidades muy reconocidas por el sector cannábico internacional. Figuras como Tommy Choong o Kenneth Colé figuran en el elenco de participaciones que tratan de desgranar cuál es la situación del cannabis en el país, desde como luchan las compañías más fuertes del sector en el país por abrirse un hueco en la nueva industria, hasta las irregularidades legislativas que se dan, los beneficios que aporta la planta a los enfermos y un sin fin de cuestiones muy relevantes a día de hoy.

Lo bueno que tiene la obra, es que es perfecto para que disfruten tanto noveles en la materia como expertos. El documental puede darte a conocer todo lo necesario sobre el cannabis en los E.E.U.U., o puede adentrar en cuestiones legislativas más complejas, mostrándote actores de la legalización en el país mientras te cuentan con pelos y señales, como fue todo. El documental lo puedes encontrar en Netflix, y como empezábamos el artículo, es perfecto para que en esta última semana del año, puedas tener bien claro como marcha la industria del cannabis en uno de los países referencia en el mundo.

Un equipo de fútbol patrocinado por una empresa cannábica

Un equipo de fútbol austríaco anunció a su nuevo patrocinador: una empresa productora de esquejes para la industria cannábica.

Por lo que parece, hace apenas unas semanas el Wiener de Viktoria, un equipo histórico que actualmente milita en la cuarta división austríaca de fútbol acaba de lanzar un comunicado en el que han anunciado que su nuevo patrocinador para esta campaña será la empresa Flowery Field, especializada entre otros productos en el cultivo y la venta de esquejes de cannabis. Por si fuera poco, el patrocinio que ha sido firmado durante una campaña, tendrá también un componente caritativo ya que destinarán, como parte del acuerdo firmado, un 30% de los fondos a fines solidarios a través de la asociación VIK Sozial, adscrita al equipo de fútbol.

 

La noticia de este patrocinio ha resultado un poco inusual ya que no estamos muy acostumbrados en la eurozona a ver empresas de cannabis patrocinando equipos de deportivos y mucho menos de fútbol. El propio Toni Polster, leyenda de la selección austríaca como máximo goleador histórico que ahora entrena la plantilla dijo la rueda de prensa del anuncio:

‘Sabemos que un productor de plantas de cannabis no es habitual que sea el patrocinador de un equipo. Pero nuestro principio de apertura cultural también se aplica a nuestros patrocinadores. Flowery Field es una empresa legal, productora de cannabis medicinal y cáñamo para adultos y estamos muy contentos con esta relación.’

 

Un equipo acostumbrado a los patrocinios innovadores con un presidente que aboga por el cannabis medicinal

El Wiener de Viktoria no tiene miedo por el que dirán. Continuamente han ido rompiendo barreras en cuanto a patrocinios, primero fue una compañía de cerveza (Gösser) y más tarde, vinieron dos compañías dedicadas a los juegos de azar online (Cashpoint y Austrian Lotteries).

Ahora, le ha tocado el turno al cannabis, cuestión ampliamente defendida por el presidente del equipo, Otto Lesch. Especialista en adicciones, este presidente lleva años abogando públicamente por los beneficios del cannabis medicinal y su legalización. De hecho, el cannabis en Austria todavía no es legal, pero vive en un marco jurídico que permite a cualquier persona cultivar la planta hasta su etapa de floración y usar fármacos permitidos derivados de la planta como Sativex o Dronabinol. Por ello, el Lesch ha creído conveniente firmar un acuerdo con esta compañía de forma que el sector pueda alcanzar mayor visibilidad y más apoyo social. Nos encantan iniciativas como estas y más, si son por Europa.

Turmeon Weed: El Vermut de cannabis que se hace en Zaragoza

Unas bodegas zaragozanas acaban de sorprender a todo el mundo con la creación del primer vermut de cannabis hecho en nuestro país.

Con la apertura de miras que se está produciendo a día de hoy con el cannabis y de forma internacional, muchas empresas han podido encontrar un filón muy rentable, porque todo lo derivado de la planta está de moda. Hace unos días, la empresa zaragozana Bodegas Jaime anunció el lanzamiento de un vermut de cannabis, que hará las delicias para el paladar de cualquier cannáfilo. Según cuentan en un comunicado, todo comenzó como una broma el año pasado, hasta que poco a poco fueron concretando una fórmula en la que el cannabis y los aromas clásicos del vermut encajaban a la perfección:

‘Desde que comprobamos como los aromas característicos del vermut clásico encajaban a la perfección con el cannabis, decidimos investigar, informarnos sobre temas legales y elaborar la fórmula perfecta para traer este nuevo vermut a la vida’ 

Para su elaboración se ha utilizado un tipo de variedad de cáñamo medicinal muy bajo en THC, sin no superar el 0,1% en su composición, pero muy alto en CBD. Por ello, como hemos visto en otras bebidas espirituosas mezcladas con cannabis, no son psicoactivas, pero si poseen todos los beneficios del cannabidiol.

Cannabis mezclado con más de 34 ingredientes botánicos para conseguir un sabor y un producto único en el mercado 

Como os podréis imaginar, la composición de este vermut es una de las más complejas del mercado. En su elaboración, además de mezclarse junto a vino blanco y un licor de 50 grados, se macera con más de 34 ingredientes botánicos que le confieren un sabor muy diferente a cualquier vermut que hayáis probado. Canela, clavo, ajenjo, vainilla, limón, tomillo o lúpulo son los matices que podréis extraer de los primeros sorbos.

Turmeon Weed tiene el objetivo de expandirse por todos los mercados internacionales aprovechando la red comercial de la que dispone Bodegas Jaime. Esperan que durante este 2018 que entra en unas semanas, el vermut de cannabis pueda estar disponible hasta en países como China, donde parece que han hecho algunas catas y el producto ha gustado mucho. En nuestro país ya se vende en más de 11 autonomías y la previsión es que este 2017 se cerrará con más de 23.000 litros de esta bebida puesta a disposición de todo aquel que quiera probarlo.

‘La mejor receta’ el nuevo film sobre cannabis

Hace apenas unos días se estreno ‘La mejor receta’, una película que habla sobre cannabis de una forma desenfadada y muy enternecedora.

Si todavía no tenéis plan para este fin de semana, ir al cine a ver la nueva película que habla sobre cannabis podría ser un buen plan. Y es que, hace apenas una semana, se estrenó de forma internacional La mejor receta una enternecedora película británica que pretende poner de manifiesto que el cannabis ya es un consumible bastante común en un mundo en el que cada vez se hace más difícil desarrollar lazos con nadie.

 

 

La sinopsis de la película invita a ir a ver la película. El afamado director John Goldschmidt nos trae la historia de Nat Dayan, un viejo panadero judío del este de Londres que busca un refuerzo para su tienda, que se está viendo asediada por la competencia en el barrio con una nueva pastelería. Por ello contrata a Ayyash, un joven inmigrante musulmán, originario de Dafur, que ocasionalmente es vendedor de cannabis. En los primeros días de trabajo, un incidente fortuito con la hierba en la pastelería, hará reactivar las ventas. Una comedia con el leitmotiv del cannabis, que intenta narrar una historia social con tintes integradores.

‘La mejor receta’ la película que une con el cannabis religiones en disputa

Su director, el propio Goldsmichdt, ha decidido dirigir esta película por unir tan bien la comedia con pequeñas dosis de drama que contribuyen a crear lazos con la sociedad en temas tan importantes como la moral (por el cannabis), como el racismo o la lucha entre religiones. El propio John, explicaría en la presentación que:

‘En tiempos en los que el cannabis se abre paso y en los que cada vez se hace más difícil tender lazos con nadie, pensé que sería muy importante hacer una película en la que se muestra cómo logramos edificar puentes entre culturas.’

La película se estreno la semana pasada y está recogiendo buena crítica, además de una buena aceptación entre los espectadores. Si todavía no sabías que hacer durante este fin de semana que se nos acerca, ‘La mejor receta’ os dará buenas dosis de buen rollo, contándoos una historia que de seguro os hará que pensar en temas tan importantes como el la legalización del cannabis, la xenofobia o la integración entre religiones.