Arte, deporte, cine y mucho más. Noticias e información de interés de diferentes sectores con un denominador común: innovación y cannabis.

Steve Jobs en los 70 - Foto: Pinterest

Steve Jobs, billion dollar hippy

Érase una vez un hippie que apenas pisó la universidad, fumaba marihuana porque le “volvía creativo” y acabó revolucionando el mundo de la tecnología

Nacido en 1955, Steve Jobs se crió con su familia adoptiva en Santa Clara Valley. Este cotidiano y, a priori, irrelevante dato puede adoptar más importancia si llamamos a la población donde el joven Steve creció por su nomenclatura más popular: Silicon Valley. La capital mundial de las startups, el lugar donde IBM, Apple y Microsoft se batieron a duelo por la supremacía de la informática es el lugar que vio a Jobs dar sus primeros pasos.

Fue durante su adolescencia y paso a la madurez donde Steve Jobs forjó la otra faceta de su personalidad. La más zen. El lado opuesto del ogro empresarial insaciable. Eran los años 70, con la California de hippies y San Francisco como capital de la contracultura cuando Jobs, acompañado de Daniel Kottke, devoró el ‘Be here now’, el libro sobre espiritualidad, yoga y meditación, pero también sobre las drogas psicodélicas.

“Consumí LSD durante dos años. De 1972 a1974. En ese periodo de tiempo lo consumí aproximadamente diez o quince veces. Tomaba LSD en un cubo de azúcar o en una forma dura de gelatina. Normalmente lo hacía cuando estaba sólo”.

Leer ‘Be here now’ supuso el propio viaje de Steve Jobs a su particular India. Probar el LSD supuso una liberación personal para el futuro fundador de Apple. Jobs siempre se mostró feliz de haber pasado por la experiencia de consumir LSD y lo considera una experiencia positiva. Pero alucinógenos aparte, también fumó marihuana.

“La mejor forma en que describiría el efecto de la marihuana y el hachís es que me relajaba y me hacía creativo”.

Pero su creatividad nunca tuvo nada que ver con una faceta artística. Con la máxima expresión del arte y de la creación. Steve Jobs fue más bien un visionario. Un editor. Alguien que veía los puntos y los unía. Obsesionado por el diseño, el packaging y el envoltorio, hizo que media humanidad viviera Apple como un club de fútbol del que sentir los colores y celebrar los goles. iMac, iPod, iPhone e iPad supusieron, progresivamente, pequeñas revoluciones tecnológicas y socio-culturales. La verdadera faceta artística de Jobs fue la creación de necesidades que hasta entonces no existían y de vínculos emocionales de las personas hacia una marca.

Steve Jobs no inventó ni el ratón ni el mp3 ni la animación por ordenador, pero los universalizó y lo convirtió en necesidad. Cambió el mundo con una rara mezcla de carisma, descaro, confianza en sí mismo y ambición. Creó una industria que no necesitábamos o al menos eso creíamos hasta que apareció él. En definitiva, pensó diferente para que todos acabáramos pensando igual.

OFFICIAL LEWEB PHOTOS - Flickr

Sean Parker: De cambiar la industria de la música con Napster a apoyar la del cannabis

Con menos de 30 años a Sean Parker le había dado tiempo a crear Napster para implosionar la industria de la música y ayudar a concebir Facebook junto a Mark Zuckerberg para convertirlo en el gigante que es hoy en día. Ahora tiene otro objetivo: legalizar la marihuana en California

Sean Parker es el responsable de que la industria de la música cambiara para siempre. Sin necesidad de militar en Led Zeppelin, tocar con The Rolling Stones o ser el quinto Beatle. A Parker le valió con crear Napster para que la música implosionara para siempre. La piratería ya existía pero nada volvió a ser igual desde entonces. La descarga ilegal de canciones a través de internet con programas como Napster, Ares o Kazaa se popularizó hasta límites insospechados y las discográficas comenzaron a ver como sus pérdidas se multiplicaron por millones. Así fue su influencia.

Aunque Napster cerró en 2002 y tuvo que pagar millones de dólares a la industria  musical, Sean Parker acabó siendo multimillonario. Ayudó a Mark Zuckerberg en la explosión de Facebook y formó parte de su junta directiva y accionariado. Pero, además de revolucionar el mundo digital, Parker ahora también es reconocido por militar en la causa del cannabis.

“He estado siguiendo este tema con gran interés durante bastante tiempo. Es muy alentador ver una comunidad de activistas, muchos de los cuales han dedicado sus vidas a este problema y que se unen en torno a una medida basada en una reforma sensata que protege a los niños, da cumplimiento de la ley de recursos adicionales y establece un marco regulador para que el adulto consume marihuana de manera responsable y produzca beneficios económicos para todos los ciudadanos de California”
Sean Parker a la revista Forbes.

OFFICIAL LEWEB PHOTOS - Flickr

Sean Parker tras una conferencia – OFFICIAL LEWEB PHOTOS

Es conocida la donación de 500 mil dólares por parte del multimillonario para respaldar una iniciativa que propone la legalización del consumo de marihuana recreativa en los adultos de California. Los fondos de Sean Parker fueron destinados a un nuevo comité denominado ‘Californians To Control, Regulate And Tax Adult Use Of Marijuana While Protecting Children’.

La entrada de Sean Parker en la política y el activismo en pro de la legalización de la hierba puede que tenga grandes implicaciones en la carrera electoral de este 2016. Parker y sus aliados tienen el músculo financiero suficiente como para que la balanza se decante por el “Yes”. Se estima que la campaña del creador de Napster podría llegar a recaudar  entre 10 y 20 millones de dólares. Los suficientes como  para convertirla en exitosa.

Las razones por las que Sean Parker ha tomado tanto partido y peso en la lucha por la regularización del uso recreativo del cannabis pueden estar motivadas por las ganancias. La industria de la marihuana está en constante crecimiento y una posible legalización en California podría duplicar los ingresos actuales, según datos de ‘ArcView’. Pero Parker también está interesado en la filantropía en general y es famoso por sus donaciones en efectivo para candidatos políticos y causas benéficas. En junio el año 2015  puso en marcha la Fundación Parker, dando 600 millones de dólares para financiar ciencias de la vida,  salud global y compromiso cívico. En noviembre de 2015, su fundación donó 10 millones para establecer un nuevo laboratorio de investigación de la autoinmunidad en la ‘Universidad de California’, en San Francisco. Anteriormente, el multimillonario dio 4,5 millones para ayudar a combatir la malaria y 24 millones a la ‘Universidad de Stanford’ para fundar un centro de investigación de la alergia.

tribu

La tribu india que quiere crear un resort cannábico

La tribu india de los Sioux Santee ha ideado un resort donde esté permitido el consumo de marihuana. Un “Oropesa, ciudad de vacaciones” del cannabis que prevé unas ganancias mensuales de hasta 2 millones de dólares

Nadie es ajeno al proceso que está viviendo la industria de la marihuana en los Estados Unidos ni a los beneficios económicos que genera. Hasta los indios Sioux Santee han visto una posibilidad más de negocio. La tribu, que ya posee un hotel de 120 habitaciones y un rancho de bisontes, ha ideado la apertura de un resort cannábico en las llanuras de Dakota del Sur.

La tribu formada por los 400 indios Sioux Santee ha dado una vuelta de tuerca a su espíritu emprendedor con la idea de abrir uno de los primeros centros turísticos de Estados Unidos para consumo de marihuana. En el resort, que quieren situar en su reserva, los empresarios pretenden cultivar cannabis y, posteriormente, comercializarlo en las instalaciones que contarán con un club, una sala recreativa de videojuegos, un bar, un restaurante, un casino y un espacio de conciertos al aire libre. Las expectativas económicas generadas con este negocio son de hasta 2 millones de dólares mensuales.

La mente pensante de este nuevo modelo de negocio es la de Anthony Reider, presidente de la tribu, cuyo objetivo es el de ofrecer “el primer patio de recreo para adultos en los Estados Unidos”.

Los Sioux, una tribu emprendedora

Indios Sioux - Imagen libre de derechos

Indios Sioux – Imagen libre de derechos

Instalados entre el sur de Canadá, los fríos bosques de Minnesota y las orillas del río Missouri, la Gran Nación Sioux estaba formada por guerreros que cazaban búfalos a lomos de sus caballos. Una de las tribus que la formaban eran los Flandreau Santee Sioux, compuesta por los descendientes de la división Isanti, los cuales se referían a sí mismos como “Dakota”, que significa amigo o aliado. Dos siglos después, esta tribu india ha ido evolucionando a la par que la sociedad hasta adaptarse a los nuevos tiempos.

En este cambio generacional vivido por la tribu se han producido una serie de modificaciones. El arco y la flecha han sido sustituidos por la tablet y alguna licenciatura en dirección de empresas y el Gran Jefe Indio se ha convertido en un CEO. La evolución.