Bebidas de cannabis: tendencia frente al alcohol

Apenas un mes y medio entrados en 2019 ya comenzamos a apreciar algunas tendencias en el discurso sobre el mercado legal del cannabis que marcarán las pautas sobre la evolución de la industria en los próximos tiempos. Una de esas tendencias es el afianzamiento del mercado del CBD y otra, directamente relacionada con esta, es el auge del desarrollo de bebidas de cannabis y la forma en que afectan al mercado del alcohol.

Solo esta semana encontramos en los medios varias noticias que abordan esta última cuestión desde diferentes puntos de vista:

  • Las bebidas de cannabis como sustitutas del alcohol
  • Las bebidas de cannabis como una nueva categoría de producto de consumo
  • La incongruencia entre los estatus del alcohol y el cannabis a nivel legal

Ya nos referimos en varias ocasiones a los indicios que apuntan a una incompatibilidad entre el mercado de las bebidas alcohólicas y el mercado del cannabis. Parece ser que en aquellos lugares donde el cannabis es legalmente accesible existe una tendencia a reducirse el consumo de alcohol.

 

¿Desbancará las bebidas de cannabis a las bebidas alcohólicas?

“A medida que más consumidores exploran alternativas al alcohol, el THC y el CBD ofrecen un término medio entre el tequila y el espresso para aquellos que desean una manera consciente pero al mismo tiempo relajante de desconectarse (sin la resaca)”, cuenta Garyn Angel, fundador y CEO de MagicalButter en un artículo en Green Entrepeneur. “Alejarse del alcohol es tanto una elección social como personal, pero la necesidad de mejores opciones ha existido desde el principio de los tiempos, o al menos desde el comienzo de la Hora Feliz”

La creciente conciencia social sobre los estragos del alcohol quizá tenga un gran peso en la forma en la que un mercado afecta al otro. Parece que la madurez social reclama un producto que sustituya al alcohol, pero reduciendo los perjuicios de este. Y es que, independientemente del cannabis, los jóvenes de hoy consumen mucho menos alcohol que hace décadas. Por ejemplo, en España, un país en el que la política de consumo del cannabis no ha cambiado en la práctica en nada desde que se prohibiera, un informe de la Fundación alcohol y Sociedad (FAS) revela que hoy los jóvenes beben hasta un 30% menos que hace 30 años, tendencia que se muestra en todos los países de la OCDE.

En un artículo de opinión en El Confidencial, el economista, escritor y filósofo Juan Ramón Rallo se hace eco de la “asimetría escandalosamente arbitraria en el hecho de legalizar completamente una droga (el alcohol) que solo en 2016 influyó sobre la muerte de más de 200.000 personas (dejamos fuera del cómputo las muertes por accidente de tráfico bajo la influencia del alcohol, por cuanto ese no es un uso permitido del alcohol) y en prohibir otra (el cannabis) que en 2016 no mató a nadie.”

Solo este dato, que se suma la aplastante evidencia sobre la muy superior peligrosidad del alcohol frente al cannabis, debería bastar para impulsar el mercado de bebidas basadas en el cannabis y mejorar la salud social de forma sustancial. No obstante, en un artículo de Magnet se advierte acerca del hecho de que las bebidas de cannabis y en concreto aquellas que poseen THC “aun colocan demasiado”.

 

¿Cual es el problema con las bebidas de cannabis?

El problema, expresa el artículo, es que “mientras el alcohol se absorbe en sangre y se metaboliza de forma rápida, los componentes psicotrópicos del cannabis se digieren. ¿Qué sucede? Que los efectos tardan más en manifestarse, y cuando lo hacen son más espectaculares. Es un colocón más lento, engañino y difícil de controlar.”

Quizá, me atrevo a apostillar, la dificultad de controlar el colocón de una bebida de cannabis tenga menos que ver con el metabolismo que con la falta de experiencia personal y social. Con una cultura normalizada del alcohol, la mayoría de consumidores saben modular su ingesta. Sin embargo, la falta de cultura de productos basados en el cannabis hace que hoy por hoy los ciudadanos de a pie no tengan recursos ni experiencia para controlar la dosis.

En cualquier caso, ese subidón repentino asociado a la ingesta de productos de cannabis con THC es algo de lo que el I+D de la nueva industra ya se está ocupando. Magnet cuenta que algunas empresas como Canopy Growth o Cannabiniers, “llevan cierto tiempo investigando el problema. Los últimos han lanzado TwoRoots, un producto que combina las técnicas tradicionales de fermentación con cáñamo y cannabis. El objetivo es lograr efectos relajados, ligeros e inmediatos, similares a los de cualquier cerveza”.

No hace falta decir que este problema no se aplica a las bebidas que contienen CBD (en vez de THC), dado que esta sustancia carece de efectos psicotrópicos y su potencial de adicción es nulo, razón por la cual la OMS recomienda sacar definitivamente esta sustancia de las listas de sustancias fiscalizadas internacionalmente.

 

 

El mercado de CBD en Europa, mejor de lo esperado

Este “Renacimiento del Cannabis” que estamos experimentando en los últimos tiempos parece querer florecer también en Europa. A la corriente escéptica que piensa que todo esto se debe a meros tejemanejes de la industria, le convendría tener en cuenta la respuesta de los consumidores, la cual parece sugerir que un asentamiento del mercado de CBD en Europa es algo que también queremos los europeos.

Los analistas de Canaccord Genuity Inc., una compañía global de servicios financieros y banca de inversión especializada en compañías en crecimiento, afirman que el cannabidiol, popularmente conocido como CBD, se ha convertido en el “ingrediente de moda” en un gran número de productos de consumo, comenzando a aumentar su visibilidad en estanterías de farmacias y droguerías.

Según las estimaciones de Canaccord, el mercado del CBD movió durante 2018 entre 750 y 1000 millones de euros, es decir, hasta cinco veces más que las estimaciones que emitió en agosto.

De forma análoga, el cannabis medicinal está experimentando un crecimiento en la forma del aumento de recetas médicas. Es el caso de Alemania, Países Bajos y Dinamarca, los países que lideran el mercado del cannabis medicinal en el viejo continente, donde este crecimiento ha sido de más del doble durante 2018. Las ventas totales durante el año pasado fueron un 60% mayores de lo estimado, alcanzando los 160 millones de euros.

 

Adquisiciones y asociaciones: no solo el mercado del CBD en Europa se mueve

 

A pesar de que el mercado de CBD en Europa aún es pequeño si lo comparamos con EE.UU. o Canadá, algunas compañías grandes comienzan a relacionarse con él, como el gigante multinacional belga Anheuser-Busch InBev, el fabricante de cerveza más grande del mundo, y la farmacéutica suiza Novartis, que se han asociado recientemente con la compañía cannábica canadiense Tilray.

 

Movimientos en el mercado de CBD en Europa

Otros movimientos recientes en Europa son la adquisición por parte de EMMAC (European Independent Medical Cannabis Company) de la compañía líder de productos de CBD suiza Blossom. Antonio Costanzo, CEO de EMMAC, se hacía eco también del crecimieno del mercado: “El mercado europeo de productos para la salud de CBD está experimentando un crecimiento explosivo y estamos encantados de adquirir un líder en el mercado de productos de CBD de primera calidad. EMMAC se centrará en consolidar la posición de liderazgo de Blossom en Suiza y en maximizar el potencial de la cartera en otros mercados europeos clave”.

El pasado noviembre Columbia Care LLC se convertía en la primera compañía estadounidense de cannabis en obtener una licencia para operar en la Unión Europea, en concreto en Malta, desde donde la compañía planea acceder a otros mercados en Europa. Esta licencia autoriza a Columbia Care a importar, exportar, cultivar, procesar y distribuir cannabis medicinal.

“Con el deseo de realizar nuestra misión sin importar la geografía, esperamos alterar el statu quo fuera de los EE.UU. y llevar nuestra experiencia al resto del mundo”, expresaba Nicholas Vita, director ejecutivo de Columbia Care.

Michael Bianchi, director de Solea Limited, la empresa socia de Columbia Care en Malta, valoraba así el movimiento: “La expansión de Columbia Care en Europa es significativa, dada su bien ganada reputación como la compañía líder de cannabis medicinal en los EE.UU. Estoy convencido de que la compañía continuará demostrando la máxima excelencia, profesionalidad e innovación en Europa y mantendrá su reputación impecable a nivel internacional”.

 

El rápido crecimiento de Aurora Cannabis

Sin duda Aurora Cannabis es la empresa del sector que más activamente está expandiéndose. Aprovechando el impulso que 2018 brindó a la industria del cannabis con la legalización de la marihuana en Canadá, numerosos modelos comerciales legítimos han comenzado a proliferar.

El potencial de mercado es tal, que los productores han comenzado a buscar estrategias para aumentar su capacidad de producción, la creación de productos y el desarrollo de marcas, siendo sin duda Aurora Cannabis la que más méritos está realizando en todos estos frentes.

A comienzos de 2018 Aurora Cannabis contaba con unos cuantos cultivos más bien modestos, pero se encontraba desarrollando sus instalaciones de Aurora Sky, su proyecto insignia de gran capacidad, la cual debería alcanzar una capacidad de producción de 100 mil kilogramos por año. Según su última actualización trimestral, la empresa ya produce esa cantidad, pero además este año recibe a una Aurora Cannabis que, sin duda, está liderando el potencial de producción anual gracias a su estrategia de “crecimiento a cualquier costo”.

Se calcula que, en base a su capacidad actual, Aurora Cannabis podría producir entre 700 mil y 1,2 millones de kilogramos por año.

 

Claves del rápido crecimiento de Aurora Cannabis

Son tres las razones fundamentales del meteórico aumento de capacidad de producción y del rápido crecimiento de Aurora Cannabis:

1) Crecimiento orgánico eficiente mediante la creación desde cero de enormes instalaciones de cultivo como Aurora Sky y Aurora Sun. Esta última superará a cualquiera de las otras instalaciones de la compañía en términos de producción, alcanzando los 150 mil kilogramos anuales.

2) La creación de empresas conjuntas por asociación, como la que forjó con la danesa Alfred Pedersen & Son. Este movimiento fue a la vez oportunista e ingenioso, pues permitió a Aurora Cannabis introducirse con solidez en Europa aprovechando instalaciones de cultivo existentes, que solo precisaban modernizarse para adaptarlas al cultivo de cannabis, ahorrando pues tiempo y dinero. Se calcula que este proyecto conjunto, bajo el nombre de Aurora nordic, pueda generar hasta 120 mil kilogramos al año.

3) La adquisición estratégica de empresas, como hizo con MedReleaf, CanniMed Therapeutics e ICC Labs en Sudamérica. Estas adquisiciones también han permitido un aumento notable de la capacidad de producción de Aurora Cannabis.

 

Adquiriendo marcas de cannabis con reputación

Pero la estrategia de Aurora Cannabis no solo consiste en la expansión de la capacidad de producción, sino en la adquisición de marcas bien establecidas con una buena diversificación de productos. Esta es la razón por la que a comienzos de semana Aurora Cannabis compró Whistler Medical Marijuana por 175 millones de dólares canadienses, empresa que ofrece 16 variedades comerciales de cannabis, 16 aceites diferentes, y posee un banco de semillas con más de 150 cepas.

Whistler Medical Cannabis fue una de las primeras empresas en obtener una licencia para cultivar en Canadá cuando se legalizó el cannabis medicinal en el país en 2001, por lo que sus marcas han dispuesto de tiempo suficiente para ganarse una excelente reputación, la cual quiere aprovechar Aurora Cannabis, que planea introducir los productos de Whistler en nuevos mercados y maximizar su alcance gracias a la enorme infraestructura que está desarrollando.

 

El riesgo de crecer muy rápido

Pero esta estrategia de adquisiciones a todo trapo podría acabar pesando sobre los accionistas, dado que el aumento de acciones en circulación repercute en un descenso de su valor. También se reduce la capacidad de ganancia por acción (en 2014 circulaban 16 millones de acciones de Aurora Cannabis, mientras que ahora son ¡962 millones!), por no mencionar el hecho de que este tipo de estrategias generan un gran peso sobre la empresa que las acomete.

Algunos analistas temen que Aurora Cannabis acabe teniendo que volcar todos sus esfuerzos en la integración de todos los negocios que está adquiriendo, proceso en el cual puede perder su identidad, como un gigante torpe por haber crecido demasiado rápido.

Navidad cannábica en Uruguay

Quizá la noticia, en esta Navidad de 2018, no sea ya el hecho de que, aunque aun bastante imperfecto, el modelo de regulación del cannabis en Uruguay permita montarte de forma legal una cena con cannabis, sino de que CNN Latinoamérica haga un reportaje de ello en plena Nochebuena, haciendo así la navidad cannábica en Uruguay.

Sopa de soja japonesa, pastelitos chinos rellenos de carne de cerdo y repollo con mayonesa de pimientos, risotto de miso y shiitake, tempura de raíz de flor de loto… es el menú con el que la cocinera Marcela Ikeda de Casa Larica recibe a sus comensales en su propia casa, en su mayoría brasileños que vienen a probar una experiencia hasta el momento impensable en el vecino país.

Sin menospreciar lo más mínimo la más que segura pericia y buen hacer de la cocinera de un restaurante excelentemente valorado en Trip Advisor, especializado en cocina italiana, japonesa, brasileña, internacional, fusión y sudamericana, el ingrediente que hace especialmente atractiva la propuesta de Ikeda y su restaurante Casa Larica, es nada menos que el cannabis, que aplica en la elaboración de sus platos a través de aceites y mantequillas que prepara ella misma.

Ikeda llegó desde Brasil hace cuatro años con la idea de emprender en el mundo del cannabis, después de la regulación de su consumo en Uruguay. Comenzó elaborando los clásicos brownies, pero no tardó en expandir las posibilidades de la cocina con cannabis cuando comenzó a recibir encargos, dándose cuenta de que un proyecto como Casa Larica podría hacerse realidad.

 

Navidad cannábica con el concepto “Cenas con María”

Ikeda creó el concepto de “Cenas con María”, que consiste en una experiencia privada en la que se crean cuatro platos específicos para la ocasión, todos ellos elaborados con aceite o mantequilla con cannabis.

“El THC es liposoluble pero no es hidrosoluble, es decir, se puede disolver en grasas pero no en agua”, cuenta Ikeda en la web de Larica. En la primera experiencia de este tipo, que tuvo lugar en el Museo del Cannabis de Montevideo, Ikeda cuenta que utilizó manteca, aceite de oliva y aceite de coco para infusionar cannabis en cuatro platos “pensados cuidadosamente, donde la estrella provenía del mar: el famoso escandinavo Salmón Gravlax, marinado durante 48 horas en azúcar, sal, eneldo y mucho aceite cannabico. Un gazpacho concentrado con aceite cannábico también fue parte del menú, finalizado con costillas de cerdo y boniatos al horno, con mucho, pero mucho aceite especial.”

Ikeda trabaja con plantas de entre 18 y 25% de THC, y afirma que “hay muchas maneras de extraer el THC del cannabis” para infusionar la manteca. Pero, asegura, se puede infusionar leche e incluso, como descubrió hace unos días, azúcar.

A la última cena de Nochebuena de Ikeda, cuenta el reportero de CNN, “los comensales van llegando con más dudas que certezas”. Avanzada la cena, los comensales se muestran positivamente sorprendidos y curiosos por lo que vendrá a continuación. Todo se desarrolla en un ambiente tranquilo y familiar, muy lejos de los tópicos con que los detractores del cannabis insisten en esgrimir para demonizar una planta que, tras su legalización, no solo no ha desatado ningún tipo de infierno en Uruguay, sino que está permitiendo desarrollar una hermosa cultura, y demostrar que la madurez social puede gestionar de forma razonable cualquier contrapartida que se pudiese asociar al cannabis.

Los efectos del cannabis consumido por vía gastronómica son diferentes a los de fumarlo. Demoran más tiempo en aparecer, pero después son más persistentes, por lo que los expertos insisten en respetar las dosis bajas, dado que es fácil pasarse cuando los efectos no son tan inmediatos. Esta es también la finalidad de la cocina de Ikeda: “hacer a la gente feliz”, ofreciéndoles una buena experiencia con el cannabis, demostrando que es en el consumo moderado y racional donde se pueden explotar al máximo sus virtudes.

 

 

Primer calendario de adviento de cannabis legal en Canadá

El año pasado a Coast to Coast Medicinals, compañía canadiense de cannabis medicinal, se le ocurrió por estas fechas poner a la venta un calendario de adviento de cannabis. La reacción del público fue totalmente inesperada según contaba la fundadora de la compañía, Lorilee Fedler. La demanda fue tal que se acumuló una lista de 1500 personas intentando acceder al producto, el cual se en ofrecía diversas variantes: cogollos de sátiva, de índica, de ambos, productos comestibles o productos de CBD.

 Navidad 2018, la primera navidad con un calendario de adviento de cannabis

Este año y, tras más de un mes de legalización del consumo recreativo de cannabis en Canadá, la compañía de reciente creación Kush Calendars, previendo un éxito similar al de Coast to Coast, acaba de poner a la venta un calendario de adviento cannábico. Se trata de la primera vez que un producto de este tipo se vende en un contexto de estricta legalidad.

 

Según su sitio web, “el equipo de Kush Calendars ha trabajado muy duro para asociarse con un puñado de MoM’s (distribuidores de cannabis online) para que puedas disfrutar de una variedad de productos con algo diferente cada día hasta Navidad.” Pero, además de un gramo de cannabis de diferentes variedades en cada casilla del calendario, también hay “algunas sorpresas extra” que los socios han añadido.

 

Los socios de Kush Calendars son 11 compañías de cannabis canadienses entre las que se cuentan West Coast Cannabis, Green Society o Emerald Castle Medicinals, que proveen las mejores variedades para el calendario, las cuales no han sido reveladas para mantener la sorpresa.

El precio del calendario de adviento de Kush Calendars es de 220 dólares canadienses, lo que vienen a ser 146€.

“Mientras los niños reciben su ‘subidón de azúcar’, tú te estarás colocando con el calendario de adviento de cannabis”, anuncia Kush Calendars en su web, el cual solo se vende a mayores de 19 años y exclusivamente en Canadá.

 

Regular para eliminar preocupaciones

El año pasado, Rebecca Jesseman, del Centro Canadiense sobre el Uso de Sustancias y Adicciones, expresaba su preocupación acerca de la falta de regulación de un producto como el calendario que ofrecía Coast to Coast Medicinals. “La mayor preocupación es que no es un producto regulado”, dijo Jesseman. “Estamos hablando de un producto que no ha pasado por controles de calidad, así que no hay manera de estar seguros de lo que hay en el producto en términos de niveles de THC y otros cannabinoides, así como cuál será el nivel de intoxicación”.

En este sentido, gracias a la regulación, el paso adelante es evidente: el calendario de Kush Calendars es totalmente legal y su contenido ha sido sometido a los controles de calidad establecidos por la ley.

 

Hacer el cannabis feo para alejarlo de los niños

Por su parte, Mark Haden, profesor de la Facultad de Población y Salud Pública de la Universidad de Columbia Británica, expresaba el año pasado que, por una parte, Canadá debía permitir el acceso al cannabis, pero sin promocionarlo. Sin embargo, la realización de este tipo de productos era un paso en la dirección equivocada.

 

“No queremos criminalizarlo. No queremos promoverlo. Queremos que sea aburrido”, declaraba Haden. Pero objetaba: “No lo hacemos aburrido con el calendario de adviento de cannabis.”

 

Una de las principales razones para mostrar el cannabis como algo aburrido es evitar atraer a los niños. “Es razonable suponer que los niños querrán abrir los calendarios de adviento. Esa no es una buena idea”, dijo Haden.

 

Por esa misma razón Kush Calendars ha prescindido de colores y diseños llamativos, optando por un estilo sobrio y, ciertamente aburrido para un niño, cumpliendo con las prescripciones de Health Canada, equivalente a nuestro Ministerio de Sanidad.

 

Primera Navidad con cannabis legal en Canadá

Mientras Canadá se prepara para su primera Navidad con cannabis legal, algunas organizaciones ya están pidiendo que los fumadores se abstengan de consumir cannabis en las cabalgatas de Santa Claus.

Es el caso de Vancouver, donde el organizador de la cabalgata de Santa Claus, Elyse Gawley, pretende “ofrecer un ambiente seguro y cómodo para comenzar la temporada festiva”. La petición se extiende por supuesto también al tabaco. Pero Gawley no parece tener nada en contra del cannabis: “Simplemente pedimos que, si estás planeando usar cannabis o tabaco, lo hagas antes o después del desfile”.

 

Se trata de ayudar a crear un ambiente más cómodo para las familias con niños pequeños, que constituirán la mayoría de los 300.000 espectadores esperados.

 

 

Jujuy albergará la plantación de cannabis más grande del mundo

Player’s Network, una compañía norteamericana de cannabis, acaba de cerrar un acuerdo con las autoridades de la provincia argentina de Jujuy para desarrollar la que será la mayor plantación de cannabis legal del mundo.

 

Para lograr este propósito, se ha creado una joint venture entre, Green Leaf Farms Jujuy, división de Player’s Network creada ad hoc, y la empresa provincial Cannabis Avatãra Sociedad del Estado.

La idea es cubrir el mercado de abastecimiento de aceites de CBD a hospitales de Argentina para estudios clínicos y tratamientos de epilepsia refractaria, única actividad relacionada con el cannabis permitida por las leyes argentinas.

No obstante, esta joint venture tiene licencias para cultivo, extracción, fabricación y exportación de otros productos de cannabis a países donde sean legales, incluyendo el mercado recreativo de EE.UU. y Canadá.

Grean Leaf Farms Jujuy es la división jujeña de Grean leaf Farms Holdings, empresa con licencias de producción en los estados de Nevada y California, donde está legalizado el mercado recreativo del cannabis, y que es propiedad de Player’s Network.

Los expertos de Green Leaf se trasladaron a Jujuy para desarrollar un plan para iniciar los cultivos a comienzos del próximo año, pero con el tiempo se irán ampliando en fases, incluyendo una serie de instalaciones para cubrir todas las etapas de producción.

La granja de cannabis legal más grande del mundo

El resultado final será un gran complejo con grandes extensiones de cultivos al aire libre e invernaderos que podrán emplear a más de 1000 personas cuando se encuentre a pleno rendimiento, y constituirá la granja de producción de cannabis legal más grande del mundo. El proyecto revitalizará una finca agrícola de un siglo de antigüedad. El abastecimiento de agua para riego está garantizado por la proximidad de dos ríos.

“Este proyecto es uno de los mayores desafíos profesionales de mi carrera”, cuenta Mark Bradley, CEO de Player’s Network. “Trabajé intensamente durante los últimos meses con un destacado equipo de asesores y líderes del gobierno argentino. Me complace ver que una visión colectiva se haga realidad con la realización de este acuerdo.”

“Mi objetivo es curar el mundo a través de los aceites de cannabis y promover la prosperidad a través de la creación de oportunidades económicas tanto para la gente de Argentina, los accionistas de Players Network como también para nuestros socios internacionales.”

Regeneración agrícola y creación de empleo

Por su parte, el gobernador de Jujuy Gerardo Morales, encuentra en el proyecto una posibilidad de desarrollo económico para la región. “Vemos en el desarrollo de la producción y la industrialización del cannabis con fines medicinales no sólo la posibilidad de cumplir con la ley y permitir que miles de personas accedan legalmente a los productos de cannabis medicinal, sino también la posibilidad de cambiar la matriz productiva de la provincia de Jujuy, la creación de centenares de puestos de trabajo y la transferencia de conocimientos y tecnología.”

“Estamos trabajando estrechamente con las autoridades nacionales en materia de seguridad, con el respaldo del Ministerio de Salud de la Nación. Este desafío que hemos emprendido con Green Leaf Farms va a tener un gran impacto en Argentina y en toda la región”.

 

 

 

La crema de CBD más concentrada de España

La empresa valenciana Hemps Pharma ha elaborado una línea de cremas de CBD con una elevada concentración de este cannabinoide, hasta tres veces mayor que la de productos similares. Sus mismos creadores aseguran que posee “la mayor concentración de CBD de España y de parte de Europa”.

 

“Hemos logrado un producto tópico de gran efectividad cuyo secreto es la alta concentración en CBD que triplica a productos similares que actualmente existen en el mercado”, relataba a Europa Press la directora ejecutiva de Hemps Pharma, Blanca Otegui.

Se trata de CBD Balm, una crema concebida para descontracturar, relajar y aliviar el dolor muscular, aprovechando las propiedades analgésicas y antiinflamatorias del CBD o cannabinol, el cannabinoide del cannabis con más propiedades terapéuticas científicamente reconocidas y sin efectos psicoactivos.

Hemps Pharma extrae directamente el CBD de plantas de cáñamo industrial, que, aunque pertenece a la misma especie que la marihuana, se diferencia fundamentalmente de esta en sus bajas concentraciones de THC, el principal componente psicoactivo de la planta. Los laboratorios de Hemp Pharma aíslan el CBD directamente de una variedad de cáñamo con una genética rica en este cannabinoide, mediante un proceso para el que han dedicado dos años de investigación en colaboración con otros centros de investigación.

Este CBD de gran pureza es introducido en la formulación de CBD Balm, que se presenta en envases de 50 ml. Hay dos variantes del producto: CBD Balm 400, con una concentración de 8mg/ml de CBD, y CBD Balm 800, con 16mg/ml de CBD, con un precio de 48,50€ y 74,90€ respectivamente.

Aunque todavía no son concluyentes, algunos estudios sugieren que la aplicación tópica del CBD podría ser más eficiente que la oral, lo que la hace especialmente atractiva para tratar dolores crónicos localizados en músculos, articulaciones y huesos, y para su empleo por deportistas.

“Durante estos años hemos estado trabajando sobre el tipo de planta y sus características fitoquímicas, para poder extraer los cannabinoides con la máxima pureza, y rigurosidad. El cannabis, es una planta que tiene muchísimas propiedades, muchas de ellas todavía desconocidas”, asegura Otegi.

Por ahora CBD Balm está disponible para la venta en su página web y en algunas farmacias, pero según Otegi esperan ampliar los puntos de venta en los próximos meses.

 

Incautaciones de CBD como complemento alimenticio

Recientemente ha habido en España una serie de incautaciones de productos de CBD en grow-shops y distribuidores por parte de las autoridades, dado que el cannabinol, como comlemento alimenticio, no está admitido desde el pasado mes de marzo en virtud del Real Decreto 130/2018 que modifica el Real Decreto 1487/2009.

En este sentido, las disposiciones de este Real Decreto (RD) no se aplican a productos de uso externo o cosmético, como los que comercializa Hemps Pharma. Como explicita en su web, el CBD que emplea ‘es obtenido en la Unión Europea, y cumple con todos los requisitos legales de “semilla a la venta” especialmente en la fase de extracción de flores de cáñamo’ además de que ‘dispone de todos los certificados exigibles`.

El problema es la falta de regulación relativa a la fabricación de complementos alimenticios que contengan sustancias distintas de vitaminas y minerales, como es el caso del CBD, el cual no está definido en la Directiva 2002/46 / CE del Parlamento Europeo como complemento alimenticio autorizado, directiva que aparece reflejada en el RD 1487/2009 y modificada en el RD 130/2018.

El CBD se encuentra pues en un vacío legal y todavía no aparece registrado como un complemento alimenticio en la “lista de suplementos alimenticios autorizados” de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS).

Antes de la modificación, el RD impedía su fabricación, pero no su comercialización, mientras se obtuviese la autorización correspondiente a través de estado miembro y el correspondiente reconocimiento mutuo, pero recientemente la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) informó a todos los países miembros de la Unión Europea a través de AECOSAN (Agencia para Asuntos del Consumidor, Seguridad Alimentaria y Nutrición), que es su agencia correspondiente en España, la inmovilización de todos los productos calificados como suplementos alimentarios que contienen CBD hasta que Europa los regule.

El CBD no es droga

La revisión de la clasificación del CBD como sustancia estupefaciente debe ser realizada con urgencia, dado que no solo está demostrada su seguridad como producto de consumo, sino que sus potenciales aplicaciones terapéuticas son numerosas. Además no produce intoxicación ni efectos psicoactivos, ni tiene potencial como sustancia de abuso.

El CDB está actualmente clasificado en la Lista 1 de acuerdo con la Convención Única de las Naciones Unidas sobre Estupefacientes de 1961 y la Ley de Prevención y Control del Uso Indebido de Drogas de los Estados Unidos. La Ley de Sustancias Controladas (CSA, por sus siglas en inglés) define las sustancias de la Lista I como que presentan “un uso médico no aceptado en la actualidad, una falta de seguridad aceptada para su uso bajo supervisión médica y un alto potencial de abuso”, características atribuidas al CBD demostradamente falsas.

 

 

Facebook permitirá la verificación de compañías de cannabis

La relación de Facebook con las páginas dedicadas al cannabis sigue siendo la de una pareja que se lleva muy mal.

Muchas páginas relacionadas con el cannabis siguen sin estar disponibles en los resultados de las búsquedas que hacen los usuarios, aunque recientemente Facebook ha anunciado que las páginas verificadas de negocios relacionados con el cannabis estarán disponibles de nuevo en los resultados de búsqueda.

No obstante, la medida, aunque en principio positiva, no convence a muchos, como le ocurre a Olivia Mannix, CEO de Cannabrand, que relataba a Cannabis Business Time que “según lo entiendo, podrás buscar compañías relacionadas con el cannabis, pero no creo que esto solucione realmente los problemas con estas compañías cuyas páginas que están siendo marcadas y cerradas”.

Solo las páginas que hayan superado el proceso de verificación de Facebook, identificadas con una insignia en sus perfiles, estarán disponibles en los resultados de búsqueda. Para el resto de páginas, se necesitarán enlaces directos para acceder a ellas, dado que estarán bloqueadas en las búsquedas.

Por supuesto, Facebook ejerce el control absoluto sobre la verificación, un proceso que según Mannix, es muy difícil de superar, por lo que “siempre está en su control y en sus manos”.

“Si esos estatutos han cambiado en particular en Canadá, creo que todavía hay una enorme área borrosa”, dijo Mannix. “¿Cómo puede Facebook regular basándose en dónde están ubicadas las empresas? ¿En qué lugares están vendiendo? ¿Cuánto tiempo y dinero va a invertir Facebook en la verificación? Se necesitaría todo un equipo de personas al menos para todos los negocios que están surgiendo. De nuevo, es un área borrosa”.
Verificarse o perecer

Amy Donahue, fundadora y consultora de medios sociales de Hybrid Social, ejerce de abogada del diablo. “No entiendo por qué nadie verificaría su página”, se pregunta Donahue. “Para mí, todos los negocios deben ser verificados en Facebook de todos modos, lo que te hace ver más profesional. Y si eso es lo que quiere Facebook, a veces tenemos que apaciguar a los dioses y hacer lo que dicen”.

La medida beneficiará doblemente a las compañías que superen la verificación. Por un lado, se sitúan en una posición más ventajosa al aparecer en los resultados de búsquedas y, por otro, los usuarios darán referencia a aquellas páginas que presenten la insignia de verificación debido a los sesgos del consumidor, tal y como cuenta Justin Simon, fundador y productor ejecutivo de Cannabest Productions, un productor de vídeos promocionales y de marketing para la industria del cannabis:

“Cuando un consumidor está buscando compañías a las que podría querer comprar que tal vez no tengan un sitio web, y quieren consultar sus medios sociales, comparar dos compañías iguales donde una está validada en Facebook y la otra no lo está, puede ser suficiente para convencerlos de que se dirijan a la compañía verificada”.

Todavía las políticas de Facebook con respecto a las compañías de cannabis siguen siendo poco claras. Algunos opinan que la reciente legalización del consumo recreativo en Canadá está revolviendo las cosas dentro de la compañía.

“Creo que están viendo que la presa se ha roto”, apunta Simon en este sentido. “Facebook tiene realmente dos opciones. Uno, o se quedan con la cabeza enterrada la arena y fingen: ‘Vamos a esperar a que todos se suban al tren’, o hacen lo que una compañía de tecnología debería hacer: subirse a la primera ola y decir: ‘Mirad, estas son compañías legítimas, algunas con gigantescas capitalizaciones, e ignorarlas y pretender que no están ahí fuera es ridículo, así que vamos a mostraros sus páginas'”.

 

¿Sigue todo igual?

Para Jamie Cooper, fundador de Cannabiz Connection, nada ha cambiado desde la notificación de Facebook. “Desafortunadamente, con mis clientes, no he visto ningún cambio positivo desde que hicieron el anuncio en ninguna de mis páginas o en las páginas de mis clientes”, dijo. “No he visto ninguna diferencia. Creo que sería bueno que Facebook aclarara con nuestra industria exactamente lo que eso significa, porque creo que su comentario al respecto fue bastante vago. … Si Facebook fuera más abierto y coherente con su política, los empresarios comprenderían mejor lo que se nos permite y lo que no se nos permite hacer”.

Lo que Facebook, que generalmente sigue las directrices federales de EE.UU. para establecer su normativa, está acusando, es el choque que hay entre las políticas federales del cannabis, que siguen considerándolo como sustancia ilegal, y las políticas de los diferentes estados en donde está legalizado.

Amy Donahue opina que gran parte del problema desaparecerá conforme se vaya desestigmatizando la percepción del cannabis. “Cuanto más profesionales nos presentemos online con páginas profesionales en Facebook, más se eliminará el estigma”.

 

Facebook veta la publicidad del cannabis

Para Kyra Reed, de Markyr Digital, el problema de la prohibición de Facebook es el estancamiento del crecimiento de compañías relacionadas con el cannabis. “Hay dos estrategias digitales para poder aumentar la visibilidad y ganar nuevos seguidores, una es orgánica, y la otra es pagada. Pagada está fuera de discusión para cualquiera de nosotros, así que nos quedamos con la orgánica. La prohibición en la sombra ha disminuido realmente nuestra capacidad para aumentar nuestro alcance orgánico en Facebook. Levantar esa prohibición nos daría un poco más de espacio del que hemos tenido en los últimos meses para difundir nuestro contenido a pesar de que no podemos difundir nuestros anuncios”.

Francesca Vavala, cofundadora y directora de marketing de Alias Cann, piensa que la legalización de Canadá “va a crear un efecto dominó de muchas maneras en algunas de las cosas que estamos viendo. Habrá buenas y malas consecuencias, y la publicidad en lo social es una de las cosas que se pondrán en juego, seguro.”

De hecho en Nekwo recientemente también hemos acusado las restricciones que Facebook impone a la publicidad relacionada con el cannabis, cuando nos inhabilitaron nuestra cuenta publicitaria por contravenir sus políticas de publicidad. “No admitimos anuncios de tu modelo comercial”, nos comunicó la compañía.

 

Esperanza, a pesar de todo

Para Vavala, el hecho de que Facebook dé la oportunidad a las compañías cannábicas de verificar sus páginas, es un paso positivo y esperanzador.

“Nadie quiere ser el primero en muchos sentidos cuando se es una compañía suficientemente grande, así que es muy difícil para un gigante como Instagram o Facebook girar y permitir cosas que nadie más está permitiendo”, dijo. “Así que, creo que es un poco como ‘tú primero. No, tú primero”.

Solo nos queda confiar en que la tendencia de apertura hacia el cannabis que se está reflejando en la sociedad y en los cambios legislativos de no pocas partes del mundo continúe influyendo posiivamente en las políticas restrictivas de Facebook.

 

Tokyo Smoke y la contribución del lujo a la legalización

Quién la ha visto y quién la ve. Nos referimos a la yerba, a la mota a María. Acostumbrados a verla embutida en un botecito de carrete de fotos o en un chivato cuando íbamos a buscarla los que no teníamos la suerte ni los medios de cultivarla… y hoy, en algunas partes del mundo, puedes comprarla en un establecimiento que se parece más a un Apple Store que a otra cosa, o incluso online, con un packaging a la altura de las grandes marcas de lujo.

Quizá no queríamos aspirar a tanto, pero la regulación, lógicamente, lleva asociados unos criterios de calidad, salubridad e información al consumidor, precisamente para garantizar que el este no acabe envenenado o con un colocón de campeonato que no buscaba. Y por eso la regulación implica un mercado legal, por lo que no es de extrañar que el lujo busque acaparar un pedazo del mismo. Y oigan, no nos parece mal, mientras sea una opción para quien pueda o quiera permitírsela. En realidad, resulta fascinante encontrarnos a esta antigua compañera proscrita vestida con las mejores galas reposando en una vitrina como una joya de la corona.

No, no exagero: el lujo hace tiempo que llegó al cannabis, pero con la reciente legalización del consumo recreativo en Canadá, este hecho comienza ser más aparente y seguro que le hará explotar la cabeza a más de un acérrimo detractor de la marihuana.

 

Tokyo Smoke. El lujo también ayuda a la normalización

Es el caso de marcas como Tokyo Smoke, compañía creada en 2015 en Toronto, que hizo una apuesta fuerte por el lujo en un producto entonces ilegal, dado que nada hacía sospechar que tres años después la legalidad del consumo recreativo de cannabis iba a ser una realidad en Canadá. Es más, aunque lo nuestro no sea el lujo y aunque haya quien entre nosotros reniegue del cannabis como producto de mercado, hemos de reconocer la enorme influencia que este tipo de iniciativas ha tenido en el cambio de percepción social del cannabis y en la legalización en Canadá.

“Hemos estado cambiando la percepción pública del cannabis desde sus inicios a través de productos bien diseñados y una venta al por menor cautivadora. Hemos recorrido un largo camino, siempre con la creencia de que el uso intencional de cannabis puede mejorar la vida de las personas. Tokyo Smoke permite a los consumidores tomar decisiones bien informadas sobre productos seguros y de alta calidad”, leemos en la web de Tokyo Smoke.

Eso es: no solo quitarle los harapos a la marihuana y vestirle bien, sino crear una gama de productos de calidad, seguros y acompañados de la más rigurosa información para los consumidores. Pero para hacer que esto funcionase, primero había que crear una marca y hacer que los potenciales consumidores se familiarizasen con ella, mientras se consolidaba la regulación del cannabis.

Su fundador, Alan Gertner, abandonó su trabajo en Google y se adentró en esta aventura junto con su padre Lorne Gertner. Su intención, desde el principio, fue crear un entorno cannábico para aquellas personas que no se identificaban con los entornos disponibles.

 

Crear marca y apuntar a un consumidor objetivo

Una manera de hacerlo según contaba a strategy Josh Lyon, director de marketing y asociaciones de Tokyo Smoke, era a través de los consumidores medicinales. A pesar de representar un pequeño grupo, el consumo medicinal de cannabis ya era legal en Canadá desde comienzos de siglo, por lo que suponía una oportunidad ideal para construir la marca a la espera de que se implementase el consumo recreativo. Otra estrategia consistió en la apertura de una flagship store en Toronto como foco del debate sobre la comercialización del cannabis, donde se vendía café y merchandising para dar a conocer la marca.
Actualmente Tokyo Smoke vende cannabis, accesorios y kits a precios en línea con la posición de mercado de lujo, con el que pretende poner sus productos en manos de médicos, abogados y consumidores “con gustos exigentes”, desmarcándose de la más tradicional línea juvenil y urbana que abunda en el mercado legal. Según Lyon, dirigirse a estos consumidores de gama alta es un intento de normalizar el uso de la marihuana en el mercado de consumo en general. Tomamos nota

La industria del cannabis busca catadores

Imagínate que te pagasen por catar cannabis. Para algunos esto sería un sueño, pero lo cierto es que se trata de un puesto de trabajo real que la industria del cannabis está ofertando cada vez más.

Con la progresiva legalización del consumo recreativo en algunos lugares del mundo, se va haciendo patente la necesidad de profesionales en muy diversos ámbitos de la industria del cannabis. Uno de los perfiles de los que apenas hemos hablado, es el de catador de cannabis: un experto que pueda describir con la mayor precisión las características y efectos de cada variedad concreta de cannabis, exactamente igual que en el mundo del vino.

 

A los profanos del cannabis seguramente se les escapará el enorme abanico de matices que ofrecen las distintas variedades de cannabis en cuanto a aroma, sabor, efectos psicoactivos o medicinales, que proporcionan las diferentes concentraciones de cannabinoides y terpenos, entre otros aspectos como el tipo de producto o la forma de consumo. Pero eso también nos ocurre a los profanos del vino.

En este sentido, Jake Browne, quien es considerado el primer catador oficial de cannabis en EE.UU. según el New York Times, considera que “la gente subestima el cannabis. Igual que tú no entras en un restaurante y pides solo vino, la gente busca una variedad de marihuana en concreto con unas características concretas”.

 

Hasta ahora, la única posibilidad de convertirse en un competente catador de cannabis era al margen de la ley, intercambiando conocimiento con otros catadores, cultivadores o aficionados, compartiendo cepas y acudiendo a publicaciones especializadas y copas cannábicas. Al menos así sigue siendo en casi todo el mundo.

Pero hoy la industria del cannabis está reclamando este perfil de sabios para la elaboración de productos. Es el caso de la convocatoria que la empresa de marketing AHLOT ha lanzado en Canadá, a menos de un mes de que entre en vigor la legalización del consumo recreativo de cannabis, el próximo 17 de Octubre. AHLOT se encarga de la gestión y distribución de pedidos de Solace Health, un productor autorizado de cannabis en Mississauga, provincia de Ontario. Se trata de una oferta tan estrambótica que la empresa explicita en su web que “sí, es un trabajo real”.

 

El presidente ejecutivo de AHLOT, Greg Pantelic, asegura que “la industria del cannabis es una de las industrias de más rápido crecimiento en el país y el 17 de octubre los canadienses dispondrán de un tsunami de opciones”. De ahí la importancia de ofrecer descripciones precisas de los productos, tanto para los más profanos que se acercan para ver qué es lo que más les conviene, como para los conoisseurs exigentes que buscan productos concretos.

 

AHLOT ofrece 6 puestos de catador de cannabis, a 600 dólares canadienses al mes por 12 horas de trabajo. Pero este atractivo trabajo obviamente no consiste únicamente en catar cannabis, sino en elaborar informes detallados y formar parte de un comité para realizar recomendaciones sobre las variedades que se van a comercializar. En definitiva, como expresa AHLOT, estos catadores deberán  “evaluar lo mejor que los productores de Canadá tienen para ofrecer”. Los expertos en cannabis deberán además realizar publicaciones en redes sociales, participar en las campañas de publicidad de la compañía, y asistir a eventos corporativos, por lo que también ejercerán de agentes comerciales.

 

Por el momento ya son más de 500 personas las que se han presentado a la golosa convocatoria. El hecho de AHLOT deba seleccionar a los mejores candidatos para que estos seleccionen las mejores variedades, se presenta ante los consumidores como una doble garantía de calidad, algo que mirarán con envidia sana muchos consumidores que todavía deben acudir a la calle o conformarse con lo que tengan a mano.

 

Fuente: La república