Noticias, consejos, informaciones variadas, etc. sobre diseño y tecnología, dos sectores de moda.

Netflix - Imagen: Pinterest

Netflix, el servicio streaming convertido en paraíso stoner

Llevábamos tiempo reclamando un servicio streaming a precios populares. Netflix tomó nota y aterrizó en España por todo lo alto… y una gran variedad de documentales, series y películas con mucha presencia cannábica

Qué lejanos quedan aquellos  tiempos en los que la familia entera se sentaba delante del televisor (abuela incluida) para disfrutar del último capítulo de ‘Farmacia de guardia’. Con la irrupción de internet, se hizo cada vez más difícil ver a los segmentos de población más jóvenes sentarse cada noche delante de la televisión para disfrutar de su serie favorita. Aunque las cadenas generalistas españolas se resisten y siguen confiando en el modelo conocido como “señora de Cuenca” (es decir, las series están enfocadas a gustar a toda la familia), el streaming se ha impuesto. El usuario como rey absoluto. La capacidad de poder decidir qué y cuándo lo ves. E incluso donde. Y en esta coyuntura es donde apareció el amor de nuestra vida: Netflix.

Llevábamos mucho tiempo oyendo hablar maravillas de una empresa de streaming para smartTV, videoconsola, PC, Mac o móvil que además coqueteaba con ser una productora de contenidos de ficción. Netflix, al llevar años como plataforma de streaming con millones de usuarios de los que conocía todo tipo de hábitos y preferencias, realizó un laborioso estudio previo antes de lanzarse a producir su primera producción. Analizó las preferencias de los suscriptores en cuanto a géneros, intérpretes y directores favoritos para acabar realizando ‘House of Cards’, una serie que se convirtió en un éxito mundial.

A Netflix le costó entrar en España. El arraigo de la cultura de la piratería y la presión que las plataformas de la televisión de pago ejercían, ralentizaron un proceso que cuando llegó se celebró como el gol de Iniesta. Y aunque su catálogo no es el que se disfruta en países como Estados Unidos, su vertiente más creativa no para de hacernos felices con series como ‘Orange is the new black’, ‘Narcos’ o el hype del verano, ‘Stranger Things’.

Con un interfaz sencillo e intuitivo, Netflix facilita la reproducción a los usuarios con sus reproducciones en bucle y sus recomendaciones. Conforme vamos consumiendo su contenido, la plataforma se acerca más a nuestros gustos. Por ejemplo, basta con darle play a un documental para que nos aparezcan producciones similares. De esta manera fue cómo descubrimos la cantidad de producciones relacionadas de una manera u otra con el cannabis. Películas como ‘Superfumados’, series como ‘Love’ o documentales como ‘Rolling Papers’, ‘Super high me’ o ‘Cultura  colocada’.

Marihuana y Netflix, una sociedad perfecta.

EazeMD, la app medicinal

EazeMD: La app que que suministra marihuana medicinal bajo receta médica

-> Conseguir una tarjeta médica en California para consumir marihuana medicinal cuesta unos 100 dólares y dos semanas de espera
-> EazeMD es la app dedicada a la distribución legal de cannabis que rebaja ese coste a 25 dólares y unos quince minutos

El auge de las startups relacionadas con la marihuana en Estados Unidos se ha visto reflejada en los smartphones de los americanos. Muchas de estas incipientes empresas se dedican a crear apps que, de una u otra manera, ayudan al consumidor de cannabis. Pueden ser de una manera más trivial o lúdica como el ‘Who is happy’, el software que permite saber dónde se puede fumar un porro sin que nadie te moleste, o con un fin más trascendental. Este es el caso de ‘EazeMD’, la app válida para iOS y Android dedicada a la distribución legal de marihuana medicinal en el estado de California.

Conseguir una tarjeta médica en California implica la búsqueda de un médico, el pago de entre 50 y 100 dólares (según el condado donde residas) y la espera de un par de semanas para recibirla. ‘EazeMD’ permite al usuario registrado realizar todos los pasos del proceso, desde la consulta hasta la compra, una vez descargado el programa en tu smartphone.

Con ‘EazeMD’ se puede realizar una videoconferencia con un médico titulado que determinará si el paciente es apto para recibir una receta de cannabis medicinal. En caso afirmativo, la propia app rellenará los formularios que requiere el estado de California. A continuación, el paciente podrá escoger la marihuana que más le guste y la recibirá en casa en un periodo de quince minutos. La app economiza todo el proceso original de obtener la tarjeta médica. El pago de 100 dólares originales se reduce a 25.

En lo que California, el estado más poblado de USA que legalizó la marihuana para fines médicos en 1996, decide si hace lo propio con el consumo recreativo, aplicaciones como ‘EazeMD’ hacen más fácil la vida de los pacientes que requieren de cannabis medicinal.