Actualidad del cannabis

Noticias, informaciones y toda la actualidad del cannabis para estar informado de todos los cambios y avances en España y el resto del mundo. ¡Entérate en Nekwo!

Una calada de cannabis contra la depresión

¿Qué relación existe entre el cannabis y la depresión?

Hoy os hablamos de un muy reciente estudio publicado en la Revista de Desórdenes Afectivos (Journal of Affective Disorders) este mes, que relaciona la cantidad de caladas a un porro de cannabis con el alivio de la depresión, la ansiedad y el estrés. El estudio llamado “Un examen naturalista de los efectos percibidos del cannabis sobre el afecto negativo” concluye que, si bien el cannabis parece tener efectos positivos en el alivio inmediato de síntomas de estrés, ansiedad y depresión, no debería usarse para el tratamiento de esta última en periodos prolongados ya que, según las implicaciones de los resultados, podría exacerbar los síntomas con el paso del tiempo. Eso sí, con respecto a la ansiedad y el estrés el estudio no ha detectado este efecto negativo en el largo plazo.

Los investigadores de la Washington State University (WSU) responsables del estudio constataron que una simple calada de un porro de cannabis con una alta concentración de CBD y una baja concentración de THC bastaba para aliviar los síntomas de depresión. Con respecto al estrés, parece que una media de 10 caladas de cannabis con elevadas concentraciones de ambos cannabinoides basta para reducirlo de forma significativa, mientras dos caladas de cannabis con independencia de sus concentraciones de THC y CBD reducían la ansiedad.

Las conclusiones del estudio no son, por supuesto, definitivas, dado que los datos han sido recabados mediante una app canadiense llamada Strainprint, para rastrear el consumo de cannabis medicinal y la gravedad de los síntomas de casi 280 afecciones médicas.

También el estudio adolece de falta de grupo de control de placebo y de doble ciego, por lo que sugiere la necesidad de continuar investigando. Los datos corresponden a las entradas de consumidores adultos que usaban la aplicación para monitorizar síntomas de ansiedad, estrés y depresión. Los usuarios debían introducir su género, método de consumo de cannabis, cantidad (incluyendo caladas) y porcentajes de THC y CBD.

No se trata de un estudio definitivo sobre el cannabis y la depresión

Tras 20 minutos debían reportar, en una escala del 1 al 10, la severidad de los síntomas. Como vemos, la subjetividad en la percepción de los efectos y la falta de verificabilidad de los datos introducidos hacen necesaria una muestra de población suficientemente grande para que los resultados tengan cierta validez, de ahí que se haya empleado los datos de 12000 consumidores.

Carrie Cuttler, autora principal del estudio, del Departamento de Psicología de la WSU cuenta que “la investigación existente sobre los efectos del cannabis en la depresión, la ansiedad y el estrés es muy escasa y ha sido casi exclusivamente realizada con la administración oral de cápsulas de THC en laboratorio (…). Lo que es particular en nuestro estudio es que observamos el cannabis real inhalado por pacientes de marihuana medicinal que lo usan en la comodidad de sus propios hogares en vez de en un laboratorio”.

Según los investigadores, los resultados contradicen la creencia popular de que el THC es el cannabinoide más beneficioso para la salud mental. Al respecto, afirma Cuttler que “muchos consumidores parecen estar bajo la falsa asunción de que cuanto más THC, mejor. Nuestro estudio muestra que el CBD es también un ingrediente muy importante en el cannabis y puede incrementar algunos de los efectos positivos del THC.”

Cabe recalcar, con respecto a la capacidad del cannabis de exacerbar la depresión en el largo plazo en pacientes que lo usan para tratarse este desorden, que el mismo estudio sugiere que “hay pruebas de que los antidepresivos son eficaces a corto plazo, pero que una mayor duración de uso puede en realidad aumentar la vulnerabilidad a la recaída tras la interrupción.

Por lo tanto, de manera similar a los tratamientos farmacológicos más convencionales, el cannabis puede enmascarar temporalmente los síntomas de afecto negativo, pero puede no reducir eficazmente estos síntomas a largo plazo”, es decir, que el cannabis como antidepresivo a largo plazo, podría tener el mismo tipo de limitaciones y contraindicaciones que los antidepresivos convencionales. Esto se debe a las alteraciones que el cannabis produce en el receptor CB1 del sistema endocannabinoide.

Por suerte, según el estudio, tras una corta abstinencia de consumo de cannabis (inferior a dos días) se comienza a percibir una a reversión las alteraciones que este ha producido el receptor CB1, mientras que tras 28 días de abstinencia no se percibe ninguna alteración.

Por lo tanto podemos concluir preliminarmente que el cannabis es bueno contra la ansiedad, el estrés y la depresión moderada y puntual. Con respecto a la depresión crónica, hay que andarse con ojo: si bien puede aliviar una crisis, puede resultar tan inefectivo o contraproducente en el largo plazo como los antidepresivos convencionales.

Los millenials consideran el alcohol más perjudicial que la marihuana

¿Por que los millennials consideran el alcohol más perjudicial que la marihuana?

Soy poco amigo de etiquetados tan arbitrarios como eso de ponerle nombre a las generaciones nacidas en determinados lapsos de tiempo. No obstante, entraré en el juego diciendo que soy un miembro de la última hornada de la Generación X a punto de hablar sobre la opinión de la Generación Y, más conocida como los Millenials, acerca de la marihuana y el alcohol.

Según una encuesta realizada por la plataforma The Tylt, que se autoproclama “la más grande y efectiva plataforma de opinión y encuestas entre los millennials”, el 87,6% de los encuestados pertenecientes a esta generación opina que “el alcohol mata” mientras que el 12,4% considera que la marihuana “es veneno”.

La encuesta, a falta de conocer el método y fiabilidad de su ejecución, es ya de por sí extraña. Se les da a elegir a los encuestados entre dos opciones que ni siquiera son mutuamente excluyentes (¿y si opino que las dos son ciertas o ninguna lo es?). Aun así, se puede desprender del resultado que los encuestados (que si de verdad pertenecen a la generación millenial tendrán hoy entre 28 y 38 años) consideran el alcohol más perjudicial que la marihuana.

Otros que han descubierto la rueda… o bueno, quizá, después de todo, sí que resulte particularmente interesante el resultado, porque es bastante probable que las generaciones anteriores sean de la opinión contraria. Preguntadle a vuestras mamás. Después de todo, es la generación de millenials la que está viviendo más de lleno la lenta transición del prohibicionismo de la marihuana hacia su liberación, y son muchos de los hijos que están empezando a tener, los que constituirán la primera generación post-prohibición en algunas partes del mundo. Esta nueva generación post-millenial es conocida como Generación T, y algunos de sus miembros están naciendo en partes del mundo donde la marihuana no es más una planta prohibida, un tabú o algo asociado al crimen. Ellos verán al resto del mundo donde la marihuana está criminalizada, de la misma forma que hoy vemos a aquellas partes del mundo en las que la homosexualidad es considerada una enfermedad o un crimen, o donde la mutilación genital es considerada normal.

El resultado de esta encuesta tampoco es una novedad. El año pasado ya os contábamos que precisamente esta generación de millenials estaban comenzando a preferir el cannabis al alcohol, según un estudio elaborado a partir de una encuesta llevada a cabo por la empresa cannábica OutCo de California junto a la consultora Monocle Research. El estudio venía a confirmar el potencial del mercado de la marihuana para desplazar al del alcohol, algo que está ocurriendo en aquellas regiones donde se ha legalizado su consumo recreativo.


Pero, ¿hasta qué punto la opinión de los millenials está fundada? ¿Es el alcohol más perjudicial que la marihuana?

En realidad ya hemos hablado mucho de ello. La evidencia científica es aplastante: el alcohol es una droga muchísimo más perjudicial que la marihuana. Salvo como desinfectante o antiséptico, se trata de una sustancia que no tiene ninguna propiedad terapéutica. Puede provocar la muerte por sobredosis, además de ser el catalizador de conductas violentas y estar detrás de un elevadísimo porcentaje de accidentes en las carreteras. Y es LEGAL. Por su parte, de la marihuana no existe el más leve indicio de que pueda producir muerte por sobredosis, no está asociada a comportamientos violentos y sus propiedades terapéuticas son múltiples y avaladas por la ciencia. Es más, en su relación con el alcohol, se sabe hoy que la marihuana protege al hígado de los efectos de su abuso. Y es ILEGAL. Los millenials no son tontos… de hecho ninguna generación lo es en su conjunto. Que una sustancia no solo científicamente menos perjudicial que el alcohol, sino además con propiedades terapéuticas valiosísimas, esté prohibida y criminalizada, mientras que el alcohol campa a sus anchas, es una contradicción que revela una hipocresía o una torpeza de los responsables de esta situación que sobrepasa los límites de la vergüenza más abyecta. Y las nuevas generaciones no solo lo ven, sino que están dispuestas a solucionarlo.

5 formas de consumir CBD

Si te interesan las propiedades del CBD pero no sabes de qué forma tomarlo, te recomendamos algunas formas de consumir CBD, el principal cannabinoide no psicoactivo de la marihuana.

Para la inmensa mayoría de la gente la marihuana es todavía una cosa que sirve para colocarse y poco más. Incluso muchos siguen creyendo en mitos como que se trata de una “droga de entrada” a cosas peores, o que es más peligrosa que el alcohol. Por supuesto, pocos saben además del THC, principal cannabinoide de la planta responsable de sus efectos psicoactivos, la marihuana contiene CBD, un cannabinoide que no solo no coloca, sino que ayuda a moderar los efectos del THC, además de tener múltiples propiedades terapéuticas que la ciencia viene tomándose en serio desde hace un tiempo.

Son tantas sus propiedades, que en el mercado están empezando a menudear diferentes productos con CBD que, todo sea dicho de paso, suelen ser legales prácticamente en cualquier lugar, dado que este cannabinoide, al carecer de efectos psicoactivos y ser seguro, no está fiscalizado como el THC. Si estás considerando asomarte al mundo del CBD, te proponemos una breve guía de 5 formas de consumirlo.

 ¿De que forma podemos consumir CBD?

1) Tinturas sublinguales de CBD

Se trata de la forma más común de consumir  CBD, además de ser la más cómoda y efectiva. Consiste básicamente en aceite crudo de cannabis o cáñamo, que contiene los cannabinoides. Dada la falta de regulación en el mercado, resulta conveniente atender a la fiabilidad del producto, dado que existen no pocos fabricantes de aceites que proveen información falsa sobre la concentración de cannabinoides, habiéndose dado casos en los que productos supuestamente basados en CBD no contenían la más mínima traza. Evita solventes como el etanol y confía en productos orgánicos.
Las tinturas son aptas para todo el mundo y son una manera ideal de experimentar con el CBD para mitigar dolores, regular el sueño o reducir la ansiedad.

 

2) Consumir CBD con cápsulas de gel 

Es una opción que está ganando popularidad por su similitud con el formato tradicional de medicamentos en píldoras. En este sentido algunos consumidores que están comenzando a usar el CBD para sustituir medicamentos tradicionales se encuentran más cómodos con las cápsulas de gel. El principal pro es que las cápsulas contienen una cantidad predefinida de CBD, por lo que te será más fácil calcular tu dosis y registrar los efectos. Como con todo, procura encontrar fabricantes confiables. Generalmente los detectarás por la calidad de las cápsulas. Si ves que son fáciles de separar por el medio, no te fíes.
Las cápsulas son igualmente aptas para todo el mundo porque básicamente consisten en lo mismo que la tintura, pero en un formato más adecuado para determinadas personas. Por ejemplo, si quieres convencer a tu abuela para que se suba al carro del CBD, quizá esta sea la opción más fácil.

3) Extractos concentrados de CBD

Hablamos del CBD isolate, el CBD shatter o la cera entre otras formas de extractos. Estos no son para todo el mundo, pero te permiten una gran versatilidad a la hora de crear tu propio producto con CBD. Un vaporizador electrónico de concentrados con atomizador es una buena manera de consumir concentrados. La otra es mediante el “dabbing”, aunque puede parecer para el profano y para casi todas vuestras madres algo muy chungo, rollo crack, aunque está muy lejos de serlo, siquiera remotamente. Pero lo cierto es que esta forma de consumo es más adecuada para el fumeta. Si consideras esta vía, infórmate bien de cómo hacerlo.

 

4) Vapear CBD 

Es sin duda mi forma favorita de consumir CBD, porque es lo más parecido a fumar pero sin toda la parte chunga, beneficio que comparte un gran segmento de consumidores que han popularizado el vapeo. Consiste en CBD disuleto en aceites esenciales que se pueden vapear con seguridad. Evita los TCM (triglicéridos de cadena media) porque pueden ser tóxicos consumidos de esta forma. Mejor es la glicerina vegetal (VG) de fuentes confiables. Si eres un vapeador de nicotina, te invitamos a que te pases al CBD, que sabe mejor, huele mejor y te hará sentir mejor, con muchísimos menos riesgos para la salud.
Apto para fumadores, vapeadores y casuales. Ideal para desengancharse del tabaco y de productos basados en la nicotina de una vez por todas.

 

5) Consumir CBD con lociones y bálsamos tópicos

Quizá es la modalidad de consumo cuya popularidad más ha aumentado desde que hay productos de CBD. Aun así, su efectividad es realmente útil en tratamientos cuando se combina con alguna modalidad de ingesta. Aplicado en una zona dolorida produce un alivio casi instantáneo, por lo que es muy usado para dolores crónicos moderados. La forma favorita de consumo para tu abuela, junto con las cápsulas de gelatina.

El cannabis comienza a patrocinar el deporte en EEUU

Quizá un indicativo de la salud o fuerza de un área de negocio sea su presencia en el patrocinio de equipos deportivos.

El hecho de que a un dispensario de cannabis le dé por patrocinar a un equipo de fútbol demuestra la normalización de un modelo de negocio que hasta no hace mucho era ilegal (y lo sigue siendo en la mayor parte del mundo), por lo cual no podemos más que felicitarnos. El cannabis y el deporte en EEUU no son ya dos mundos incompatibles.

Démonos cuenta de qué extraño planeta es este en el que vivimos, en el que mientras por un lado Youtube se dedica a censurar activamente canales relacionados con el cannabis, por otro tenemos acciones de la industria del cannabis en bolsa, grandes carteles publicidad de productos cannábicos por la calle y equipos deportivos aceptando el patrocinio de empresas cannábicas, es decir, estamos asistiendo a un fenómeno de polarización en el que, al mismo tiempo que el cannabis se va normalizando e integrando en la sociedad como un producto de consumo más, ciertos sectores aumentan su resistencia y pretenden detener una locomotora imparable.

En este caso estamos hablando del equipo Las Vegas Lights FC, un equipo profesional de fútbol que hizo su debut este año en la United Soccer League, que resulta ser el primer equipo profesional de cualquier liga estadounidense en ser patrocinado por una empresa cannábica, el dispensario Nuwu Cannabis Marketplace.

 

 

Una empresa de cannabis y un equipo de fútbol con un objetivo común en el deporte en EEUU

Brett Lashbrook, propietario del Las Vegas Ligths FC, dice al respecto que se trata de “un patrocinio deportivo tradicional. Es una industria completamente reglamentada y esto ayudará a quitarle el estigma que tiene”, y añade que la asociación no comenzó con la marihuana, sino con el objetivo común de promover y revitalizar el centro de Las Vegas. “Están a dos manzanas de nuestro estadio”, dice Lashbrook. “Tenemos la misma misión, estamos tratando de crecer en el centro.”

Con respecto a la normalización del cannabis como un producto de consumo más, Lashbrook opina que es algo que debe ocurrir. De hecho, dice, tanto el equipo como la liga no hacen tests de cannabis y los jugadores son libres de usarlo con fines recreativos si así lo desean.

“Nuestros jugadores son atletas profesionales y estoy seguro de que tomarán las decisiones correctas para sus cuerpos”, dice.

No deja de fascinarme el contraste entre la tranquilidad con que asumen e integran la realidad del cannabis en algunas partes del mundo, y la actitud mojigata, temerosa e incluso histérica al respecto en otras.

Comunicado de afectados por la censura de Youtube

Os compartimos un comunicado que nos llega desde Marihuana TV acerca de la oleada censora de Youtube contra cuentas relacionadas con el cannabis. Desde NEKWO apoyamos totalmente este comunicado que pone en evidencia la vulneración arbitraria de YouTube a la libertad de expresión e información que dice defender.

COMUNICADO COLECTIVO AFECTADOS POR LA CENSURA


YOUTUBE CENSURA CANALES SOBRE EL CANNABIS

El movimiento cannábico quiere denunciar la censura que está sufriendo el mundo de la marihuana por parte de la plataforma de vídeos Youtube.

En las últimas semanas y prácticamente sin previo aviso, Youtube ha cerrado multitud de cuentas dedicadas a la cannabis. Desde medios de comunicación e información, a importantes bancos de semillas o cuentas personales de youtubers.

Canales de información como Marihuana Televisión, Undergrow Tv o Lamarihuana, de bancos de semillas como Dinafem Seeds, Delicious Seeds o Bhudda Seeds, o canales de grow shops como Pev Grow o Growbarato ya han desaparecido, y otros como Boris Petis o That Weed Couple han tenido que proteger sus cuentas poniendo sus vídeos en privado tras ver cómo les borraban algunos y recibían el aviso de posible cierre. La ofensiva no se ha quedado en España. En Holanda han sido canceladas las cuentas de bancos de semillas como Dutch Passion o Royal Queen Seeds, en Canadá Pot TV, Urban Remo o Lex Lounge (Lex Blazer), y en Estados Unidos el canal de la periodista Charlo Greene, Humboldt Seeds Organization, Loaded Up, Vadervision o Grow420guide entre otros.

Infracciones en las políticas de Youtube, spam o prácticas y contenido engañoso son algunas de las supuestas razones que Youtube da para estos cierres. Pero ninguno de los afectados ha recibido una respuesta concreta desde la propia plataforma de vídeos sobre el motivo de esta censura indiscriminada, ya que sólo responden a las apelaciones con contestaciones automáticas.

La mayoría de estos canales usaban la restricción de edad, no monetizaban sus vídeos (no se permite por tratarse de cannabis), y tampoco habían incumplido ninguna norma de la Comunidad YouTube: no hay violencia, ni desnudos, ni lenguaje ofensivo, ni apología a las armas o las drogas. Sólo información, educación y experiencias personales sobre la planta. Una planta medicinal ancestral que parece incomodar a muchos todavía.

Vídeos de actualidad cannábica, autocultivo, plantas, viajes, eventos, entrevistas con personas usuarias, cultivadoras y expertas… Todo censurado de golpe y plumazo. Por qué? Muchos de estos canales llevaban años informando y educando sobre la planta de la cannabis en una plataforma donde la libertad de expresión era su bandera. Pero queda claro que la censura sigue viva y YouTube forma parte de ella.

Con el cierre de estos canales, YouTube está privando el derecho de millones de personas de todo el mundo a recibir información sobre la cannabis. Está vulnerando derechos fundamentales, constitucionales e internacionales tan básicos como la libertad de expresión e información.

Pero la comunidad cannábica no lo va a permitir. No nos van a callar. Seguiremos grabando plantas de marihuana por todos los rincones del mundo y haciendo vídeos para que la gente lo pueda ver. Nos cortan las alas, pero no dejaremos de VOLAR!!

Firman este comunicado:
1.MarihuanaTelevision
2.UndergrowTv
3.Lamarihuana
4.Dinafem Seeds
5.Delicious Seeds
6.Buddha Seeds
7.Kannabia Seeds
8.Lamota
9.Pev Grow
10.GrowBarato
11.Boris Petis
12.That Weed Couple
13.Desayunos con Weed
14.Yoidi Ganja Zone
15.Humboldt Seeds Organization
16.Pot Tv
17.Jorge Cervantes
18.UrbanRemo
19.Ismoke

Adhesión afectados: marihuanatelevision@marihuanatelevision.tv

Apoyan este comunicado:

1.Mujeres Cannábicas y REMA (Red Estatal Mujeres Antiprohibicionistas)
2.Revista CÁÑAMO España
3.Revista CÁÑAMO México
4.Revista CÁÑAMO Chile
5.Soft Secrets
6.Estudio jurídico BROTSANBERT
7.Fundación ICEERS
8.Energy CONTROL
9.Raro Genetics
10.ConFAC (ConFederación de Asociaciones Cannábicas de España)
11.Plataforma Regulación Responsible
12.Fundación Renovatio
13.Cannabis Magazine
14.ElCultivador
15.Cannabis.es
16.CatFAC
17.Abogada Cannabis
18.Assonabis
19.EUSFAC
20.FAC Levante
21.Hierbas Terapéuticas Castellón (THCs)
22.Ca Revolta
23.Asociación Cannábica Valenciana
24.Castelló Cannabis Club
25.Alacannabis
26.Xarxa d´Entitats del País Valencià
27.Cannalatino
28.OECCC

Adhesión de apoyos: censuracannabis@gmail.com

Nekwo presenta el videocultivo FINAL GROW

Desde Nekwo os presentamos el videocultivo FINAL GROW, producido por Nekwo Media, en el que de la mano de Oriana recorremos los fundamentos para llevar a cabo con éxito un cultivo de interior de cannabis, desde el montaje del cuarto de cultivo y la selección de semillas hasta el manicurado de los cogollos.



El cultivo interior de cannabis, además de una pasión y un arte, es una forma de cultivo altamente especializada para  que numerosos fabricantes han desarrollado la tecnología más puntera con el fin de optimizar la calidad y abundancia de la cosecha.

FINAL GROW, en función de criterios como la eficacia, la especialización, el respeto al medio ambiente y las buenas prácticas, confía el cuidado de las plantas a una serie de marcas y productos que nos presentará a través del distribuidor especializado Hortitec durante este recorrido, en el cual se hace un seguimiento de la variedad Llimonet Haze de Élite Seeds, caracterizada por tener una proporción entre THC y CBD muy equilibrada, produciendo un efecto muy lúcido. Ana Ramón de Élite Seeds no solo nos hablará de esta variedad, sino que nos dará consejos sobre manicurado y secado de cogollos además de ofrecernos los resultados del análisis de cannabinoides de las plantas cultivadas en Final Grow.

Final Grow se desarrolla en capítulos basados en los cuatro elementos de la naturaleza, aire, luz, agua y tierra, en cada uno de los cuales nos irá presentando las partes fundamentales del cultivo y dándonos consejos para mantener las plantas sanas.

Final Grow también se desplaza a las instalaciones de Plagron en Holanda, uno de los productores de sustratos, fertilizantes y aditivos más innovadores e influyentes del mercado. Bram Bertels, director de Plagron, nos hablará del origen de sus fertilizantes y nos mostrará cómo se procesan y testan.

 

Estrenamos FINAL GROW, 20 de abril (4/20), para celebrar el día internacional de la marihuana.

 

Lubricantes de marihuana para el dolor en el sexo

Durante los últimos años se han ido expandiendo las aplicaciones de la marihuana en la industria cosmética, por lo que era solo cuestión de tiempo que empezasen a surgir productos específicos para las relaciones sexuales, como los lubricantes de marihuana.

En otras ocasiones ya os hablamos de marihuana y sexo, como cuando os contábamos acerca de Sexxpot, la primera variedad de marihuana específicamente creada para estimular el sexo en las mujeres, o cuando os recomendábamos algunas variedades para potenciar tu vida sexual.

A pesar de que hay todo tipo de productos orientados a potenciar el placer sexual, hoy hablaremos de un producto, los lubricantes de marihuana vaginales, que además puede ayudar a aquellas mujeres que padecen ciertas condiciones que les impiden disfrutar del sexo normalmente. Hablamos de problemas, entre otros, como la vuldodinia, un dolor crónico en el área de la vulva, sin una causa orgánica definida, o el vaginismo, una contracción involuntaria de los músculos del tercio inferior de la vagina que dificulta el coito y puede generar dolores.

Aunque existen productos para tratar estas condiciones, gracias a los avances en descubrimientos sobre las propiedades de los cannabinoides, están comenzando a aparecer productos basados en la marihuana que aprovechan estas propiedades para tratar estos problemas de forma específica, el caso de los lubricantes de marihuana es uno de ellos.

Sabemos que la marihuana relaja los músculos y aumenta el flujo sanguíneo, dos propiedades que ayudan a rebajar de entrada los problemas asociados a a muchas de las molestias sexuales femeninas. Pero además si se administra en forma de extractos en lubricantes vaginales se logra una serie de beneficios adicionales. Por un lado se mejora la eficiencia de absorción de los principios activos, fundamentalmente el THC, que produce un efecto de euforia y bienestar, y el CBD, que tiene propiedades analgésicas, antiinflamatorias y de relajación muscular; y por otro se evitan las contraindicaciones comunes de la administración oral de fármacos (la absorción intestinal y la inactivación potencial del fármaco a su paso por el hígado). En determinadas condiciones, además, se estará aplicando el lubricante de marihuana justo donde ha de producir su efecto, por lo que se estará optimizando también su eficiencia.

¿Que contienen los lubricantes de marihuana?

Es el caso de lubricantes como Foria, que contienen 2,5mg de THC que, además de facilitar el coito produce otros efectos como bienestar, relajación, una sensación de mayor bienestar y conciencia durante el sexo, e incluso con la capacidad de producir orgasmos múltiples y duraderos.

Un lubricante de marihuana vaginal, absolutamente natural, sin aditivos y comestible se puede también realizar de forma casera con las proporciones adecuadas de aceite de coco y cogollos de marihuana.

También comienzan a aparecer cosméticos orientados a reducir las molestias propias de otra área de la sexualidad femenina, la menstruación, como la línea de aceites, cremas y ungüentos que proponen Whoopi & Maya.

El mercado de la marihuana podría desplazar al del alcohol

Ayer poníamos a prueba la afirmación polémica y contraintuitiva de que la marihuana, antes que ser una droga de entrada, era más bien una droga de salida. Hoy ponemos a prueba otra afirmación del mismo corte: que el mercado de la marihuana tiene potencial para desplazar al del alcohol.

 

Por supuesto solo se puede someter a prueba una afirmación así en aquellos lugares donde ambas sustancias sean legales bajo términos parecidos, como ocurre ya en muchos lugares de Estados Unidos. Antes de bucear en los entresijos del tema, podemos tener una panorámica muy general del asunto haciendo una búsqueda en google con estas entradas: marijuana, alcohol, sales (marihuana, alcohol, ventas). En la primera página de resultados ya nos encontramos titulares bastante llamativos como:

Marijuana sales overtake alcohol in US city for first time (Las ventas de marihuana sobrepasan las de alcohol en una ciudad de EEUU por primera vez)

Recreational weed is killing alcohol sales in legal states (La marihuana recreativa está matando las ventas de alcohol en los estados donde está legalizada)

Medical marijuana took a bite out of alcohol sales (La marihuana medicinal le arrebata un bocado a las ventas de alcohol)

Y un largo etcétera. Lejos de tratarse de un simple titular sensacionalista, parece que está sustentado por datos empíricos. Un estudio llevado a cabo por un equipo de investigadores de la Universidad de Connecticut y de la Universidad Estata lde Georgia, han comprobado con bastante solidez que la venta de bebidas alcohólicas se ha reducido tras la introdución de leyes que regulan el acceso a la marihuana medicinal. Comparando los datos de más de 2000 condados entre los años 2006 y 2015, han constatado que en aquellos condados situados en estados donde la marihuana medicinal es legal, la venta de bebidas alcohólicas se ha reducido un 15%. Los investigadores concluyeron que

“la marihuana y el alcohol son fuertes sustitutos. Los estados que han legalizado el consumo de marihuana medicinal experimentan disminuciones significativas en la venta agregada de alcohol, cerveza y vino. Es más, los efectos no son de corta duración, con reducciones significativas observadas hasta 24 meses después de la aprobación de la ley.”

 

Pero un estudio puede resultar anecdótico, por lo que no está de más aportar otras evidencias que sustenten la afirmación que ponemos a prueba: según datos recopilados por OutCo y Moncloe Research, los veintañeros californianos de la era post-legalización están sustituyendo en gran medida la cerveza por marihuana. Además nos encontramos que un análisis de 2016 sobre el consumo de cerveza en Colorado, Oregon y Washington, tres estados en los que la marihuana recreativa es legal, mostró que las ventas al consumidor final tuvieron muy bajos rendimientos colectivamente en los años subsiguientes a la legalización.

También la firma de análisis financieros Cowen & Co. A través de una de sus analistas, Vivien Azer, nos cuenta que:

 

“Tanto en Estados Unidos como en Canadá, hemos visto claros signos de sustitución entre el alcohol y el cannabis, en particular entre los consumidores adultos más jóvenes. … En Ontario, vemos las mismas tendencias. De hecho, en toda América del Norte, más del 60% de los consumidores de cannabis informan de una cierta reducción del consumo de alcohol cuando el cannabis ya se está consumiendo”.

 

Toda esta retahíla de evidencias podríamos enmarcarlas dentro de las pruebas positivas, pero por si aún no fueran suficientes, ¿a qué conclusión llegaríais, si os contásemos que el hecho de que no se aprobase en 2010 la Proposición 19 para la regulación del cannabis en California, fuera debido a la presión de las grandes compañías de bebidas alcohólicas? Wikileaks publicó el años pasado una serie de emails hackeados de DNC que revelaron que Wine & Spirits Wholesalers of America etiquetó en la legalización de la marihuana como un “asunto clave” y que California Beer and Beverage Distributors financió la campaña contra la Proposición 19. Más claro agua. A veces las pruebas negativas terminan de apuntalar solemnemente una afirmación en principio cuestionable.

Por último, desde Nekwo consideramos que estos datos demuestran que la sociedad no es tan idiota o infantil como las autoridades parecen pretender con sus políticas paternalistas e hipócritas. Hemos hablado muchísimas veces de un hecho que está más allá de toda duda y que la ciencia confirma una y otra vez: el alcohol es una droga muchísimo más peligrosa que la marihuana, tanto a nivel individual como social. Cuando pones ambas sustancias en un plano de igualdad, comprobamos que la sociedad prefiere la opción más segura. ¿A qué esperan nuestras autoridades para tomar en consideración estos datos?

 

 

 

La marihuana como droga de salida

La idea del cannabis como droga de entrada tiene menos fundamento científico que la marihuana como droga de salida.

 

Quizá una de las cantinelas que más hemos tenido que soportar los que alguna vez hemos sido sorprendidos con marihuana es la de que “se empieza por los porros y se acaba con la jeringuilla”. Estamos de acuerdo en que es importante concienciar a adolescentes y jóvenes acerca del peligro del consumo de marihuana y las drogas en general mientras el cerebro aun se está desarrollando, pero abogamos por hacerlo más con argumentos reales que con mitos. La marihuana como “droga de entrada” es un cuento de la vieja que tiene poco fundamento en la ciencia moderna y en datos empíricos.

 

No, ninguna droga es la puerta de entrada a otras cosas peores, de la misma manera que tomar de vez en cuando una copa o una cerveza no es la entrada al alcoholismo. Las drogodependencias no se deben tanto a las sustancias en sí como a las características de determinadas personas que les predisponen a la adicción. Prueba de ello es la enorme cantidad de consumidores responsables de alcohol o marihuana, que modulan la moderación en función del contexto, y que no están enganchados a estas u otras sustancias. De hecho, la inmensa mayoría de consumidores responde a este perfil. Con ello no queremos decir en absoluto que no haya riesgos para los jóvenes que consumen marihuana. Insistimos: los hay, y muchos. Pero debemos también remarcar esta idea: el hecho de que un joven entre en contacto con drogas mucho más destructivas a través de la marihuana, no se debe en absoluto a que haya algo en la marihuana que produzca una necesidad de colocarse con sustancias cada vez más duras, sino porque la situación de ilegalidad de la marihuana hace que aumente la probabilidad del contacto del joven con otras sustancias cuando acude a la calle y a las mafias. Súmale a eso la falta de educación y formación que hay en nuestra sociedad sobre drogas.

Pero, ¿y si resulta que lejos de ser una droga de entrada, pudiese ser la marihuana una droga de salida?

Antes de adentrarnos en esta potencialmente polémica afirmación vayamos con algunos hechos: el Institute of Medicine y el Rand Corporation’s Drug Policy Research Center concluyen que “la marihuana no tiene ninguna influencia causal sobre la iniciación en las drogas duras”. En contraste, aumenta la evidencia de que el cannabis puede ser usado como una transición para abandonar dependencias de sustancias más peligrosas como los opioides, el alcohol, medicamentos, cocaína y tabaco. Por ejemplo, en aquellas jurisdicciones donde el consumo de marihuana es legal, las investigaciones han constatado una reducción constante del abuso de opioides y la mortalidad asociada. Poco después de la legalización, las muertes asociadas a opiáceos y heroína se redujeron un 20% según datos de la Journal of the American Medical Association. En general, los investigadores del estudio concluyeron que “los estados con leyes sobre el cannabis medicinal tienen una tasa media anual de mortalidad por sobredosis de opiáceos un 24,8 por ciento menor que la de estados sin leyes sobre el cannabis medicinal”. Los datos publicados el pasado mes de abril en la revista Drug and Alcohol Dependence también reportan una dramática disminución en las hospitalizaciones relacionadas con analgésicos opiáceos después de la legalización.

 

Con estos datos sobre la mesa, nadie debería de escandalizarse al conocer que hay una clínica de rehabilitación de drogodependencias en Los Ángeles, que emplea la marihuana como una sustancia intermedia para tratar las adicciones a drogas duras de sus pacientes. Hablamos de High Sobriety, cuya filosofía se resume en esta secuencia:

Letal -> No letal -> Vida

High Sobriety ofrece una alternativa para aquellos drogodependientes con los que los métodos tradicionales de rehabilitación, habitualmente basados en la abstinencia, han fracasado. De hecho, según datos de la SAMHSA (Substance Abuse & Mental Health Services Administration), solo un 25% de las personas que siguen este tipo de programas basado en la abstinencia, no recaen. En High Sobriety quieren ocuparse del 75% restante.

 

Con los datos presentados, todo cobra sentido: sustituir una dependencia potencialmente letal por otra no letal es ya un enorme éxito. También hay profesionales como el Dr. Mark Wallace, presidente de la división de medicina del dolor del departamento de anestesia de la Universidad de California, que usa la marihuana para ayudar a los pacientes a desengancharse de los opiáceos. El Dr. Wallace afirma que la mayoría de pacientes continua usando la marihuana, pero por otro lado los mismos pacientes le cuentan acerca de los opiáceos que se sentían como si fueran esclavos de esa droga y que ahora sienten que han recuperado su vida. En este sentido dice el Dr. Reiman, consultor no remunerado de High Sobriety:

 

“No hay ninguna razón científica para creer que es mejor ser completamente miserable y sobrio que consumir cannabis de vez en cuando, o incluso con bastante regularidad, como adulto, y ser funcional, feliz y productivo. El consumo de cannabis es una práctica relativamente segura”.

Youtube censura el cannabis

Lo que nos faltaba. Nuestros amigos de Marihuana TV nos cuentan que Youtube ha cerrado su canal en una maniobra de censura contra el cannabis.

Pero lejos de ser una acción puntual, constatamos que lo mismo les ha sucedido a Dinafem Seeds, Growbarato, Royal Queen Seeds, Pot TV, Pevgrow, Undergrow, Fastbuds, Dutch Passion, Delicious Seeds y seguramente un larguísimo etcétera, porque no hacemos más que consultar páginas conocidas y sistemáticamente todas están fuera.

 

Nadie parece haber recibido una razón clara por lo que esto ha ocurrido y Youtube no hace más que responder con mensajes genéricos ante las indignadas cuestiones de los afectados, tal y como cuenta Pevgrow:

“No hemos recibido una respuesta concreta desde la propia plataforma de reproducción de vídeos sobre el motivo de esta censura indiscriminada, ya que sólo nos han enviado contestaciones automáticas como respuesta a nuestras apelaciones”.

La revista Cáñamo ya se ha hecho eco de ello, enfatizando que no se trata de casos arbitrarios o puntuales, sino de un cierre sistemático de canales sobre el cannabis que está ocurriendo más o menos derrepente en todo el mundo. En cualquier caso salta a la vista que Youtube está violando el principio de la libertad de expresión que con tanto orgullo se arroga en su sección de información. Allí leemos que

Nuestro objetivo es dar voz a todas las personas y poner el mundo a su alcance.”

A todas, menos a la comunidad cannábica, se ve, una minoría formada por MILLONES de personas en todo el mundo. A nosotros se nos quita la voz y la posibilidad de poner el mundo a nuestro alcance. Bravo.

¿Pero porque youtube censura el cannabis?

Sigue, con hipocresía, Youtube:

Creemos que todos debemos tener la oportunidad de expresarnos, y que el mundo es un lugar mejor cuando escuchamos a los demás, compartimos información y creamos una comunidad a través de nuestras historias.”

Un mensaje tan bonito se convierte en una apestosa ñoñería publicitaria cuando el “todos” no incluye a “todos”. Si este mensaje es cierto, entonces Youtube está haciendo del mundo un lugar peor al no dejar que la voz de millones de personas se escuche, al censurar la tan necesaria información sobre el cannabis y al obstaculizar la creación de comunidades que puedan contar su historia.

Youtube termina de apuntalar su hipocresía cuando apela a sus valores, que, según dice, “se basan en cuatro libertades fundamentales que nos definen como personas”. Estas libertades que dice defender son:

Libertad de expresión

Todas las personas deben tener derecho a hablar libremente, compartir sus opiniones y fomentar el diálogo abierto. Además, la libertad creativa genera nuevas voces, formatos y posibilidades.”

¿Por qué entonces no se le permite a la comunidad cannábica hablar libremente y compartir sus opiniones?, ¿por qué se le permite a la comunidad del whiskey ejercer este derecho, o a la del tequila? Incluso los coleccionistas de cartelitos de “no molestar” de los hoteles tienen más derechos que los millones de usuarios que consultan con regularidad las páginas censuradas.

Libertad de información

Todas las personas deben tener la oportunidad de acceder a la información de forma libre y sin trabas. Los vídeos son una herramienta muy importante para educar, generar conocimiento y documentar los grandes y pequeños acontecimientos que tienen lugar en todo el mundo.”

Sin embargo Youtube no considera que se deba acceder a la información sobre el cannabis de forma libre y sin trabas. Si, como dice, los vídeos son una herramienta muy importante para educar y generar conocimiento, entonces Youtube está fomentando la ignorancia y el desconocimiento sobre el cannabis, y con ello poniendo en peligro a muchísimas personas. Los canales censurados pertenecen a empresas, tiendas, asociaciones y medios que fomentan el conocimiento y la educación sobre el cannabis y su consumo seguro y racional, además de proveer mucha información sobre su uso terapéutico. Esta censura es, por parte de Youtube, no solo una muestra de flagrante hipocresía, sino de lamentable irresponsabilidad.

Libertad de oportunidades

Todo el mundo debe tener la oportunidad de darse a conocer, crear un negocio y triunfar en lo que le gusta. Sin intermediarios; son las personas quienes tienen que decidir lo que es popular.”

Menos los que se dedican al negocio de la marihuana. Puedes dedicarte al negocio del alcohol, las armas o el tabaco o a algo tan impopular como las anillas para cortinas de ducha, pero no al de la marihuana, una sustancia reconocida como medicamento en al menos 26 países, 15 de ellos europeos, y reconocida la legalidad de su consumo recreativo en 10 estados en EEUU (y aumentando), en Uruguay, Holanda y en pocos meses en Canadá, además de estar descriminalizado su consumo en decenas de países.

 

Libertad de integración 

Todas las personas deben tener la oportunidad de encontrar comunidades de apoyo, romper las barreras, traspasar las fronteras, y reunirse para disfrutar de sus intereses y gustos comunes.”

En el mundo, según el informe sobre drogas de las Naciones Unidas del año pasado, entre 128 y 238 milliones de personas de media consumieron cannabis en 2015. Es una comunidad muy grande, una minoría que podría doblar la población de México, y que tiene el mismo derecho que los buscadores de fantasmas a encontrar comunidades de apoyo, romper las barreras, traspasar las fronteras, y reunirse para disfrutar de sus intereses y gustos comunes. El consumo de cannabis es una realidad y, gracias al trabajo de muchísima gente, como la que tan desvergonzadamente ha censurado Youtube, es desde hace años una realidad que se ejerce de forma cada vez más segura y responsable. Muestra de ello es la tendencia aperturista que despunta en muchas partes del mundo, una tendencia a la que Youtube claramente se opone.

Es también gracias a las comunidades de apoyo, a la accesibilidad e inmediatez de información en medios como Youtube, por lo que la educación sobre el cannabis ha posido expandirse, demostrando que su consumo responsable no es solo posible, sino que es lo habitual.

Mientras Youtube contribuye al oscurantismo retrógrado, otras plataformas se beneficiarán de esta, digámoslo como tiene que ser, cagada, como Vimeo, que trata muchísimo mejor los conceptos de información, educación y libertad de expresión. PevGrow o MarihuanaTV ya se han mudado a Vimeo y muy probablemente lo hagan muchos de los afectados. Nos queda por ver si los grandes canales del mundo cannábico como Leafly, Merry Jane y High Times resistirán esta purga.