Actualidad del cannabis

Noticias, informaciones y toda la actualidad del cannabis para estar informado de todos los cambios y avances en España y el resto del mundo. ¡Entérate en Nekwo!

Cannabis Spa y Welness

Atendiendo a la progresiva descriminalización de la marihuana en muchos países y a la divulgación de sus propiedades terapéuticas y cosméticas más allá de las recreativas, era casi previsible que comenzásemos a ver surgir todo tipo de modelos de negocio basados en ella, incluidos centros de welness y cannabis spa.

Hace poco os hablábamos del resort del cannabis (cannabis spa) que el exboxeador Mike Tyson está construyendo en pleno desierto de Mojave, en California, así como de la introducción o popularización de productos cosméticos basados en esta planta entre algunas celebridades norteamericanas. El cannabis parece, poco a poco, ir perdiendo parte del estigma social al que ciertos intereses políticos y económicos le sometieron durante décadas, hasta el punto de que comenzamos a ver cosas como spas del cannabis.

Es el caso de la ciudad estadounidense de Denver, Colorado, en donde comienza a hablarse de una escena del spa cannabico y en donde podemos ir al LoDo Massage Studio a hacernos un masaje con crema de cannabis. Sin salir del estado, en Englewood, hasta no hace mucho también podíamos ir al Primal Wellness, donde se enorgullecían de ser “el primer spa con cannabis infusionado del mundo” y donde tratamientos faciales, depilaciones a la cera, manicuras e incluso extensiones de pestañas se podían mejorar con cannabis infusionado. Aunque este centro cerró, fue el precedente de un modelo que parece comenzar a expandirse por el estado.

Por ejemplo en Primal Therapeutics ofrece masajes y tratamientos a domicilo. “WE COME TO YOU” (acudimos a ti) reza su web en mayúscula sostenida. Las propiedades como relajante muscular de la marihuana son una de las claves de su aplicación en masajes: permite al masajista profundizar sin provocar dolor. De forma análoga ayuda a reducir la irritación y el dolor en los tratamientos a la cera y calma las pieles estresadas durante los tratamientos faciales.

 

La sobriedad y la elegancia se imponen en la estética de los productos de wellness basados en la marihuana.

El cannabis ya está abandonando esa imagen entre callejera y canalla e introduciéndose también en círculos más exquisitos, lo cual es bueno: sales de baño, aceites para masajes, lociones corporales, cremas antiedad, acondicionadores, protector labial…

No sólo se trata de los productos en sí, sino del diseño con el que son presentados, utilizando motivos clásicos, sobrios o elegantes, buscando alejarse de la tristemente asociación tradicional de producto urbano y relacionado con la delincuencia, para aproximarse a la estética de la cosmética de calidad, tanto en colores como en diseño de envases y materiales.

Esta es otra forma de conseguir mayor aceptación social de los productos basados en el cannabis y de que progresivamente puedan ir ocupando su lugar en droguerías, salones de belleza y centros de wellness. Por ejemplo la línea de Cannabis Beauty Defined, con cremas hidratantes, exfoliantes, tónicos y sueros, es presentada con un elegante color azul y un pequeño icono que representa una hoja de marihuana muy estilizada. Por su parte CBD for Life apuesta por una mayor sobriedad para sus limpiadores cutáneos, con un diseño en negro y sin más alusión a la marihuana que el CBD de su propia marca (CBD es el principal cannabinoide no psicoactivo de la marihuana, con mútliples propiedades terapéuticas).

 

Diferencias entre aceite de marihuana y el aceite de cáñamo

¿Qué diferencia hay entre el aceite de marihuana y el aceite de cáñamo? Aparte de que el proceso de extracción y la parte de la planta empleada difiere entre ambas especies, el aceite obtenido de cada una de ellas posee propiedades diferentes. Es importante tener esto en cuenta a la hora de considerar su uso o consumo.

Todavía hoy muchos confunden la planta de la marihuana con la del cáñamo. Aunque ambas pertenecen a la misma especie, consisten en variedades distintas con propiedades y aplicaciones diferentes en función de sus características. A continuación, vamos a comparar y descubrir la diferencia entre el aceite de marihuana y el aceite de cáñamo para conocer su características y usos.

El aceite de cáñamo

El cáñamo común, también conocido como cáñamo industrial, se caracteriza por un contenido muy bajo en cannabinoides y por desarrollar plantas de mayor altura y robustez que la marihuana, aunque menos frondosas. Esta variedad es ideal para la fabricación de fibras textiles. El aceite de cáñamo se extrae del prensado en frío de las semillas, después de ser lavadas concienzudamente.

Este extracto puede variar de color, desde verde pálido a oscuro, pudiendo incluso ser incoloro. Es muy rico en rico en Omega 3 y 6, por lo que puede tener una utilidad excelente como complemento alimenticio. Estos ácidos grasos aumentan la inmunidad y mejoran la salud cardiovascular.

El aceite de cáñamo también es rico en proteína, fibra, hierro, potasio y calcio. También se usa para tratar la sequedad en la piel, la psoriasis y tiene usos cosméticos como acondicionador de cabello. Dado que carece de cannabinoides como el THC, no tiene propiedades psicoactivas, su coste de producción es menor que el aceite de cannabis y es generalmente legal en aquellos países donde la marihuana es ilegal.

 

El aceite de cannabis

Por otra parte, la marihuana desarrolla plantas de menor altura y mayor frondosidad, con elevada concentración de cannabinoides, especialmente en los cogollos no fecundados de las plantas femeninas, que es precisamente de donde se extrae el aceite.

Por esta razón tiene diferentes aplicaciones terapéuticas que dependerán de la concentración de los distintos cannabinoides. Así, los aceites con mayor concentración de THC, el principal cannabinoide psicoactivo de la marihuana, se utilizan por ejemplo como analgésicos, estimuladores del apetito o para la reducción de náuseas y mareos, por lo que pueden ser indicados para reducir los efectos secundarios de tratamientos de quimioterapia.

El THC también tiene propiedades antiespásticas, por lo que puede aliviar tendinitis y dolores musculares y ser útil en el tratamiento de la esclerosis múltiple.

Por otro lado, los aceites  de marihuana con alto contenido en CBD, el principal cannabinoide no psicoactivo de la planta, parecen ser útiles en la reducción de las crisis epilépticas, como las del síndrome de Dravet.

Para tratamientos basados en el efecto terapéutico del CBD, se requerirán variedades de marihuana con altos contenidos en este cannabinoide y bajos contenidos en THC, como la famosa Charlotte’s Web. El CBD además atenúa o modera los efectos psicoactivos del THC, por lo que una concentración 1:1 de ambos cannabinoides es adecuada para tratamientos que requieran los efectos terapéuticos del THC sin exponer al paciente a un colocón tremendo.

El aceite de marihuana se extrae generalmente con solventes como el butano, el CO2 o el etanol, para obtener mayores grados de pureza (con hasta un 80% de THC). Es muy costoso de producir, requiriéndose grandes cantidades de cogollos para obtener cantidades modestas de aceite. La legalidad de los aceites de marihuana en aquellas regiones donde está prohibido dependerá de su concentración en THC.

 

 

 

Robots en la industria del cannabis

¿Robots en la industria del cannabis? Conforme las leyes prohibicionistas del cannabis se van relajando, la industria entorno a esta planta se va desarrollando. El previsible aumento de la demanda, ya sea para su uso medicinal, industrial o recreativo, exigirá un aumento de la producción y la implementación de sistemas que mejoren su eficiencia. ¿Hasta dónde las máquinas harán el trabajo?

Un mito muy extendido es el de que las máquinas roban el trabajo a los humanos y producen desempleo. Este temor es aplicable a cualquier área, incluida la industria del cannabis, en la que ya empiezan a testarse robots o considerar su aplicación en diferentes niveles, desde el cultivo a la venta, pasando por la seguridad. Es decir, introducir robots en al industria del cannabis.

Acerca de esto último, tenemos el ejemplo de Hardcar Security, que desarrolla servicios de seguridad exclusivamente para la industria de la marihuana. Durante el pasado verano, esta empresa realizó pruebas con robots y drones para comprobar si son más eficaces que guardas de seguridad humanos a la hora de vigilar cultivos de marihuana. El director ejecutivo de Hardcar Security, Todd Kleperis, afirma que los robots son más eficientes cuando se trata de proteger el inventario de una empresa de cannabis porque “no se duermen en su puesto, no juegan con videojuegos cuando deberían estar patrullando y no están constantemente chequeando sus redes sociales”. Por otra parte, considera que es más seguro poner máquinas en este puesto “porque los robots pueden encajar un disparo mejor que los humanos”.

Otras empresas como Eaze están experimentando el uso de drones para realizar entregas, con la idea de que en un futuro los clientes puedan comprar su marihuana mediante una aplicación en el móvil y recibir su pedido en cualquier parte del país sin tener que tratar con una persona real. La tecnología para ello está todavía en desarrollo y necesita además de aprobación del gobierno federal.

 

Otra área que comienza a automatizarse en el sector es el desbrozado de la planta. Bloom Automation, una empresa especializada en el desarrollo de robots y automatizaciones inteligentes para la industria del cannabis, ha desarrollado una máquina capaz de desbrozar una planta de cannabis en cuestión de minutos “con la precisión de un ser humano, pero con la eficiencia de una máquina”. 

 

El empaquetado es otro aspecto que se puede optimizar enormemente con el empleo de robots. El empresario Steve Chandler ha diseñado BudBot, una máquina capaz de clasificar, pesar y empaquetar cogollos de marihuana, incrementando esta fase del proceso de producción hasta en un 200%.

Pero incluso la venta está comenzando a automatizarse hasta el punto de no precisar un vendedor humano. Por ejemplo American Green ha desarrollado una máquina de vending que emplea tecnología de verificación biométrica para vender productos controlados o con restricción de edad, desde tabaco a fichas de casino, pasando por  medicamentos, drogas, alcohol… ¡e incluso armas!

 

Pero, ¿es una buena idea introducir robots en la industria del cannabis?

El caso es que, como hemos visto en cualquier área de la actividad humana, la automatización y la robótica parecen ir abriéndose paso en una industria cuyo potencial está aun por explotar. Algunos pesimistas como el Dr. Subhash Kak, experto en inteligencia artificial de la Universidad de Oklahoma, aseguran que la pérdida de empleos como consecuencia de la sustitución robótica nos llevará a una distopía. Nosotros somos más optimistas y nos acogemos a la anécdota que contaba Hans Rosling, médico sueco recientemente fallecido y gran promotor y divulgador de los avances técnicos y el desarrollo para la mejora de la humanidad:

“¿Y qué hay de mágico en ellas [las lavadoras]? Mi madre explicaba la magia de esta máquina desde el primerísimo día. Decía: ahora, Hans, hemos cargado la colada. La máquina hará el trabajo y ahora podemos irnos a la biblioteca. Porque esta es la magia: pones la colada ¿y qué es lo que obtienes de la máquina? Consigues libros de las máquinas, libros infantiles. Y mi madre conseguía tiempo para leerme. Le encantaba. Aprendí el abecé –aquí es donde comencé mi carrera como profesor, cuando mi madre consiguió tiempo para leerme. Y además obtuvo libros para sí misma. Se las apañó para estudiar inglés y aprenderlo como una lengua extranjera. Y leía tantísimas novelas… Y de verdad amábamos esta máquina. Y mi madre y yo decíamos: Gracias industrialización. Gracias planta siderúrgica. Gracias central eléctrica. Y gracias industria de procesamiento químico por darnos tiempo para leer libros”.

 

A los escépticos y pesimistas de la automatización y la implementación de la tecnología en el mundo de la marihuana (o en cualquier otro ámbito), quizá les convendría conocer la Ley de Say, de la que se deduce que es falso que los robots causen desempleo masivo. Como afirma Jonathan Newman, Profesor Adjunto de Economía y Finanzas en el Bryan College, “cuando miramos la revolución industrial y la revolución informática, no vemos un simple aumento de la producción de los bienes existentes. Vemos bienes existentes aumentando en cantidad y calidad; vemos bienes de consumo radicalmente nuevos e industrias absolutamente novedosas emergiendo, proveyendo enormes oportunidades de empleo y avances futuros al estándar de vida de todo el mundo”.

Así pues, en lo que a nosotros nos toca, y atendiendo a las ideas de Hans Rosling o Jonathan Newman, implementar avances tecnológicos en el mundo del cannabis, no sólo creará más puestos de trabajo en esta industria, sino que aumentará la cantidad y calidad de la producción, así como el acceso a los productos. Y no sólo eso: inevitablemente emergerán usos y aplicaciones que ahora ni siquiera podemos concebir.

Grecia, a punto de legalizar el cannabis medicinal

Desde 2016 el gobierno griego viene tomando medidas para promover la legalización del cannabis medicinal en Grecia y activar su economía con inversiones de hasta 2000 millones de euros al año.

El Viceministro de Desarrollo Agrícola de Grecia, Yannis Tsironis, comentaba a AFP que “en pocas semanas se llevará al Parlamento una enmienda para definir el marco legislativo para el cultivo y manufacturación de productos farmacéuticos basados en cannabis medicinal, lo cual abrirá una vía para inversiones griegas y extranjeras”. Tsironis añadía que esta medida podría atraer inversiones de entre 1500 a 2000 millones de euros anuales y que algunas compañías griegas, israelíes y canadienses ya habían expresado su interés ante la legalización del cannabis medicinal en Grecia.

En julio de 2016 el gobierno griego formó un grupo de trabajo para determinar las posibilidades de la legalizacion del cannabis medicinal en Grecia, con un informe que debería ser presentado en octubre de ese año.

El pasado junio, el Primer Ministro de Grecia Alexis Tsipras anunció que se había aprobado una decisión ministerial conjunta acerca de la legalidad del cannabis medicinal. La decisión, hecha pública en el Boletín del Gobierno, declaraba legal el uso del cannabis medicinal en pacientes que hubiesen recibido prescripción médica. Al respecto Tsipras comentó que

“Desde ahora el país está pasando la página dado que Grecia forma parte ahora de los países en los que el suministro de cannabis medicinal a pacientes que lo necesitan es legal”.

Con el anuncio del Viceministro de Desarrollo Agrícola Yannis Tsironis, el acceso legal al cannabis medicinal en Grecia puede ser una realidad en pocas semanas. Los inversores ya están poniendo el ojo en el país mediterráneo no solo por el incipiente cambio de legislación, sino por las características climáticas de Grecia, ideales para el cultivo de marihuana.

 

El gobierno griego visita la primera exposición internacional del cannabis en Grecia.

Con esta perspectiva, y con el ánimo de buscar vías para atajar la crisis económica, el mismo Primer Ministro Tsironis y otros miembros del gobierno asistieron el pasado fin de semana a la Athens Cannabis Expo 2018, la primera exposición internacional del cannabis de Grecia.

El Pavellón de Deportes Faliro de Atenas acogió esta feria con más de 5000m2 de exposición, un centenar de expositores y más de 20 conferenciantes. El evento pretendía informar al público acerca de los productos e innovaciones en el mundo del cannabis, así como de los últimos logros en su uso médico, farmacéutico e industrial.

Como afirman los mismos responsables del evento, “en lo que respecta al cannabis medicinal en Grecia es un mercado completamente nuevo y ofrece muchas oportunidades de negocio”. Obviamente, tras años de crisis grave en el país, un gobierno pragmático no debería dejar de aprovechar las múltiples ventajas que la legalización de la marihuana ofrece para su economía: inversiones nacionales e internacionales, creación de puestos de trabajo y la oportunidad de situarse en el grupo de cabeza de un sector que no está haciendo más que crecer.

Madre Aubert, pionera del cannabis, propuesta para la santidad

Si la persona de la que vamos a hablar hoy hubiese ejercido su actividad en estos días, habría acabado con sus huesos en la cárcel como una criminal traficante en vez de ser propuesta para para la santidad por la Iglesia Católica. Se trata de Suzanne Aubert, más conocida como la Hermana Maria José o Madre Aubert, la primera persona en cultivar marihuana en Nueva Zelanda de la que se tienen registros.

Esta inquieta francesa llegó a Nueva Zelanda en 1860 y creó la Congregación de la Sagrada Familia para educar a niños maorís. En 1892 fundó la orden de las Hijas de Nuestra Señora de la Compasión y a comienzos dels siglo XX abrió dos hospitales en Wellington. La monjita, hoy personaje querido y admirado en su país de acogida, fue responsable del crecimiento y la prosperidad de su comunidad mediante el cuidado y la educación de niños huérfanos y desfavorecidos, además de la creación de huertos frutales que le permitían vender frutas a turistas, y la manufactura y venta de medicinas.

Precisamente la formulación de medicamentos con una hábil combinación de la medicina maorí y la ciencia pakeha es por lo que traemos hoy su historia a Nekwo. La Hermana Maria José es la primera persona de la que se tiene constancia en cultivar marihuana en Nueva Zelanda, además de producir medicamentos basados en esta planta. Esta monjita francesa afincada en el otro lado del mundo ya era muy consciente de las tremendas propiedades terapéuticas de este divino tesoro de la creación. Sus productos reportaban además la mayor parte de los ingresos de su convento.


Nueva Zelanda es el noveno país del mundo que más cannabis consume, siendo, tras la cafeína, el alcohol y el tabaco, la droga recreativa más consumida.

El cannabis medicinal era totalmente legal en Nueva Zelanda en el siglo XIX. Como en muchos otros países, se dio ese terrible histórico paso hacia atrás, criminalizando su uso recreativo en 1920 aunque el uso medicinal continuó siendo autorizado hasta 1965. En 1975 se legisló más duramente contra el cannabis, de forma que la posesión de la más mínima cantidad, sin importar el propósito, puede hoy en día hacer que pases un mínimo de tres meses en la cárcel o exponerte a una multa de 500$.

Cultivar cannabis está castigado con hasta 7 años de prisión. El cannabis es la cuarta droga recreativa más usada en Nueva Zelanda tras la cafeína, el alcohol y el tabaco y la consume más del 13% de mayores de 16 años. Nueva Zelanda es el noveno país del mundo en el que más marihuana se consume.

En este contexto de prohibición dura, todas las historias que ayuden a revertir la situación, dando visibilidad a las maravillosas propiedades de la marihuana y su papel en la historia local de las comunidades, son bienvenidas, como la de esta monjita francesa, pionera del cultivo de la marihuana en Nueva Zelanda y manufacturadora de medicamentos basados en ella.

Madre Aubert, ya esta en proceso de canonización

En 2010 el Papa declaró a la madre Aubert “venerable”, que es el primer requisito para el proceso de canonización, pero el Vaticano requiere pruebas de dos milagros perpetrados por ella para declararla santa. Que su historia sirviese para despenalizar el cannabis en Nueva Zelanda, aunque sea el medicinal, ya sería para muchísimos pacientes un verdadero milagro.

Cosméticos con cannabis: tendencia en 2018 entre las celebridades

Con el progresivo aperturismo legal al mundo de la marihuana recreativa, algunos sectores han decidido sumarse con más énfasis al carro de la mágica planta, como el mundo de los cosméticos con cannabis.

Así, los cosméticos con extractos marihuana infusionada se están convirtiendo en tendencia entre muchas celebridades, y puede que 2018 vea un boom de cremas, tónicos y tratamientos basados en  los cosméticos con cannabis.

Aunque los cosméticos basados en el cáñamo o con extractos de cannabis (cremas, aceites, champús, jabones…) no son estrictamente una novedad, sí que lo es la tendencia a encontrarlos en el repertorio de productos de la alta cosmética, como la loción corporal de Lord Jones, que parece obrar maravillas calmando los dolores de pies producidos por los zapatos de tacón.

El secreto está en su contenido en CBD, un cannabinoide no psicoactivo del cual hablábamos hace poco, con propiedades terapéuticas como relajante muscular y analgésico (entre mcuhas otras). Lord Jones presenta su loción en dos variantes: una con concentración mayor de CBD y otra con una proporción 1:1 de CBD y THC.

La estilista de celebridades como Justin Bieber o la actriz y modelo Olivia Wilde, Karla Welch, quien había comenzado a promocionar este producto entre su clientela para la ceremonia de los Globos de Oro que tuvo lugar el pasado 7 de enero, asegura que “no debes preocuparte, tus pies no se van a colocar”.

Jessa Blades, otra estilista de celebridades que ha trabajado con artistas como Demi Lovato o LL Cool J, comenta respecto a estos productos:

“Lo que mucha gente está experimentando en su piel son problemas que en su raíz están relacionados con el estrés, la falta de sueño, inflamaciones y dolor. El cannabis tiene propiedades antibióticas y antiinflamatorias que pueden calmar algunos de esos síntomas y promueven el proceso natural de curación del cuerpo”.

El cannabis en el masaje terapéutico

Es también probable que conforme el mercado se abre a los cosméticos con cannabis, también se popularicen terapias basadas en ellos, como la que dispensa Jordan Person, una enfermera con más de 12 años de experiencia en el masaje terapéutico con cannabis, el cual ha aplicado desde a un paciente de cáncer de 3 años de edad a un anciano de 90 años con una neuropatía diabética.

En su bagaje profesional asegura que nunca experimentó una respuesta inmediata del cuerpo tan positiva a un remedio tan simple: el aceite de cannabis (y, por supuesto, la pericia de sus manos para aplicarlo). Person suele decir “toda la sanación sin el colocón” porque, afirma, “esto es lo que de verdad es”: la loción “no penetra tanto en el flujo sanguíneo como para afectar al cerebro”, así que los clientes no deben preocuparse por dar positivo en un test de drogas.

Los terpenos y el cannabis

Mirceno, limoneno, cariofileno… cuando se trata de compuestos de la marihuana, la mayoría no sabría citar muchos más allá del THC o el CDB, sin embargo existe toda una familia de compuestos desconocida para muchos que quizá sea la principal determinante de la selección de cepas, además de responsable de muchas propiedades particulares de cada una de ellas. Hablamos de los terpenos.

 

Los terpenos son compuestos orgánicos aromáticos producidos por las plantas (aunque también los hay de origen animal y microbiano) y son los responsables principales de los olores y aromas que asociamos a cada una de ellas. En la marihuana no es una excepción: la gran variedad de matices y variaciones en aromas, sabores e incluso efectos se debe a los terpenos.

Los terpenos cumplen una gran cantidad de funciones en las plantas. Son una defensea biológica contra la agresión de insectos, además de ofrecer protección contra infecciones de hongos y bacterias. También pueden atraer insectos polinizadores. La producción de terpenos en una planta depende también de factores ambientales, por lo que estos compuestos pueden regular las fases de maduración.

También es debido a ello que la composición de terpenos en flores y frutos de plantas de cultivo variará en función del clima, los fertilizantes y tipo de sustrato empleados e incluso el momento del día en el que se realiza la cosecha.

A pesar de que cada planta tiene una combinación única de terpenos, esta es similar entre plantas con una genética parecida. Cada cepa de cannabis tiene así un aroma particular asociado, lo que nos permite distinguir una Haze Berry por sus matices afrutados de una Freeze Cheese 89 con su característico olor a queso.

Pero no sólo se trata del aroma. Como sabemos, consumir una única cepa de marihuana hace que con el tiempo el cuerpo adquiera cierta resistencia o se acostumbre a los efectos de los cannabinoides como el THC.

Sin embargo, la gran diversidad de variaciones de sabores y aromas de las distintas cepas, ayudan a evitar que el cuerpo adquiera esta resistencia o costumbre a los efectos, y de ello son en gran medida responsables los terpenos.

Hay que tener en cuenta que los matices de los efectos, psicoactivos o no, de una cepa no se deben exclusivamente al THC, sino a la sinergia que se produce entre los diferentes compuestos. Los terpenos, al igual que los cannabinoides, se asocian a receptores específicos en el cerebro produciendo diversos efectos.

Aunque los cannabinoides no tienen aroma ni sabor, parece ser que en su proceso de producción están implicados los terpenos. Los cannabinoides son moléculas compuestas por grupos de terpenos y moléculas de fenol y además se producen en los mismos tricomas glandulares en los que los terpenos son sintetizados.

Es importante tener en cuenta que los terpenos pueden perder sus propiedades si se calientan excesivamente (sobrepasando su punto de ebullición) por lo que, si eliges una cepa por su perfil de terpenos, deberás consumirla con vaporizadores de baja temperatura para obtener el máximo de beneficios.

Los terpenos de la marihuana (y de cualquier otra planta) se pueden extraer sin emplear ningún tipo de disolvente, simplemente mediante un proceso de destilación con vapor. Dado que, al contrario que los cannabinoides, los terpenos son solubles en agua, sus extractos (aceites esenciales) no presentan efecto psicoactivo alguno, por lo que son sustancias legales y aprobadas como seguras.

Las aplicaciones de los aceites esenciales son diversas: creación de cosméticos, aditivos para el sector culinario, tratamientos de aromaterapia, potenciar el sabor de la marihuana reinstaurando terpenos perdidos en el proceso de extracción, aromatizar cigarros… Determinados terpenos tienen también propiedades antiinflamatorias o expectorantes, reducen ataques de tos, combaten infecciones de hongos, etc.

 

True Terpenes es un productor de terpenos de elevada calidad, con una amplia gama de extractos con los que se puede redimensionar la experiencia de la marihuana.

True Terpenes es un referente en la producción y comercialización de terpenos. Su amplia gama de extractos procedentes de diferentes fuentes vegetales de todo el mundo es de una pureza extremadamente elevada. Esto es importante a la hora de prestar atención a las advertencias sobre su empleo y consumo.

Los aceites esenciales de elevada calidad deben presentarse de esta forma para garantizar su pureza y hay que manipularlos con mucho cuidado hasta que son diluidos para su uso. Una vez convenientemente diluidos resultan absolutamente seguros, tanto olerlos o inhalarlos como ingerirlos o aplicárselos sobre la piel.

True Terpenes obtiene sus extractos por destilación con vapor sin emplear ningún tipo de disolvente y cumple los criterios de Naturalidad definidos en el Código de Regulaciones Federales de los EEUU: sus productos no contienen ningún tipo de aroma artificial ni están adulterados de ninguna forma. De igual forma, tanto las materias primas empleadas como los procesos implicados han propiciado sus certificados de productos orgánicos, naturales, libres de OMG y aptos para el consumo alimentario.

 

Su gama True Terpene Profiles permite personalizar el aroma y el efecto de las diferentes cepas de marihuana mediante la reintroducción de terpenos líquidos. Los True Terpene Profiles se producen con los terpenos botánicos de mayor calidad disponibles y están específicamente diseñados para replicar el efecto de la cepa de la que obtienen su nombre.

True Terpenes es una opción excelente para redimensionar la experiencia de la marihuana dado que sus productos no sólo se pueden emplear de forma aislada, sino combinar en distintas proporciones para generar matices infinitos. True Terpenes está disponible en España exclusivamente a través de Hortitec.

 

 

Solo 5 entidades tienen licencia en España para el cultivo de marihuana

Alcaliber y a DJT Plants Spain son las primeras empresas españolas en recibir la licencia en España para el cultivo del cannabis medicinal con fines comerciales.

0,2% es el límite de THC legal en España en una planta de marihuana, salvo que recibas una autorización de la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (AEMPS), dependiente del Ministerio de Sanidad. En España actualmente sólo cinco entidades ostentan este privilegio, es decir, solo 5 empresas tienen la licencia en España, pero solo una de ellas puede cultivar en campo abierto.

Se trata de Alcaliber, una de las empresas líderes en la producción de morfina en el mundo. La AEMPS ha concedido a Alcaliber una autorización para emplear 1085 hectáreas para el cultivo de cannabis con más de 0,2% de THC.

 

 

En concreto la licencia permite a esta empresa el “cultivo, producción, fabricación, importación, exportación, distribución y comercialización de cannabis” para la industria farmacéutica.  Las otras entidades con permiso de cultivo de marihuana con un contenido mayor de 0,2% de THC, aunque solo con fines de investigación o exclusivamente didácticos y educativos, son CIJA-Preservation, Phytoplant, la Universidad Politécnica de Valencia y DJT Plant Spain S. L.  

 

Las otras tres entidades con licencia en España sólo pueden hacerlo con fines educativos o de investigación.

Esta última posee además una licencia comercial similar a la de Alcaliber, pero sin la posibilidad de cultivo en campo abierto, por lo que estas cinco instituciones acaparan los seis únicos permisos existentes en España de esta naturaleza.

A pesar de las demandas de investigadores y pacientes que se extienden ya por muchos años, y de las múltiples solicitudes de licencia, y a pesar de que la regulación de la marihuana medicinal cuenta ya con años de implementación en numerosos países, en España parece que tendremos que lidiar aun por mucho tiempo con ciertos intereses políticos y económicos, y el recato conservadurista, que frenan la regulación nacional del cannabis terapéutico.

 

Los criterios para la concesión de licencia en España datan de la década de los 60.

La licencia más importante concedida en España, la de Alcaliber, hunde sus raíces en el hecho de que esta empresa reunía los requisitos para la obtención de este tipo de licencias exigidos en plena era franquista. Si los criterios para poder cultivar marihuana medicinal en España se sustentan en la legislación de 1967 y en la orden sobre el cultivo de plantas medicinales relacionadas con los estupefacientes de 1963, obviamente algo estamos haciendo mal. La revisión de la legislación y las normativas se hace urgente y no podemos demorarlo más.

Decir que el mercado del cannabis medicinal empieza a abrirse en España sería aún exagerado, si a efectos prácticos la situación resulta difícil de diferenciar de un monopolio. En este ambiente de trabas a la concesión de licencias, Alcaliber, haciendo uso de las posibilidades de su privilegio,  se asociaba el año pasado con la empresa canadiense CanopyGrowth con el fin de intercambiar conocimientos y compartir cepas. En España el único un medicamento basado en el cannabis comercializado es Sativex, producido por la compañía británica GW Pharmaceuticals. Para su prescripción los facultativos han de pedir permiso a la AEMPS.


Exasperarte resulta también el silencio mediático tanto desde las instituciones o empresas autorizadas con licencias, que temen perderlas, como de la propia Agencia del Medicamento, que se niega a dar información por tratarse de sustancias estupefacientes. La marihuana parece seguir siendo una planta maldita incluso en manos de quienes poseen o gestionan las licencias.

Por su parte, la Universidad Politécnica de Valencia, que se muestra más comunicativa, está trabajando en un proyecto encargado y financiado por la empresa valenciana Hemp Trading para producir una cepa con alto contenido en CBD y muy bajo en THC. La idea es generar una cepa con un elevado poder terapéutico gracias a los beneficios demostrados del cannabidiol (CBD) y sin propiedades psicoactivas, manteniendo el nivel de THC por debajo del 0,2% para que su cultivo sea legal en nuestro país.

Nos felicitamos con mucha cautela por estos modestos pasos, conscientes de que aún queda mucho trabajo por hacer para romper la inercia institucional y social que mantiene a la marihuana en un estatus impropio de un país moderno del s. XXI.

Mike Tyson construye un oasis de marihuana en el desierto

Tiendas de productos cannábicos, laboratorios de investigación, camping de lujo… así será el resort que el exboxeador está construyendo en California

A menos de 180 km al norte de Los Ángeles y alrededor de 96 km al sur del Valle de la Muerte, en pleno desierto de Mojave, un auténtico resort de la marihuana está tomando forma, desde que el exboxeador Mike Tyson haya decidido meterse a empresario del sector cannábico, con una apuesta que seguramente creará precedente.

El resort que parece que tendrá por nombre Rancho Tyson, consistirá en varias instalaciones: desde una fábrica de comestibles y una tienda de productos cannábicos, una instalación de extracción, a un anfiteatro para presentaciones y actuaciones, pasando por laboratorios de investigación de la marihuana medicinal con los medios más avanzados disponibles y para la creación de cepas de alta calidad con distintas concentraciones de THC y CBD.

El pasado 20 de diciembre el ex-campeón de los pesos pesados compró 40 acres (unas 16 hectáreas) de terreno en California City, en pleno desierto de Mojave. La mitad del terreno será dedicada a instalaciones para el cultivo de la marihuana que permitirán a los “maestros cultivadores disponer de un máximo control de su entorno” según el mismo Mike Tyson.

El rancho contará también con una escuela para transmitir el estado del arte de las técnicas para lograr las mejores cepas y perfeccionarlas, con un gran acento en cepas ricas en CBD, dado que Mike Tyson confía desde hace mucho tiempo en las propiedades terapéuticas de este compuesto, probado como antiinflamatorio, anticonvulsivo, antioxidante y antipsicótico.

 

El resort de Mike Tyson activará la economía local y creará puestos de trabajo, afirma la alcaldesa de California City

La compañía que gestionará el rancho, Tyson Holistics, está compuesta en su mayoría por veteranos de guerra. Una prioridad de Tyson es cuidar a los hombres y mujeres que han servido en las fuerzas armadas. Esta referencia se debe al uso del CBD en el tratamiento del estrés post traumático de muchos veteranos.

Por su parte la etiqueta de “resort” se la aporta el glamping (glamorous camping) con el que contará el rancho, consistente en lujosas jaimas y cabañas en las que los clientes podrán disfrutar de una estancia más prolongada.

Junto a Tyson se han sumado como compañeros de negocios en esta aventura Robert HickmanJay Strommen y la misma alcaldesa de California City Jennifer Wood. Robert Hickman afirmó que el Rancho de Mike Tyson será un oasis en medio del desierto, pero para lograrlo habrá primero que cultivar las áridas tierras. Por su parte, Jennifer Woods agradece la iniciativa de Mike Tyson porque esta industria proveerá de marihuana medicinal a la gente que la necesita, además de ingresos públicos, puestos de trabajo e ingresos para los residentes.

 

 

Legalizada la marihuana recreativa en California

Desde comienzos de año, ya es legal vender y consumir la marihuana recreativa en California, a excepción de algunas ciudades.

 

Para los afortunados californianos, ir a comprar marihuana como quien va al supermercado va siendo ya una realidad. A pesar de que el acceso total no está implementado en todo el estado de California, algunos de sus condados cuentan ya con dispensarios con licencias para la venta legal de marihuana a mayores de 21 años. Los dispensarios no solo deben poseer una licencia estatal, sino también permiso de la ciudad donde están ubicados. Por esta razón, en ciudades como Pasadena o Fresno entre muchísimas otras la cosa no ha cambiado. Parece que quedarán a la expectativa, tomando nota de cómo funciona la regulación de la marihuana recreativa en California, concretamente en el resto del estado.

La regulación impone algunas restricciones aceptables dada la situación en el resto del país: un límite de compra diaria por persona de 1 onza (28 gramos) y 8 onzas diarias con autorización médica. El cultivo casero se permite y limita a 6 plantas por hogar, exclusivamente para consumo privado, quedando su venta prohibida.

Al igual que con el alcohol, se podrá transportar en coche únicamente en el maletero en envases cerrados. Por supuesto, está prohibido conducir bajo los efectos de la marihuana. También se imponen restricciones en su consumo público, volumen de transporte y producción y ubicación de los dispensarios.

 

Legalización y cautela: muchas ciudades no se atreven a dar el paso

Se espera que durante el año se vayan aprobando más licencias y las restricciones actuales al acceso de marihuana se vayan reduciendo. Según Nate Bradley de la Asociación de la Industria de Cannabis en California, sólo 15 de los 58 condados de californianos han expedido licencias estatales para la operación de negocios o cultivo de marihuana, por lo que pasarán muchos meses antes de que cualquier californiano pueda acceder a la marihuana a menos de media hora conduciendo.

Mientras el 1 de enero podían apreciarse largas colas de clientes a primeras horas de la mañana en dispensarios de San Diego, en Los Ángeles esta estampa tendrá que retrasarse unas semanas dado que el plazo para iniciar la solicitud de licencias no comenzó hasta el 3 de enero. Pero en muchas ciudades presumiblemente pueden pasar incluso años antes de que se revise esta regulación.

California se suma de esta forma a la creciente lista de estados en los que la venta de cannabis recreativo es legal: Alaska, Colorado, Nevada, Oregón y Washington. Con todo, la marihuana continúa siendo ilegal a nivel federal, por lo que los consumidores deberán tener cuidado fuera de estos estados.

Sin duda una buena noticia, que no hace sino acentuar la amarga situación en países como España, donde ni siquiera el acceso a la marihuana medicinal es todavía posible.