Noticias cannabis

Entérate de las últimas noticias cannabis en Nekwo. Información actual e interesante de España y el resto del mundo sobre legalización, productos, etc. para que estés enterado de todo.

El papel de las mujeres en la industria del cannabis

Como casi todos los titulares positivos, nos referimos a “allá”, al otro lado del charco, donde ya nos sacan del orden de lustros de ventaja en lo que se refiere a la industria del cannabis y su implementación racional en la sociedad. Porque lo que es aquí, ni mujeres ni hombres conseguimos moldear adecuadamente una industria cuya razón de ser continúa en un ridículo y anacrónico estado de ilegalidad.

 

En Estados Unidos la industria del cannabis tiene ya tanta fuerza que se pueden hacer estadísticas fiables. El pasado marzo, en la reunión anual de la American Chemical Society en Nueva Orleans, se celebró un simposio bajo el título “Mujeres en el cannabis: dando forma a una industria emergente” a cargo de Melissa Wilcox, bióloga y científica medioambiental por la Western Michigan University y directora de ventas globales y desarrollo de mercados en Regis Technologies, empresa especializada en el desarrollo y la promoción de métodos para la separación de compuestos quirales, incluidos los cannabinoides.

 

En la descripción del simposio leemos:

La industria legal del cannabis está creciendo rápidamente, y más de la mitad de la población de los Estados Unidos reside en estados con programas legales de cannabis. Las ventas del año pasado fueron de 4.000 millones de dólares y se espera que alcancen los 17.000 millones para el año 2021. Mientras que las mujeres ocupan sólo el 26% de los puestos ejecutivos en todas las empresas de EE.UU., , en la industria del cannabis ocupan, en promedio, el 36% de los puestos ejecutivos, y ese porcentaje llega hasta el 60% en los puestos ejecutivos en los laboratorios de análisis de cannabis.

 

A continuación, os ofrecemos algunos ejemplos del papel de las mujeres en la industria del cannabis y también testimonios y opiniones de mujeres que ocupan puestos ejecutivos:

 

Melissa Wilcox,  directora de ventas globales y desarrollo de mercados en Regis Technologies

 

Las mujeres se sienten atraídas por la industria del cannabis porque es realmente interesante, se mueve rápidamente y hay muchos desafíos que superar. Creo que en general a las mujeres les gustan esos retos. Si a eso le sumamos la falta de normas patriarcales que existen en otros negocios, creo que sienten que tienen más libertad, y tal vez más control y autonomía. (En la industria del cannabis) hay mucho trabajo por hacer y no mucha gente. No hay capas y capas de gestión. El número de mujeres en puestos ejecutivos en la industria del cannabis disminuyó un poco (de 2015 a 2017). Creo que esto se debe en parte a la afluencia de personas, empresas y nuevos programas que se están promulgando en los estados. Todavía hay una gran disparidad en cuanto a quién está bien financiado. Los hombres tienden a tener mejor acceso al capital.

 

Julie Kowalski, directora de ciencia e investigación en Trace Analytics

Siento que muchas personas en esta industria tienen algún tipo de historia personal acerca de alguien que conocen o de un pariente al que esperan que el cannabis medicinal le ayude. No creo que eso esté únicamente relacionado con las mujeres. Creo que en general hace que la industria sea más atractiva, independientemente del segmento en el que se encuentre. Sientes que al final de esto, parte de lo que va a salir de ello es potencialmente ayudar a la gente. La gente en organizaciones más establecidas se está involucrando, y tienden a estar tradicionalmente más dominadas por hombres, especialmente en los niveles más altos. Están introduciendo en la industria un cierto sesgo.

 

Heather Despres, consultor y defensora de la legalización del cannabis en Virginia

Con una industria más joven tienes menos ideas preconcebidas sobre cómo son los negocios, los laboratorios y la ciencia. Esta es una industria que podría ser beneficiosa para el estado y para los pacientes que necesitan un producto médico que no sean opiáceos. La industria del cannabis ya no celebra “conferencias” con mujeres en bikini y batas de laboratorio. Está habiendo una corriente de empresas pertenecientes a mujeres, en particular en el sector de los laboratorios de análisis de cannabis. Siendo el cannabis una industria tan joven, las mujeres han tenido muchas más oportunidades de involucrarse de una manera que típicamente no han sido capaces de hacerlo en otras industrias.

 

Lezli Engelking, fundadora de la Foundation of Cannabis Unified Standards, una organización de salud y seguridad del cannabis que se ocupa de las deficiencias en la calidad, seguridad y consistencia de los productos legales de cannabis.

Me enamoré de las posibilidades que tiene el cannabis medicinal para producir un impacto positivo en la vida. También me di cuenta de todos los riesgos para la salud pública y la seguridad que existen en la industria. La industria del cannabis ha comenzado a mostrar al mundo el poder de la mujer en el lugar de trabajo.  Aunque las mujeres todavía no están representadas por igual, esta industria tiene una de las tasas más altas de mujeres en puestos ejecutivos y fundadores. Todavía queda mucho por hacer entorno al cannabis, y la mayor parte de ese trabajo requiere no sólo de la ciencia, sino también de la capacidad de mantener conversaciones educativas no amenazantes con personas que tienen una opinión diferente. Las mujeres prosperan en esta área.

 

Amber Wise, directora científica en Avitas, un importante productor y procesador de productos de cannabis en Washington y Oregon

Hay una gran necesidad de científicos en el mundo del cannabis en todos los sentidos. Es mi objetivo profesional elevar el nivel científico y dar legitimidad a esta creciente industria. La industria del cannabis no tiene precedentes en términos de crecimiento en tan corto período de tiempo. Eso lo hace súper emocionante. Siento que estoy literalmente a la vanguardia de la formación de la ciencia y la creación de la política en el estado de Washington y, por lo tanto, potencialmente a nivel federal en el futuro. Inicialmente había muchas mujeres en el cannabis en comparación con otras industrias.  Esos números están disminuyendo. No está claro por qué. Mucho de esto parece apuntar a que más y más gente de negocios tradicionales se adentran en el reino del cannabis y lo diluyen en blanca masculinidad.

 

Tami Wahl, abogada y lobista

Tenemos la oportunidad de liberar una planta y corregir el curso de las políticas fallidas. Mi prioridad legislativa en el 115º Congreso ha sido asegurar que los programas promulgados por el estado estén protegidos de interferencias federales indebidas. Me dedico específicamente a explorar cómo debería ser la interacción entre los mercados regulados por los estados y el gobierno federal para permitir que estos más de 46 laboratorios de democracia continúen en un ambiente competitivo y justo. La naciente industria regulada ha experimentado una disminución en el número de mujeres empresarias que se incorporan a la industria y ocupan puestos directivos. Sería maravilloso que los hombres de la industria del cannabis intensificaran e hicieran un esfuerzo concertado para acoger la diversidad. Sin embargo, con o sin su apoyo, las mujeres están comprometidas con la industria regulada y están aquí para quedarse.

 

 

 

Miles de personas participan en la Marcha Mundial de la Marihuana en Madrid frente al silencio mediático

Varios miles de personas se daban cita el sábado a las seis de la tarde en la puerta del Sol de Madrid para reivindicar la regulación racional de la marihuana en la Marcha Mundial de la Marihuana, un evento que viene realizándose desde hace casi dos décadas en ciudades de todo el mundo.

Amarga resaca, la del silencio mediático post-evento, para la que fue una hermosa marcha pacífica y festiva que discurrió entre batucadas, desde la Puerta del Sol a la Plaza de España por la C/Montera y la Gran Vía, con un torrente de miles de personas portando globos verdes con el mensaje “Sin mordazas. No + multas” entorno a la imagen de una hoja de marihuana.

Una de las muchas pancartas que se podían ver sobresaliendo de entre la masa resumía elocuentemente algunas de las reivindicaciones de la marcha:

¡Stop censura cannábica! Por una legalización ya!! Y una regulación justa para los C.S.C (Clubs Sociales de Cannabis). No somos delincuentes, somos usuarios terapéuticos. #AutocultivaTusDerechos

Pero para muchos asistentes se trata de algo más que atender a la urgente regulación del cannabis terapéutico. En este sentido, el portavoz de la CONFAC Eloi Espósito, decía en la marcha a los medios que

 

“la regulación integral tiene sentido pedirla porque si solo haces una regulación terapéutica, al final no estas reconociendo la realidad del consumo, sino que solo estas camuflando el uso lúdico como uso terapéutico. Por lo tanto lo que reclamamos es una regularización integral de cannabis”.

 

Representantes de ENCOD (Coalición europea para una política de drogas justa y eficaz por sus siglas en inglés), de CONFAC (Confederación de Asociaciones Cannábicas) y la AMEC (Asociación Madrileña de Estudios sobre el Cannabis) encabezaban la marcha portando una pancarta con el lema:


La prohibición es discriminación. Por el autocultivo personal y colectivo.

 

 

Como cierre del evento, se leyó un manifiesto en la Plaza de España frente a la mismísima Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas. La lectura estuvo a cargo de Beatriz Macho, portavoz de la Confederación de Asociaciones Cannábicas (CONFAC) y de Hector Brotons, portavoz del Observatorio Europeo de Cultivo y Consumo de Cannabis y asesor jurídico de CONFAC, quien aseguraba que en la marcha se dieron cita unas 12000 personas.

La Marcha Mundial de la Marihuana en Madrid,  bajo el lema y utilizado como hashtag #CultivaTusDerechos, no solo reivindica la legalización, sino que pretende visibilizar la cultura del cannabis, una realidad que se está empezando a reconocer en muchos países con las sociedades más avanzadas y democráticas del planeta. CONFAC decía al respecto que las leyes que, ajenas a la realidad social, criminalizan a millones de consumidores “dan la espalda a las experiencias regulatorias que se están llevando a cabo en todo el mundo”.

 

Silencio mediático contra la regulación de la marihuana: la cara oscura de la noticia de la Marcha Mundial de la Marihuana en Madrid

 

Buscando qué dicen los principales medios sobre la Marcha Mundial de la Marihuana, que se celebró el sábado en Madrid (y en centenares de ciudades de todo el mundo), nos encontramos con que al día siguiente la cosa es como si no hubiese existido. Que una imagen como esta haya no haya dejado el menor poso en los grandes medios, es un indicativo del silencio activo al que se está sometiendo una reivindicación tan necesaria como democrática y razonable:

Que varios miles de personas salgan a la calle pacíficamente a ejercer una reivindicación que se lleva reclamando desde hace cuatro lustros, reivindicación que ya han empezado a asumir total o parcialmente muchas de las democracias más avanzadas del mundo, y no se le conceda ni una triste nota en los medios, debería hacer saltar muchas alarmas, alarmas relacionadas con la libertad de expresión y de prensa, y no solo entre la comunidad cannábica, sino entre cualquier persona y organización que se identifique con los valores democráticos y las libertades fundamentales. Hace muy poco la plataforma Youtube decidía cancelar sin la más mínima explicación una serie de canales dedicados a la marihuana, atentando contra los valores de libertad de expresión y opinión que se arroga en su declaración de principios.

¿Qué tiene Santiago de Chile que no tiene Madrid?

Algo está pasando. Los medios que trabajamos por la difusión de la cultura del cannabis y por la visibilización de las reivindicaciones encaminadas a la regulación integral de la marihuana necesitamos aliados en los medios convencionales. No puede ser que tengamos esta situación en España, cuando en Chile muchos de los principales medios se han hecho eco de la Marcha Mundial de la Marihuana  que se celebró en Santiago y en otras ciudades del país. A continuación podéis ver una lista de las noticias al respecto en algunos de los principales medios chilenos. Os enlazaría encantado las de los principales medios españoles, pero no existen:

(pincha en el titular para acceder a la noticia) 

Emol.com: Realizan marcha a favor del cultivo y consumo de marihuana en Santiago

Lun.com: Cargada al humo y al relax fue la marcha de “Cultiva tus derechos” (mitad inferior de la página)

Publimetro.cl: Con más de 10 mil adherentes: marcha “Cultiva tus derechos” se tomó las calles de Santiago

Soychile.cl: Cientos de personas marcharon por el autocultivo de marihuana en Concepción

CNNChile.com: Este sábado se realizó la marcha “Cultiva tus derechos”

24horas.cl: Marcha “Cultiva tus derechos”

infogate.cl: Marcha por la marihuana “Cultiva tus derechos” es noticia mundial

elciudadano.cl: Masiva manifestación por regulación del cultivo y uso del cannabis en Santiago

thetimes.cl: Marcha “Cultiva tus derechos” se tomó las calles de Santiago

Día Internacional de la Libertad de Prensa: también para el cannabis

Hoy, 3 de mayo, es el Día Internacional de la Libertad de Prensa.

Como medio de comunicación dedicado al cannabis no podíamos hoy sino aprovechar esta conmemoración para lo que ha sido concebida, para lanzar una reflexión acerca de las conquistas logradas en esta materia, pero sobre todo acerca del camino que aún falta por recorrer.

Nekwo somos un medio de comunicación que, debido a nuestra área de trabajo, nos movemos en un terreno resbaladizo en el que somos más susceptibles de sufrir los abusos de la falta de libertad de prensa. Es algo que se ha puesto en evidencia recientemente cuando Youtube decidía, mediante argumentos caprichosos y peregrinos, cerrar numerosos canales de medios de comunicación dedicados al cannabis, como Marihuana TV. Aunque no nos afectó directamente, sí que nos sentimos amenazados y aun tememos que la mano censora decida cernirse sobre nosotros.

Cabe destacar que la primera libertad fundamental que Youtube cita como base de sus valores es, precisamente, la Libertad de Expresión, de la que dice que “Todas las personas deben tener derecho a hablar libremente, compartir sus opiniones y fomentar el diálogo abierto. Además, la libertad creativa genera nuevas voces, formatos y posibilidades.”

A continuación, cita la Libertad de Información en estos términos: “Todas las personas deben tener la oportunidad de acceder a la información de forma libre y sin trabas. Los vídeos son una herramienta muy importante para educar, generar conocimiento y documentar los grandes y pequeños acontecimientos que tienen lugar en todo el mundo.” Estamos pues ante un caso en el que obviamente Youtube contradice sus propios valores.

No es casualidad que sean estas dos libertades fundamentales los cimientos en los que se construye la Libertad de Prensa. Según la UNESCO, “el Día Mundial de la Libertad de Prensa es un día de apoyo a los medios de comunicación que son el objetivo de ataques y restricciones que van en contra de su libertad de prensa”, la cual define como “un elemento central del derecho más amplio a la libertad de expresión.”

Aunque nos reservamos nuestras sospechas acerca de las razones por las que determinados canales han sido censurados por parte de Youtube mientras que otros no, no podemos dejar de percibir una mano negra que intenta hacer desaparecer una realidad, al menos en nuestro país, atacando los medios de comunicación que la tratan. Es como si los responsables y simpatizantes de la fracasada lucha contra las drogas quisiesen ocultar el éxito del trabajo que en las dos últimas décadas han logrado los medios de comunicación especializados en el cannabis. Al respecto contaba Marihuana TV que

Numerosas son las publicaciones en papel que actualmente se publican en España: Soft Secrets, Cannabis Magazine o la Revista Cáñamo, que recientemente cumplía 20 años desde su primer ejemplar y parecían marcar un nuevo camino en el tratamiento de las drogas, especialmente del cannabis: desde la información contrastada, el conocimiento científico y la reducción de riesgos asociados a su consumo. Nuevo camino que también han seguido muchos de los nuevos portales y medios de comunicación online, como es el caso de Marihuana Televisión. Lo que ya parecía un derecho adquirido parece ahora más bien un espejismo: La censura sigue vigente. Hoy es el cannabis, ¿mañana que será?

En cualquier caso, este tipo de ataques se tratan, como mucho, de palos de ciego de una visión acerca de la marihuana que tiene sus días contados. El punto de no retorno ya ha sido superado, con una clara tendencia al retorno de la marihuana al lugar al que siempre perteneció, hasta que las sombras del prohibicionismo se cernieron sobre ella. Los ataques censores contra el cannabis ya no consiguen tapar la realidad, sino amplificarla.

Permiten a los medios de comunicación mostrar que aún se sigue atentando contra los derechos fundamentales en sociedades (presuntamente) modernas, democráticas y libres, llamar la atención sobre su mensaje (en este caso, la difusión de información sobre el cannabis) y poner en evidencia a quienes quieren privarnos de nuestras libertades fundamentales.

Zimbabue legaliza el cannabis medicinal

A través de un instrumento legal llamado “Reglamento sobre la producción de cannabis para uso medicinal y científico”, los potenciales productores podrán solicitar licencias al Ministerio de Salud de Zimbaue para el cultivo y comercialización de cannabis medicinal. De esta forma, Zimbabue legaliza el cananbis medicinal.

 

¿Cómo es posible que un país con un 95% de desempleo, un 72% de la población bajo la el umbral de pobreza y una hiperinflación galopante nos haya adelantado en esto? Mientras uno de los países más pobres del mundo implementa el cannabis terapéutico en su sistema de salud, atendiendo a los derechos fundamentales de enfermos que necesitan esta medicina, en España seguimos olvidándonos de los enfermos que ya, y desde hace mucho, deberían estar beneficiándose de esta implementación, como ya han hecho otros países europeos con éxito. Según datos del FMI de 2016, España es la economía número 14 en función del PIB, mientras que Zimbabue está en el puesto 123.

Aun así, Zimbabue ha conseguido regular el cannabis para fines medicinales y científicos mediante un sistema de licencias y auditorías. Por supuesto, no se trata únicamente de la voluntad de avanzar socialmente, sino de la imperiosa necesidad de salvar como sea el desastre de la malograda economía del país. El catalizador de esta regulación fue, de hecho, el interés que mostró una empresa canadiense productora de cannabis por cultivar cannabis medicinal en suelo zimbabuense, lo cual llamó la atención del ministro de planificación macroeconómica y de promoción de inversiones Dr. Obert Mpofu.

Los solicitantes de licencias deberán acompañar la solicitud con “la tarifa correspondiente y tres copias de un plano del sitio cuya licencia se propone” según el mismo reglamento, el cual también puntualiza que “la solicitud contendrá la cantidad máxima, expresada en peso neto en gramos, de cannabis fresco, cannabis seco y cannabis en aceite que el solicitante deba producir al amparo de la licencia y el período de  producción, así como el número máximo de plantas de cannabis que deban venderse o suministrarse”.

Los productores licenciados podrán ser ciudadanos del país o residentes certificados, o empresas que certifiquen su incorporación en el país. La licencia tiene una validez de 5 años, renovable antes de su expiración, y es válida para un lugar concreto. Cualquier productor que quiera “poseer, producir, vender, suministrar, enviar, entregar o transportar cannabis en más de un lugar” necesitará una licencia aparte. El Ministerio de Salud realizará inspecciones rutinarias para controlar el cumplimiento del reglamento.

A pesar de ser muy utilizado en la cultura popular y la medicina tradicional, el cannabis era totalmente ilegal en Zimbabue hasta la implementación de esta regulación. La posesión ilegal de grandes cantidades de cannabis puede acarrear hasta 12 años de prisión.

El LIDL vende marihuana en Suiza

Por extraño que parezca, existe ya un escenario en el que puedes caminar por los pasillos de un supermercado absolutamente normal, un LIDL de hecho, y encontrarte cogollos de marihuana en las estanterías.

El LIDL vende marihuana pero por supuesto, en un escenario así ha de tener truco, además de que difícilmente lo vamos a encontrar en España. Con respecto al escenario, nos deberíamos trasladar a Suiza, y con respecto al truco, se trata de una variedad de cannabis con menos de un 1% de THC, el cannabinoide psicoactivo de la marihuana.

Mientras se mantenga el THC bajo este límite de concentración, la comercialización de productos de consumo de cáñamo es legal en Suiza, al contrario de lo que ocurre en la vecina Alemania y en muchos otros países europeos.

Este cannabis comercializado en el LIDL suizo bajo la marca Artur está producido por la empresa emergente The Botanicals de forma absolutamente orgánica en invernaderos parcialmente automatizados y en instalaciones de cultivo de interior. Se presenta en el mismo formato que el tabaco de liar (de hecho, utilizan la expresión “Tabakersatz”, es decir, sustituto del tabaco, para referirse a él), en envases de dos tamaños diferentes: de 1,5 gramos a 18 francos (15€) y de 3 gramos a 20 francos (16,7€).

 

El LIDL vende marihuana y la variedad de marihuana accesible en el supermercado LIDL presenta una elevada concentración de CBD

El LIDL vende marihuana y su atractivo reside en su elevada concentración en CBD (21%), el segundo cannabinoide más importante del cannabis, sin efectos psicoactivos pero con propiedades antiinflamatorias y relajantes. El nivel de CBD de los productos de The Botanicals vendidos en LIDL es bastante superior al de muchos medicamentos basados en este cannabinoide. Por otra parte, estos productos mantienen la concentración de THC en el 0,8% para garantizar su legalidad.

The Botanicals fabrica todos sus productos en Thurgau sin emplear aditivos ni químicos sintéticos y en su web ofrece los mismos productos que en LIDL al mismo precio. También se puede adquirir online el formato de 5 gramos a 55 francos suizos (46€). Además de los cogollos para fumar, The Botanical produce cosméticos basados en el cáñamo.

Esta no es la primera vez que en Suiza se comercializan productos de cannabis en tiendas. La cadena de supermercados Coop vende desde el año pasado cigarillos de cáñamo de la marca suiza Heimat a 19,90€ el paquete (poco más de 16€).

Australia reduce el tiempo de acceso a recetas de cannabis medicinal

Se acelera el tiempo para acceder a las recetas de cannabis medicinal en Australia.

Más o menos en todo el mundo civilizado estamos observando pasos significativos, algunos más grandes, otros más pequeños, en la lenta reinstauración del cannabis como un producto legal y legítimo. Por supuesto, dado que la liberación del cannabis se relaciona inevitablemente con el progreso y la rotura con el antiguo régimen, en ciertas regiones nos tenemos que conformar con ejercer de espectadores de todos los avances que están teniendo lugar en este sentido fuera de nuestras fronteras, mientras nuestros responsables políticos ignoran el tema, y permiten que se nos escape otro tren que nos habría permitido, sin lugar a dudas, situarnos en una posición ventajosa en la industria del cannabis.

Hoy es Australia el país que ha dado otro gran paso reduciendo dramáticamente la cantidad de tiempo que los pacientes de cannabis medicinal tienen que esperar para acceder a su medicamento. Si, en Australia ya partimos de que el cannabis medicinal era ya legal, pero los pacientes tenían que esperar hasta dos meses para acceder al mismo, un lapso de tiempo absolutamente intolerable. Con las nuevas medidas los pacientes podrán acceder al cannabis medicinal en cuestión de días. No es perfecto, como acudir a una farmacia o a un dispensario y obtenerlo en el momento, pero es una mejora notable.

El Consejo de los Gobiernos Australianos, compuesto por los líderes de todos los estados y territorios de Australia, acordaron implementar una política nacional para reducir significativamente el tiempo de espera de los pacientes para acceder al cannabis medicinal.

El anuncio fue hecho por PUF Ventures, una compañía diversificada y orientada al crecimiento, enfocada en la industria internacional del cannabis, que es una de las solicitantes de licencia para el Acceso Avanzado al Cannabis para Propósitos Médicos (ACMPR por sus siglas en inglés).

Los beneficios para la salud y el bienestar del cannabis son irrefutables y aliviar el dolor y el sufrimiento de los pacientes es una prioridad.

“El acceso de los pacientes al cannabis medicinal es un tema importante y aplaudimos a los gobiernos de Australia por reducir los tiempos de espera para acceder a estas importantes recetas”, dijo Derek Ivany, presidente y director ejecutivo de PUF Ventures Inc. “A medida que nos embarcamos en la construcción del mayor invernadero de cannabis medicinal de última generación del hemisferio sur, nos anima a ver que los reguladores aceptan los beneficios del cannabis medicinal. Los beneficios para la salud y el bienestar del cannabis son irrefutables y aliviar el dolor y el sufrimiento de los pacientes es una prioridad. Continuaremos trabajando con los gobiernos locales y el mundo académico para hacer realidad el invernadero de 111 mil metros cuadrados de alta tecnología y ultra eficiente de Solaris Nutraceutical”.

Hasta ahora, los pacientes de cannabis medicinal en Australia debían esperar meses para recibir permisos independientes tanto de las autoridades estatales como de las federales, lo que hacía el proceso tedioso y largo. Con la nueva política, se racionaliza el proceso a través de la aprobación única de la Administración de Bienes Terapéuticos. Este sistema se ha puesto ya a prueba en Nueva Gales del Sur, consiguiéndose reducir el tiempo de espera para la obtención de una receta de cannabis de dos meses a dos días.

PUF, asociada con Solaris Nutraceuticals y MYM Nutraceuticals Inc. está a la vanguardia de la ciencia del cannabis medicinal en Australia. Planean la cosntrucción de unas instalaciones de unos 111 mil metros cuadrados para el cultivo al sol de cannabis ecológico de alta calidad, además de un centro de investigación médica en la región de Northern Rivers de Nueva Gales del Sur. La instalación, además de suministrar cannabis, desarrollará medicamentos y tratamientos para el tratamiento del dolor entre otras afecciones médicas.

Una calada de cannabis contra la depresión

¿Qué relación existe entre el cannabis y la depresión?

Hoy os hablamos de un muy reciente estudio publicado en la Revista de Desórdenes Afectivos (Journal of Affective Disorders) este mes, que relaciona la cantidad de caladas a un porro de cannabis con el alivio de la depresión, la ansiedad y el estrés. El estudio llamado “Un examen naturalista de los efectos percibidos del cannabis sobre el afecto negativo” concluye que, si bien el cannabis parece tener efectos positivos en el alivio inmediato de síntomas de estrés, ansiedad y depresión, no debería usarse para el tratamiento de esta última en periodos prolongados ya que, según las implicaciones de los resultados, podría exacerbar los síntomas con el paso del tiempo. Eso sí, con respecto a la ansiedad y el estrés el estudio no ha detectado este efecto negativo en el largo plazo.

Los investigadores de la Washington State University (WSU) responsables del estudio constataron que una simple calada de un porro de cannabis con una alta concentración de CBD y una baja concentración de THC bastaba para aliviar los síntomas de depresión. Con respecto al estrés, parece que una media de 10 caladas de cannabis con elevadas concentraciones de ambos cannabinoides basta para reducirlo de forma significativa, mientras dos caladas de cannabis con independencia de sus concentraciones de THC y CBD reducían la ansiedad.

Las conclusiones del estudio no son, por supuesto, definitivas, dado que los datos han sido recabados mediante una app canadiense llamada Strainprint, para rastrear el consumo de cannabis medicinal y la gravedad de los síntomas de casi 280 afecciones médicas.

También el estudio adolece de falta de grupo de control de placebo y de doble ciego, por lo que sugiere la necesidad de continuar investigando. Los datos corresponden a las entradas de consumidores adultos que usaban la aplicación para monitorizar síntomas de ansiedad, estrés y depresión. Los usuarios debían introducir su género, método de consumo de cannabis, cantidad (incluyendo caladas) y porcentajes de THC y CBD.

No se trata de un estudio definitivo sobre el cannabis y la depresión

Tras 20 minutos debían reportar, en una escala del 1 al 10, la severidad de los síntomas. Como vemos, la subjetividad en la percepción de los efectos y la falta de verificabilidad de los datos introducidos hacen necesaria una muestra de población suficientemente grande para que los resultados tengan cierta validez, de ahí que se haya empleado los datos de 12000 consumidores.

Carrie Cuttler, autora principal del estudio, del Departamento de Psicología de la WSU cuenta que “la investigación existente sobre los efectos del cannabis en la depresión, la ansiedad y el estrés es muy escasa y ha sido casi exclusivamente realizada con la administración oral de cápsulas de THC en laboratorio (…). Lo que es particular en nuestro estudio es que observamos el cannabis real inhalado por pacientes de marihuana medicinal que lo usan en la comodidad de sus propios hogares en vez de en un laboratorio”.

Según los investigadores, los resultados contradicen la creencia popular de que el THC es el cannabinoide más beneficioso para la salud mental. Al respecto, afirma Cuttler que “muchos consumidores parecen estar bajo la falsa asunción de que cuanto más THC, mejor. Nuestro estudio muestra que el CBD es también un ingrediente muy importante en el cannabis y puede incrementar algunos de los efectos positivos del THC.”

Cabe recalcar, con respecto a la capacidad del cannabis de exacerbar la depresión en el largo plazo en pacientes que lo usan para tratarse este desorden, que el mismo estudio sugiere que “hay pruebas de que los antidepresivos son eficaces a corto plazo, pero que una mayor duración de uso puede en realidad aumentar la vulnerabilidad a la recaída tras la interrupción.

Por lo tanto, de manera similar a los tratamientos farmacológicos más convencionales, el cannabis puede enmascarar temporalmente los síntomas de afecto negativo, pero puede no reducir eficazmente estos síntomas a largo plazo”, es decir, que el cannabis como antidepresivo a largo plazo, podría tener el mismo tipo de limitaciones y contraindicaciones que los antidepresivos convencionales. Esto se debe a las alteraciones que el cannabis produce en el receptor CB1 del sistema endocannabinoide.

Por suerte, según el estudio, tras una corta abstinencia de consumo de cannabis (inferior a dos días) se comienza a percibir una a reversión las alteraciones que este ha producido el receptor CB1, mientras que tras 28 días de abstinencia no se percibe ninguna alteración.

Por lo tanto podemos concluir preliminarmente que el cannabis es bueno contra la ansiedad, el estrés y la depresión moderada y puntual. Con respecto a la depresión crónica, hay que andarse con ojo: si bien puede aliviar una crisis, puede resultar tan inefectivo o contraproducente en el largo plazo como los antidepresivos convencionales.

Los millenials consideran el alcohol más perjudicial que la marihuana

¿Por que los millennials consideran el alcohol más perjudicial que la marihuana?

Soy poco amigo de etiquetados tan arbitrarios como eso de ponerle nombre a las generaciones nacidas en determinados lapsos de tiempo. No obstante, entraré en el juego diciendo que soy un miembro de la última hornada de la Generación X a punto de hablar sobre la opinión de la Generación Y, más conocida como los Millenials, acerca de la marihuana y el alcohol.

Según una encuesta realizada por la plataforma The Tylt, que se autoproclama “la más grande y efectiva plataforma de opinión y encuestas entre los millennials”, el 87,6% de los encuestados pertenecientes a esta generación opina que “el alcohol mata” mientras que el 12,4% considera que la marihuana “es veneno”.

La encuesta, a falta de conocer el método y fiabilidad de su ejecución, es ya de por sí extraña. Se les da a elegir a los encuestados entre dos opciones que ni siquiera son mutuamente excluyentes (¿y si opino que las dos son ciertas o ninguna lo es?). Aun así, se puede desprender del resultado que los encuestados (que si de verdad pertenecen a la generación millenial tendrán hoy entre 28 y 38 años) consideran el alcohol más perjudicial que la marihuana.

Otros que han descubierto la rueda… o bueno, quizá, después de todo, sí que resulte particularmente interesante el resultado, porque es bastante probable que las generaciones anteriores sean de la opinión contraria. Preguntadle a vuestras mamás. Después de todo, es la generación de millenials la que está viviendo más de lleno la lenta transición del prohibicionismo de la marihuana hacia su liberación, y son muchos de los hijos que están empezando a tener, los que constituirán la primera generación post-prohibición en algunas partes del mundo. Esta nueva generación post-millenial es conocida como Generación T, y algunos de sus miembros están naciendo en partes del mundo donde la marihuana no es más una planta prohibida, un tabú o algo asociado al crimen. Ellos verán al resto del mundo donde la marihuana está criminalizada, de la misma forma que hoy vemos a aquellas partes del mundo en las que la homosexualidad es considerada una enfermedad o un crimen, o donde la mutilación genital es considerada normal.

El resultado de esta encuesta tampoco es una novedad. El año pasado ya os contábamos que precisamente esta generación de millenials estaban comenzando a preferir el cannabis al alcohol, según un estudio elaborado a partir de una encuesta llevada a cabo por la empresa cannábica OutCo de California junto a la consultora Monocle Research. El estudio venía a confirmar el potencial del mercado de la marihuana para desplazar al del alcohol, algo que está ocurriendo en aquellas regiones donde se ha legalizado su consumo recreativo.


Pero, ¿hasta qué punto la opinión de los millenials está fundada? ¿Es el alcohol más perjudicial que la marihuana?

En realidad ya hemos hablado mucho de ello. La evidencia científica es aplastante: el alcohol es una droga muchísimo más perjudicial que la marihuana. Salvo como desinfectante o antiséptico, se trata de una sustancia que no tiene ninguna propiedad terapéutica. Puede provocar la muerte por sobredosis, además de ser el catalizador de conductas violentas y estar detrás de un elevadísimo porcentaje de accidentes en las carreteras. Y es LEGAL. Por su parte, de la marihuana no existe el más leve indicio de que pueda producir muerte por sobredosis, no está asociada a comportamientos violentos y sus propiedades terapéuticas son múltiples y avaladas por la ciencia. Es más, en su relación con el alcohol, se sabe hoy que la marihuana protege al hígado de los efectos de su abuso. Y es ILEGAL. Los millenials no son tontos… de hecho ninguna generación lo es en su conjunto. Que una sustancia no solo científicamente menos perjudicial que el alcohol, sino además con propiedades terapéuticas valiosísimas, esté prohibida y criminalizada, mientras que el alcohol campa a sus anchas, es una contradicción que revela una hipocresía o una torpeza de los responsables de esta situación que sobrepasa los límites de la vergüenza más abyecta. Y las nuevas generaciones no solo lo ven, sino que están dispuestas a solucionarlo.

5 formas de consumir CBD

Si te interesan las propiedades del CBD pero no sabes de qué forma tomarlo, te recomendamos algunas formas de consumir CBD, el principal cannabinoide no psicoactivo de la marihuana.

Para la inmensa mayoría de la gente la marihuana es todavía una cosa que sirve para colocarse y poco más. Incluso muchos siguen creyendo en mitos como que se trata de una “droga de entrada” a cosas peores, o que es más peligrosa que el alcohol. Por supuesto, pocos saben además del THC, principal cannabinoide de la planta responsable de sus efectos psicoactivos, la marihuana contiene CBD, un cannabinoide que no solo no coloca, sino que ayuda a moderar los efectos del THC, además de tener múltiples propiedades terapéuticas que la ciencia viene tomándose en serio desde hace un tiempo.

Son tantas sus propiedades, que en el mercado están empezando a menudear diferentes productos con CBD que, todo sea dicho de paso, suelen ser legales prácticamente en cualquier lugar, dado que este cannabinoide, al carecer de efectos psicoactivos y ser seguro, no está fiscalizado como el THC. Si estás considerando asomarte al mundo del CBD, te proponemos una breve guía de 5 formas de consumirlo.

 ¿De que forma podemos consumir CBD?

1) Tinturas sublinguales de CBD

Se trata de la forma más común de consumir  CBD, además de ser la más cómoda y efectiva. Consiste básicamente en aceite crudo de cannabis o cáñamo, que contiene los cannabinoides. Dada la falta de regulación en el mercado, resulta conveniente atender a la fiabilidad del producto, dado que existen no pocos fabricantes de aceites que proveen información falsa sobre la concentración de cannabinoides, habiéndose dado casos en los que productos supuestamente basados en CBD no contenían la más mínima traza. Evita solventes como el etanol y confía en productos orgánicos.
Las tinturas son aptas para todo el mundo y son una manera ideal de experimentar con el CBD para mitigar dolores, regular el sueño o reducir la ansiedad.

 

2) Consumir CBD con cápsulas de gel 

Es una opción que está ganando popularidad por su similitud con el formato tradicional de medicamentos en píldoras. En este sentido algunos consumidores que están comenzando a usar el CBD para sustituir medicamentos tradicionales se encuentran más cómodos con las cápsulas de gel. El principal pro es que las cápsulas contienen una cantidad predefinida de CBD, por lo que te será más fácil calcular tu dosis y registrar los efectos. Como con todo, procura encontrar fabricantes confiables. Generalmente los detectarás por la calidad de las cápsulas. Si ves que son fáciles de separar por el medio, no te fíes.
Las cápsulas son igualmente aptas para todo el mundo porque básicamente consisten en lo mismo que la tintura, pero en un formato más adecuado para determinadas personas. Por ejemplo, si quieres convencer a tu abuela para que se suba al carro del CBD, quizá esta sea la opción más fácil.

3) Extractos concentrados de CBD

Hablamos del CBD isolate, el CBD shatter o la cera entre otras formas de extractos. Estos no son para todo el mundo, pero te permiten una gran versatilidad a la hora de crear tu propio producto con CBD. Un vaporizador electrónico de concentrados con atomizador es una buena manera de consumir concentrados. La otra es mediante el “dabbing”, aunque puede parecer para el profano y para casi todas vuestras madres algo muy chungo, rollo crack, aunque está muy lejos de serlo, siquiera remotamente. Pero lo cierto es que esta forma de consumo es más adecuada para el fumeta. Si consideras esta vía, infórmate bien de cómo hacerlo.

 

4) Vapear CBD 

Es sin duda mi forma favorita de consumir CBD, porque es lo más parecido a fumar pero sin toda la parte chunga, beneficio que comparte un gran segmento de consumidores que han popularizado el vapeo. Consiste en CBD disuleto en aceites esenciales que se pueden vapear con seguridad. Evita los TCM (triglicéridos de cadena media) porque pueden ser tóxicos consumidos de esta forma. Mejor es la glicerina vegetal (VG) de fuentes confiables. Si eres un vapeador de nicotina, te invitamos a que te pases al CBD, que sabe mejor, huele mejor y te hará sentir mejor, con muchísimos menos riesgos para la salud.
Apto para fumadores, vapeadores y casuales. Ideal para desengancharse del tabaco y de productos basados en la nicotina de una vez por todas.

 

5) Consumir CBD con lociones y bálsamos tópicos

Quizá es la modalidad de consumo cuya popularidad más ha aumentado desde que hay productos de CBD. Aun así, su efectividad es realmente útil en tratamientos cuando se combina con alguna modalidad de ingesta. Aplicado en una zona dolorida produce un alivio casi instantáneo, por lo que es muy usado para dolores crónicos moderados. La forma favorita de consumo para tu abuela, junto con las cápsulas de gelatina.

El cannabis comienza a patrocinar el deporte en EEUU

Quizá un indicativo de la salud o fuerza de un área de negocio sea su presencia en el patrocinio de equipos deportivos.

El hecho de que a un dispensario de cannabis le dé por patrocinar a un equipo de fútbol demuestra la normalización de un modelo de negocio que hasta no hace mucho era ilegal (y lo sigue siendo en la mayor parte del mundo), por lo cual no podemos más que felicitarnos. El cannabis y el deporte en EEUU no son ya dos mundos incompatibles.

Démonos cuenta de qué extraño planeta es este en el que vivimos, en el que mientras por un lado Youtube se dedica a censurar activamente canales relacionados con el cannabis, por otro tenemos acciones de la industria del cannabis en bolsa, grandes carteles publicidad de productos cannábicos por la calle y equipos deportivos aceptando el patrocinio de empresas cannábicas, es decir, estamos asistiendo a un fenómeno de polarización en el que, al mismo tiempo que el cannabis se va normalizando e integrando en la sociedad como un producto de consumo más, ciertos sectores aumentan su resistencia y pretenden detener una locomotora imparable.

En este caso estamos hablando del equipo Las Vegas Lights FC, un equipo profesional de fútbol que hizo su debut este año en la United Soccer League, que resulta ser el primer equipo profesional de cualquier liga estadounidense en ser patrocinado por una empresa cannábica, el dispensario Nuwu Cannabis Marketplace.

 

 

Una empresa de cannabis y un equipo de fútbol con un objetivo común en el deporte en EEUU

Brett Lashbrook, propietario del Las Vegas Ligths FC, dice al respecto que se trata de “un patrocinio deportivo tradicional. Es una industria completamente reglamentada y esto ayudará a quitarle el estigma que tiene”, y añade que la asociación no comenzó con la marihuana, sino con el objetivo común de promover y revitalizar el centro de Las Vegas. “Están a dos manzanas de nuestro estadio”, dice Lashbrook. “Tenemos la misma misión, estamos tratando de crecer en el centro.”

Con respecto a la normalización del cannabis como un producto de consumo más, Lashbrook opina que es algo que debe ocurrir. De hecho, dice, tanto el equipo como la liga no hacen tests de cannabis y los jugadores son libres de usarlo con fines recreativos si así lo desean.

“Nuestros jugadores son atletas profesionales y estoy seguro de que tomarán las decisiones correctas para sus cuerpos”, dice.

No deja de fascinarme el contraste entre la tranquilidad con que asumen e integran la realidad del cannabis en algunas partes del mundo, y la actitud mojigata, temerosa e incluso histérica al respecto en otras.