Noticias cannabis

Entérate de las últimas noticias cannabis en Nekwo. Información actual e interesante de España y el resto del mundo sobre legalización, productos, etc. para que estés enterado de todo.

Bebidas de cannabis: tendencia frente al alcohol

Apenas un mes y medio entrados en 2019 ya comenzamos a apreciar algunas tendencias en el discurso sobre el mercado legal del cannabis que marcarán las pautas sobre la evolución de la industria en los próximos tiempos. Una de esas tendencias es el afianzamiento del mercado del CBD y otra, directamente relacionada con esta, es el auge del desarrollo de bebidas de cannabis y la forma en que afectan al mercado del alcohol.

Solo esta semana encontramos en los medios varias noticias que abordan esta última cuestión desde diferentes puntos de vista:

  • Las bebidas de cannabis como sustitutas del alcohol
  • Las bebidas de cannabis como una nueva categoría de producto de consumo
  • La incongruencia entre los estatus del alcohol y el cannabis a nivel legal

Ya nos referimos en varias ocasiones a los indicios que apuntan a una incompatibilidad entre el mercado de las bebidas alcohólicas y el mercado del cannabis. Parece ser que en aquellos lugares donde el cannabis es legalmente accesible existe una tendencia a reducirse el consumo de alcohol.

 

¿Desbancará las bebidas de cannabis a las bebidas alcohólicas?

“A medida que más consumidores exploran alternativas al alcohol, el THC y el CBD ofrecen un término medio entre el tequila y el espresso para aquellos que desean una manera consciente pero al mismo tiempo relajante de desconectarse (sin la resaca)”, cuenta Garyn Angel, fundador y CEO de MagicalButter en un artículo en Green Entrepeneur. “Alejarse del alcohol es tanto una elección social como personal, pero la necesidad de mejores opciones ha existido desde el principio de los tiempos, o al menos desde el comienzo de la Hora Feliz”

La creciente conciencia social sobre los estragos del alcohol quizá tenga un gran peso en la forma en la que un mercado afecta al otro. Parece que la madurez social reclama un producto que sustituya al alcohol, pero reduciendo los perjuicios de este. Y es que, independientemente del cannabis, los jóvenes de hoy consumen mucho menos alcohol que hace décadas. Por ejemplo, en España, un país en el que la política de consumo del cannabis no ha cambiado en la práctica en nada desde que se prohibiera, un informe de la Fundación alcohol y Sociedad (FAS) revela que hoy los jóvenes beben hasta un 30% menos que hace 30 años, tendencia que se muestra en todos los países de la OCDE.

En un artículo de opinión en El Confidencial, el economista, escritor y filósofo Juan Ramón Rallo se hace eco de la “asimetría escandalosamente arbitraria en el hecho de legalizar completamente una droga (el alcohol) que solo en 2016 influyó sobre la muerte de más de 200.000 personas (dejamos fuera del cómputo las muertes por accidente de tráfico bajo la influencia del alcohol, por cuanto ese no es un uso permitido del alcohol) y en prohibir otra (el cannabis) que en 2016 no mató a nadie.”

Solo este dato, que se suma la aplastante evidencia sobre la muy superior peligrosidad del alcohol frente al cannabis, debería bastar para impulsar el mercado de bebidas basadas en el cannabis y mejorar la salud social de forma sustancial. No obstante, en un artículo de Magnet se advierte acerca del hecho de que las bebidas de cannabis y en concreto aquellas que poseen THC “aun colocan demasiado”.

 

¿Cual es el problema con las bebidas de cannabis?

El problema, expresa el artículo, es que “mientras el alcohol se absorbe en sangre y se metaboliza de forma rápida, los componentes psicotrópicos del cannabis se digieren. ¿Qué sucede? Que los efectos tardan más en manifestarse, y cuando lo hacen son más espectaculares. Es un colocón más lento, engañino y difícil de controlar.”

Quizá, me atrevo a apostillar, la dificultad de controlar el colocón de una bebida de cannabis tenga menos que ver con el metabolismo que con la falta de experiencia personal y social. Con una cultura normalizada del alcohol, la mayoría de consumidores saben modular su ingesta. Sin embargo, la falta de cultura de productos basados en el cannabis hace que hoy por hoy los ciudadanos de a pie no tengan recursos ni experiencia para controlar la dosis.

En cualquier caso, ese subidón repentino asociado a la ingesta de productos de cannabis con THC es algo de lo que el I+D de la nueva industra ya se está ocupando. Magnet cuenta que algunas empresas como Canopy Growth o Cannabiniers, “llevan cierto tiempo investigando el problema. Los últimos han lanzado TwoRoots, un producto que combina las técnicas tradicionales de fermentación con cáñamo y cannabis. El objetivo es lograr efectos relajados, ligeros e inmediatos, similares a los de cualquier cerveza”.

No hace falta decir que este problema no se aplica a las bebidas que contienen CBD (en vez de THC), dado que esta sustancia carece de efectos psicotrópicos y su potencial de adicción es nulo, razón por la cual la OMS recomienda sacar definitivamente esta sustancia de las listas de sustancias fiscalizadas internacionalmente.

 

 

La OMS recomienda reducir la clasificación del cannabis

Una votación en marzo podría poner el broche de oro a la recomendación que la OMS ha emitido a la ONU de eliminar el cannabis de la lista IV de la Convención Única de la ONU sobre Estupefacientes.

 

La noticia ya es histórica de por sí. Desde aquel 30 de marzo de 1961 en que se firmó la convención en Nueva York, han pasado ya 57 años, 10 meses, y 7 días en los que el cannabis forma parte de una lista en la que figuran sustancias como la heroína, la etorfina y otros opioides más potentes que la morfina, una lista que supone la categoría de control más estricto.

 

En todos estos años, a los que se suman casi una treintena desde que comenzó el efecto dominó de prohibición mundial del cannabis, no son pocas las voces, incluidas las científicas, que han llamado la atención sobre el tratamiento absurdo y exageradamente mojigato que se ha dispensado a una sustancia a la que no solo no se le desconocen aplicaciones terapéuticas, sino que su potencial en medicina comienza a perfilarse como inmenso. ¿No os lo venían diciendo desde hace rato?

 

El informe de recomendación es fruto de una reunión el pasado noviembre de la ECDD, el comité de expertos en drogodependencia de OMS, que reconocen el potencial terapéutico del cannabis para el tratamiento de la epilepsia, la esclerosis múltiple o el dolor, entre otras muchas afecciones. ¿En serio el comité de expertos en drogas de la OMS ha necesitado más de medio siglo para constatar algo que no solo la cultura popular, sino la mismísima ciencia ha podido constatar una y otra vez en cada ocasión que se lo han permitido?

En marzo veremos la capacidad de influencia que el comité de expertos en drogas de la máxima autoridad sanitaria conocida en el mundo tiene sobre los gobiernos miembros de la ONU, cuando se someta a votación la recomendación de retirar al cannabis de una lista a la que nunca debió haber pertenecido, en el 62º período de sesiones de la Comisión de Estupefacientes (CND) en Viena, Austria.

 

Quizá la recomendación no nazca tanto de los méritos del mismo comité, que parece que ha hecho poco esfuerzo en casi 58 años por revisar la situación del cannabis, situación que ha producido una increíble tasa de injusticias, criminalizaciones innecesarias, dramas familiares y MUERTES, sino del trabajo comprometido y constante de quienes han mantenido viva la cultura del cannabis, de quienes no han dejado de aportar evidencias y luchado contra los oscuros intereses que han estado ahogando la llama cannábica durante décadas.

 

Con todo, obviamente esto no se trata de darle la vuelta a la situación del cannabis, sino de una reclasificación, de la lista IV a la lista I, que no es poco.  La diferencia estriba básicamente en que, según la nueva recomendación, sí que se le reconoce al cannabis potencial terapéutico. Una votación favorable podría afectar definitivamente a la clasificación de esta sustancia en la lista federal de fiscalización de EE.UU., lo que podría cambiar radicalmente las cosas, si tenemos en cuenta dónde nació el prohibicionismo histórico.

 

“El Comité ha reconocido los daños a la salud pública que presentan estas sustancias, así como su potencial de uso terapéutico y científico”, declara la OMS. “En consecuencia, el Comité recomendó un sistema más racional de fiscalización internacional en relación con el cannabis y las sustancias relacionadas con el cannabis que permitiera prevenir los daños relacionados con las drogas, asegurando al mismo tiempo la disponibilidad de preparados farmacéuticos derivados del cannabis para uso médico”.

 

La recomendación también incluye eliminar los extractos y tinturas derivados del CBD completamente de la lista de sustancias fiscalizadas, dado que al no ser una sustancia psicoactiva ni presentar potencial de adicción alguno, no hay razón por la que deba estar sometida a fiscalización internacional.

 

“Estas recomendaciones tienen una importancia monumental, ya que pueden llevar a superar las barreras a la investigación, mejorar el acceso de los pacientes a la medicina basada en el cannabis y permitir el libre comercio internacional de productos de cannabis”, dijo Ethan Russo, del Instituto Internacional de Cannabis y Cannabinoides, al semanal Newsweek.

 

 

 

 

 

Los Grammy 2019 emitirán un anuncio de CBD

El próximo domingo 10 de febrero, durante la gala de los Grammy, se emitirá un anuncio publicitario muy peculiar: el de un café con CBD infusionado.

Por supuesto, el anuncio de CBD en los Grammys no se trata de algo intrascendente. Estamos hablando de la primera vez que un anuncio de un producto de cannabis se emite durante este evento de gran relevancia no solo nacional en EE.UU., sino internacional, con millones de telespectadores.

El anuncio  de CBD en cuestión no se estrena en los Grammy, dado que ya apareció durante la emisión del show del descanso de la Super Bowl LIII, a cargo de Maroon 5, siendo la primera vez que un producto de cannabis era publicitado en este super evento. También se espera que se emita en las competiciones de carreras de automóviles NASCAR de este año.

Se trata de un producto de Baristas Coffee Company, Inc., una muy respetada compañía de cafés de Seattle que, entre otros productos de café, fabrica el EnrichaRoast CBD, un expresso con una cantidad de cafeína superior al de los cafés convencionales y enriquecido con CBD.

La cantante Megs MacLean es quien pone cara a este anuncio de CBD, como el resto de anuncios de Baristas EnrichaRoast CBD y White Coffee.

“Tener a Megs McLean como la cara de los anuncios ayudará aún más a llegar a esta audiencia en otro evento histórico no sólo para Baristas, sino también para todas las compañías legales de cannabis”, afirma el CEO de la compañía, Barry Henthorn. “Los Grammy llegan a un grupo muy selecto que creemos se alinea bien con nuestro EnrichaRoast CBD y otros productos de café. “

No podemos dejar de insistir en la trascendencia de este hecho, que sin duda supone un empujón a la normalización del cannabis, ayudando a crear conciencia acerca del mercado legal de este producto.

Detrás de este singular logro de “colar” un anuncio de un producto de cannabis en eventos de la talla de los Grammy, la Super Bowl o el NASCAR está Canna Consumer Goods Inc. a través de su plataforma Canna Broadcast Media, especializada en la obtención la autorización de los medios de comunicación principales para promover el sector del cannabis, incluidos anuncios de televisión, radio y anuncios digitales. Hoy por hoy es la única plataforma capaz de colocar publicidad del cannabis en los medios mainstream de EE.UU. y Canadá.

Desde luego, la palabra clave en el mundo del cannabis para este año va a ser CBD, término que hace referencia al cannabidiol, el principal componente no psicotrópico de la marihuana, cuya popularidad está aumentando gracias a la investigación científica que está determinando sus múltiples propiedades terapéuticas.

Aunque en Europa comienza a aumentar notablemente el mercado de este cannabinoide, por el momento no hay una regulación que lo autorice como aditivo alimentario, por lo que su presencia se limita a productos de uso cosmético.

 

 

Crece el consumo de cannabis en ancianos y maduros

Cuanto más se revisa la histórica “prisión permanente” del cannabis en los últimos tiempos, ya sea en Canadá, una decena larga de estados en EE.UU., Uruguay, Luxemburgo o México, mayor es el crecimiento de un mercado dentro del mundo del cannabis que venía pasando bastante desapercibido. Nos referimos a personas maduras y ancianas, particularmente la generación de baby boomers, es decir, los nacidos entre el final de la II Guerra Mundial y mediados de los años 60.

No, no se trata de una afirmación capciosa para activar el consumo entre la gente mayor, o de una observación anecdótica, sino de un hecho constatado por un estudio publicado el año pasado en la revista Drug and Alcohol Dependence, con datos de 17.608 adultos mayores de 50 años que participaron en la Encuesta nacional sobre consumo de drogas y salud en EE.UU.

El resultado mostró que la cantidad de baby boomers que consume cannabis se había duplicado desde 2006, es decir, el consumo de cannabis en ancianos se ha duplicado.  Según los doctores Benjamin Han y Joseph Palamar de la Universidad de Nueva York, directores del estudio, el resultado no es tan sorprendente.

“Aunque los usuarios actuales son más propensos a ser adultos jóvenes” señalan Han y Palamar, “la generación de los Baby Boomer es única, ya que ha tenido más experiencia con la marihuana en comparación con cualquier generación anterior”.

En cualquier caso, con o sin baby boom, la regulación del mercado de cannabis pone sobre la mesa la necesidad de cubrir adecuadamente las necesidades de un perfil de consumidor al que rara vez apuntan los productores de cannabis y fabricantes de productos, más concentrados en los millennials y la llamada generación Z, es decir, los mayores consumidores de productos de cannabis por grupos de edad.

 

El consumo de cannabis en ancianos: Los beneficios de cubrir el sector de la tercera edad

Pero al emprendedor avispado no se le debería escapar el sector de la tercera edad y fijarse en el consumo de cannabis en ancianos. Quien mejor cubra su demanda y ofrezca productos específicamente adaptados a las necesidades y particularidades de este sector demográfico, tiene mucho que ganar.

Aquí pinta mucho el cannabis medicinal y en particular el CBD. La mejora de la educación sobre el cannabis y la superación del tabú, hacen que cada vez más mayores se atrevan a preguntar abiertamente por lo que intuyen son productos que pueden suponer una alternativa a tomar seriamente en cuenta, para tratar los achaques propios de la edad, como la artritis.

El consumo de cannabis en ancianos pasa desapercibido en las campañas publicitarias

El hecho de que este sector demográfico sea apabullantemente ignorado por los publicistas, los cuales destinan apenas un 5% de sus presupuestos para centrarse en él, puede ser una oportunidad para quien les tome más en serio: los ancianos no solo son el perfil demográfico que más invierte en medicamentos, sino que también son los que tienen mayores ingresos disponibles. Por si fuera poco, algo inherente a su condición es que siempre tienen algún tipo de achaque para el cual la marihuana puede ser un bálsamo.

El empresario que quiera cubrir este sector debería abordar su estrategia de forma radicalmente diferente a como se aborda normalmente el marketing de un nuevo producto de cannabis. Las redes sociales no pintan prácticamente nada cuando se trata de gente mayor. A estos potenciales clientes hay que ganarlos en la tienda, ofreciéndoles una experiencia segura, cómoda, sin las estridencias y reclamos juveniles, de tú a tú. Generalmente se sentirán más atraídos por productos discretos que se puedan tomar oralmente o aplicar sobre la piel, y si viene en unidades con dosis prefijadas, mejor aún.

Seguro que hay un interesantísimo mundo de branding, packaging y loquese-ing que desarrollar entorno a este sector poco atendido. Quien rellene el hueco con éxito tendrá la suerte de comprobar la fidelidad de la gente mayor, que cuando encuentra algo bueno no lo suelta.

El mercado de CBD en Europa, mejor de lo esperado

Este “Renacimiento del Cannabis” que estamos experimentando en los últimos tiempos parece querer florecer también en Europa. A la corriente escéptica que piensa que todo esto se debe a meros tejemanejes de la industria, le convendría tener en cuenta la respuesta de los consumidores, la cual parece sugerir que un asentamiento del mercado de CBD en Europa es algo que también queremos los europeos.

Los analistas de Canaccord Genuity Inc., una compañía global de servicios financieros y banca de inversión especializada en compañías en crecimiento, afirman que el cannabidiol, popularmente conocido como CBD, se ha convertido en el “ingrediente de moda” en un gran número de productos de consumo, comenzando a aumentar su visibilidad en estanterías de farmacias y droguerías.

Según las estimaciones de Canaccord, el mercado del CBD movió durante 2018 entre 750 y 1000 millones de euros, es decir, hasta cinco veces más que las estimaciones que emitió en agosto.

De forma análoga, el cannabis medicinal está experimentando un crecimiento en la forma del aumento de recetas médicas. Es el caso de Alemania, Países Bajos y Dinamarca, los países que lideran el mercado del cannabis medicinal en el viejo continente, donde este crecimiento ha sido de más del doble durante 2018. Las ventas totales durante el año pasado fueron un 60% mayores de lo estimado, alcanzando los 160 millones de euros.

 

Adquisiciones y asociaciones: no solo el mercado del CBD en Europa se mueve

 

A pesar de que el mercado de CBD en Europa aún es pequeño si lo comparamos con EE.UU. o Canadá, algunas compañías grandes comienzan a relacionarse con él, como el gigante multinacional belga Anheuser-Busch InBev, el fabricante de cerveza más grande del mundo, y la farmacéutica suiza Novartis, que se han asociado recientemente con la compañía cannábica canadiense Tilray.

 

Movimientos en el mercado de CBD en Europa

Otros movimientos recientes en Europa son la adquisición por parte de EMMAC (European Independent Medical Cannabis Company) de la compañía líder de productos de CBD suiza Blossom. Antonio Costanzo, CEO de EMMAC, se hacía eco también del crecimieno del mercado: “El mercado europeo de productos para la salud de CBD está experimentando un crecimiento explosivo y estamos encantados de adquirir un líder en el mercado de productos de CBD de primera calidad. EMMAC se centrará en consolidar la posición de liderazgo de Blossom en Suiza y en maximizar el potencial de la cartera en otros mercados europeos clave”.

El pasado noviembre Columbia Care LLC se convertía en la primera compañía estadounidense de cannabis en obtener una licencia para operar en la Unión Europea, en concreto en Malta, desde donde la compañía planea acceder a otros mercados en Europa. Esta licencia autoriza a Columbia Care a importar, exportar, cultivar, procesar y distribuir cannabis medicinal.

“Con el deseo de realizar nuestra misión sin importar la geografía, esperamos alterar el statu quo fuera de los EE.UU. y llevar nuestra experiencia al resto del mundo”, expresaba Nicholas Vita, director ejecutivo de Columbia Care.

Michael Bianchi, director de Solea Limited, la empresa socia de Columbia Care en Malta, valoraba así el movimiento: “La expansión de Columbia Care en Europa es significativa, dada su bien ganada reputación como la compañía líder de cannabis medicinal en los EE.UU. Estoy convencido de que la compañía continuará demostrando la máxima excelencia, profesionalidad e innovación en Europa y mantendrá su reputación impecable a nivel internacional”.

 

Hemp Business Day en Irún

Irún acoge “Hemp Business Day 2019”, el mayor evento de la industria del cañamo y del CBD del sur de Europa

Acompañando el enorme crecimiento que está experimentando el sector en los últimos años, esta primavera tendrá lugar el primer gran Congreso sobre la Industria del Cáñamo y el CBD en España. Bajo el nombre de HEMP BUSINESS DAY, su primera edición será el 26 de abril de 2019.

Esta nueva cita se desarrollará en el marco de la Feria Expogrow, que aglutinará, por octavo año consecutivo, a todo el sector dedicado a la industria del cannabis y del cáñamo industrial durante los días 26, 27 y 28 de abril en el Recinto Ferial de Ficoba en la localidad guipuzcoana de Irún.

El HEMP BUSINESS DAY (HBD) pretende convertirse en el primer Congreso Internacional de referencia del Cáñamo Industrial y el CBD en el sur de Europa. El compromiso de HBD con esta incipiente y creciente industria es al 100% y su objetivo principal es ofrecer toda la información veraz y de primera mano en sus diferentes ámbitos, desde el legal y jurídico, hasta el puramente comercial o técnico.

De la mano de los especialistas internacionales del sector, y de las empresas punteras que operan actualmente a nivel global, las diferentes mesas programadas en el HEMP BUSINESS DAY (HBD) profundizarán en cuestiones relativas al Cáñamo Industrial y el CBD. Ésto hará más accesible conocer las experiencias a nivel nacional e internacional en las cuestiones relativas a la regulación de esta industria y a las diversas oportunidades que ofrece actualmente. Aplicaciones en industrias tales como la alimentaria, cosmética, medicinal, de la construcción o las bioenergías, sus tendencias y oportunidades serán algunos de los temas que se traten durante la jornada, la cual tendrá lugar en sesión de mañana y tarde entre las 9am y las 5pm. El congreso, de aforo limitado, ofrecerá traducción simultánea y acceso para personas con movilidad reducida.

Entre los invitados confirmados se encuentran:

GIANPAOLO GRASSI: investigador Jefe de CREA-CI, el único centro de investigación italiano que cuenta con el permiso oficial del Ministerio de Salud para producir cannabis a gran escala para fines de investigación. Grassi obtuvo las tres primeras variedades de cañamo industrial en Italia.

SHAWN HAUSER: especialista en cañamo industrial del Bufete norteamericano Vicente Sederberg, expertos en ayudar a las empresas especializadas a navegar por las intersecciones entre las leyes estatales y federales, licencias, representación comercial, etc. Shawn es un referente internacional en este mercado.

BORIS BANAS: activista y empresario, ayudó a presionar al gobierno eslovaco para que adoptara las normas de la UE relacionadas con el cultivo del cañamo. Co-fundador de Hemp Seed Oil Europe Ltd, proveedor líder de semillas de cañamo a granel para diversos sectores industriales.

TOMAS SADILEK: Director de Asuntos Gubernamentales, Instituto Internacional de Cannabis y Cannabinoides, cuenta con una amplia experiencia en el campo de las drogas legales e ilegales.

CARL MARTEL: Científico e Investigador, estudia y desarrolla un sistema de gestión post-cosecha y productos de valor añadido de residuos agrícolas.

SIMON ANDERFUHREN: del grupo suizo de investigación en adicciones. Profesor e investigador postdoctorado en relaciones internacionales, es uno de los profesionales más capacitados para explicar el caso suizo con el CBD, uno de los países que está consiguiendo avanzar más hacia una regulación de este cannabinoide en Europa, aun sin formar parte de la UE.

La entrada para el Congreso permitirá asistir a los tres días de la Feria EXPOGROW, que tendrá lugar los días 26, 27 y 28 de abril en el mismo recinto ferial de Ficoba.

La organización agradece el interés y la confianza mostrados por la Fundación CANNA, quien  como viene haciendo con este tipo de eventos divulgativos tan importantes para avanzar en estas industrias, apoyará el Congreso en forma de sponsor principal.

Los profesionales, empresas y personas interesadas en asistir al HEMP BUSINESS DAY (HBD) deberán inscribirse mediante la web oficial: www.hempbusinessday.com

 

High Times planea la adquisción de Spannabis

Hightimes Holding Corp., la empresa responsable de High Times, la prestigiosa revista y marca de cannabis norteamericana, está tramitando la compra de empresa española La Feria del Cáñamo S.L., organizadora de la feria Spannabis.

El movimiento fusionaría así la marca cannábica más asentada en EE.UU., y de gran prestigio internacional, con la feria del cannabis más grande de Europa.

La feria Spannabis celebrará su edición número 16 los próximo 15, 16 y 17 de marzo y se espera una asistencia de alrededor de 30 mil visitantes de todo el mundo.

“Spannabis es uno de los eventos más prolíficos en el ecosistema del cannabis y uno de los festivales anuales más conocidos en la UE”, dijo el CEO de High Times Adam Levin. “Esta adquisición proporcionará una plataforma internacional adicional para nuestros clientes que buscan oportunidades adicionales de exposición internacional”.

En línea con la tendencia a la globalización del mercado del cannabis, la eventual adquisición de Spannabis por parte de High Times supone un paso más en la internacionalización de la marca norteamericana, incorporando un elemento más a su impresionante negocio de producción, que cuenta con  eventos como High Times Business Expo, el famoso festival Cannabis Cup en Holanda (que fue su primera incursión en Europa) o el festival Reggae on the River en el condado de Humboldt, California.

“Este trato es un cambio de juego para Spannabis. Hemos idolatrado a High Times durante décadas, así que ser adoptado por este equipo innovador es nada menos que extraordinario”, afirma Carlos Palomino, CEO de Spannabis, “Sabemos que el futuro es brillante para el cannabis y para High Times, que ha estado liderando este movimiento desde que muchos de nosotros usábamos pañales. Esperamos seguir impulsando este próspero movimiento hacia adelante, juntos”.

High Times comenzó en 1974 como una revista financiada mediante la venta ilegal de cannabis y ha acabado alcanzando el medio millón de copias, rivalizando así con revistas de la talla de Rolling Stone. Su constante incesante transmisión de la cultura cannábica y defensa del consumo de la marihuana se cuentan entre las causas que han impulsado la ola de legalización en no pocos estados de EE.UU.

“Creemos que High Times es la marca más reconocida en Cannabis en todo el mundo”, afirma Adam Levin. “Cualquiera puede ver nuestro logotipo con orgullo exhibido desde Nueva York hasta Singapur y esperamos crear más acceso y experiencias para los consumidores sin importar dónde vivan”.

Se espera que la operación se cierre a lo largo de este primer trimestre de 2019, que se formalizará con el pago de 3 millones de dólares en efectivo, más 4 millones en acciones, además de dos pagos adicionales de medio millón de dólares por las ediciones de Spannabis de 2020 y 2021.

La compra de Spannabis por parte del grupo estadounidense contrasta con el inmovilismo político con respecto a la regulación del cannabis en España, uno de los países con mayor consumo de marihuana en el mundo y una gran cultura del cultivo, pero con una legislación obsoleta y poco acorde con la realidad.

Cannabis en la experiencia sexual

La influencia del cannabis en las relaciones sexuales es un tema que prácticamente no ha recibido mucha cobertura científica específica. Eso sí, los usuarios parecen mostrarse unánimes en sus comentarios anecdóticos. Salvo contadas excepciones, el cannabis parece mejorar la experiencia sexual, siempre y cuando no te pases.

 

“Con dosis realmente altas de cannabis, puedes acabar retrayéndote tanto en tu propia cabeza, que puedes olvidar lo que estabas haciendo, y ya no es una experiencia mutua, y a menudo simplemente deja de ocurrir”, cuenta el doctor Jordan Tishler, experto en la terapéutica del cannabis aplicada a la gestión del estrés, el insomnio y la sexualidad.

“La sexualidad ocurre más dentro de la cabeza. Es una experiencia mental y emocional. La gente se obsesiona mucho con los genitales, pero ese es sólo el resultado final. Muchas cosas tienen que ir bien para que funcione”.

Por ello las concentraciones de cannabinoides que consumamos pueden marcar la frontera entre una experiencia mejorada y un absoluto desastre. Demasiado cannabis puede producir el consabido apalancamiento, esa sensación que te hace sospechar que vas a acabar intimando más con tu sofá que con tu pareja, por no hablar de la paranoia y del “atrape” que hace que se disipe tu atención sobre lo que está ocurriendo fuera de tu cabeza.

Como una mala noche de borrachera que pretende acabar con sexo, el que se pasa consumiendo cannabis puede experimentar una inhibición del orgasmo y, en el caso de los varones, disfunción eréctil.

Sin embargo, a la educadora sexual de California Ashley Manta le gusta apuntar los beneficios del cannabis en la relación sexual, siempre y cuando se consuma adecuadamente.

“Me resulta realmente eficaz durante los días en que mi nivel de estrés está fuera de límites y no puedo apagar mi cerebro, y quiero hacer que esos engranajes giratorios se detengan para que pueda estar presente con mi pareja. El cannabis realmente me ayuda a salir de mi cabeza y a estar presente en mi cuerpo”.

Porque, sí, cualquiera que haya experimentado lo suficiente puede inferir de qué modo la euforia, relajación y acentuada sensibilidad al tacto que produce el cannabis, pueden aprovecharse en beneficio de una experiencia sexual satisfactoria.

Pero la misma Manta reporta el caso de una pareja que, antes de mantener relaciones, consumió una enorme cantidad de comestibles de cannabis. No solo fue la experiencia sexual desastrosa ese día, sino al día siguiente también. El chico reporta que era incapaz de sentir sus partes mientras que ella no lograba ni el más mínimo atisbo de orgasmo.

 

Microdosis y moderación

La clave, por supuesto, es la moderación. De hecho, es algo que, tarde o temprano, cualquier consumidor racional de cualquier sustancia activa acaba sabiendo. En nuestras sociedades de arraigada cultura del alcohol, la inmensa mayoría de consumidores modula razonablemente bien qué, en qué cantidad y cuándo consume. Ello se debe fundamentalmente a la experiencia. Reportes como el de manta solo pueden tener lugar en el contexto de la inexperiencia y la falta de información.

Quizá a muchos consumidores y desde luego, a la inmensa mayoría de profanos del cannabis, se les escape el concepto de microdosis. Es algo que sugiere Manta cuando dice que, a menudo, cuando alguien rechaza la combinación de sexo y cannabis, dice: ‘No quiero colocarme’, o ‘tengo niños corriendo por ahí, no puedo estar colocada durante dos horas después de fumar'”. Con la microdosis, “típicamente, lo que parece es que no se percibe una sensación de colocón, pero se nota, tal vez, alivio de la tensión o del dolor. Buscas la ausencia de algo, la ausencia de ansiedad, la ausencia de lo que sea”.

Esto no solo se aplica al sexo. Muchos consumidores habituales encuentran su equilibrio en la microdosis. A base de experimentar, llegan a dilucidar con bastante precisión en qué punto los beneficios que extraen del cannabis se pueden transformar en contrapartidas, y mantienen su consumo en un nivel de moderación que, a menudo, se encuentra por debajo del umbral de embriaguez.

 

Los consumidores de cannabis tienen más sexo y una mejor experiencia sexual

Un estudio sobre una población de más de 50 mil personas llevado a cabo en la Encuesta Nacional de Crecimiento Familiar de EE. UU., demostró que los consumidores de cannabis practican las relaciones sexuales con más frecuencia que los no consumidores, sin importar el género, la etnia, edad, creencias, nivel social, educativo… Simplemente el dato se presenta como una constante cuya explicación es, por el momento, un misterio.

Inicialmente los investigadores pretendían demostrar lo contrario: que los consumidores de cannabis tenían una menor frecuencia sexual que los no consumidores. Ante lo inesperado de los resultados, solo tienen conjeturas: “Las personas que consumen marihuana, o que estarían abiertos a consumirla, podrían estar más desinhibidas psicológicamente en general que las que no lo están. Esto también podría reflejarse en su vida sexual”.

El caso es que ahora tenemos una pista: si un consumo moderado mejora la experiencia sexual, ¿quién no querría tenerla con más frecuencia?

 

El rápido crecimiento de Aurora Cannabis

Sin duda Aurora Cannabis es la empresa del sector que más activamente está expandiéndose. Aprovechando el impulso que 2018 brindó a la industria del cannabis con la legalización de la marihuana en Canadá, numerosos modelos comerciales legítimos han comenzado a proliferar.

El potencial de mercado es tal, que los productores han comenzado a buscar estrategias para aumentar su capacidad de producción, la creación de productos y el desarrollo de marcas, siendo sin duda Aurora Cannabis la que más méritos está realizando en todos estos frentes.

A comienzos de 2018 Aurora Cannabis contaba con unos cuantos cultivos más bien modestos, pero se encontraba desarrollando sus instalaciones de Aurora Sky, su proyecto insignia de gran capacidad, la cual debería alcanzar una capacidad de producción de 100 mil kilogramos por año. Según su última actualización trimestral, la empresa ya produce esa cantidad, pero además este año recibe a una Aurora Cannabis que, sin duda, está liderando el potencial de producción anual gracias a su estrategia de “crecimiento a cualquier costo”.

Se calcula que, en base a su capacidad actual, Aurora Cannabis podría producir entre 700 mil y 1,2 millones de kilogramos por año.

 

Claves del rápido crecimiento de Aurora Cannabis

Son tres las razones fundamentales del meteórico aumento de capacidad de producción y del rápido crecimiento de Aurora Cannabis:

1) Crecimiento orgánico eficiente mediante la creación desde cero de enormes instalaciones de cultivo como Aurora Sky y Aurora Sun. Esta última superará a cualquiera de las otras instalaciones de la compañía en términos de producción, alcanzando los 150 mil kilogramos anuales.

2) La creación de empresas conjuntas por asociación, como la que forjó con la danesa Alfred Pedersen & Son. Este movimiento fue a la vez oportunista e ingenioso, pues permitió a Aurora Cannabis introducirse con solidez en Europa aprovechando instalaciones de cultivo existentes, que solo precisaban modernizarse para adaptarlas al cultivo de cannabis, ahorrando pues tiempo y dinero. Se calcula que este proyecto conjunto, bajo el nombre de Aurora nordic, pueda generar hasta 120 mil kilogramos al año.

3) La adquisición estratégica de empresas, como hizo con MedReleaf, CanniMed Therapeutics e ICC Labs en Sudamérica. Estas adquisiciones también han permitido un aumento notable de la capacidad de producción de Aurora Cannabis.

 

Adquiriendo marcas de cannabis con reputación

Pero la estrategia de Aurora Cannabis no solo consiste en la expansión de la capacidad de producción, sino en la adquisición de marcas bien establecidas con una buena diversificación de productos. Esta es la razón por la que a comienzos de semana Aurora Cannabis compró Whistler Medical Marijuana por 175 millones de dólares canadienses, empresa que ofrece 16 variedades comerciales de cannabis, 16 aceites diferentes, y posee un banco de semillas con más de 150 cepas.

Whistler Medical Cannabis fue una de las primeras empresas en obtener una licencia para cultivar en Canadá cuando se legalizó el cannabis medicinal en el país en 2001, por lo que sus marcas han dispuesto de tiempo suficiente para ganarse una excelente reputación, la cual quiere aprovechar Aurora Cannabis, que planea introducir los productos de Whistler en nuevos mercados y maximizar su alcance gracias a la enorme infraestructura que está desarrollando.

 

El riesgo de crecer muy rápido

Pero esta estrategia de adquisiciones a todo trapo podría acabar pesando sobre los accionistas, dado que el aumento de acciones en circulación repercute en un descenso de su valor. También se reduce la capacidad de ganancia por acción (en 2014 circulaban 16 millones de acciones de Aurora Cannabis, mientras que ahora son ¡962 millones!), por no mencionar el hecho de que este tipo de estrategias generan un gran peso sobre la empresa que las acomete.

Algunos analistas temen que Aurora Cannabis acabe teniendo que volcar todos sus esfuerzos en la integración de todos los negocios que está adquiriendo, proceso en el cual puede perder su identidad, como un gigante torpe por haber crecido demasiado rápido.

CBD contra la ansiedad

La ansiedad es quizá uno de los desórdenes mentales más prevalentes en las sociedades modernas. En este contexto, las investigaciones sobre las propiedades ansiolíticas del cannabidiol o CBD, adquieren una gran importancia.

La revisión de la legalidad del cannabis y sus componentes en determinadas partes del mundo es un fenómeno más que anecdótico: se trata de una tendencia que además está estimulando la investigación científica en un campo tan prometedor como el de los cannabinoides.

En un informe de 500 páginas de la Academia Nacional de Ciencias, Ingeniería y Medicina acerca de los efectos sobre la salud del cannabis y los cannabinoides, se determinó que existe “fuerte evidencia de ensayos controlados aleatorios para apoyar la conclusión de que el cannabis o los cannabinoides son un tratamiento efectivo” contra el dolor crónico, náusea y vómitos, la espasticidadasociada a la esclerosis múltiple y otras condiciones.

Sobre el potencial del cannabis para tratar la ansiedad, si bien la evidencia es limitada según el reporte, es suficiente como para sugerir la conveniencia de seguir indagando en esa dirección.

El reporte cita uno de los estudios más confiables sobre el uso medicinal del cannabis, consistente en una revisión sistemática y meta-análisis de 79 ensayos, uno de los cuales indagaba la capacidad del CBD para reducir la ansiedad, hallando que el CBD resultaba más efectivo que el placebo.

 

El gran potencial del CBD contra la ansiedad

Neurotherapeutics publicó en 2015 un informe “para determinar el potencial del CBD contra la ansiedad, es decir, como tratamiento para los trastornos relacionados con la ansiedad”, encontrando que “el CBD tiene un potencial considerable como tratamiento para los trastornos de ansiedad múltiple dadas sus propiedades ansiolíticas, panicolíticas y anticompulsivas, así como una disminución en la expresión condicionada del miedo, el aumento de la extinción del miedo, el bloqueo de la reconsolidación y la prevención de los efectos ansiolíticos a largo plazo del estrés”.

A pesar de que el informe sugiere “necesidad de estudios adicionales de los efectos crónicos y terapéuticos en las poblaciones clínicas relevantes”, parece ser que podría perfilarse no solo el CBD contra la ansiedad, sino también como un remedio para reducir la gravedad de ataques de pánico, el miedo y el estrés.

El CBD puede perfilarse como un tratamiento complementario para ayudar a reducir el consumo de otros medicamentos cuyos efectos secundarios pueden ser desde molestos a devastadores. En 2016, un estudio que evaluaba la respuesta de una niña de 10 años con estrés postraumático a un tratamiento con aceite de CBD, halló resultados prometedores. Antes de cumplir los 5 años la niña había sufrido abusos sexuales y maltrato, y comenzó a recibir un tratamiento farmacológico que, en el mejor de los casos le producía alivio a corto plazo, pero los efectos secundarios comenzaron a ser intolerables.

Sin embargo, bajo el tratamiento con aceite CBD la niña comenzó a experimentar “una disminución sostenida de la ansiedad y una mejora constante en la calidad y cantidad del sueño”.

 

Limitaciones en las investigaciones del CBD contra la ansiedad

Sin embargo, este tipo de casos revela una de las muchas limitaciones que todavía padece la investigación médica de los cannabinoides, más consecuencia de la situación legal del cannabis que de la competencia de los investigadores. La mayoría de estudios se apoya en reportes personales o anecdóticos, o en muestras de población muy pequeñas. Además, prácticamente no existen estudios que determinen la relación entre dosis y efectos.

Mientras la necesaria investigación continúa desarrollándose, conocemos ya algunos de los mecanismos de interacción del CBD con nuestro sistema endocannabinoide que nos permiten establecer su capacidad para reducir la ansiedad:

Por un lado, el CBD retrasa la señalización de la serotonina, lo que impulsa sus propiedades antidepresivas, ansiolíticas, antiadictivas y antieméticas, además de facilitar el sueño. Por otro lado el CBD es un modulador alostérico, lo que le permite cambiar la forma del GABA-A (Gamma-Aminobutírico), un neurotransmisor inhibitorio, de manera que mejora los efectos sedantes del receptor.

En conclusión, aunque la ciencia todavía no es concluyente, la evidencia acumulada apunta en una dirección clara: el CBD posee la capacidad de reducir la ansiedad. Por supuesto, ahora de lo que se trata es de mejorar la calidad de las investigaciones con estudios poblacionales amplios a largo plazo, determinando dosis y vías de administración, para conocer el alcance de las propiedades del CBD contra la ansiedad.