Noticias cannabis

Entérate de las últimas noticias cannabis en Nekwo. Información actual e interesante de España y el resto del mundo sobre legalización, productos, etc. para que estés enterado de todo.

Comunicado de afectados por la censura de Youtube

Os compartimos un comunicado que nos llega desde Marihuana TV acerca de la oleada censora de Youtube contra cuentas relacionadas con el cannabis. Desde NEKWO apoyamos totalmente este comunicado que pone en evidencia la vulneración arbitraria de YouTube a la libertad de expresión e información que dice defender.

COMUNICADO COLECTIVO AFECTADOS POR LA CENSURA


YOUTUBE CENSURA CANALES SOBRE EL CANNABIS

El movimiento cannábico quiere denunciar la censura que está sufriendo el mundo de la marihuana por parte de la plataforma de vídeos Youtube.

En las últimas semanas y prácticamente sin previo aviso, Youtube ha cerrado multitud de cuentas dedicadas a la cannabis. Desde medios de comunicación e información, a importantes bancos de semillas o cuentas personales de youtubers.

Canales de información como Marihuana Televisión, Undergrow Tv o Lamarihuana, de bancos de semillas como Dinafem Seeds, Delicious Seeds o Bhudda Seeds, o canales de grow shops como Pev Grow o Growbarato ya han desaparecido, y otros como Boris Petis o That Weed Couple han tenido que proteger sus cuentas poniendo sus vídeos en privado tras ver cómo les borraban algunos y recibían el aviso de posible cierre. La ofensiva no se ha quedado en España. En Holanda han sido canceladas las cuentas de bancos de semillas como Dutch Passion o Royal Queen Seeds, en Canadá Pot TV, Urban Remo o Lex Lounge (Lex Blazer), y en Estados Unidos el canal de la periodista Charlo Greene, Humboldt Seeds Organization, Loaded Up, Vadervision o Grow420guide entre otros.

Infracciones en las políticas de Youtube, spam o prácticas y contenido engañoso son algunas de las supuestas razones que Youtube da para estos cierres. Pero ninguno de los afectados ha recibido una respuesta concreta desde la propia plataforma de vídeos sobre el motivo de esta censura indiscriminada, ya que sólo responden a las apelaciones con contestaciones automáticas.

La mayoría de estos canales usaban la restricción de edad, no monetizaban sus vídeos (no se permite por tratarse de cannabis), y tampoco habían incumplido ninguna norma de la Comunidad YouTube: no hay violencia, ni desnudos, ni lenguaje ofensivo, ni apología a las armas o las drogas. Sólo información, educación y experiencias personales sobre la planta. Una planta medicinal ancestral que parece incomodar a muchos todavía.

Vídeos de actualidad cannábica, autocultivo, plantas, viajes, eventos, entrevistas con personas usuarias, cultivadoras y expertas… Todo censurado de golpe y plumazo. Por qué? Muchos de estos canales llevaban años informando y educando sobre la planta de la cannabis en una plataforma donde la libertad de expresión era su bandera. Pero queda claro que la censura sigue viva y YouTube forma parte de ella.

Con el cierre de estos canales, YouTube está privando el derecho de millones de personas de todo el mundo a recibir información sobre la cannabis. Está vulnerando derechos fundamentales, constitucionales e internacionales tan básicos como la libertad de expresión e información.

Pero la comunidad cannábica no lo va a permitir. No nos van a callar. Seguiremos grabando plantas de marihuana por todos los rincones del mundo y haciendo vídeos para que la gente lo pueda ver. Nos cortan las alas, pero no dejaremos de VOLAR!!

Firman este comunicado:
1.MarihuanaTelevision
2.UndergrowTv
3.Lamarihuana
4.Dinafem Seeds
5.Delicious Seeds
6.Buddha Seeds
7.Kannabia Seeds
8.Lamota
9.Pev Grow
10.GrowBarato
11.Boris Petis
12.That Weed Couple
13.Desayunos con Weed
14.Yoidi Ganja Zone
15.Humboldt Seeds Organization
16.Pot Tv
17.Jorge Cervantes
18.UrbanRemo
19.Ismoke

Adhesión afectados: marihuanatelevision@marihuanatelevision.tv

Apoyan este comunicado:

1.Mujeres Cannábicas y REMA (Red Estatal Mujeres Antiprohibicionistas)
2.Revista CÁÑAMO España
3.Revista CÁÑAMO México
4.Revista CÁÑAMO Chile
5.Soft Secrets
6.Estudio jurídico BROTSANBERT
7.Fundación ICEERS
8.Energy CONTROL
9.Raro Genetics
10.ConFAC (ConFederación de Asociaciones Cannábicas de España)
11.Plataforma Regulación Responsible
12.Fundación Renovatio
13.Cannabis Magazine
14.ElCultivador
15.Cannabis.es
16.CatFAC
17.Abogada Cannabis
18.Assonabis
19.EUSFAC
20.FAC Levante
21.Hierbas Terapéuticas Castellón (THCs)
22.Ca Revolta
23.Asociación Cannábica Valenciana
24.Castelló Cannabis Club
25.Alacannabis
26.Xarxa d´Entitats del País Valencià
27.Cannalatino
28.OECCC

Adhesión de apoyos: censuracannabis@gmail.com

Nekwo presenta el videocultivo FINAL GROW

Desde Nekwo os presentamos el videocultivo FINAL GROW, producido por Nekwo Media, en el que de la mano de Oriana recorremos los fundamentos para llevar a cabo con éxito un cultivo de interior de cannabis, desde el montaje del cuarto de cultivo y la selección de semillas hasta el manicurado de los cogollos.



El cultivo interior de cannabis, además de una pasión y un arte, es una forma de cultivo altamente especializada para  que numerosos fabricantes han desarrollado la tecnología más puntera con el fin de optimizar la calidad y abundancia de la cosecha.

FINAL GROW, en función de criterios como la eficacia, la especialización, el respeto al medio ambiente y las buenas prácticas, confía el cuidado de las plantas a una serie de marcas y productos que nos presentará a través del distribuidor especializado Hortitec durante este recorrido, en el cual se hace un seguimiento de la variedad Llimonet Haze de Élite Seeds, caracterizada por tener una proporción entre THC y CBD muy equilibrada, produciendo un efecto muy lúcido. Ana Ramón de Élite Seeds no solo nos hablará de esta variedad, sino que nos dará consejos sobre manicurado y secado de cogollos además de ofrecernos los resultados del análisis de cannabinoides de las plantas cultivadas en Final Grow.

Final Grow se desarrolla en capítulos basados en los cuatro elementos de la naturaleza, aire, luz, agua y tierra, en cada uno de los cuales nos irá presentando las partes fundamentales del cultivo y dándonos consejos para mantener las plantas sanas.

Final Grow también se desplaza a las instalaciones de Plagron en Holanda, uno de los productores de sustratos, fertilizantes y aditivos más innovadores e influyentes del mercado. Bram Bertels, director de Plagron, nos hablará del origen de sus fertilizantes y nos mostrará cómo se procesan y testan.

 

Estrenamos FINAL GROW, 20 de abril (4/20), para celebrar el día internacional de la marihuana.

 

Lubricantes de marihuana para el dolor en el sexo

Durante los últimos años se han ido expandiendo las aplicaciones de la marihuana en la industria cosmética, por lo que era solo cuestión de tiempo que empezasen a surgir productos específicos para las relaciones sexuales, como los lubricantes de marihuana.

En otras ocasiones ya os hablamos de marihuana y sexo, como cuando os contábamos acerca de Sexxpot, la primera variedad de marihuana específicamente creada para estimular el sexo en las mujeres, o cuando os recomendábamos algunas variedades para potenciar tu vida sexual.

A pesar de que hay todo tipo de productos orientados a potenciar el placer sexual, hoy hablaremos de un producto, los lubricantes de marihuana vaginales, que además puede ayudar a aquellas mujeres que padecen ciertas condiciones que les impiden disfrutar del sexo normalmente. Hablamos de problemas, entre otros, como la vuldodinia, un dolor crónico en el área de la vulva, sin una causa orgánica definida, o el vaginismo, una contracción involuntaria de los músculos del tercio inferior de la vagina que dificulta el coito y puede generar dolores.

Aunque existen productos para tratar estas condiciones, gracias a los avances en descubrimientos sobre las propiedades de los cannabinoides, están comenzando a aparecer productos basados en la marihuana que aprovechan estas propiedades para tratar estos problemas de forma específica, el caso de los lubricantes de marihuana es uno de ellos.

Sabemos que la marihuana relaja los músculos y aumenta el flujo sanguíneo, dos propiedades que ayudan a rebajar de entrada los problemas asociados a a muchas de las molestias sexuales femeninas. Pero además si se administra en forma de extractos en lubricantes vaginales se logra una serie de beneficios adicionales. Por un lado se mejora la eficiencia de absorción de los principios activos, fundamentalmente el THC, que produce un efecto de euforia y bienestar, y el CBD, que tiene propiedades analgésicas, antiinflamatorias y de relajación muscular; y por otro se evitan las contraindicaciones comunes de la administración oral de fármacos (la absorción intestinal y la inactivación potencial del fármaco a su paso por el hígado). En determinadas condiciones, además, se estará aplicando el lubricante de marihuana justo donde ha de producir su efecto, por lo que se estará optimizando también su eficiencia.

¿Que contienen los lubricantes de marihuana?

Es el caso de lubricantes como Foria, que contienen 2,5mg de THC que, además de facilitar el coito produce otros efectos como bienestar, relajación, una sensación de mayor bienestar y conciencia durante el sexo, e incluso con la capacidad de producir orgasmos múltiples y duraderos.

Un lubricante de marihuana vaginal, absolutamente natural, sin aditivos y comestible se puede también realizar de forma casera con las proporciones adecuadas de aceite de coco y cogollos de marihuana.

También comienzan a aparecer cosméticos orientados a reducir las molestias propias de otra área de la sexualidad femenina, la menstruación, como la línea de aceites, cremas y ungüentos que proponen Whoopi & Maya.

El mercado de la marihuana podría desplazar al del alcohol

Ayer poníamos a prueba la afirmación polémica y contraintuitiva de que la marihuana, antes que ser una droga de entrada, era más bien una droga de salida. Hoy ponemos a prueba otra afirmación del mismo corte: que el mercado de la marihuana tiene potencial para desplazar al del alcohol.

 

Por supuesto solo se puede someter a prueba una afirmación así en aquellos lugares donde ambas sustancias sean legales bajo términos parecidos, como ocurre ya en muchos lugares de Estados Unidos. Antes de bucear en los entresijos del tema, podemos tener una panorámica muy general del asunto haciendo una búsqueda en google con estas entradas: marijuana, alcohol, sales (marihuana, alcohol, ventas). En la primera página de resultados ya nos encontramos titulares bastante llamativos como:

Marijuana sales overtake alcohol in US city for first time (Las ventas de marihuana sobrepasan las de alcohol en una ciudad de EEUU por primera vez)

Recreational weed is killing alcohol sales in legal states (La marihuana recreativa está matando las ventas de alcohol en los estados donde está legalizada)

Medical marijuana took a bite out of alcohol sales (La marihuana medicinal le arrebata un bocado a las ventas de alcohol)

Y un largo etcétera. Lejos de tratarse de un simple titular sensacionalista, parece que está sustentado por datos empíricos. Un estudio llevado a cabo por un equipo de investigadores de la Universidad de Connecticut y de la Universidad Estata lde Georgia, han comprobado con bastante solidez que la venta de bebidas alcohólicas se ha reducido tras la introdución de leyes que regulan el acceso a la marihuana medicinal. Comparando los datos de más de 2000 condados entre los años 2006 y 2015, han constatado que en aquellos condados situados en estados donde la marihuana medicinal es legal, la venta de bebidas alcohólicas se ha reducido un 15%. Los investigadores concluyeron que

“la marihuana y el alcohol son fuertes sustitutos. Los estados que han legalizado el consumo de marihuana medicinal experimentan disminuciones significativas en la venta agregada de alcohol, cerveza y vino. Es más, los efectos no son de corta duración, con reducciones significativas observadas hasta 24 meses después de la aprobación de la ley.”

 

Pero un estudio puede resultar anecdótico, por lo que no está de más aportar otras evidencias que sustenten la afirmación que ponemos a prueba: según datos recopilados por OutCo y Moncloe Research, los veintañeros californianos de la era post-legalización están sustituyendo en gran medida la cerveza por marihuana. Además nos encontramos que un análisis de 2016 sobre el consumo de cerveza en Colorado, Oregon y Washington, tres estados en los que la marihuana recreativa es legal, mostró que las ventas al consumidor final tuvieron muy bajos rendimientos colectivamente en los años subsiguientes a la legalización.

También la firma de análisis financieros Cowen & Co. A través de una de sus analistas, Vivien Azer, nos cuenta que:

 

“Tanto en Estados Unidos como en Canadá, hemos visto claros signos de sustitución entre el alcohol y el cannabis, en particular entre los consumidores adultos más jóvenes. … En Ontario, vemos las mismas tendencias. De hecho, en toda América del Norte, más del 60% de los consumidores de cannabis informan de una cierta reducción del consumo de alcohol cuando el cannabis ya se está consumiendo”.

 

Toda esta retahíla de evidencias podríamos enmarcarlas dentro de las pruebas positivas, pero por si aún no fueran suficientes, ¿a qué conclusión llegaríais, si os contásemos que el hecho de que no se aprobase en 2010 la Proposición 19 para la regulación del cannabis en California, fuera debido a la presión de las grandes compañías de bebidas alcohólicas? Wikileaks publicó el años pasado una serie de emails hackeados de DNC que revelaron que Wine & Spirits Wholesalers of America etiquetó en la legalización de la marihuana como un “asunto clave” y que California Beer and Beverage Distributors financió la campaña contra la Proposición 19. Más claro agua. A veces las pruebas negativas terminan de apuntalar solemnemente una afirmación en principio cuestionable.

Por último, desde Nekwo consideramos que estos datos demuestran que la sociedad no es tan idiota o infantil como las autoridades parecen pretender con sus políticas paternalistas e hipócritas. Hemos hablado muchísimas veces de un hecho que está más allá de toda duda y que la ciencia confirma una y otra vez: el alcohol es una droga muchísimo más peligrosa que la marihuana, tanto a nivel individual como social. Cuando pones ambas sustancias en un plano de igualdad, comprobamos que la sociedad prefiere la opción más segura. ¿A qué esperan nuestras autoridades para tomar en consideración estos datos?

 

 

 

La marihuana como droga de salida

La idea del cannabis como droga de entrada tiene menos fundamento científico que la marihuana como droga de salida.

 

Quizá una de las cantinelas que más hemos tenido que soportar los que alguna vez hemos sido sorprendidos con marihuana es la de que “se empieza por los porros y se acaba con la jeringuilla”. Estamos de acuerdo en que es importante concienciar a adolescentes y jóvenes acerca del peligro del consumo de marihuana y las drogas en general mientras el cerebro aun se está desarrollando, pero abogamos por hacerlo más con argumentos reales que con mitos. La marihuana como “droga de entrada” es un cuento de la vieja que tiene poco fundamento en la ciencia moderna y en datos empíricos.

 

No, ninguna droga es la puerta de entrada a otras cosas peores, de la misma manera que tomar de vez en cuando una copa o una cerveza no es la entrada al alcoholismo. Las drogodependencias no se deben tanto a las sustancias en sí como a las características de determinadas personas que les predisponen a la adicción. Prueba de ello es la enorme cantidad de consumidores responsables de alcohol o marihuana, que modulan la moderación en función del contexto, y que no están enganchados a estas u otras sustancias. De hecho, la inmensa mayoría de consumidores responde a este perfil. Con ello no queremos decir en absoluto que no haya riesgos para los jóvenes que consumen marihuana. Insistimos: los hay, y muchos. Pero debemos también remarcar esta idea: el hecho de que un joven entre en contacto con drogas mucho más destructivas a través de la marihuana, no se debe en absoluto a que haya algo en la marihuana que produzca una necesidad de colocarse con sustancias cada vez más duras, sino porque la situación de ilegalidad de la marihuana hace que aumente la probabilidad del contacto del joven con otras sustancias cuando acude a la calle y a las mafias. Súmale a eso la falta de educación y formación que hay en nuestra sociedad sobre drogas.

Pero, ¿y si resulta que lejos de ser una droga de entrada, pudiese ser la marihuana una droga de salida?

Antes de adentrarnos en esta potencialmente polémica afirmación vayamos con algunos hechos: el Institute of Medicine y el Rand Corporation’s Drug Policy Research Center concluyen que “la marihuana no tiene ninguna influencia causal sobre la iniciación en las drogas duras”. En contraste, aumenta la evidencia de que el cannabis puede ser usado como una transición para abandonar dependencias de sustancias más peligrosas como los opioides, el alcohol, medicamentos, cocaína y tabaco. Por ejemplo, en aquellas jurisdicciones donde el consumo de marihuana es legal, las investigaciones han constatado una reducción constante del abuso de opioides y la mortalidad asociada. Poco después de la legalización, las muertes asociadas a opiáceos y heroína se redujeron un 20% según datos de la Journal of the American Medical Association. En general, los investigadores del estudio concluyeron que “los estados con leyes sobre el cannabis medicinal tienen una tasa media anual de mortalidad por sobredosis de opiáceos un 24,8 por ciento menor que la de estados sin leyes sobre el cannabis medicinal”. Los datos publicados el pasado mes de abril en la revista Drug and Alcohol Dependence también reportan una dramática disminución en las hospitalizaciones relacionadas con analgésicos opiáceos después de la legalización.

 

Con estos datos sobre la mesa, nadie debería de escandalizarse al conocer que hay una clínica de rehabilitación de drogodependencias en Los Ángeles, que emplea la marihuana como una sustancia intermedia para tratar las adicciones a drogas duras de sus pacientes. Hablamos de High Sobriety, cuya filosofía se resume en esta secuencia:

Letal -> No letal -> Vida

High Sobriety ofrece una alternativa para aquellos drogodependientes con los que los métodos tradicionales de rehabilitación, habitualmente basados en la abstinencia, han fracasado. De hecho, según datos de la SAMHSA (Substance Abuse & Mental Health Services Administration), solo un 25% de las personas que siguen este tipo de programas basado en la abstinencia, no recaen. En High Sobriety quieren ocuparse del 75% restante.

 

Con los datos presentados, todo cobra sentido: sustituir una dependencia potencialmente letal por otra no letal es ya un enorme éxito. También hay profesionales como el Dr. Mark Wallace, presidente de la división de medicina del dolor del departamento de anestesia de la Universidad de California, que usa la marihuana para ayudar a los pacientes a desengancharse de los opiáceos. El Dr. Wallace afirma que la mayoría de pacientes continua usando la marihuana, pero por otro lado los mismos pacientes le cuentan acerca de los opiáceos que se sentían como si fueran esclavos de esa droga y que ahora sienten que han recuperado su vida. En este sentido dice el Dr. Reiman, consultor no remunerado de High Sobriety:

 

“No hay ninguna razón científica para creer que es mejor ser completamente miserable y sobrio que consumir cannabis de vez en cuando, o incluso con bastante regularidad, como adulto, y ser funcional, feliz y productivo. El consumo de cannabis es una práctica relativamente segura”.

Youtube censura el cannabis

Lo que nos faltaba. Nuestros amigos de Marihuana TV nos cuentan que Youtube ha cerrado su canal en una maniobra de censura contra el cannabis.

Pero lejos de ser una acción puntual, constatamos que lo mismo les ha sucedido a Dinafem Seeds, Growbarato, Royal Queen Seeds, Pot TV, Pevgrow, Undergrow, Fastbuds, Dutch Passion, Delicious Seeds y seguramente un larguísimo etcétera, porque no hacemos más que consultar páginas conocidas y sistemáticamente todas están fuera.

 

Nadie parece haber recibido una razón clara por lo que esto ha ocurrido y Youtube no hace más que responder con mensajes genéricos ante las indignadas cuestiones de los afectados, tal y como cuenta Pevgrow:

“No hemos recibido una respuesta concreta desde la propia plataforma de reproducción de vídeos sobre el motivo de esta censura indiscriminada, ya que sólo nos han enviado contestaciones automáticas como respuesta a nuestras apelaciones”.

La revista Cáñamo ya se ha hecho eco de ello, enfatizando que no se trata de casos arbitrarios o puntuales, sino de un cierre sistemático de canales sobre el cannabis que está ocurriendo más o menos derrepente en todo el mundo. En cualquier caso salta a la vista que Youtube está violando el principio de la libertad de expresión que con tanto orgullo se arroga en su sección de información. Allí leemos que

Nuestro objetivo es dar voz a todas las personas y poner el mundo a su alcance.”

A todas, menos a la comunidad cannábica, se ve, una minoría formada por MILLONES de personas en todo el mundo. A nosotros se nos quita la voz y la posibilidad de poner el mundo a nuestro alcance. Bravo.

¿Pero porque youtube censura el cannabis?

Sigue, con hipocresía, Youtube:

Creemos que todos debemos tener la oportunidad de expresarnos, y que el mundo es un lugar mejor cuando escuchamos a los demás, compartimos información y creamos una comunidad a través de nuestras historias.”

Un mensaje tan bonito se convierte en una apestosa ñoñería publicitaria cuando el “todos” no incluye a “todos”. Si este mensaje es cierto, entonces Youtube está haciendo del mundo un lugar peor al no dejar que la voz de millones de personas se escuche, al censurar la tan necesaria información sobre el cannabis y al obstaculizar la creación de comunidades que puedan contar su historia.

Youtube termina de apuntalar su hipocresía cuando apela a sus valores, que, según dice, “se basan en cuatro libertades fundamentales que nos definen como personas”. Estas libertades que dice defender son:

Libertad de expresión

Todas las personas deben tener derecho a hablar libremente, compartir sus opiniones y fomentar el diálogo abierto. Además, la libertad creativa genera nuevas voces, formatos y posibilidades.”

¿Por qué entonces no se le permite a la comunidad cannábica hablar libremente y compartir sus opiniones?, ¿por qué se le permite a la comunidad del whiskey ejercer este derecho, o a la del tequila? Incluso los coleccionistas de cartelitos de “no molestar” de los hoteles tienen más derechos que los millones de usuarios que consultan con regularidad las páginas censuradas.

Libertad de información

Todas las personas deben tener la oportunidad de acceder a la información de forma libre y sin trabas. Los vídeos son una herramienta muy importante para educar, generar conocimiento y documentar los grandes y pequeños acontecimientos que tienen lugar en todo el mundo.”

Sin embargo Youtube no considera que se deba acceder a la información sobre el cannabis de forma libre y sin trabas. Si, como dice, los vídeos son una herramienta muy importante para educar y generar conocimiento, entonces Youtube está fomentando la ignorancia y el desconocimiento sobre el cannabis, y con ello poniendo en peligro a muchísimas personas. Los canales censurados pertenecen a empresas, tiendas, asociaciones y medios que fomentan el conocimiento y la educación sobre el cannabis y su consumo seguro y racional, además de proveer mucha información sobre su uso terapéutico. Esta censura es, por parte de Youtube, no solo una muestra de flagrante hipocresía, sino de lamentable irresponsabilidad.

Libertad de oportunidades

Todo el mundo debe tener la oportunidad de darse a conocer, crear un negocio y triunfar en lo que le gusta. Sin intermediarios; son las personas quienes tienen que decidir lo que es popular.”

Menos los que se dedican al negocio de la marihuana. Puedes dedicarte al negocio del alcohol, las armas o el tabaco o a algo tan impopular como las anillas para cortinas de ducha, pero no al de la marihuana, una sustancia reconocida como medicamento en al menos 26 países, 15 de ellos europeos, y reconocida la legalidad de su consumo recreativo en 10 estados en EEUU (y aumentando), en Uruguay, Holanda y en pocos meses en Canadá, además de estar descriminalizado su consumo en decenas de países.

 

Libertad de integración 

Todas las personas deben tener la oportunidad de encontrar comunidades de apoyo, romper las barreras, traspasar las fronteras, y reunirse para disfrutar de sus intereses y gustos comunes.”

En el mundo, según el informe sobre drogas de las Naciones Unidas del año pasado, entre 128 y 238 milliones de personas de media consumieron cannabis en 2015. Es una comunidad muy grande, una minoría que podría doblar la población de México, y que tiene el mismo derecho que los buscadores de fantasmas a encontrar comunidades de apoyo, romper las barreras, traspasar las fronteras, y reunirse para disfrutar de sus intereses y gustos comunes. El consumo de cannabis es una realidad y, gracias al trabajo de muchísima gente, como la que tan desvergonzadamente ha censurado Youtube, es desde hace años una realidad que se ejerce de forma cada vez más segura y responsable. Muestra de ello es la tendencia aperturista que despunta en muchas partes del mundo, una tendencia a la que Youtube claramente se opone.

Es también gracias a las comunidades de apoyo, a la accesibilidad e inmediatez de información en medios como Youtube, por lo que la educación sobre el cannabis ha posido expandirse, demostrando que su consumo responsable no es solo posible, sino que es lo habitual.

Mientras Youtube contribuye al oscurantismo retrógrado, otras plataformas se beneficiarán de esta, digámoslo como tiene que ser, cagada, como Vimeo, que trata muchísimo mejor los conceptos de información, educación y libertad de expresión. PevGrow o MarihuanaTV ya se han mudado a Vimeo y muy probablemente lo hagan muchos de los afectados. Nos queda por ver si los grandes canales del mundo cannábico como Leafly, Merry Jane y High Times resistirán esta purga.

 

FINAL GROW, el videocultivo definitivo

El próximo 20 de abril se estrena el videocultivo FINAL GROW de Nekwo Media.

FINAL GROW es un viaje de descubrimiento y de crecimiento que, paso a paso, muestra los fundamentos y productos más innovadores para iniciarse y profundizar en el mundo del cultivo más especializado: el cultivo interior de cannabis.

El autocultivo es un arte, una pasión, pero también es una ciencia, por lo que FINAL GROW se basa en criterios estrictamente científicos para confiar el cuidado de las plantas a determinadas marcas y productos, que ha seleccionado en función de factores como la eficacia, la especialización, el respeto al medio ambiente y las buenas prácticas.

FINAL GROW hace un seguimiento detallado del crecimiento de la variedad Llimonet Haze de Élite Seeds, desde la siembra hasta el manicurado de cogollos, mientras nos ofrece consejos técnicos acerca de cada fase del cultivo. A través del distribuidor especializado Hortitec, FINAL GROW nos presenta además los productos más confiables y avanzados para lograr una cosecha exitosa. También nos lleva a Holanda, a conocer las instalaciones y el trabajo de Plagron, uno de los productores de sustratos, fertilizantes y aditivos más influyentes del mercado

FINAL GROW se estrenará el próximo 20 de abril (4/20), día internacional de la marihuana en la web oficial de Nekwo y en las redes sociales a través de todas las marcas que han colaborado.

No obstante, en el siguiente vídeo puedes ver un adelanto:

Las ventas de marihuana legal podrían superar las ventas de refrescos en 2030

¿Eres capaz de imaginar un mundo en el que las ventas de marihuana superen a las de refrescos?

No, no se trata de que una cosa sustituya a la otra. Si tienes sed, tienes sed, y no te vas a fumar un porro para solucionarlo. Se trata más bien de una curiosa conclusión que extraen los expertos en análisis económicos de Cowen & Co. basada en las tendencias actuales. Según Cowen & Co. las ventas de marihuana legal en EEUU ascenderán a 75 mil millones de dólares anuales en los próximos 12 años, mientras que la popularidad de las sodas o refrescos carbonatados se va desvaneciendo.

Si te parece exagerado, quizá deberías saber que hace dos años las ventas combianadas de marihuana en EEUU y Canadá ya eran de 53,3 mil millones de dólares. También hay que tener en cuenta la infravaloración del potencial de mercado de la marihuana, según el informe inicial que realizó Cowen & Co. sobre las ventas de marihuana, que consideraba que alcanzaría “solo” los 50 mil millones anuales para 2026. De hecho, cuenta Vivien Azer, analista de Cowen & Co., que  “las nuevas predicciones sugieren que el mercado ya tiene ese volumen”.

 

Cuestión de salud: la marihuana es más popular que nunca, los refrescos no.

Mientras el mercado de la marihuana crece con salud y vigor, el de los refrescos experimenta la tendencia opuesta, registrando su nivel más bajo de los últimos 31 años en 2017. Al mismo tiempo que se desmitifican muchos presuntos peligros de la marihuana y se descubren sus propiedades benéficas para la salud  (especialmente a través de extractos y formas de consumo alternativas al humo), la población en general es cada vez más consciente del peligro del abuso de bebidas azucaradas.

Teniendo en cuenta que el mercado de los refrescos era de 76,4 mil millones de dólares el año pasado y la tendencia es a la baja, no solo no parece imposible, sino altamente probable, que las nuevas predicciones de Cowen & Co. para 2030 se cumplan.

Si bien hay una correlación inversa en la tendencia de estos dos mercados, una no es causa de la otra. Pero una situación diferente es la relación entre el mercado de la marihuana y el del alcohol, en la que parece que uno afecta directamente al otro. En un próximo artículo os hablaremos de cómo ambos mercados se presentan como mutuamente excluyentes, hasta el punto de que las grandes compañías de bebidas alcohólicas intentan o han intentado bloquear la legalización

Formación profesional en cannabis

Una escuela de formación en la Outaouais, Canadá, ofrecerá una formación profesional en cannabis, especialista en control de calidad y procesamiento del cannabis a partir de septiembre.

Las cosas van tan despacio en nuestro país en lo que respecta al cannabis que no nos queda más que mirar hacia fuera, babeando ante el savoir faire de sociedades que nos están dejando atrás, y maravillándonos de las posibilidades de progreso que la regulación y legalización del cannabis trae consigo. En España hoy por hoy es impensable una titulación de formación profesional de “experto técnico en cannabis”, pero en Canadá no. En concreto, la escuela de formación profesional (CÉGEP) de la Outaouais en Gatieneau, planea un curso para la formación de técnicos y tecnólogos para la industria del cannabis. La titulación acreditaría a quienes la obtuviesen como “especialistas en control de calidad y procesamiento del cannabis”.

Si el Ministerio de Educación de Quebec aprueba el programa, el CÉGEP podría estar acogiendo su primera clase el próximo septiembre. Comenzaría con unos 15 estudiantes que seguirían un programa de entre 12 y 18 meses de duración. “Vemos que la demanda será bastante alta”, dijo Jacqueline Lacasse, directora de estudios del CÉGEP. “A pesar de que la inscripción no está abierta, ya he tenido a quien me ha llamado pidiéndome que ponga su nombre en la lista de espera.”

El CÉGEP de la Outaouais se ha asociado con una empresa productora de cannabis medicinal de Masson-Angers llamada Hydropothecary. Lacasse explica que acudieron a Hydropothecary para saber cuáles eran sus necesidades profesionales, al mismo tiempo que les explicó lo que los graduados en esta formación podrían aportar. Entonces saltó a la vista la necesidad de formar trabajadores capacitados para una industra en rápido crecimiento. Hydropothecary comenzó a aportar datos y análisis de sus puestos de trabajo para demostrar la necesidad de una formación profesional.

Entre los 120 empleados actuales de Hydropothecary hay desde científicos doctorados a trabajadores manuales, según su director de recursos humanos Andrée St-Cyr. “Actualmente estamos contratando entre dos y tres personas a la semana. Probablemente terminaremos el año con cerca de 300 empleados. Después de este año, habrá una necesidad constante. La industria está literalmente en auge” dijo St-Cyr, quien calcula que entre el 35 y el 40 por ciento de los trabajadores de Hydropothecary pertenecerán a la categoría de la formación que ofrece el CÉGEP.

La CÉGEP planea añadir una diplomatura de tres años que certifique a quien la supere para trabajar en control de calidad y procesamiento del cannabis. Según LaCasse, “ahí es donde están las mayores necesidades. (En Hydropothecary) ya tienen personas con doctorados en bioquímica y farmacéutica”.

Una industria que no está haciendo más que transformarse y crecer, está, lógicamente, demandando profesionales titulados. Mimi Carrier, asesora educativa del CÉGEP, consciente de la incipiente legalización del cannabis recreativo en Canadá, consideraba que se debían tomar medidas a nivel formativo porque “de lo contrario la búsqueda de trabajo se hará con personas que hayan adquirido cierta experiencia en el mercado negro o en Internet con una formación falsa. Eso no es lo que queremos”.

¿Cual es la situación actual de la formación profesional en cannabis?

Cada vez hay más instituciones postsecundarias en Canadá ofreciendo cursos de certificación en diferentes áreas de la industria del cannabis. Por ejemplo, la Universidad McGill anunciaba el mes pasado la organización de talleres profesionales de un día sobre producción industrial y control de calidad del cannabis. También la Politécnica de Kwantlen (Columbia Británica), está ofreciendo cursos online sobre producción, comercialización y financiación del cannabis. El New Brunswick Community College imparte cursos de cultivo y el Niagara College planea un certificado en producción de marihuana a partir de septiembre.

Mientras, en España, nos tenemos que quedar en el andén con cara de bobos viendo cómo se nos escapa un tren tras otro.

CBD, el cannabinoide que puede legalizar el cáñamo

El CBD, el cannabinoide no psicoactivo de la marihuana también presente en el cáñamo, podría ser la puerta para legalizar el cáñamo industrial en EEUU.

Recientemente os hablábamos del proyecto de ley que el senador por Kentucky Mitch McConnell  pretende introducir en el senado de EEUU, con el fin de sacar al cáñamo de la lista de sustancias controladas, para que sea legal a nivel federal, estableciendo una distinción clara con la marihuana.

Por supuesto que la ola de legalización progresiva de la marihuana y del cáñamo que vive actualmente EEUU no es consecuencia únicamente de conquistas sociales, sino además de intereses económicos. La reducción de demanda del tabaco está afectando a la economía de Kentucky, tradicional cultivador de esta planta, por lo que se hace necesario encontrar un cultivo alternativo, resultando el cáñamo una opción ideal. Pero no se trata solo de la enorme cantidad de productos petroquímicos industriales o de uso personal que el cáñamo puede sustituir, sino del enorme valor potencial que el aceite del cannabinoide CBD posee para la economía.

Este oro líquido que se puede obtener tanto de la marihuana como del cáñamo, podría alcanzar para 2020 los 2,1 mil millones de dólares en ventas de productos consumibles según The Hemp Business Journal, lo que representa un aumento del 700% desde 2016. Casi una cuarta parte de esa producción provendría del cáñamo.

El CBD es una sustancia legal en la mayoría de estados de EEUU, así como en España, pero en el caso de nuestro país la regulación es todavía poco clara, aunque ya se pueden encontrar productos con CBD. Aun así, existe todavía mucha falta de información acerca de qué es y lo que hace. Muestra de ello es la anécdota que ocurrió a principios de año en Tennessee, que demostró la ridícula ignorancia que las autoridades a tres niveles, local, estatal y federal, poseen ya no solo con respecto a este cannabinoide, sino con respecto a las leyes que se supone que defienden:

El febrero, un grupo conjunto de fuerzas de seguridad locales, estatales y federales llevaron a cabo la “Operación Candy Crush”, que consistió en una redada a 23 comercios minoristas en el condado de Rutherford, cerca de Nashville, interponiendo 21 acusaciones por vender comestibles con CBD infusionado. Esta acción se llevó a cabo tras la llamada que recibió el sheriff de Rutherford de un padre preocupado, que había descubierto comestibles con CBD en posesión de su hijo. Las tiendas fueron clausurasas y los productos confiscados, pero para vergüenza de los responsables de la operación (y para sorpresa del padre preocupado), los productos con CBD infusionado son legales en Tennessee desde 2017 mientras no contengan más de un 0,03% de THC, por lo que, al día siguiente de la operación, un juez tuvo que ordenar la devolución de los productos confiscados, y permitir que las tiendas abriesen y continuasen vendiéndolos.

 ¿Qué clase de descoordinación e ignorancia institucional pueden poner en acción a tres diferentes agencias de fuerzas del orden para llevar a cabo una operación contra un producto absolutamente legal?

El CBD, al contrario que el THC, no es una sustancia psicoactiva y, lejos de ser peligroso, posee propiedades terapéuticas reconocidas por la ciencia. Los agentes de Tennessee y los padres preocupados deberían informarse mejor acerca de lo que el CBD hace y no hace. Por ejemplo, no te coloca. Es más, el CBD suaviza o suprime en cierta medida los efectos del THC. Por si fuera poco, un estudio pre-clínico del Scripps Research Institute, según Science Daily, sugiere que el CBD podría combatir las adicciones.

El estudio, realizado en ratas, ha demostrado que este cannabinoide pódría ser útil para reducir el riesgo de recaída entre los drogadictos y alcohólicos en recuperación. Los investigadores aplicaron un gel de CBD una vez al día a ratas que mostraban un comportamiento de adicción a la cocaína y el alcohol, y que tenían la capacidad de autoadministrarse estas sustancias. Se las sometió a situaciones estresantes para ver si recaían. Según el estudio, “los investigadores reportaron que el CBD redujo efectivamente la recaída provocada por el estrés y la exposición a las drogas; el CBD también redujo la ansiedad y la impulsividad en las ratas adictas”.

A pesar de que 72 horas después de la aplicación no quedaba ni rastro de CBD en el cerebro ni en el plasma de las ratas, los investigadores constataron que cinco meses después estas mismas ratas “todavía mostraban una reducción en la recaída inducida por el estrés o la exposición a drogas”. Aunque el estudio se limita al alcohol y la cocaína, el CDB se perfila también como una herramienta prometedora para tratar la adicción a los opiáceos.

De hecho, la consideración del cannabis como “droga de salida” para combatir adicciones graves no es una idea nueva, y se basa en abundante evidencia científica. Centros de rehabilitación para drogadictos y alcohólicos como High Sobriety utilizan el cannabis en tratamientos contra la adicción a drogas muy peligrosas como las metanfetaminas, la heroína o la cocaína, conocidas por tener dosis mortales, sustituyéndolas por una sustancia de la que no se conoce dosis mortal.