Leyes del cannabis y política

Conoce las leyes del cannabis establecidas en cada país acerca de su consumo y su cultivo. Entérate de los problemas, las prohibiciones, etc. sobre consumo medicinal, clubes cannábicos y mucho más.

Podemos de Andalucía

Andalucía se suma a la lista por la legalización de la mano de Podemos

El Parlamento Andaluz registró ayer una proposición no de ley gracias al Podemos Andalucía, con la que pretenden debatir ante el Pleno el contexto que gira en torno del cannabis, para regular todos sus usos, desde el medicinal al lúdico.

Ayer, el grupo del Parlamento de Andalucía adscrito a Podemos, inscribió en el registro de la cámara autonómica una proposición no de ley (PNL), mediante la cual se pretende debatir y dilucidar, en el pleno, cuál es la situación del cannabis para regularlo y normalizarlo, sobre todo, desde la Junta de Andalucía. La iniciativa, pretende reclamar no sólo el uso terapéutico, si no que entienden que también debe regular su situación el lúdico.

Parlamento de Andalucía

Parlamento de Andalucía

En el escrito que presentaron, solicitan que la Junta de Andalucía sea soberana en competencias de agricultura y ocio para, de esta manera, crear un marco regulatorio que luche de forma directa contra el mercado negro y la economía sumergida, legislando, sobre todo, la producción del cannabis, del que se pretende normalizar su consumo. Así, y de esta forma, se consigue dar dos veces en la diana, ya que se protege a los consumidores luchando contra un mal general; la creación de mafias y el mercado negro.

El autocultivo como ‘fenómeno imparable’

Uno de los motivos más claros por los que Podemos pide esta regulación, es debido a un fenómeno imparable llamado autocultivo. Con la evolución en las técnicas de horticultura urbana, con la disposición de todo el material de cultivo en cualquiera de las tiendas dedicadas a esta temática, a día de hoy, es imposible frenar la afirmación de que cualquiera puede plantar cannabis en su casa.

El cultivo urbano está muy extendido y cuesta más frenarlo que regularlo

El cultivo urbano está muy extendido y cuesta más frenarlo que regularlo

La facilidad en los desarrollos logísticos de producción hortícola hasta en lugares urbanos, hace que sea más preciso crear una serie de programas educativos que la prohibición, para que la gente tenga el conocimiento necesario, tanto en materia lúdica como medicinal, para desarrollar sus propias plantas de forma correcta.

La argumentación moral, algo obsoleto

Uno de los argumentos que más nos han gustado en Nekwo, y que mas hemos valorado, porque va en la línea de lo que pensamos (como casi todo en general de este tipo de iniciativas), es la visión que tienen alrededor del prisma con el que mirar esta situación que trata sobre una planta de la naturaleza. Como bien exponen en su acta:

‘Desde principios del siglo XX determinadas conductas individuales de los ciudadanos han sido consideradas peligrosas o perjudiciales por parte de quiénes ocupan los puestos de responsabilidad pública para imponer a la ciudadanía una determinada línea de pensamiento y de moral’

El estigma que tenemos los usuarios de cannabis ha día de hoy, va más allá de el hecho que concierne a la cuestión. El cambio referencial viene desde las nuevas generaciones más jóvenes, que ya entienden y definen al cannabis como un consumible más que debe estar regulado, del que no se debe abusar, y del que se pueden extraer fármacos para diferentes enfermedades. Con el paso del tiempo los referentes sociales han cambiado y los individuos comienzan a ser más conscientes de que son libres y pueden elegir con su pensamiento el tipo de ocio, salud o consumo que ellos quieran tener (siempre y cuando no interfiera en la libertad del otro).

Cada vez se une más gente a las marchas pro cannabis

Cada vez se une más gente a las marchas pro cannabis

Las actuales leyes prohibicionistas, basadas en meras formulaciones falsas o estudios obsoletos (que poco a poco se están desmoronando con la llegada de estudios científicos más novedosos que avalan muchos beneficios y que también están restando muchos mitos), han ido restando capacidad de elección y ‘limitando las ideas, la salud y la libertad de pensamiento o de consumo’ debido a la moral bajo la que se cimentan.

Esto, unido al dato clave, de que no existe ningún registro de intoxicación por consumo con el resultado de muerte por el cannabis hace que sea necesario regular la planta, su producción y sus usos.

La legalización trae consigo beneficios sociales

Como comentábamos algunas líneas más arriba, la situación actual no hace más que generar problemáticas que giran alrededor de una planta, de algo natural que surge de la naturaleza, no como compuesto químico o manufacturado. Toda la articulación sistemática de referentes negativos que desde los años 60 se ha ido grabando en el disco duro de la sociedad (el inconsciente cognitivo que nos presta la capacidad de crear un significado asociado a una palabra) ha acabado por generar más problemas de los que se pretendía.

Teresa Rodríguez, secretaria general de Podemos Andalucía

Teresa Rodríguez, secretaria general de Podemos Andalucía

Por ejemplo, Podemos, en su escrito trata de poner solución a la problemática del mercado negro, la creación de mafias y lobbies cannábicos ya que sospecha, de alguna forma que el mantenimiento de esta prohibición hace que sea

‘…perfectamente lícito sospechar que desde los poderes públicos se sostenga la existencia de mercados ilegales y la prohibición como consecuencia de la influencia sobre la política de grupos de poder asociados al narcotráfico’.

Legalizando el cannabis, sus usos y su producción, además de acabar con este problema se generaría una larga lista de beneficios. Desde podemos, apuntan a diferentes consecuencias positivas (argumentadas con datos).  Éstas van, desde un mayor atractivo turístico, hasta una reactivación de la agricultura en la extensa región de Andalucía, un incremento ingente de la recaudación por parte del gobierno de la comunidad y ocasionando numerosas ventajas a los cuerpos de seguridad del estado.

Desde Nekwo, seguiremos al tanto de cómo va resultando el proceso de esta PNL confiando en que si se continúa en esta línea de presión por lo que es justo, los resultados llegarán en menos de lo que nos esperamos, sobre todo, porque la legalización transciende al mero hecho de dejar que se consuma o se cultive una planta o sus flores, ya que se trata de no coartar el poder y la libertad de decisión que tiene la sociedad y sus individuos.

Donald J. Trump, presidente de Estados Unidos

Trump sigue jugando a dos bandas con el cannabis medicinal

La administración del gobierno de Trump continúa mostrándose indecisa en cuanto a la decisión de normalizar el cannabis en algunos estados. Primero creó un proyecto de ley para trabar el trabajo de la policía federal para ahora retractarse.

Desde la precampaña electoral, incluso, durante la campaña, el actual presidente norteamericano Donald Trump, se mostraba optimista y enfocado en darle libertad a los estados a la hora de regular en sus comunidades el cannabis, sobre todo, de forma medicinal. Un tiempo después, asumiría el cargo y no volvería a pronunciar ni una palabra más alrededor de la cuestión hasta el viernes pasado.

Donald Trump - Fuente: Vice

Donald Trump – Fuente: Vice

Este pasado viernes 5 de mayo, el presidente estadounidense firmó un proyecto de ley, aprobado por el congreso mediante el cual se realizaban dos acciones. Por un lado, se financiaba al gobierno federal con más de 1 trillón de dólares (si, si tal cual lo leéis, esa anonadante cifra) para que administrara todos sus departamentos (entre ellos la NASA, el FBI o la DEA) hasta el 30 de septiembre. Por otro, a la vez que adjudicaba esa cifra, prohibía su uso para procesar, perseguir o investigar a las empresas relacionadas con el cannabis medicinal. Hasta aquí, todo perfecto, por lo que probablemente os preguntéis donde está el problema, que viene ahora.

Justo después de firmar ese proyecto de ley, Trump comentó:

‘El apartado B, del artículo 527 dispone que el Departamento de Justicia Federal no puede usar cualquier fondo para evitar la aplicación de las leyes de marihuana medicinal por varios Estados y territorios que lo han aprobado. Probablemente voy a tener que tratar esta disposición desde la perspectiva de la responsabilidad constitucional de hacer que las leyes se ejecuten fielmente’

El activismo norteamericano lo ve contradictorio

Medical Cannabis Market en California

Medical Cannabis Market en California

Obviamente todos los actores en la industria cannábica medicinal se han agitado con tal medida. Uno de los primeros en opinar en torno a la cuestión, ha sido Tom Angell, fundador de una asociación cannábica ‘Marijuana Majority’, habló preguntado para Business Insider, sobre la cuestión explicando, de forma muy sencilla como ve él la situación:

“Básicamente la administración federal se reserva el derecho de hacer lo que quieran y cumplirán con la prohibición a pesar de tener una prohibición sobre este hecho”

Otros que también se confesaron dubitativos con el rumbo que están tomando las acciones del presidente, fueron las organizaciones que se encargan de las políticas de drogas en el país. Por ejemplo, el director de la Drug Policy Alliance, Michael Collins. Éste, asegura que no entiende este tipo de mensajes contradictorios por parte del presidente y su gobierno ya que durante la campaña Donald Trump era 100% afín al cannabis medicinal y ahora se adhiere a un programa federal que lucha por perseguirlo.

Jeff Sessions, Fiscal General del Estado

Jeff Sessions, Fiscal General del Estado

Cierto es que esta opinión vertida no tiene más que eso, ser una opinión del presidente del gobierno del país porque, de momento, no ha ido acompañada de una medida legislativa, ni de un movimiento extraño por parte de organizaciones gubernamentales como la DEA. El propio Jeff Sessions, fiscal general del Estado, ya comentó que de momento, no es una prioridad perseguir a las empresas que trabajan en el sector medicinal cannábico en estados que lo tienen regulado.

De momentos continuaremos expectantes desde Nekwo, y seguiremos está cuestión, confiando en que no se vuelva a retroceder un paso, en la legalización del cannabis medicinal.

Parlamento Europeo

Podemos abrirá mañana en el Parlamento Europeo con un debate sobre cannabis

Con el título ‘El futuro del cannabis. Hacia una regulación integral’, mañana Podemos abrirá la jornada en el Parlamento Europeo con la que se pretende que se esclarezca en el seno comunitario la situación del cannabis y cómo va a ser su evolución.

La Eurodiputada de Podemos en el Parlamento Europeo, Estefanía Torres, impulsó la pasada semana, la organización de una jornada de debate en la que se discutirán diferentes aspectos en los que se tratará de dar prioridad a cuál es el estado/contexto de la situación de la planta y cuáles serían las vías para regularlo desde la regulación comunitaria europea.

El debate estará compuesto por 4 mesas de trabajo diferentes, en las que se discutirá cada uno de los aspectos importantes referentes al cannabis; en la primera se hablará del futuro del cannabis medicinal, en la segunda se hablará sobre procesos reguladores en Europa, la tercera sobre la estigmatización del cannabis como consumible para los usuarios y la última tratará de darle sentido a un posible modelo de producción en los estados.

Estefanía Torres, Eurodiputada de Podemos en una rueda de prensa

Estefanía Torres, Eurodiputada de Podemos en una rueda de prensa

Con esta iniciativa Podemos quiere referenciar y hacer visible el cambio que se está viviendo con todos los cambios que se están comenzando a dar en los estados miembros del continente Europeo, en cuanto a las normativas y legislaciones que hay alrededor de la hierba. Los cambios están comenzando a ser palpables. Aquí en España, por ejemplo, está a punto de plantearse en el Senado la creación de un marco regulatorio para el cannabis en general y ha comenzado a debatirse también mediante una subcomisión de Sanidad en el Congreso de los diputados, el cannabis medicinal, aunque todavía estamos muy lejos de la legalización, son buenos pasos. Italia lo ha legalizado, Alemania también, Portugal lo tiene despenalizado, Irlanda, Inglaterra, y un largo etc.

El cannabis en Europa debería llevar la misma sintonía e ir dirigido hacia la misma dirección en todos los estados miembro, por ello se debe de producir tal debate y, sobre todo, como decía Estefanía Torres en una entrevista:

‘Es hora de que desde Europa se aborde un debate serio y sosegado sobre el uso y el cultivo de esta planta. Ya conocemos los beneficios del uso medicinal del cannabis y debemos seguir investigando. Puede generar empleo y ser un estímulo económico para el mundo rural, porque, lo que pretendemos con esta jornada es, además de evitar la estigmatización y las verdades incuestionables, recoger la opinión de expertos y de la sociedad civil’

Gracias a debates como estos, la comunidad cannáfila comienza a contar con algo de respaldo dentro del mundo político en una situación que dejaba a miles de usuarios de la planta en un total desamparo legislativo, o criminalizados como delincuentes. Podemos lleva desde su fundación como partido, apoyando la legalización del cannabis, y mañana, será un día interesante en el que sintonizar las ponencias que se harán e ingerir todo el conocimiento que se dará. Si queréis verlo, sólo tendréis que entrar en la web del propio Parlamento Europeo, cuelgan todos los debates y ponencias, o en el siguiente enlace del Círculo de Podemos Cannábico.

 

Eduardo Van den Eynde

Entrevistamos a Eduardo Van Den Eynde

Probablemente ya lo conozcas. Diputado en el parlamento cántabro por el Partido Popular y activista por el cannabis medicinal y los derechos de los pacientes, Eduardo Van Den Eynde habla claro para Nekwo.

Hace apenas unos días, hablábamos en Nekwo sobre la medida que había tomado el parlamento cántabro sobre aprobar el cannabis medicinal en la comunidad y llevar esta medida hasta el congreso de los diputados. Pues bien, hemos querido preguntarle a la persona que convenció a todo el Parlamento en Cantabria y al encargado de trasladar a Madrid, en el congreso de los diputados, la medida que pretende pedir una regulación y un marco normativo claro para el cannabis medicinal en nuestro país; entrevistamos a Eduardo Van den Eynde.

Eduardo Van Den Eynde

Eduardo Van Den Eynde

Hola Eduardo, lo primero de todo, gracias por guardarnos un rato de tu tiempo y responder a estas breves preguntas que te queremos hacer. En Nekwo estamos al tanto de todo lo que ocurre dentro y fuera de nuestro país en torno al cannabis. Si se analiza de forma rápida el panorama cannábico a nivel internacional, podemos comprobar cómo la tendencia reguladora está en aumento. ¿A qué crees que se debe esto ahora?

Eduardo: Realmente no lo sé, pero supongo que el hecho de que cada vez haya mayores evidencias científicas sobre su utilidad terapéutica en patologías severas, unido al hecho demostrado de que tiene menos efectos adversos que muchas otras sustancias legales lúdicas (alcohol y tabaco) o farmacológicas (ansiolíticos, opioides), que toleramos socialmente y, afortunadamente, hemos regulado sin prohibiciones basadas en prejuicios, ha debido tener su influencia.

En el caso de España, el hecho de que otros países desarrollados –que son nuestro referente en muchos otros aspectos- estén desarrollando programas de cannabis medicinal, creo que está cambiando la tradicional aversión irracional ante este tema.

Aquí en España, estamos viendo como el activismo cannábico comienza a hacerse palpable para los que no son cannáfilos, de forma que, gracias a propuestas como las del Parlamento Cántabro de la que formas parte, o de otras organizaciones, partidos políticos o actores pro cannabis que están llegando tanto al Congreso como al Senado comienzan a tener alguna posibilidad. ¿Cómo ves tu la situación actual?

E: De alguna forma tengo una sensación agridulce. Por un lado, el que personas de todo el panorama ideológico estemos de acuerdo en que hay que regular el cannabis con fines medicinales, y que poner barreras a un potencial agente terapéutico, y ponerlas contra toda evidencia científica, es absurdo, es un paso muy positivo; por otro lado, tengo cierto miedo a que los avances legales, que son muy urgentes, se demoren en exceso en la tramitación parlamentaria, por lo que es necesario un impulso sostenido desde todos los actores que podemos tener cierta influencia: (políticos, sociedad civil, investigadores, médicos, asociaciones de pacientes, etc.)

Eduardo Van den Eynde hablando para los micrófonos de El Mundo

Eduardo Van den Eynde hablando para los micrófonos de El Mundo

Sinceramente, me sorprendí al conocer tu historia y ver que había un diputado del Partido Popular que pedía abiertamente la legalización del cannabis. Extrañarme que fumara alguien con esa tendencia política no me sorprendió, porque fumar, fuma todo tipo de personas, pero si que me asombró que lo hicieras tan abiertamente. ¿Preguntaste primero a la sede central de tu partido o simplemente fue algo que llevasteis para delante desde Cantabria?

E: No, no pregunté a nadie, ni creo que tenga que hacerlo. Suelo preguntar sobre aquello que no tengo una opinión formada o información insuficiente, pero de este tema tengo experiencia personal y conocimientos como para tener un criterio perfectamente formado. Todo nace de una carta que publiqué en Facebook, y de la que se hizo eco la prensa regional y luego la nacional. No dije nada que no piense la mayoría de la gente sensata, pero tuvo muchísimo impacto al venir de alguien de la derecha con un cargo institucional.

Fue un poco como un arrebato de rabia, ya que si yo estaba notando de forma evidente que el cannabis me estaba aliviando durante la quimioterapia, pensé que decirlo podría ayudar a otras personas. Pero no es menos cierto que, aunque alguno me ha acusado de hacer pública mi opinión por la situación de mi salud, ya publiqué hace bastantes años (y siendo ya diputado del PP) que había que abordar la regulación del cannabis, no sólo con uso medicinal, sino por decenas de razones muy poderosas, siendo la principal que la ausencia de regulación sólo trae problemas asociados, porque la gente lo ha consumido siempre y lo va a seguir haciendo.

En este sentido, el ejemplo de la Ley Seca en EEUU debería ser ilustrativa de cómo una prohibición, lejos de evitar los problemas, los agranda -y suma muchos otros- que no existen en mercados regulados dentro de un marco legal.

Desde tu perspectiva, ¿cuál puede ser el motivo por el que se tenga tanta reticencia desde sectores más conservadores a legalizar el cannabis y todos sus usos sabiendo como se sabe a día de hoy que el cannabis tiene efectos menos perjudiciales que el tabaco o el alcohol?

E: Una suma de ignorancia y prejuicios, que desgraciadamente en las fuerzas conservadoras o más tradicionalistas están más arraigados, pero que existen dentro de casi todo el espectro político.

Me ha sorprendido la actitud reticente de una parte de la izquierda, y por eso creo que hay que separar la ideología de este debate, para que la gente use la razón, la información y no el sectarismo político a la hora de abordar esta problemática.

He discutido a menudo con gente que se escandaliza de que alguien fume marihuana, cuando a ellos les han sacado “a gatas” de muchos bares en un estado de embriaguez etílica importante, pero como socialmente somos muy tolerantes con el alcohol…Si eres una persona liberal, como es mi caso, que cree que la defensa de las libertades individuales son el fundamento real del sistema democrático, es lógico creer que el derecho a la propia salud y a la propia calidad de vida debe ser algo prioritario. Si algo alivia mi sufrimiento y me produce menos daño que otros fármacos de consumo habitual, no creo que nadie, ni siquiera el Estado, tenga derecho a privarme de ello, ya que es una decisión que afecta exclusivamente a mi ámbito personal.

En Nekwo creemos que España por la situación geográfica que tiene, se disfruta de unas condiciones climatológicas excepcionales tanto para la producción como para el disfrute del cannabis. Con el boom cannábico que se está produciendo de manera internacional, se están generando un mercado que de momento tiene mucha demanda, pero poca oferta legal. ¿Por qué nuestros políticos no dan pie ni a investigaciones o análisis del impacto social que tendría para regular y legislar una cuestión que puede servir de ayuda para muchos sectores de la sociedad nacional? Podría ayudarnos a mejorar nuestra economía y a darnos valor en este nuevo mercado que esta surgiendo. ¿Cómo lo ves?

E: Yo lo tengo clarísimo. Hay muchos factores por los que apoyar una regulación del cannabis, y uno de ellos es la regulación de la producción, que debería siempre fomentar a los pequeños productores. Es un nicho de mercado, que podría generar importantes ingresos a los productores legales, y por tanto recursos sociales y fiscales, lo que sumado al control sanitario es, además, una garantía para la salud pública. Creo que ese argumento debe de resaltarse especialmente al abordar el tema de la regulación. En mi humilde opinión, regulación es sinónimo de más salud, más seguridad, más riqueza lícita, y más empleo, además es una actividad sostenible desde el punto de vista ambiental.

Eduardo Van den Eynde en una rueda de prensa con su partido

Eduardo Van den Eynde en una rueda de prensa con su partido

Por último y acabando ya con el cuestionario ¿Cómo crees que irán tanto la subcomisión de Sanidad en el Congreso de los diputados sobre el cannabis medicinal como la propuesta en el Senado sobre la regulación del cannabis que están ahora mismo sobre la mesa política de nuestro país?

E: Dependerá de la presión social y mediática. Hace falta dar visibilidad a los enfermos que lo utilizan, a los investigadores que trabajan esta área y a los médicos. Lo que me da miedo de esta situación es que, una vez pasado el primer impacto mediático, el tema vuelva a quedar en el olvido, porque la tramitación parlamentaria depende exclusivamente de la voluntad política, y puede ser rápida y eficiente, si hay presión pública, o lenta y desesperante si dicha presión no existe o es residual.

Por eso vuestra labor, la de los medios, y la de todos los colectivos implicados no debe desfallecer: constancia, paso a paso y sumando gente, utilizando información veraz y testimonios independientes y cualificados, se puede conseguir. Además, como decías, es un movimiento internacional, global, que se está imponiendo y que no se va a detener, simplemente porque la situación actual prohibicionista es estúpida desde cualquier perspectiva que se aborde. El problema ahora no es si se va a conseguir,- que eso es seguro- sino trabajar para que se produzca lo antes posible por el bien de tantas y tantas personas que no pueden esperar.

Muchas gracias por contestar a nuestras preguntas, estaremos en contacto y esperamos que te recuperes pronto. ¡Mucha fuerza! Gracias por el trabajo que estas haciendo por muchos enfermos.

Gracias a vosotros.

Foto de archivo de un Pleno en el Parlamento de Cantabria

El Parlamento cántabro pedirá al Estado la regularización del cannabis medicinal

Ayer el Parlamento de Cantabria aprobó por unanimidad la PNL que pedía instar al gobierno central a regular el cannabis terapéutico. Ahora con Eduardo Van den Eynde como portavoz van a proponerlo en Madrid.

Apenas 2 semanas han pasado desde que habláramos en Nekwo del inicio del debate en el Parlamento que se iba a producir en Cantabria en torno a la regularización del cannabis medicinal.

Eduardo Van den Eynde en su casa, con su perro - Fuente: El Mundo

Eduardo Van den Eynde en su casa, con su perro – Fuente: El Mundo

Anteayer se celebró la votación, tras varias jornadas intensivas de debate y, tras el visto bueno general del pleno, se aprobó por unanimidad (los cinco grupos parlamentarios votaron por el si) la medida que busca reivindicar al gobierno central una serie de medidas que conformen un marco legislativo que permita tener acceso a tratamientos terapéuticos con cannabis o sus derivados. Además piden también el establecimiento de reglamentaciones para el cultivo (siempre controlado) de cannabis para uso medicinal que dicten los niveles adecuados de calidad, seguridad y trazabilidad.

La iniciativa fue propuesta por Eduardo Van den Eynde, diputado del Partido Popular (por extraño que parezca), y será defendida en el Congreso por el propio diputado tras haber sido elegido para la defensa de la iniciativa, porque como explicaba hace unos días en una entrevista para la cadena SER:

“Conociéndose como empiezan a conocerse los efectos beneficiosos y paliativos del cannabis, por ejemplo, frente a los tratamientos de los enfermos de cáncer, es absolutamente intolerable que exista una absurda prohibición sobre su dispensación clínica”

Eduardo Van den Eynde en el Parlamento cántabro

Eduardo Van den Eynde en el Parlamento cántabro

Éxito a medias en el Congreso de los diputados

Evidentemente, durante la jornada de debate de esta iniciativa se reflejó el éxito a medias al que se llegó en el Congreso la pasada semana, cuando se decidió crear una subcomisión de Sanidad para el estudio y el debate de la regularización del cannabis medicinal.

Los grupos parlamentarios, al menos en Cantabria, donde parece que han calado las premisas de Van den Eynde, se pronunciaron alrededor de la cuestión. El propio diputado popular, manifestó que para él, la creación de esta subcomisión fue un triunfo agridulce.

Por otro lado, el portavoz de ciudadanos, Rubén Gómez,  expresó también su deseo de forma similar, al asegurar que espera que no imperen los prejuicios y sí las evidencias.

Rubén Gómez, portavoz de Ciudadanos en el Parlamento de Cantabria

Rubén Gómez, portavoz de Ciudadanos en el Parlamento de Cantabria

Veremos como progresa esta petición. De momento, solo podemos apoyar las iniciativas regionales que están comenzado a surgir por todo el territorio nacional, requiriendo y pidiendo la desestigmatización de los frutos de una planta, que desde tiempos inmemoriables ha sido utilizada como medicinal natural. Porque aunque nos repitamos, el dolor de las personas, queridos amigos de Nekwo, no puede esperar.

Congreso de los Diputados de España

El Congreso decide escuchar las voces a favor del cannabis medicinal

Ayer por la tarde se aprobó en el Congreso de los Diputados la creación de una subcomisión parlamentaria que analice en profundidad la posibilidad de regulación que tiene el uso terapéutico del cannabis y sus derivados.

Lo que pasó ayer en el Congreso de los Diputados lo podemos calificar como el primer paso en firme hacia la posible legalización del cannabis medicinal en España. Ni más, ni menos.

Sorprendente ya fue que Ciudadanos se lanzara a registrar una iniciativa de apertura de debate en la cámara baja sobre cuestiones referidas al cannabis, pero que vayan a escuchar a expertos en materia, hablar sobre estas terapias basadas en el cannabis que están revolucionando algunos tratamientos para ciertas enfermedades, es aún un síntoma mayor, de que el cambio de referentes, de los que os hablamos a menudo en Nekwo, son una realidad.

Carola Pérez (OEDCM) y Manuel Guzman (SEIC)

Carola Pérez (OEDCM) y Manuel Guzman (SEIC)

Gracias al consenso previo al que consiguieron llegar los partidos mayoritarios de este país, debido a la inefable y ardua tarea que desempeñan organizaciones como el Observatorio Español del Cannabis Medicinal de la mano de su presidenta Carola Pérez o el SEIC (Sociedad Española de Investigación sobre Cannabinoides) con Manuel Guzman como cabeza visible, se va a podido y se va a poder volver a visibilizar la situación del cannabis como medicina, como terapia.

El moralismo obsoleto bajo el que se han estado cimentando las negativas a abrir este debate debe quedar ya guardado en el cajón de los malos recuerdos, para poder avanzar como país en el progreso científico de las terapias para algunas enfermedades muy severas. El dolor de las personas no puede esperar.

Productos derivados del cannabis medicinal de Carola Pérez. Fuente: El País.

Productos derivados del cannabis medicinal de Carola Pérez. Fuente: El País.

Creación de una subcomisión de investigación sobre el uso del cannabis medicinal  

Con 34 votos a favor, 1 en contra y 2 abstenciones, se aprobó la iniciativa que, como sabréis, realizó Ciudadanos en el Congreso. No es la iniciativa que contemplaba y reclamaba modificaciones legales en la legislación vigente de nuestro país, en torno a cuestiones como la prescripción del cannabis medicinal, la mejora del acceso a estas terapias o la creación de una red dispensarios para estas cuestiones pero, al menos, ha conseguido que se cree una comisión para analizar en profundidad todo este tema.

Como comentó el representante de Ciudadanos en estas cuestiones, Francisco Igea, tras el debate sobre la PNL:

“Lamentamos que esta iniciativa tan solo haya conseguido que se recoja esta subcomisión, pero no queríamos que se cerrara la puerta a los pacientes que necesitan una solución”

Obviamente esta lucha no es algo sencillo y simple. En ella convergen multitud de intereses pero no debemos de dejar que confluyan en beneficios empresariales, y lo hagan en pos de los enfermos, de los pacientes que necesitan estar amparados y no sentirse acusados como criminales, por portar lo que muchos de ellos consumen como paliativo a sus fuertes dolores. Es por este último motivo por el que al final tanto PP como PSOE cedieron y se realizará esta subcomisión enmarcada en la comisión de Sanidad y no en la de Drogas, porque hablamos de medicina y no de droga.

Francisco Igea de Ciudadanos en su ponencia ayer

Francisco Igea de Ciudadanos en su ponencia ayer

En unas semanas, se espera la comparecencia en el Congreso de expertos, médicos, científicos y asociaciones del mundo cannábico para que prueben con datos y experiencias en el campo del cannabis medicinal, cuáles han sido los resultados en los países que ya se tienen aprobados estos tratamientos.

El dolor de 50.000 pacientes que quieren usar estas terapias en toda España, no puede esperar ni aguantar más tiempo sin un tener amparo legislativo ni el apoyo de las instituciones, en un problema, que como ciudadano uno tiene derecho a resolver. Los cannabinoides curan y tienen beneficios, dejemos de llamarle droga en los casos en los que es medicina, en los que es terapia paliativa.

Esperamos que en poco tiempo, podamos estar dando la noticia de que el cannabis medicinal en España ya es una realidad. De momento, en Nekwo, seguiremos al tanto y estaremos al pie del cañón, para informaros de cualquier novedad sobre esta lucha que nos importa tanto.

Canadá y Suiza países francófonos con amor por el verde

Ambos países con fórmulas legislativas diferentes, se acercan al consumo recreativo de la sustancia tras el auge del sector cannábico a nivel internacional. Canadá pospone su entrada en vigor para 2018 y Suiza permite el consumo de baja potencia desde 2011.

Buenas noticias para aquellos cannáfilos que hablen francés, ya que por lo que parece, los países francófonos se están posicionando a favor del cannabis, ya sea medicinal o, como en este caso, recreativo.

Con diferentes fórmulas legislativas, tanto Canadá como Suiza han legislado o van a legislar el consumo de cannabis recreativo, demostrando que la línea en la que se están concatenando los cambios de referentes en el mundo sobre la marihuana, que cada vez más es aceptada por todos los sectores de la sociedad, alejándose de moralismos obsoletos y prejuicios no argumentados.

Canadá quiere aprobarlo para 2018

En Nekwo hace unos meses, os contamos que el actual gobierno canadiense tenía preparado para este mismo abril la presentación del proyecto de ley que entraría en vigor a finales de año. La ley, según informó hace unas semanas el portavoz oficial del gobierno canadiense Cameron Ahmad:

“Siempre se ha querido presentar en primavera de este año, aunque por cuestiones burocráticas no entre en vigor hasta el 1 de julio de 2018”

El proceso se inició hace 2 semanas en el parlamento canadiense y, de momento, cumple los tiempos prometidos en sus proclamas electorales. El ministro de Justicia de Canadá no ha querido pronunciarse de la misma forma que el portavoz, pero si asegura que se va a legalizar, siempre de manera estricta y restrictiva.

Justin Trudeau, presidente del gobierno de Canadá

Justin Trudeau, presidente del gobierno de Canadá

Por lo que parece, la ley permitirá poseer hasta 30 gramos de flor seca, y un máximo de cuatro plantas en el cultivo doméstico. Además, contemplan la creación de salones y lugares para el consumo y un mayor gravamen en forma de impuestos para las variedades de cannabis más potentes. Cuando lo legalicen, se convertirán en el primer país desarrollado que pone fin a la prohibición del consumo de hierba.

Suiza y su modelo de legalización para marihuana de baja potencia

Desde 2011, Suiza permite que los adultos compren y consuman cannabis siempre y cuando la marihuana no contenga más del 1% de concentración de THC en su interior. Lo raro del asunto, es que, hasta hace alrededor de 1 año apenas comenzó a inflarse la burbuja cannábica en el país.

De hecho, según las autoridades este principio de año ha sido donde han experimentado un gran aumento en el registro de empresas interesadas en adquirir una concesión para la producción de cannabis. Dan por hecho que es debido sobre todo al boom mediático que está recibiendo el sector, gracias a que países como Estados Unidos estén continuamente en la palestra de los medios de comunicación. Actualmente se encuentran cerca de 150 empresas relacionadas con tanto el proceso de producción como de venta de cannabis de ‘baja graduación’.

Exteriores del Parlamento Suiza en Berna

Exteriores del Parlamento Suiza en Berna

La última estimación que han hecho entorno a las recaudaciones que se esperan, cifran en más de 100 millones de francos suizos en impuestos.

Al igual que Suiza, varios países europeos están poco a poco explorando cuales deben ser las maneras en las que incursionen en el mundo del cannabis, Francia por ejemplo, siguiendo la línea de estos países francófonos, comienza a preguntarse por el cannabis medicinal. El germen de la legalización continúa propagándose.

Integrantes de Mamá Cultiva celebrando en el senado la aprobación de la ley

Cannabis medicinal para el pueblo argentino

La presión social ejercida por organizaciones como ‘Mama Cultiva’ ha llevado a que se confeccione y se apruebe una ley que legalice el uso de terapias basadas en el cannabis medicinal y sus derivados.

El año pasado ya os contamos en Nekwo, que el Senado de la Nación en Argentina ya había dado luz verde a la confección de una ley que autorizara el uso del cannabis medicinal. El miércoles, el mismo Senado, convirtió en ley el proyecto que va a garantizar a pacientes de diversas enfermedades el acceso a terapias que contemplen el uso del cannabis medicinal o derivados farmacológicos prescritos por un médico.

Esta nueva ley, fue aprobada por unanimidad (58 votos positivos) pero sigue sin autorizar el autocultivo de la planta por parte de particulares y será el Consejo Nacional De Investigaciones Científicas y Técnicas junto al Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria los encargados de abastecer al estado de la materia prima para investigar en fármacos que deriven en las posteriores terapias medicinales que se diseñen.

Senadores votando la ley del cannabis medicinal

Senadores votando la ley del cannabis medicinal

Argentina es el cuarto país que se une a la lista de países latinoamericanos que deciden regular el cannabis terapéutico. Países como Chile, Uruguay o Colombia pueden ser ahora referentes regulatorios que ayuden a los senadores argentinos a reglamentar la ley.

Presión por parte de organizaciones pro-cannábicas

La presión ejercida desde hace unos años por organizaciones como ‘Mama Cultiva’ unidas al clamor social de una realidad que cada vez está concienciando a más personas, como pudimos comprobar la semana pasada con la historia del pueblo bonaerense General de la Madrid, han ido cociendo un caldo de cultivo que ha acabado en la conformación de esta ley.

“Queríamos a la ciencia involucrada en nuestros proyectos. Sé que hay muchos científicos que estaban esperando la ley para ponerse a investigar sobre el tema. Ahora van a poder trabajar bien, sin que los señalen por hacer algo ilegal”

Estas fueron las palabras por ejemplo, de Valeria Salech al salir el pasado miércoles del Senado con una sonrisa de la cara tras la promulgación de la ley. Valeria actualmente es la presidenta y fue una de las impulsoras de ‘Mama Cultiva’ al ser una de las madres que luchaban por conseguir este derecho para su hijo.

Valeria Salech de Mamá Cultiva en el Senado

Valeria Salech de Mamá Cultiva en el Senado

Organizaciones como éstas trabajando, peleando y continuando con el trabajo que tenían entre ceja y ceja, han conseguido terminar con un inmovilismo político con tendencia hacia el prohibicionismo que duraba ya 50 años.

Desde Nekwo queremos dar la enhorabuena al pueblo argentino por este avance y esperar a que nuestra lucha nacional, pueda seguir la estela de los países que ya están normalizando la situación del cannabis medicinal.

 

Santander y Bilbao

Bilbao y Cantabria las siguientes en mover ficha por el cannabis

Bilbao volverá a otorgar licencias para clubs cannábicos y Cantabria pedirá en el Parlamento el uso del cannabis medicinal con el consenso de los cinco grupos parlamentarios. La tendencia regulatoria sobre el cannabis en España, continua en aumento.

Podríamos decir que el balance del primer trimestre de este 2017 para el sector cannábico español, está siendo bastante movido. Tras las últimas PNL promovidas últimamente (tanto en el Senado como en el Congreso, o incluso en el Parlamento de Cataluña), ahora le ha tocado el turno de nuevo a Bilbao y Cantabria. Los primeros pretenden levantar el veto a nuevas licencias para la apertura de nuevos clubes cannábicos tras la paralización de sus nuevas normas y los segundos regular el uso del cannabis medicinal en la región.

Bilbao y los clubes cannábicos

Tras el recurso del Gobierno central contra la elaboración de la Ley de Adicciones del País Vasco, el ayuntamiento de Bilbao ha decidido levantar el veto que actualmente paralizaba la concesión de más licencias de apertura para clubes cannábicos.

Bilbao

Bilbao

Obviamente, el recurso presentado por el Gobierno de Rajoy, ha supuesto un enorme mazazo a la realización (que estaba en marcha) de un marco normativo que regulara el tema de los clubes y asociaciones cannábicas.

Asier Abaunza, concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Bilbao

Asier Abaunza, concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Bilbao

El consenso al que se estaba llegando entre las partes (alcaldía y clubes) ha sido echado por tierra, convirtiendo esto, en la consecuencia más inmediata: hoy a la vez que se paralizará en el pleno consistorial, se levantará la restricción para conceder licencias para clubes cannábicos. Como muy bien explicaba Asier Abaunza, concejal de urbanismo de Bilbao para un diario vasco:

“Mientras el Tribunal Constitucional resuelva nosotros no podemos crear nuestra propia normativa, por lo que no tiene sentido que consumamos el tiempo que tenemos de suspensión de licencias. En función de lo que se resuelva se aprobará”

El colectivo de clubes cannábicos sociales de la ciudad, evidentemente ha recogido la paralización de este veto con cierto agrado, pero continúan pisando con pies de plomo y no alzando las campanas al vuelo, ya que como afirma Martin Barriuso, presidente de la famosa Asociación Pannagh:

“Sólo en algunos casos, los tribunales están permitiendo que funcionen estos clubs. Por el momento en el ámbito penal, la inseguridad sigue siendo muy grande”

Martín Barriuso, presidente de la Asociación Pannagh

Martín Barriuso, presidente de la Asociación Pannagh

A pesar de que estas regulaciones deberían llegar de forma rápida al ser un clamor social que se pide desde amplios sectores de la sociedad, los dimes y diretes entre partidos políticos están suponiendo una traba a la normalización. Por el momento, veremos como funciona el levantamiento de este veto, siguiendo muy de cerca como se desarrolla el recurso contra la Ley de Adicciones vasca.

Cantabria y el uso del cannabis medicinal

En Cantabria, como parecía también al principio en la aprobación de la confección de la Ley de Adicciones del País Vasco, parece que todo va encaminándose con un consenso claro, o al menos de momento.

Los grupos parlamentarios cántabros registrando la PNL sobre cannabis medicinal

Los grupos parlamentarios cántabros registrando la PNL sobre cannabis medicinal

Ayer en el Parlamento de Cantabria aprobó presentar una petición en forma de Proposición no de Ley  para regular y facilitar el acceso a los tratamientos terapéuticos con cannabis y derivados de éste, para determinadas enfermedades que ya hayan demostrado su eficacia, o sean prescritas por un facultativo.

De momento se ha llegado a consenso entre todo el arco político del Parlamento cántabro, acudiendo todos los partidos al acto de registro de la propuesta.

Parlamento de Cantabria

Parlamento de Cantabria

El debate en Cantabria sobre la regulación del acceso a este tipo de terapias y tratamientos basados en el cannabis medicinal viene provocado por el debate social que abrió (curiosamente) el diputado del Partido Popular, Eduardo Van den Eynde que hace una semanas publicó en su perfil de Facebook una nota en la que se reconocía fumador habitual para atenuar los efectos de la quimioterapia, de un cáncer que creía ya superado y en el que ha vuelto a recaer.

Van den Eynde en el Parlamento Cántabro

Van den Eynde en el Parlamento Cántabro

Todos los grupos parlamentarios pretenden no solo la legalización de este tipo de terapias si no regular especificaciones legales muy concretas; desde cómo será el proceso desde el cultivo de la planta o el procesado de los derivados hasta quiénes lo distribuirán y qué medidas de trazabilidad y seguridad se deberá tener delimitando las redes logísticas de forma clara.

Granja en el condado de Humboldt, California.

California pretende regular el trabajo en las granjas de cultivo de cannabis

Debido al incremento de personas que viajan cada año a California como temporeros del cannabis, las autoridades se han visto obligadas a abordar un marco regulatorio que ampare los derechos laborales del escalón más bajo de la industria cannábica americana: los trimmers.

La legalización del cannabis en California ha traído consigo la explosión de la industria cannábica en el estado. Esta industria, en gran medida, depende de la mano de obra extranjera que acude a las granjas de cultivo cada año, a trabajar de temporeros como trimmers (podadores o manicuradores en castellano).

El fenómeno conocido como trimmigration (unión de los términos trimmer e inmigrant) se ha visto desde sus inicios ensombrecido por la ilegalidad. En un primer momento completa, debido a la situación del producto con el que se trataba, la hierba. Ahora que el cannabis (como producto) ha normalizado su situación legal, son sobre todo los aspectos de legalidad laboral los que más importan.

Pareja de 'Trimmigrants' alemana en California.

Pareja de ‘Trimmigrants’ alemana en California.

Aprovechando que California está realizando el mayor esfuerzo en la historia del estado para sacar el cannabis del mercado negro, es cuando se están tomando más en serio las cuestiones referidas a la mano de obra. Esto no es debido sólo a que es un trabajo que (de momento) no cotiza en las arcas del estado en forma de impuestos.

La falta de un marco normativo laboral diseñado para la mano de obra de este sector está creando una serie de carencias, en los derechos básicos de los trabajadores, que suponen la ausencia de una seguridad e infraestructura laboral que afiance al cannabis como una industria asentada.

Trabajadores manicurando en una granja californiana.

Trabajadores manicurando en una granja californiana.

Desde 2014 el gobierno del estado lleva confeccionando un plan regulatorio para garantizar estos derechos laborales de los que hablamos, pero es ahora, cuando se pretenden sentar junto a las organizaciones y empresas cannábicas para configurar un plan que acabe con los problemas de explotación laboral y abuso que se está dando en algunas granjas californianas de producción cannábica.

Según palabras de unos de los responsables de la Unión Cannábica de California, Brian Shields:

“Necesitamos unidad total en toda la comunidad cannábica para poder hacer fuerza y organizarnos. Así podremos comenzar la conversación con el gobierno sobre la parte más importante de la industria: la mano de obra.”

Se espera que el proyecto de ley que se esta confeccionando entre en vigor a mitad del 2018.

Problemas para las pequeñas granjas familiares en California

Los pequeños agricultores y cultivadores de la zona de Humboldt (de la que ya os hablamos en Nekwo) en la zona costera del estado, no están de acuerdo con la estandarización de las leyes laborales sobre las granjas de marihuana.

Brian Shields, uno de los responsables de Cannabis Union California.

Brian Shields, uno de los responsables de Cannabis Union California.

Estos creen que si tienen que adecuarse a las normativas que pretenden (como la creación de una casa para el alojamiento de los propios trabajadores del cultivo, la instalación de infraestructura para minusválidos, zonas de sombreado y un largo etc.) muchos se verían obligados a cerrar. Hacer frente al montante que supone hacer todas esas reformas dentro de las granjas, supondría un gasto imposible para muchos granjeros autóctonos.

Por ello, son muchos los que piden que se cree un fondo de ayudas para la adecuación de las instalaciones o se podrán palpar los efectos que traerá consigo la reforma legislativa. Apuntan a una bajada de salarios, una menor jornada laboral, serán las primeras consecuencias de una implantación del plan que se pretende.

Además, argumentan que se debe de defender al pequeño agricultor local para no permitir que se formen monopolios y grandes empresas de cultivo que acaben con la cultura cannábica de la zona.