Actualidad del cannabis

Noticias, informaciones y toda la actualidad del cannabis para estar informado de todos los cambios y avances en España y el resto del mundo. ¡Entérate en Nekwo!

Fitorremediación o como el cannabis puede descontaminar suelos

—Es que además —podríamos argumentar tras enumerar la extensa lista de propiedades beneficiosas o prácticas que tiene el cáñamo— el cannabis sirve para descontaminar suelos incluso afectados por contaminación radioactiva.
—¿Cómo? —preguntará alguien incrédulo, alguien que quizá nunca haya oído hablar de la fitorremediación, o sea, prácticamente nadie.

¿Qué es la fitorremediación?

La fitorremediación es un conjunto de métodos que aprovechan la capacidad de ciertas plantas para absorber, acumular, metabolizar, volatilizar o estabilizar contaminantes presentes en el suelo, aire, agua o sedimentos (como metales pesados, metales radioactivos, compuestos orgánicos y compuestos derivados del petróleo). Estas llamadas fitotecnologías ofrecen numerosas ventajas en relación con los métodos fisicoquímicos convencionales, como por ejemplo su amplia aplicabilidad, bajo costo y, sobre todo, su sostenibilidad.

 

La sostenibilidad del cannabis

Antes de hablar de las propiedades descontaminantes del cannabis, cabría apuntar su gran sostenibilidad ambiental. Si consideramos las extensas aplicaciones del cannabis en un gran abanico de ámbitos, resulta sorprendente que sociedades avanzadas y racionales del siglo XXI no lo estén explotando como deberían.

La idea de la sostenibilidad es producir desarrollo sin amenazar las fuentes de los recursos naturales y ni comprometer los de las futuras generaciones, buscando la mayor armonía posible entre la sociedad y la naturaleza. El cáñamo se nos presenta como una materia muchísimo más adecuada en este sentido que muchas opciones convencionales.

Así, nos preguntamos por ejemplo qué hacemos fabricando papel a partir de árboles cuando podríamos hacerlo con cáñamo. Sí, sabemos que hoy se recicla mucho más que antes (pero aun no suficiente) y que el papel nuevo procede generalmente de bosques cultivados ex profeso. No obstante un cultivo de cáñamo produce cuatro veces más papel que un cultivo de árboles de la misma extensión, además de que el papel de cáñamo se puede reciclar más del doble de veces que el papel de pulpa de madera.

De igual forma, un biocombustible basado en el cannabis sería una alternativa mucho más ecológica, dado que al reducir la dependencia de los combustibles fósiles se reduciría la cantidad de COneto emitido a la atmósfera.

Podríamos quizá mencionar también sus aplicaciones en la industria textil, dado que el cáñamo es capaz de generar fibras de primerísima calidad, o en la construcción, con productos como el hempcrete u hormigón de cannabis, un material con unas excelentes características: más resistente y liviano que el cemento común, además de más maleable, y con excelentes propiedades termo-reguladoras, por lo que es ideal para aislamientos, así como de regulación de la humedad.

También sus apabullantes usos en medicina, cosmética y alimentación apuntalan el fantástico repertorio de aplicaciones de esta planta tan maltratada e infravalorada por reguladores miopes.

Pero es que además, como decíamos, el cannabis sirve para descontaminar suelos.

 

El cannabis y la fitorremediación

Gavin Stonehouse, un estudiante graduado en biología de plantas de la Universidad Estatal de Colorado, comenzó a cultivar en 2017 cáñamo en una mezcla especial de tierra dosificada con diferentes niveles de selenio para saber si el cultivo podía tolerar el selenio. Este mineral se encuentra naturalmente en la mayor parte del oeste de los Estados Unidos y es un contaminante ambiental muy nocivo cuando es producido en exceso por la actividad industrial o agrícola. Según Stonehouse, el cáñamo resultó ser súper tolerante al selenio. Ninguna planta murió y solo aquellas sometidas a mayores concentraciones del mineral mostraron ciertos signos de estrés. «Si se puede limpiar el medio ambiente y aún así obtener un producto comercial», dice Stonehouse, «se están matando dos pájaros de un tiro».

Esta capacidad del cannabis para sacar el selenio (y otros contaminantes) del suelo se conoce como fitorremediación. En realidad la fitorremediación también se puede aplicar al agua o al aire. En esencia es retener o degradar contaminantes orgánicos e inorgánicos utilizando plantas. En un sentido más amplio hablamos de biorremediación, cuando se usan, además de plantas, hongos, microorganismos o enzimas para los mismos fines.

Aunque la palabra fitorremediación (del griego phyton «planta» y del latín «remediare») es un neologismo, el concepto de descontaminar usando plantas ya existía hace 3000 años, por ejemplo, para la purificación del agua.

De hecho, la palabra fitorremediación se la debemos al Dr. Ilya Raskin, del Centro de Biotecnología para la Agricultura y el Medio Ambiente de la Universidad de Rutgers. Raskin fue miembro del grupo de trabajo original del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) que examinó el área de Chernobyl. En 1998 se plantó cáñamo industrial con el fin de eliminar los contaminantes en la zona.

«El cáñamo está demostrando ser una de las mejores plantas fito-remediativas que hemos podido encontrar», dijo Slavik Dushenkov, un investigador científico. «Para los contaminantes específicos que probamos, el cáñamo demostró tener muy buenas propiedades de fitorremediación».

 

Fitorremediando en Italia

Vincenzo Fornaro le contaba a CBS que durante generaciones su familia había producido carne y queso ricotta a partir de ovejas. Pero en 2008 el gobierno italiano descubrió una peligrosa dioxina en los suelos de Taranto, Italia, procedente de una cercana planta siderúrgica, la más grande de Europa, que, durante años, había ido contaminando los suelos de la región.

Hubo que sacrificar al rebaño entero (600 cabezas) y la economía que durante generaciones había mantenido a su familia ya no tenía sentido en una región echada a perder por la contaminación. Así pues, conocedor de las propiedades fitorremediadoras del cáñamo, Fornaro se dedica ahora al cáñamo industrial con el que dispone de una economía al tiempo que ayuda a descontaminar los suelos en los que una vez pastaban las ovejas.

—¿Crees que la marihuana es el futuro de tu granja? —le preguntaba Seth Doane de CBS a Fornaro.
—Sí, absolutamente.

Hemp Business Day analizará el nuevo mercado del cáñamo y CBD

Hemp Business Day analizará temas tan interesantes como el protagonismo del cáñamo como actor principal en la lucha contra el cambio climático, las nuevas aperturas empresariales, el marco legal y los avances en las actuales aplicaciones médicas, cosméticas y alimentarias.

 

La I edición del HEMP BUSINESS DAY se celebrará el viernes 26 de abril en el recinto Ferial FICOBA (Irun, Euskadi).

El próximo viernes 26 de abril en FICOBA se celebrará el HEMP BUSINESS DAY, el primer Congreso del Cáñamo y el CBD del Sur de Europa. Este innovador evento pretende visibilizar y dar respuestas a las necesidades informativas que numerosas personas afines y profesionales de este sector se plantean debido a las increíbles oportunidades generadas en este nuevo mercado, ofreciendo las herramientas adecuadas para hacer frente a los retos que de él se derivan.

Los ponentes y expertos invitados al Congreso harán un repaso a todas esas diferentes aplicaciones con las que cuenta este sector, desde los sectores de la alimentación, textil y energético (biocombustibles) hasta el de la construcción o las aplicaciones médicas y farmacéuticas del CBD.

 

Cáñamo contra el cambio climático

Dentro del panel 3 del HEMP BUSINESS DAY se discutirá, entre otros asuntos, las opciones que ofrece esta industria para poner solución a una enorme cantidad de problemas relacionados con la ecología. Muchas voces reclaman el protagonismo del cáñamo como actor principal en la lucha contra el cambio climático. En este panel, de la mano de especialistas como el canadiense Carl Martel, se discutirán aspectos como la reducción de la deforestación y el uso de pesticidas que el cultivo de cáñamo podría propiciar, y a su potencial para sustituir en gran parte a la madera en muchos de sus usos (papel, construcción, combustible).

El cáñamo en la industria textil y en la construcción

Se analizarán además las posibilidades de esta planta para atender las necesidades de la industria textil, ya que el cáñamo está considerado como la fibra textil de origen vegetal más resistente, larga y suave y podría sustituir fácilmente el cultivo de algodón.

También se plantearán las diferentes posibilidades del cáñamo como material de construcción, ya que países como Reino Unido, Holanda o Alemania ya lo tienen en cuenta como uno de los principales materiales de construcción por sus características aislantes y con gran inercia térmica, además de ser un material de carbono negativo, dado que durante su producción puede llegar a absorber y fijar más dióxido de carbono del que genera.

 

Medicina, cosmética y alimentación

Una de las aplicaciones más destacables de este sector es el de los medicamentos. En la mesa 2 del HEMP BUSINESS DAY se hará un repaso a las diferentes aplicaciones médicas de esta industria, además de las cosméticas o alimentarias. En ella, ponentes como Arnaud Cohen, de la empresa británica Harmony o Simon Anderfuhren, investigador suizo, nos ofrecerán algunas de las claves de este mercado revolucionario del CBD y sus aplicaciones médicas o terapéuticas.

Estudios clínicos avalan al CBD como elemento eficaz para combatir el dolor de la artritis, la fibromialgia, la esclerosis múltiple, las migrañas, la molestia en las articulaciones y en los huesos en general, sin ningún tipo de efecto psicotrópico.

 

La cambiante situación legal del cáñamo

Las explicaciones de todas estas aplicaciones vendrán acompañadas de una panorámica del marco legal de este tipo de productos, el cual está en total efervescencia y está cambiando más rápidamente de lo que muchos pueden asimilar en un escenario que se va construyendo día a día.

Para ello ponentes de la talla del checo Tomas Sadilek o de la estadounidense Shawn Hauser repasarán el estado actual de estos mercados desde el punto de vista legal, explicando las tendencias en Europa y Estados Unidos.

Además, de la mano de expertos como el eslovaco Boris Banas, y otros responsables de empresas del sector se hará un acercamiento a los avances que han tenido lugar en este mercado con cambios tan significativos como la regulación a nivel federal del cáñamo en EEUU (la aprobación de la Farm Bill), el reciente pronunciamiento de la Organización Mundial de la Salud sobre el CBD o la aprobación del primer medicamento basado en este cannabinoide: el Epidiolex.

El HEMP BUSINESS DAY brinda una oportunidad única tanto al profesional como a las personas afines interesadas en este sector, un espacio de acercamiento al mercado actual del Cañamo y el CBD, aún desconocido en España, pero con un prometedor futuro por su potencial para generar riqueza y empleo.

Los profesionales, empresas y personas interesadas en asistir al HEMP BUSINESS DAY (HBD) deberán inscribirse mediante la web oficial: www.hempbusinessday.com. El aforo de este evento único es limitado.

 

Grecia instala máquinas expendedoras de cannabis

Las máquinas expendedoras de cannabis van dejando de ser una novedad en EE.UU. o en Canadá, donde es posible encontrarlas desde hace años, pero en Europa son todavía algo exótico, incluso como concepto.

Pero parece que para los griegos va a dejar de serlo, desde que Hemp Oil, la primera empresa autorizada en Grecia para la venta de productos basados en el CBD, instalase a principios de mes una de estas máquinas en la Avenida Panepistimou, en en centro de Atenas.

Los compradores podrán adquirir de estas máquinas expendedoras de cannabis de uno a tres gramos de cannabis CBD a un precio de entre 10 y 15 euros por gramo, según asegura Grigoris Morakos de Hempoil. «Esta máquina es la primera en Grecia, (…) cualquier persona interesada podrá comprar su cannabis. La idea es aprovechar la temporada de turismo que comenzará muy pronto”.

La máquina ha sido instalada enfrente de una de las tiendas de Hemp Oil, en colaboración con la empresa italiana Terre di Cannabis que produce variedades ricas en CBD de lo que allá se conoce ahora como “cannabis light”, es decir, cannabis legal con menos de un 0,2% de THC, por lo que no tiene efectos embriagadores.

En el frontal de las máquinas expendedoras de cannabis se puede leer en inglés: “100% cannabis legal; máxima calidad italiana; cultivos de exterior; cogollos sin semillas”.  Los productos se podrán pagar en efectivo o con tarjeta.

El director de la compañía Christos Botsis dijo al semanario griego Protho Thema: «Esta idea fue presentada por nuestra compañía en la Expo Balcannabis y fue colocada hoy en el corazón de la ciudad. Pondremos otra máquina en Tesalónica frente a la Torre Blanca».

Botsis afirma que la compañía planea colocar más máquinas en hoteles y áreas turísticas.

 

Crece el mercado de cannabis en Grecia

El gobierno griego legalizó la marihuana industrial en 2017 y en marzo de 2018 una ley permitió el cultivo, refinación, procesamiento y envasado de marihuana medicinal y productos farmacéuticos derivados. En noviembre del mismo año, las autoridades comenzaron a emitir licencias de producción de cannabis medicinal a dos empresas privadas griegas, Biomecann y Bioprocann, pero la cola de interesados en obtener licencias está generando unas expectativas de inversión que podrían rondar los 185 millones de euros en inversiones y podrían generar centenares de puestos de trabajo.

El Viceministro de Economía y Desarrollo de Grecia señaló que el mercado griego de cannabis medicinal tiene un gran potencial. La industria se orienta principalmente a la exportación y grandes inversores de Canadá, Israel y otros países ya han puesto su ojo en el país mediterráneo. No obstante, las autoridades no tienen planes para legalizar el mercado de consumo de cannabis.

 

El mercado del cannabis en Europa cambia

Sí, las cosas van cambiando en el mundo con respecto al cannabis despacito, con algunas notables zancadas como la que protagonizó Canadá el año pasado legalizando el consumo recreativo y el goteo constante de estados de EE.UU. que se van sumando a la medida. Movimientos importantes en este sentido se están tramitando ya en México o Luxemburgo, confirmando una tendencia que, por otra parte, sigue encontrando una terrible resistencia a pesar de los datos.

¿Cuál es la situación actual del mercado del cannabis en Europa?

Tanto esfuerzo por mantener bajo control una sustancia que no solo no es peor que un gin tonic, sino que posee una multitud de aplicaciones, desde la cosmética o la medicina, hasta la arquitectura, pasando por la industria papelera o la energética, para que, una y otra vez, las cifras confirmen el fracaso del prohibicionismo.

Esas cifras nos decían ya en 2014 que España es el tercer país en el que más cannabis se consume de toda Europa con un 15%, por detrás de Reino Unido (24%) y Alemania (16%), según reporta el Centro Europeo de Monitorización de las Drogas y la Adicción (EMCDDA por sus siglas en inglés) en un informe europeo sobre consumo de drogas.

La Federación Mundial Contra las Drogas (WFAD) se hizo eco del reporte encontrando alarmante la ola de legalizaciones en distintas partes del mundo y el hecho de que en el mercado estén proliferando productos a base de cannabis. Téngase en cuenta que, al menos en Europa, donde se centra el reporte, los productos legales de cannabis no son psicoactivos pues se basan en el CBD, el principal cannabinoide de la planta de la marihuana que no posee efectos intoxicantes ni adictivos. Además, la OMS acaba de recomendar a la ONU la retirada del CBD de la lista de sustancias sometidas a fiscalización internacional.

La palabra “contra” en el nombre de la Federación Mundial Contra las Drogas lo dice todo. Es la institucionalización de la “guerra contra las drogas”, ese modelo fracasado y retrógrado de gestionar la relación de los seres humanos con sustancias que producen efectos psicoactivos o embriagadores.

Hoy sabemos empíricamente que la estrategia de prohibir no solo no funciona, sino que produce efectos secundarios terriblemente negativos, algo de lo que se han empezado a dar cuenta algunas de las sociedades más avanzadas del mundo y ante lo cual han decidido tomar cartas en el asunto. Cartas racionales.

El informe reconoce el aumento de los cultivos ilícitos en Países Bajos, inglaterra, Polonia y Bélgica. También reporta que las incautaciones se doblaron en 2012 tras un periodo de 6 años. Habla de millones de plantas confiscadas en Europa cada año y sugiere que el aumento de desmantelaciones de cultivos, sobre todo en el este de Europa, no se debe tanto a un reforzamiento de las acciones policiales, sino a un incremento tácito del cultivo doméstico.

Así, la distancia entre productores y consumidores se acorta, no solo por el volumen creciente de producción, sino por la adaptación del mercado a nuevas formas de consumo.

 

Mayor producción para mercado doméstico

El informe señala que en los últimos diez años “se han producido grandes avances en la aplicación de técnicas de mejoramiento, cultivo, y procesamientos avanzados de plantas para la producción de cannabis. Al mismo tiempo, los mercados europeos de productos de cannabis han cambiado fundamentalmente. Hoy en día, se consume en la Unión Europea más cogollos de cannabis que resina. Cada vez más, el cannabis se produce en los mismos países donde se vende y consume. Al mismo tiempo que producción de cannabis ha aumentado, se han observado indicios de que es también que se exporta a los países vecinos”.

En 2012 fueron incautadas 40 toneladas en España, lo que convierte a este país en un productor importante.

El informe da otro dato significativo: el 78 % de los delitos relacionados con el cannabis en Europa estaban relacionados con el consumo o la posesión para autoconsumo.

Todo esto, y hablamos de un informe que ya tiene un lustro, pone de manifiesto la necesidad de nuevas políticas más racionales, que se adapten a los signos de los tiempos. Lamentablemente, las conclusiones del informe van en el otro sentido, en ese sentido que ya sabemos que no funciona:

“El cannabis producido en Europa plantea un problema a los organismos encargados de hacer cumplir la ley, ya que es más difícil de detectar e incautar que los productos de cannabis enviados a Europa a través de sus fronteras exteriores. Esto subraya la necesidad de técnicas avanzadas de detección para apoyar los esfuerzos de interceptación.”

Lo irónico es que estos informes elaborados por organizaciones cuyo fin último es la erradicación de las drogas, no hacen sino confirmar el fracaso continuo de su propio trabajo.

El alivio del dolor, principal uso del cannabis medicinal

Un nuevo estudio publicado de Health Affairs revela que la razón principal por la que se consume marihuana con fines medicinales, es la del alivio del dolor crónico.

Con datos de pacientes con licencia de más de 20 estados, el estudio parece confirmar que los usos principales de la marihuana con fines medicinales están apoyados por la evidencia científica.

 

«Hicimos este estudio porque queríamos entender las razones por las que la gente usa cannabis con fines médicos y si esas razones se basan en la evidencia», afirma Kevin Boehnke, autor principal del estudio e investigador del departamento de anestesiología y del Centro de Investigación del Dolor Crónico y la Fatiga.

 

Alivio del dolor basado en la evidencia

«Este hallazgo concuerda con la prevalencia del dolor crónico, que afecta a unos 100 millones de estadounidenses», señaló Boehnke.

Otro de los usos del cannabis basado en la evidencia científica es el del alivio de las náuseas y vómitos producidos por tratamientos de quimioterapia.

A pesar de que 33 estados aprueban el uso medicinal del cannabis (y 10 el recreativo), a nivel federal sigue siendo una sustancia prohibida. Los efectos psicoactivos y adictivos del THC, el principal cannabinoide de la marihuana, aunque menos peligrosos que los del alcohol, son la razón por la cual el cannabis sigue siendo anatemizado en casi todo el mundo.

Sin embargo, parece ser que es en este cannabinoide donde residen las principales propiedades analgésicas del THC, capaz de combatir el dolor a nivel central y neuropático, siendo efectivo allá donde analgésicos tradicionales resultan inútiles.

Por su parte, el CBD, otro de los principales cannabinoides de la marihuana, sin efectos psicoactivos pero con múltiples aplicaciones terapéuticas, también parece tener propiedades analgésicas, pero más bien asociadas a su capacidad antiinflamatoria y de potenciamiento de los receptores de la glicina, ayudando a la supresión de los dolores neuropáticos e inflamatorios.

A pesar de que ambos cannabinoides pueden potencialmente ser efectivos contra el dolor, comienza a menudear la evidencia que apunta hacia el efecto Entourage, es decir, hacia la sinergia que se produce cuando se consumen combinaciones de estos dos cannabinoides.

Precisamente porque el CBD no produce efectos intoxicantes ni adictivos, su incursión en el mercado legal y su tremenda popularización están haciendo de este cannabinoide una opción principal para el auto tratamiento del dolor, principalmente dolores musculares.

Pero los profesionales de la salud advierten que el CBD no debería ser considerado por defecto como una primera opción para el tratamiento de dolores crónicos.

«El CBD es increíblemente accesible, ya que está disponible en línea a través de una gran variedad de proveedores. Sin embargo, el control de calidad para la seguridad (por ejemplo, si hay disolventes residuales, pesticidas, etc.) y la potencia es ampliamente variable», señala Boehnke. «Eso puede cambiar a medida que se realizan más ensayos clínicos, pero en este momento no entendemos qué cannabinoides y vías de administración son mejores para qué tipos de dolor».

 

 

Los 4 mitos del CBD más comunes

La rápida popularización del CBD, uno de los principales compuestos de la planta del cannabis, está desvelando para el gran público la gran serie de propiedades que lo hacen atractivo para la industria farmacológica y cosmética. Pero al mismo tiempo está poniendo de manifiesto una serie de mitos del CBD e ideas equivocadas.

 

Veamos a continuación 4 de los mitos del CBD más comunes:

 

1. El CBD es para uso médico y el THC para uso recreativo

De todos los mitos del CBD quizá sea este el más extendido. Aunque sus efectos distan mucho de la psicoactividad del THC, el efecto relajante y tranquilizador del CBD puede ser buscado por mero placer, y no por necesidades terapéuticas. Análogamente, del THC se conocen algunas propiedades potencialmente terapéuticas, como su capacidad de inhibir la placa amiloide, el principal marcador de la enfermedad de Alzheimer. También se reconoce su capacidad para estimular el apetito y reducir la náusea, por lo que puede ser útil en el tratamiento de síntomas asociados a la quimioterapia en pacientes de cáncer. Medicamentos como Sativex y Marinol contienen THC.

 

2. Segundo mito del CBD: El THC es malo y el CBD bueno

Relacionada directamente con el mito anterior está la idea de que el THC es el cannabinoide malo mientras que el CBD es bueno. En realidad, esta simplificación moralista es una estrategia del prohibicionismo, que encuentra en el hecho de que el CBD no coloca un punto de apoyo para demonizar al cannabis en general. Es más, aunque el CBD tiene propiedades terapéuticas maravillosas, no son pocas las aplicaciones que precisan de su interacción con el THC para ser efectivas, tal y como explica el estudio “Una historia de dos cannabinoides: El fundamento terapéutico para combinar el tetrahidrocannabinol y el cannabidiol”, lo que pone ya seriamente en duda, desde un nivel médico y farmacológico, la idea de que el THC sea malo per se.

 

3. Tercer mito del CBD: El CBD es más eficiente sin el THC

De nuevo, concatenamos un mito que se desprende del anterior. Una vez que nos hemos deshecho de la idea de que hay cannabinoides malos y buenos, estamos en mejor disposición para comprender la sinergia que se establece entre estos dos cannabinoides, de forma que la presencia de uno puede ayudar a potenciar los efectos terapéuticos del otro. Por ejemplo, un estudio realizado sobre animales para dilucidar la capacidad de los cannabinoides para tratar la colitis, encontró que “los efectos de estos fitocannabinoides fueron aditivos”. En concreto, “el CDB aumentó algunos efectos de una dosis ineficaz de THC al nivel de una dosis efectiva” y concluía que “la combinación de CBD y THC podría ser beneficiosa desde el punto de vista terapéutico, mediante efectos aditivos o potenciadores”. Esto no quiere decir que para cualquier tratamiento se dé esta sinergia, pero parece que la ciencia está comenzando a acotar aquellos marcos terapéuticos en los que determinadas combinaciones de ambos cannabinoides son más efectivas que cada cannabinoide aislado.

 

 

4. La psicoactividad es un efecto adverso

Y por último y no menos importante de los mitos del CBD vemos que antes apuntábamos cómo la ausencia de efectos psicoactivos del CBD puede ser usada por los detractores del cannabis para demonizar la planta en su conjunto. Por supuesto, para ello hay que convencer a la gente de que los efectos eufóricos del THC son el mal a combatir. En realidad, no hay manera por dónde agarrar la idea de que los efectos moderadamente eufóricos que puede producir el THC combinado adecuadamente con el CBD puedan ser en sí un efecto adverso, no deseado o anti-terapéutico, sobre todo si estamos tratando con pacientes que sufren. Además, resulta que el CBD, al igual que puede potenciar determinados efectos terapéuticos del THC, es capaz de modular el colocón del THC. En el libro “Smoke Signals: A Social History of Marijuana”, su autor Marin A. Lee cita al Dr. Mikuriya, psiquiatra y autor del mítico Marijuana Medical Papers:

«Deberíamos pensar primero en el cannabis como una medicina que tiene algunas propiedades psicoactivas, como muchas medicinas, en lugar de como un intoxicante que tiene algunas propiedades terapéuticas adicionales».

 

 

Novedades de Expogrow 2019

Expogrow no para de crecer y de reinventarse. Este año Expogrow 2019 no solo se mueve de otoño a primavera, celebrando su octava edición los próximos  26, 27 y 28 de abril (como siempre, en el Recinto Ferial de Ficoba en la localidad guipuzcoana de Irún), sino que acogerá el primer gran Congreso sobre la Industria del Cáñamo y el CBD del sur de Europa. Bajo el nombre de HEMP BUSINESS DAY, su primera edición será el 26 de abril de 2019.

A la lista de ponentes que ya os relatábamos hace unos días, se suman cinco expertos de Grecia, Francia y España. Con estas incorporaciones, este evento ya tiene asegurada la presencia de países europeos como Italia, Eslovaquia, República Checa y Suiza así como la visión de expertos venidos de Canadá y Estados Unidos.

Vangelis Mitsis:

Originario de Grecia, este doctor en cirugía desarrolla su labor en Barcelona como responsable de laboratorio y director ejecutivo de Ekati Alchemy Lab S. L., especializado en el análisis de  cannabinoides y terpenos menores.

Rosa De la Torre:
Responsable del departamento de Ciencia y Seguridad de los Alimentos (Servicios Analíticos y Proyectos I+D+i) del Centro Tecnológico Agroalimentario de Extremadura (CTAEX) y licenciada en Ciencias Químicas, participa actualmente en el proyecto Grupo Operativo Supraautonómico GOCI, sobre la Normalización en España del cáñamo industrial y todas sus aplicaciones.

Miguel Torres:

Abogado y  profesor de Derecho Internacional Privado de la Facultad de Derecho de la Universidad de Barcelona, se encargó del asesoramiento de la primera empresa que obtuvo la autorización concedida por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) para el cultivo de cannabis con fines de investigación.

Javier Rodríguez Saiz:
Desempeña su labor empresarial para la compañía Harmony y es fundador de la primera federación española de empresas que operan en el ámbito del cáñamo y el CBD: Active España.

Arnaud Cohen:
Fundador de ACTIVE Francia y de Innovative Venture, nos acercará la labor llevada a cabo por su compañía de e-liquids dentro de este nuevo y emergente mercado.

El congreso contará con traducción simultánea y acceso para personas con movilidad reducida.

 

Programa Expogrow 2019

La jornada de conferencias comenzará a las 9:30h con una ponencia que analizará “La industria del cannabis para fines no psicoactivos: tendencias y estimaciones del mercado 2020-2030”.

Las múltiples aplicaciones industriales del cannabidiol serán el objeto de la segunda mesa titulada: “Desarrollos de los mercados del CBD y del cáñamo en Europa y en el mundo: Alimentos, cosméticos, e-liquids y medicamentos”.

El renacimiento de la producción del cáñamo protagonizará la última charla de la mañana dedicada a los “Derivados del cáñamo, nuevas tecnologías y sostenibilidad; retos técnicos y oportunidades de mercado: Fibras, construcción, infraestructuras, bioenergías y materiales compuestos”.

Tras un descanso para el almuerzo de negocios, los participantes en el Congreso asistirán a una ponencia entorno a la “Legalidad del Cáñamo Industrial a nivel nacional e internacional”.

Seguidamente, el foco se pondrá en los pasos que se están dando en Norteamérica con la “Aprobación del Epidiolex e implantación de la Farm Bill: nuevas perspectivas en EEUU”.

La última mesa de la jornada contará con la presencia destacada de la Fundación CANNA para reflexionar, junto a otros especialistas, acerca del “Control de calidad en los productos derivados del cáñamo y CBD: laboratorios, regulaciones y sistemas de gestión de calidad”.

 

Incorporación de lujo al festival de música de Expogrow 2019

El Festival de Música Expogrow será este año el sábado 27 de abril y completa su cartel anunciando una de las grandes figuras de la música y el cine (ganador de la Palma de Oro) de todos los tiempos, el gran EMIR KUSTURICA que con sus inseparables THE NO SMOKING ORCHESTRA regalarán uno de los espectáculos más especiales de la historia del festival.

El Festival de Música Expogrow 2019 además confirma al grupo de hip hop reggae vasco KULTO KULTIBO, y al Dj residente DON CORNELIUS. Estas nuevas confirmaciones se unen a los ya anunciados DANAKIL & THE BACO ALL STARS. El grupo de reggae francés ofrecerá en exclusiva y como único concierto en España, un espectáculo innovador y revulsivo para la única noche de conciertos en la feria cannábica acompañados por artistas invitados de su sello discográfico. Una auténtica fiesta.

 

Más información aquí.

Bebidas de cannabis: tendencia frente al alcohol

Apenas un mes y medio entrados en 2019 ya comenzamos a apreciar algunas tendencias en el discurso sobre el mercado legal del cannabis que marcarán las pautas sobre la evolución de la industria en los próximos tiempos. Una de esas tendencias es el afianzamiento del mercado del CBD y otra, directamente relacionada con esta, es el auge del desarrollo de bebidas de cannabis y la forma en que afectan al mercado del alcohol.

Solo esta semana encontramos en los medios varias noticias que abordan esta última cuestión desde diferentes puntos de vista:

  • Las bebidas de cannabis como sustitutas del alcohol
  • Las bebidas de cannabis como una nueva categoría de producto de consumo
  • La incongruencia entre los estatus del alcohol y el cannabis a nivel legal

Ya nos referimos en varias ocasiones a los indicios que apuntan a una incompatibilidad entre el mercado de las bebidas alcohólicas y el mercado del cannabis. Parece ser que en aquellos lugares donde el cannabis es legalmente accesible existe una tendencia a reducirse el consumo de alcohol.

 

¿Desbancará las bebidas de cannabis a las bebidas alcohólicas?

“A medida que más consumidores exploran alternativas al alcohol, el THC y el CBD ofrecen un término medio entre el tequila y el espresso para aquellos que desean una manera consciente pero al mismo tiempo relajante de desconectarse (sin la resaca)”, cuenta Garyn Angel, fundador y CEO de MagicalButter en un artículo en Green Entrepeneur. “Alejarse del alcohol es tanto una elección social como personal, pero la necesidad de mejores opciones ha existido desde el principio de los tiempos, o al menos desde el comienzo de la Hora Feliz”

La creciente conciencia social sobre los estragos del alcohol quizá tenga un gran peso en la forma en la que un mercado afecta al otro. Parece que la madurez social reclama un producto que sustituya al alcohol, pero reduciendo los perjuicios de este. Y es que, independientemente del cannabis, los jóvenes de hoy consumen mucho menos alcohol que hace décadas. Por ejemplo, en España, un país en el que la política de consumo del cannabis no ha cambiado en la práctica en nada desde que se prohibiera, un informe de la Fundación alcohol y Sociedad (FAS) revela que hoy los jóvenes beben hasta un 30% menos que hace 30 años, tendencia que se muestra en todos los países de la OCDE.

En un artículo de opinión en El Confidencial, el economista, escritor y filósofo Juan Ramón Rallo se hace eco de la “asimetría escandalosamente arbitraria en el hecho de legalizar completamente una droga (el alcohol) que solo en 2016 influyó sobre la muerte de más de 200.000 personas (dejamos fuera del cómputo las muertes por accidente de tráfico bajo la influencia del alcohol, por cuanto ese no es un uso permitido del alcohol) y en prohibir otra (el cannabis) que en 2016 no mató a nadie.”

Solo este dato, que se suma la aplastante evidencia sobre la muy superior peligrosidad del alcohol frente al cannabis, debería bastar para impulsar el mercado de bebidas basadas en el cannabis y mejorar la salud social de forma sustancial. No obstante, en un artículo de Magnet se advierte acerca del hecho de que las bebidas de cannabis y en concreto aquellas que poseen THC “aun colocan demasiado”.

 

¿Cual es el problema con las bebidas de cannabis?

El problema, expresa el artículo, es que “mientras el alcohol se absorbe en sangre y se metaboliza de forma rápida, los componentes psicotrópicos del cannabis se digieren. ¿Qué sucede? Que los efectos tardan más en manifestarse, y cuando lo hacen son más espectaculares. Es un colocón más lento, engañino y difícil de controlar.”

Quizá, me atrevo a apostillar, la dificultad de controlar el colocón de una bebida de cannabis tenga menos que ver con el metabolismo que con la falta de experiencia personal y social. Con una cultura normalizada del alcohol, la mayoría de consumidores saben modular su ingesta. Sin embargo, la falta de cultura de productos basados en el cannabis hace que hoy por hoy los ciudadanos de a pie no tengan recursos ni experiencia para controlar la dosis.

En cualquier caso, ese subidón repentino asociado a la ingesta de productos de cannabis con THC es algo de lo que el I+D de la nueva industra ya se está ocupando. Magnet cuenta que algunas empresas como Canopy Growth o Cannabiniers, “llevan cierto tiempo investigando el problema. Los últimos han lanzado TwoRoots, un producto que combina las técnicas tradicionales de fermentación con cáñamo y cannabis. El objetivo es lograr efectos relajados, ligeros e inmediatos, similares a los de cualquier cerveza”.

No hace falta decir que este problema no se aplica a las bebidas que contienen CBD (en vez de THC), dado que esta sustancia carece de efectos psicotrópicos y su potencial de adicción es nulo, razón por la cual la OMS recomienda sacar definitivamente esta sustancia de las listas de sustancias fiscalizadas internacionalmente.

 

 

La OMS recomienda reducir la clasificación del cannabis

Una votación en marzo podría poner el broche de oro a la recomendación que la OMS ha emitido a la ONU de eliminar el cannabis de la lista IV de la Convención Única de la ONU sobre Estupefacientes.

 

La noticia ya es histórica de por sí. Desde aquel 30 de marzo de 1961 en que se firmó la convención en Nueva York, han pasado ya 57 años, 10 meses, y 7 días en los que el cannabis forma parte de una lista en la que figuran sustancias como la heroína, la etorfina y otros opioides más potentes que la morfina, una lista que supone la categoría de control más estricto.

 

En todos estos años, a los que se suman casi una treintena desde que comenzó el efecto dominó de prohibición mundial del cannabis, no son pocas las voces, incluidas las científicas, que han llamado la atención sobre el tratamiento absurdo y exageradamente mojigato que se ha dispensado a una sustancia a la que no solo no se le desconocen aplicaciones terapéuticas, sino que su potencial en medicina comienza a perfilarse como inmenso. ¿No os lo venían diciendo desde hace rato?

 

El informe de recomendación es fruto de una reunión el pasado noviembre de la ECDD, el comité de expertos en drogodependencia de OMS, que reconocen el potencial terapéutico del cannabis para el tratamiento de la epilepsia, la esclerosis múltiple o el dolor, entre otras muchas afecciones. ¿En serio el comité de expertos en drogas de la OMS ha necesitado más de medio siglo para constatar algo que no solo la cultura popular, sino la mismísima ciencia ha podido constatar una y otra vez en cada ocasión que se lo han permitido?

En marzo veremos la capacidad de influencia que el comité de expertos en drogas de la máxima autoridad sanitaria conocida en el mundo tiene sobre los gobiernos miembros de la ONU, cuando se someta a votación la recomendación de retirar al cannabis de una lista a la que nunca debió haber pertenecido, en el 62º período de sesiones de la Comisión de Estupefacientes (CND) en Viena, Austria.

 

Quizá la recomendación no nazca tanto de los méritos del mismo comité, que parece que ha hecho poco esfuerzo en casi 58 años por revisar la situación del cannabis, situación que ha producido una increíble tasa de injusticias, criminalizaciones innecesarias, dramas familiares y MUERTES, sino del trabajo comprometido y constante de quienes han mantenido viva la cultura del cannabis, de quienes no han dejado de aportar evidencias y luchado contra los oscuros intereses que han estado ahogando la llama cannábica durante décadas.

 

Con todo, obviamente esto no se trata de darle la vuelta a la situación del cannabis, sino de una reclasificación, de la lista IV a la lista I, que no es poco.  La diferencia estriba básicamente en que, según la nueva recomendación, sí que se le reconoce al cannabis potencial terapéutico. Una votación favorable podría afectar definitivamente a la clasificación de esta sustancia en la lista federal de fiscalización de EE.UU., lo que podría cambiar radicalmente las cosas, si tenemos en cuenta dónde nació el prohibicionismo histórico.

 

«El Comité ha reconocido los daños a la salud pública que presentan estas sustancias, así como su potencial de uso terapéutico y científico», declara la OMS. «En consecuencia, el Comité recomendó un sistema más racional de fiscalización internacional en relación con el cannabis y las sustancias relacionadas con el cannabis que permitiera prevenir los daños relacionados con las drogas, asegurando al mismo tiempo la disponibilidad de preparados farmacéuticos derivados del cannabis para uso médico».

 

La recomendación también incluye eliminar los extractos y tinturas derivados del CBD completamente de la lista de sustancias fiscalizadas, dado que al no ser una sustancia psicoactiva ni presentar potencial de adicción alguno, no hay razón por la que deba estar sometida a fiscalización internacional.

 

«Estas recomendaciones tienen una importancia monumental, ya que pueden llevar a superar las barreras a la investigación, mejorar el acceso de los pacientes a la medicina basada en el cannabis y permitir el libre comercio internacional de productos de cannabis», dijo Ethan Russo, del Instituto Internacional de Cannabis y Cannabinoides, al semanal Newsweek.

 

 

 

 

 

Los Grammy 2019 emitirán un anuncio de CBD

El próximo domingo 10 de febrero, durante la gala de los Grammy, se emitirá un anuncio publicitario muy peculiar: el de un café con CBD infusionado.

Por supuesto, el anuncio de CBD en los Grammys no se trata de algo intrascendente. Estamos hablando de la primera vez que un anuncio de un producto de cannabis se emite durante este evento de gran relevancia no solo nacional en EE.UU., sino internacional, con millones de telespectadores.

El anuncio  de CBD en cuestión no se estrena en los Grammy, dado que ya apareció durante la emisión del show del descanso de la Super Bowl LIII, a cargo de Maroon 5, siendo la primera vez que un producto de cannabis era publicitado en este super evento. También se espera que se emita en las competiciones de carreras de automóviles NASCAR de este año.

Se trata de un producto de Baristas Coffee Company, Inc., una muy respetada compañía de cafés de Seattle que, entre otros productos de café, fabrica el EnrichaRoast CBD, un expresso con una cantidad de cafeína superior al de los cafés convencionales y enriquecido con CBD.

La cantante Megs MacLean es quien pone cara a este anuncio de CBD, como el resto de anuncios de Baristas EnrichaRoast CBD y White Coffee.

«Tener a Megs McLean como la cara de los anuncios ayudará aún más a llegar a esta audiencia en otro evento histórico no sólo para Baristas, sino también para todas las compañías legales de cannabis», afirma el CEO de la compañía, Barry Henthorn. «Los Grammy llegan a un grupo muy selecto que creemos se alinea bien con nuestro EnrichaRoast CBD y otros productos de café. “

No podemos dejar de insistir en la trascendencia de este hecho, que sin duda supone un empujón a la normalización del cannabis, ayudando a crear conciencia acerca del mercado legal de este producto.

Detrás de este singular logro de “colar” un anuncio de un producto de cannabis en eventos de la talla de los Grammy, la Super Bowl o el NASCAR está Canna Consumer Goods Inc. a través de su plataforma Canna Broadcast Media, especializada en la obtención la autorización de los medios de comunicación principales para promover el sector del cannabis, incluidos anuncios de televisión, radio y anuncios digitales. Hoy por hoy es la única plataforma capaz de colocar publicidad del cannabis en los medios mainstream de EE.UU. y Canadá.

Desde luego, la palabra clave en el mundo del cannabis para este año va a ser CBD, término que hace referencia al cannabidiol, el principal componente no psicotrópico de la marihuana, cuya popularidad está aumentando gracias a la investigación científica que está determinando sus múltiples propiedades terapéuticas.

Aunque en Europa comienza a aumentar notablemente el mercado de este cannabinoide, por el momento no hay una regulación que lo autorice como aditivo alimentario, por lo que su presencia se limita a productos de uso cosmético.